Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
LIBRE ALBEDRÍO
#1
AMADOS EN CRISTO:

Es la conducta de Caín la representación del libre albedrío en el hombre natural?

Es la elección de Matías el libre albedrío en el hombre Cristiano que cae preso dentro de su propia voluntad?
Responder
#2
(17-01-2018, 09:48 AM)Edison escribió: AMADOS EN CRISTO:

Es la conducta de Caín la representación del libre albedrío en el hombre natural?

Es la elección de Matías el libre albedrío en el hombre Cristiano que cae preso dentro de su propia voluntad?


1Jn 3:4 Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción (G458) de la ley.

La traducción «infracción de la ley» es inexacta; anomia es un término más amplio, es la insubordinación frente a la ley.

Y esta rebelión a la voluntad de Dios es iniquidad, es maldad y así se traduce en relación con aquellos hombres que se mostraban "justos" delante de los hombres:

28. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad (G458).

En el caso de Caín contemplamos a un hombre religioso, pero a su manera.

El tenía que haber acudido a Abel para lograr presentar la ofrenda tal como Dios había enseñado a sus padres...(Gén.3:21), mediante el sacrificio de una víctima inocente cuya piel cubrió la desnudez de sus padres...de esta manera la ofrenda por el pecado (La desnudez es símbolo de pecado en la biblia Apoc.3:18) quedaba tipificada como figura de un Sacrificio mayor que vendría siglos después (Jn.1:29).

Caín no lo quiso hacer.

Fue un hombre orgulloso y soberbio, carácter natural del Querubín Protector, autor de la primera rebelión contra la voluntad de Dios (Is.14:14; Ez.28:17)

Su libre albedrío lo condujo a presentar una ofrenda conforme a su propia voluntad y a su propio esfuerzo.

De este modo se independizó de la voluntad de Dios y toda revuelta contra la voluntad divina, es pecado...su esencia es la rebeldía. 

La posesión de una voluntad independiente a la voluntad de Dios es la vanagloria orgullosa, pero peligroso del hombre natural. 

Ambos eran pecadores, pero Abel fue justificado por su ofrenda; esto marcó la diferencia y el inicio de una envidia y un odio que crecía día a día en el corazón de Caín y que finalizó con la muerte de Abel.

-----------------0------------------

En el caso de la elección de Matías...el apóstol Pedro debió haber esperado que fuese el Señor y no él, quién escogiese al sucesor del traidor.

Es verdad que los Salmos hablan de los enemigos de David:

Salmo 69:25. Sea su palacio asolado;
En sus tiendas no haya morador.

Salmo 109:8. Sean sus días pocos;
Tome otro su oficio.


Y como David es tipo de Cristo, pues Pedro lo aplica así y ora al Señor pidiendo su dirección:

Hechos 1:24. Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál de estos dos has escogido,

Hechos 1:25. para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar.
Hechos 1:26. Y les echaron suertes, y la suerte cayó sobre Matías; y fue contado con los once apóstoles

Pero fue el mismo Señor quien escogió a Saulo de Tarso para transformarlo en el apóstol a los gentiles.

Pero no fue el Señor solo, también se menciona al Padre, leemos:

Gálatas 1

1. Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos),


No creo que el nombre de Matías ocupe el cimiento número 12 en la Ciudad cuyo Arquitecto y constructor es Dios, leemos:

Apocalipsis 21:14 Y el muro de la ciudad tenía DOCE CIMIENTOS, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero. 

Y cuando me muestro escéptico al nombre de Matías...lo hago porque el Señor no juega a los dados...la echada de suertes también sirvió para que sus enemigos repartieran entre sí sus vestidos....

Edison.
Responder
#3
Estimados Edison y hermanos:

Es muy interesante el tema planteado, y Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron...” (Rom.15:4)  creo que tenemos algunas lecciones prácticas de las cuales aprender.

En primer lugar, ya no estamos bajo el régimen del Antiguo Testamento, el de la ley mosaica, con todas sus prácticas, sino que hoy integramos nada menos que la Iglesia del Señor Jesucristo, que es Su cuerpo, y de la cual Él es la Cabeza. Entonces, como escribe Edison, ya no hay lugar para “echar suertes”, aunque en la época de transición entre lo antiguo y lo nuevo, los creyentes no lograron discernir del todo entre una cosa y la otra.

En la elección de Matías, quizás  lo que primó fue la voluntad humana. Los dos “candidatos” primero fueron “elegidos” discrecionalmente y después apelaron a la voluntad de Dios, pretendiendo que la revelara mediante la suerte (el azar)  

Ahora, es cierto que las Escrituras no señalan como error esa conducta, pero en todo caso debemos entender que las cosas que los creyentes hicieron  (esto aplicado a diversas cuestiones) no necesariamente las podemos reconocer como enseñanzas doctrinales para imitar.

En todo caso, las Escrituras no ocultan los errores humanos, para que aún de esto aprendamos de lo que está escrito, pero eso no significa que debemos repetirlos. Quiero decir que no todo lo que está escrito es para que lo imitemos sin discernir el contexto y la doctrina específica (Reconocer entre experiencias y doctrinas)   

También vale la pena recordar que en el período apostólico, en el afianzamiento de la Iglesia, hubo hechos y acontecimientos extraordinarios que hoy no necesariamente se repiten. Por ejemplo, la venida del Espíritu Santo para hacer morada en los redimidos sucedió una sola vez, y es impropio que a los creyentes se les enseñe que deben reclamar que baje el Espíritu, como algunos lo hacen aún hasta hoy.              

Y consideremos que si el Espíritu Santo mora en el creyente, ya no hay lugar para más unciones ni para reclamar Su guía mediante el azar.  

Este sería el primer punto, pero para no alargar en demasía este escrito, podemos continuar analizando este tema en otra entrega.

El tema está abierto a vuestras opiniones, y creo que Edison está de acuerdo en que participen todos los que quieran hacerlo en la voluntad del Señor.

Heriberto        
Responder
#4
Hola hermanos:

Continuemos con este tema.

Respecto de la elección de José y Matías, observamos que si hubo libre albedrío no fue ejercido por ellos mismos sino por quienes los eligieron como candidatos al oficio de apóstol. Ellos ni siquiera  se nominaron a sí mismos ni fueron apartados en aquel momento por el Espíritu Santo, pues aún no había venido, ni la iglesia había sido constituida.

Fue Pedro quien se levantó en medio de los hermanos cuando la orden divina había sido que esperasen la promesa del Padre  (Hch.1:4)   

Hoy no es diferente. En lugar de esperar que sea el Señor, a través del Espíritu Santo (el único Vicario de Cristo) quien ejerza la potestad de llamar a los obreros, los hombres se apresuran a elegirlos por propia voluntad, o hasta  ofertan los “cargos” como si se tratara de cualquier empleo secular. Luego a los interesados se les pide su currículo, y una junta directiva, o quizás un directivo solitario, decide si el candidato le sirve a sus fines, y le señala su destino según las “necesidades” de los proyectos humanamente concebidos.

En contraste, los siervos que salieron a la obra del Señor desde Antioquía, Pablo y Bernabé, fueron llamados por el Espíritu Santo, reconocidos por la iglesia en la que se congregaban, igualmente mediante  la intervención del Espíritu Santo, para luego salir “enviados por el Espíritu Santo” (Hch.13:4)  

Otra lamentable práctica es la de reemplazar este método de Dios por una elección “democrática” por votación de la mayoría, o simplemente por designación “a dedo”, lo que a todas luces es inadmisible para la edificación de la casa espiritual y sacerdocio santo que es la Iglesia del Señor.

Ni siquiera se trata de la necesidad de "conseguir" obreros, porque "la mies es mucha y los obreros pocos", sino de orar al Señor de la Mies para que envíe obreros a Su Mies.

Cuando Pablo hizo planes para ir a Asia (Hch16:6) el Espíritu Santo se lo prohibió. Luego quiso ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió (Vs.6)  ¿No había necesidad allí?  Claro que sí, pero Dios tenía otros planes, y lo envió, con Silas, a Filipos, con los benditos resultados que ya conocemos.

La necesidad no es llamado, y el Espíritu no delega sus facultades en ningún mortal, por lo que no debe ser reemplazado por consignas humanas.  
 
El tema sigue abierto a sus opiniones.

Heriberto  
Responder
#5
Excelente y esclarecedor aporte.

Muy edificante hermano Heriberto...que la gloria sea para Cristo.
Responder
#6
Siete puntos a considerar:

1. Si no fueron dados, fue el Urim y Tumim, recurso del azar potestativo del Sumo Sacerdote.

2. Pedro no era Sumo Sacerdote era pescador.

3. No se lee de haber invitado a un Sumo Sacerdote para la elección de Matías.

4. Tampoco pidió o alquiló el Urim y el Tumim para elegir a Matías.

5. Pedro se levantó en medio de los hermanos sin autorización Divina.

6. Violó la instrucción divina de esperar la promesa del Padre.

7. Esta elección Matías  "echando suertes" es un claro ejemplo de reemplazar al Espíritu Santo por la voluntad humana:

Hechos 20:28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que EL ESPÍRITU SANTO OS HA PUESTO por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. 

Hechos 13:2 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, DIJO EL ESPÍRITU SANTOAPARTADME a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. 
Responder
#7
Gracias, Edison por el acertado resumen.

Pero quisiera formular una pregunta: ¿Si Pedro hubiera tenido la oportunidad de consultar al Sumo Sacerdote hubiera podido tener más sabiduría en el asunto? ¿tenía aún el Sumo Sacerdote algún rol espiritual en ese momento de transición o simplemente ostentaba un poder político/religioso en un sistema perimido desde que el velo del templo se rasgó de arriba abajo cuando el Señor entrego su espíritu?

Solo para aclarar la cuestión ante nuestros lectores, pues entiendo la intención de lo que escribiste.

Un abrazo!
Heriberto
Responder
#8
Cita:Heriberto:
Pero quisiera formular una pregunta: ¿Si Pedro hubiera tenido la oportunidad de consultar al Sumo Sacerdote hubiera podido tener más sabiduría en el asunto?

 
[b] 1 Pedro 2:9 Mas vosotros sois LINAJE ESCOGIDO, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 
[/b]

Pedro anduvo con el Señor varios años, y conoció que el reino eterno del Señor era una herencia incorruptible en los cielos...para ser establecido aquí en la tierra teniendo al Señor como Rey de reyes.. .en el Milenio;  considero que la expresión del Señor : "el reino de los cielos se ha acercado" tendrá su perfecto cumplimiento en el Milenio...no creo que esta luz la poseyese el antiguo orden sacerdotal.

(Hermano, quizás con esta edición la respuesta sea algo más digerible. Pues estamos para aprender)

Cita:Heriberto:
¿tenía aún el Sumo Sacerdote algún rol espiritual en ese momento de transición o simplemente ostentaba un poder político/religioso en un sistema perimido desde que el velo del templo se rasgó de arriba abajo cuando el Señor entrego su espíritu?

Hermano pienso que cuando Pedro hizo esto:

Hechos 1:15 En aquellos días Pedro SE LEVANTÓ EN MEDIO de los hermanos (y los reunidos eran como ciento veinte en número), y dijo: 

En su apresuramiento quiso tomar parte en esta decisión que no le correspondía...porque el estaba presente aquel día cuando el Señor le respondió:

Juan 6:70 Jesús les respondió: ¿NO OS HE ESCOGIDO YO A VOSOTROS LOS DOCE, y uno de vosotros es diablo? 

Pero ahora Pedro es impetuoso, el quiere servir al Señor...pero no conforme al orden de Dios...primero la promesa del Espíritu Santo y luego las instrucciones que se derivan del nacimiento de la Iglesia como vemos en la Gran Comisión.

Y sin la guía del Espíritu Santo...asume que es el indicado para elegir al sucesor de Judas...

De ahí que esta situación está puesta para sacar provecho de ella...siempre esperar la guía del Señor y evitar asumir funciones que no nos corresponden.

Es bastante difícil, Hermano Heriberto, que esta situación del caso de un Pedro en la carne asumiendo un rol potestativo del Señor, sea considerado como un claro ejemplo del humanismo religioso que contemplamos en la iglesia de Laodicea donde el Señor está afuera, llamando, por si alguno oye su voz...porque allí dentro lo que hay es una potestad humana sea de uno o de un grupito que asume el rol del Espíritu Santo...donde nada se hace sin su consentimiento y aprobación.

Y digo difícil por cuanto los objetores señalan extrañeza por cuanto en la historia de la Iglesia cabe preguntarse desde cuándo, en qué punto de la edad de la Iglesia, se hace o se pensó ilegítima la elección de Matías como venimos sosteniendo.

O sea, no somos nadie para surgir como descubriendo una conducta impropia de un apóstol, que solo pertenece a los grandes teólogos de los seminarios....

Aquí le escribo el pensamiento de un objetor contra nosotros:


Cita:-Deduzco que algún maestro de ellos Made in USA se encontró de golpe con Hch 1:26, y olvidándose de lo anterior y lo que seguía, estalló en "ira santa" jurando y rejurando que el impetuoso de Pedro se mandó la de siempre y optó por el método de los soldados que se rifaron entre ellos la túnica del Señor, allí en el Calvario. De esto, a que Pablo era el candidato verdadero, había un solo paso.

-Habría que hurgar en viejos libros o revistas denominacionales del Siglo XIX o comienzos del XX para encontrarle la pista a este "descubrimiento" que en su época resonó más fuerte que la pólvora.

-Ha sido mi experiencia con unos cuantos hermanos "muy bíblicos", que los que algo saben de Biblia son mucho más peligrosos para la fe que los que poco saben.

Un cordial saludo Hermano Heriberto.
Responder
#9
Pero la situación es muy clara:

Hechos 1:15. En aquellos días Pedro se levantó en medio de los hermanos (y los reunidos eran como ciento veinte en número), y dijo:

23. Y señalaron a dos: a José, llamado Barsabás, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías.
24. Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál de estos dos has escogido,

" Oye Pedro, deja las carreras...espera la Promesa...no te adelantes...a todos los apóstoles los escogió el Señor y ahora vienes tu a solicitar que el Señor avale tu elección por medio de echar suertes....Pedro...por favor, vuelve en sí."

Y así es la naturaleza humana, igualmente ocurrió con Moisés....el Señor ya había establecido la figura de la Roca siendo golpeada una sola vez....ahora en esta nuevo reclamo sobre dejarlos morir de sed, no era necesario volver a golpear la roca, solo hablarle, leemos:

 Número 20:8 Toma la vara, y reúne la congregación, tú y Aarón tu hermano, y HABLAD A LA PEÑA a vista de ellos; y ella dará su agua, y les sacarás aguas de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias.

Sin embargo, Moisés la golpeó, no sólo una vez, sino dos.

Dios hizo el milagro; pero Moisés se lo atribuyó cuando dijo: "Os hemos de hacer salir agua de esta peña". 

Debido a esto se le prohibió entrar en la tierra prometida.

Igual pasó con Pedro, se atribuyó el derecho de elegir el sucesor de Judas.
Responder
#10
Edison y hermanos:

Qué detalle lo de Moisés! Obviamente, no para juzgarlo a él, sino para reafirmar que toda la gloria le corresponde al Señor en esta epoca de copiosa propaganda y vanagloria cuando el hombre natural hace gala de sus logros, y muchos cristianos lo copian

Pero escrito está:  "Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria... (Isa 42:8)  

Respecto de los "objetores" y esta sugerencia formulada por alguno de ellos:
"-Habría que hurgar en viejos libros o revistas denominacionales del Siglo XIX o comienzos del XX para encontrarle la pista a este "descubrimiento" es evidente que no está interesado en escudriñar las Escrituras, ya que las respuestas las hallamos en ellas, y no en la sabiduría de los hombres.

Igualmente esta declaración: "-Ha sido mi experiencia con unos cuantos hermanos "muy bíblicos", que los que algo saben de Biblia son mucho más peligrosos para la fe que los que poco saben" lo coloca al margen de cualquier consideración seria. Carece de verdadera experiencia cristiana y acusa de peligrosos para la fe a los hermanos que conocen la Biblia, cuando, evidentemente, lo más peligroso es errar por ignorar las Escrituras.  . 

"Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios.
(Mt.22:29)  

Gracias, apreciado hermano Edison, por tu aporte.

"Al Dios y Padre nuestro sea gloria por los siglos de los siglos. Amén."
(Fil. 4:20)  

Heriberto
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)