Calificación:
  • 1 voto(s) - 4 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
la concepción virginal de Jesús
#21
Claro, Caminito. El punto es someterse a la voluntad del Señor, sin querer imponer la nuestra a cualquier precio.
Y en el caso que tratamos respecto de la adopción, una decisión en un sentido u otro puede ser una gran bendición o también un gran problema. Es un asunto personal en el cual no se puede establecer otro método que la comunión íntima con el Señor, para recibir de Él la luz necesaria, y no cometer errores.

No creo que hoy la voluntad del Señor se manifieste en el azar, pero tampoco en nuestros mejores sentimientos.
Conocí a alguien de gran corazón que por su gran sensibilidad adoptó varios niños necesitados. El problema es que sus hijos propios se sintieron desplazados, lo que a la postre le provocó problemas. Y ni aún esos n¡iños adoptados fueron capaces de mostrarle su gratitud. Sus genes pudieron más que la contención y buena educación que se les prodigó.

Claro que no critico a mi hermano. Seguramente recibirá la recompensa del Señor por su obra de amor, pero lo que quiero explicar es que no siempre los resultados inmediatos son ideales. Si alguien que no tiene  hijos simplemente quiere tenerlos para su propia satisfacción, debe saber que en algún momento puede sufrir grandes frustraciones y amarguras.        
No estoy cargando las tintas. Sin duda que esto también podría ocurrir con los hijos propios "nacidos en casa", y obviamente que necesitamos criarlos en el temor del Señor, de modo que ni aún cuando fueren viejos se aparten del buen Camino. ¿Quién es suficiente para esto, sino sólo el Señor con Su lugar en el hogar?  Esto incluye que desde niños conozcan la sana doctrina bíblica, para que sepan que Dios tiene hijos, pero no nietos. Quizás sea un buen asunto para tratar por separado, dado que hay mucha confusión en estos días en muchos que suponen haber heredado la fe, e incluso los dones, de sus padres, especialmente cuando esos padres fueron siervos reconocidos. 

Quedan muchos aspectos que quizás alguien más pudiera aportar.

Gracias, Edison, por los esclarecedores ejemplos que citaste, Biblia en mano!       

Abrazos,
Heriberto
Responder
#22
Queridos hermanos:

Para volver al tema original, simplemente transcribo el pasaje bíblico citado en los principios del tema:

"Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.
Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS.
Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.
Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.
Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril;
porque nada hay imposible para Dios.
Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia."
(Lc.1:33/38)

María, considerándose solamente la sierva del Señor, tuvo la inquietud de saber cómo sería la concepción de JESÚS, y simplemente creyó en la respuesta de la Palabra de Dios, sometiéndose a sus dictados, sin ninguna especulación.  

¡Creo que es un gran ejemplo digno de imitar!   

Abrazos,
Heriberto
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)