Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
La grosura del animal
#11
Heriberto escribió:Hola Raquel. Bienvenida al foro, con nuestro mejor deseo de que podamos crecer juntos en el conocimiento del Señor, para la Gloria de Su Nombre.

Respecto de tu pregunta, en reaslidad no tenía esa definición de "meollo".
Lo que encuentro como significado es: "ser gordo; gordura, sea lit. o fig.; de aquí, la parte más rica o selecta:-abundancia, engordar, escogido..."

Sólo lo transcribo sin cuestionar nada, pero en todo caso sería irrelevante en relación con el tema que nos ocupa.

Es posible que David no se esté refiriendo a un privilegio personal de poder comer las grosuras, sino que con su mención ilustre más bien un privilegio de carácter espiritual: "Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, Y con labios de júbilo te alabará mi boca". Es un modo de expresar que su alma sería saciada con la abundancia de las bendiciones de Dios, tal como como lo declara Isaías 58:11 : "Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma"

Un saludo fraternal,

Heriberto
Busqué primero el significado de meollo antes de ponerlo y eso encontré varias veces.
De lo demás (significado) estoy de acuerdo pero aún así me parece extraña la comparación que David hace, si realmente nadie comía nunca de la grosura.
Responder
#12
Saludos Raquel:
En la traducción de LBLA se puede leer:
Psa 63:5 Como con médula y grosura está saciada mi alma; y con labios jubilosos te alaba mi boca.

El punto clave está en la palabra Como, evidenciando una comparación, la grosura efectivamente era para ser quemada como ofrenda de olor grato al Eterno, esa grasa estaba en el sacrificio y era lo que le daba la gordura, por lo que el lenguaje usado es figurativo expresando llenura, ó gordura.

Ing. Ramón Lozano Cervantes
Responder
#13
(02-10-2012, 06:06 PM)Ing. Ramón Lozano Cervan tes escribió: Saludos
La grasa del animal no era consumida por dos motivos:
1.- Por motivos de salud, el Eterno sabe que te taponea las arterias.
2.- Por que simbolizaba lo mejor del sacrificio, leemos:
16 Y el sacerdote hará arder esto sobre el altar; vianda es de ofrenda que se quema en olor grato a Jehová; toda la grosura es de Jehová. (Lev 3).
Comer la grasa era quedarse con lo que es del Eterno, de ahí la prohibición.
Ing. Ramón Lozano Cervantes
Saludos a todos los participantes de este foro buscando respuesta a una aparente contradiccion( aunque se que no hay errores en la biblia si no no en la interpretacion y en la traduccion) me meto a este grupo para resolver mi inquietud ... pues hasta aqui parece claro que no se debe comer grasa pero el dilema resulta del libro de Nehemias 8:10 donde los mandan a festejar y comer grosura ahi dejo mi chicharron que en mi lenguaje regional indica una cuestion dificil
Responder
#14
Hola Javier: 

No hay contradicciones en las Escrituras.

Hay que diferenciar lo que se relacionaba con los sacrificios ceremoniales (con todo lo que simbolizaban, y ofecidos en el altar por los sacerdotes levíticos) de una comida normal, por ejemplo, en cualquier fiesta fuera de todo contexto ceremonial.

En el caso de Nehemías, podemos comprobar que no se trataba de sacrificios u ofrendas, sino de una celebración comunitaria, como expresión de alegría.

Como en cualquier ocasión, la responsabilidad de evitar lo que puede afectar a la salud, según la condición de cada uno, es completamente personal.  (Cuídate entonces de los chicharrones que, en todo caso, no están prohibidos pero pueden caerte pesados..)   

Un saludo fraternal!
Heriberto
Responder
#15
La gordura también puede simbolizar vanagloria:

Deuteronomio 32:15 Pero engordó Jesurún, y tiró coces (Engordaste, te cubriste de grasa); Entonces abandonó al Dios que lo hizo, Y menospreció la Roca de su salvación.

Isa 1:11 ¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos.

El hombre que se pasea ufano, hinchado por la soberbia que nace de los evangelios humanistas, es como el judío que suponía que le estaba haciendo un bien al Altísimo cuando amontonaba el «sebo de animales gordos» sobre Su altar, figura del Altar del Dios que ha hecho el mundo y todas las cosas que hay en él.

El demanda la total entrega de nuestra vida, y nosotros le ofrecemos religión y moralidad.

Pero Dios no quiere nuestro padrinazgo; ni tampoco quiere nuestra moralidad ni nuestra religión.

La razón del ser humano es glorificar a Dios y gozarse en él eternamente.

A pesar de que fuimos creados para que tuviésemos comunión con él, en contraste, el hombre religioso se glorifica así mismo creyendo que el Sacrificio en la Cruz ha sido la mayor expresión que Dios ha dado a la "dignidad" del hombre.

Y se lo cuelgan en el pecho, y lo llevan en la cartera en estampas, y en los lugares dónde se han hecho sus imágenes depositan moneditas en alcancías hechas para tal fin, para que colaboren con "dios".

En Cristo.
Responder
#16
Muy interesante esta aclaración mi querido hermano Edison. Algo para tomar muy en cuenta. Gracias y saludos.

Willy
Responder
#17
Hola queridos hermanos: 

Me uno a Willy en su apreciación. Es esclarecedor tu aporte, Edison, Gracias!

Un abrazo,
Heriberto
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)