Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
El Ayuno
#1
El verdadero ayuno que Dios pide.

En el AT el ayuno se describe como “afligir el alma”:

Isa 58:3  ¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores.

Por tanto este fue el verdadero significado y propósito que dio Dios a Su pueblo, “afligir el alma” es en realidad un llamado al arrepentimiento, ellos decían que “humillaban sus almas”, pero en realidad no lo entendieron como en realidad debía ser.
veamos otro texto:

Lev 16:29  Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, a los diez días del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros.

Núm 29:7  En el diez de este mes séptimo tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas; ninguna obra haréis;
Dios nunca menciona que debemos “afligir nuestros cuerpos que es el central objetivo de un ayuno mal entendido. El de apartarse por un tiempo determinado y voluntario de todo alimento y esta costumbre trascendió a través de los tiempos.

Debemos también tomar en cuenta que la palabra “ayuno” se describe comúnmente cuando el alimento esta inevitablemente fuera del alcance de un individuo de manera forzada. Y este tipo de descripción es también usado en la Biblia varias veces, pero no como objeto de ritual sino simplemente por no tener ningun alimento a su alcance. Por ejemplo en el caso de Moises que su encuentro con Dios duro 40 dias:

 Éxo 34:27  Y Jehová dijo a Moisés: Escribe tú estas palabras; porque conforme a estas palabras he hecho pacto contigo y con Israel.
Éxo 34:28  Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos.
 
La Biblia nos describe que durante ese tiempo Moises simplemente no comió, ni bebió, claramente fue de manera involuntaria y no como un ritual, sino por la obra milagrosa de Dios, ya que todo mortal solo puede sobrevivir apenas de 3 a 5 dias sin agua.
 
Muchos escapamos el hecho de que la Biblia no nos esta mostrando aqui algun esfuerzo hecho de parte de Moises para estar con Dios, sino que mas bien nos hace ver que la vida física de Moises fue sustentada completamente por la sola presencia de Dios a tal grado que su cuerpo no perdió ninguna función vital sin tener hambre ni sed sin la provisión de alimento.
 
Tampoco tenemos en la Biblia, ni se conoce ningún ejemplo de ayuno de parte de los patriarcas ni existe un mandamiento en el pentateuco acerca del ayuno.

En el NT vemos que Jesucristo no fue al desierto para “practicar” el ayuno ritualistico (como generalmente se explica), sino que mas bien El se fue DESPROVISTO de toda proteccion al desierto con el solo objetivo de SER TENTADO:

Mat 4:1  Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.
Mat 4:2  Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

La Biblia nos muestra que el Señor Jesucristo fue al desierto desprovisto de alimentos y ya debilitado después de estar allí 40 dias tuvo hambre. Este NO era un ayuno voluntario sino que El estaba padeciendo un ayuno forzado (aparentemente solo bebiendo agua) por falta de comer algo. Nos muestra la Palabra que El tuvo hambre pero solo por el hecho de que no tenia algo de comer a su alcance. Fue en este momento de necesidad, y en el que cualquier hombre quedaria quebrantado y expuesto. Este fue el propósito de Jesucristo de entrar al desierto, el de padecer hambre, y es justamente esto lo que el diablo esperaba para proceder a su ataque. Note el texto que dice que el diablo lo tento cuando el hambre le invadio. No olvidemos que las tentaciones son mas fuertes de resistir cuando mas fuerte es tambien la necesidad.
Veamos lo mismo tambien en Lucas. Aquí simplemente nos dice de llano: “no comio nada”:

Luc 4:1  Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto
Luc 4:2  por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre.
Luc 4:3  Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí a esta piedra que se convierta en pan.
 
Eso es todo. No comio nada. No hay mas que agregarle al asunto.Entonces el énfasis que todos los evangelios nos dan es que Jesucristo paso necesidades extremas en el desierto, entre ellas, y empeorando gradualmente todo, fue la falta de alimento. Marcos inclusive es mas directo al mencionar que el solo propósito de Jesucristo en el desierto durante todo ese tiempo fue padecer una creciente necesidad a un grado insoportable al punto de ser aprovechada por Satanas y atacarlo con fuerza en debilidad extrema.

Mar 1:12  Y luego el Espíritu le impulsó al desierto.
Mar 1:13  Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, y era tentado por Satanás, y estaba con las fieras; y los ángeles le servían.
 
En el NT tambien vemos que Pablo cuando habla del ayuno solo lo describe como parte de todo el  producto de sus penurias, todas sus angustias y entre estas sufrio la falta de alimento. Pablo menciona “ayuno” solo dos veces y siempre de manera negativa y no como parte de un ritual:

2Co 6:4  antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias;
2Co 6:5  en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos;
 
2Co 11:26  en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos;
2Co 11:27  en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez;
 
En Hechos vemos que “ayuno” tambien se menciona solo dos veces, y esta vez como el ritual acostumbrado. Pero no debemos olvidar que en Hechos recien se inicio la iglesia y este libro fue un momento de transición pues muchos de los primeros judíos convertidos todavia tenían conflicto en mantener algunas practicas judaicas. Aquí encontramos un fuerte debate con los judaizantes convertidos que persistían caprichosamente en mantener ciertas costumbres. Por tanto lo que encontramos en Hechos 14:23 y Hechos 27:9 solo son dos eventos aislados de excepción mostrando que algunos judíos cristianos todavia apegados a sus costumbres, pero estos definitivamente no son mostrados como doctrina a seguir.
 
Para la iglesia el ayuno solo se menciona 4 veces en el NT. Dos veces por Pablo como mención de parte de sus desventuras y dos veces como el ritual judío mal acostumbrado.

En ningún lugar del NT se nos enseña ni se menciona el practicar un ayuno como el ritual común judío y mal entendido de apartarse de alimentos.

COMO EMPEZO LA ERRONEA MANERA DE LLEVAR EL AYUNO QUE CONOCEMOS

El ayuno (apartándose de alimentos) se asociaba solo con la cultura hebrea. Ellos acostumbraban a separarse de todo alimento por un tiempo que ellos determinaban y solo como una demostración o  una señal de dolor y duelo por el fallecimiento de algun ser querido. Era una señal que enfatizaba el respeto doliente por la gravedad de perder un ser amado, pero al final solo era eso, una costumbre iniciada por ellos, pero nunca fue dada ni ordenada por Dios. Veamos unos ejemplos:

1Sa 31:12  todos los hombres valientes se levantaron, y anduvieron toda aquella noche, y quitaron el cuerpo de Saúl y los cuerpos de sus hijos del muro de Bet-sán; y viniendo a Jabes, los quemaron allí.
1Sa 31:13  Y tomando sus huesos, los sepultaron debajo de un árbol en Jabes, y ayunaron siete días.
 
2Sa 1:12  Y lloraron y lamentaron y ayunaron hasta la noche, por Saúl y por Jonatán su hijo, por el pueblo de Jehová y por la casa de Israel, porque habían caído a filo de espada.

Notar que siempre era una señal de duelo. Con esto en mente, podemos entender mejor la actitud de David que desconcertó a sus siervos. David no quizo comer nada por siete dias mientras su hijo todavia padecia. Y cuando su hijo al final murió sus siervos se preocuparon mucho ya que por estar debilitado no podría soportar bien el ritual acostumbrado de ayuno de duelo. Leamos con atención todo este pasaje:

2Sa 12:13  Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás.
2Sa 12:14  Mas por cuanto con este asunto hiciste blasfemar a los enemigos de Jehová, el hijo que te ha nacido ciertamente morirá.
2Sa 12:15  Y Natán se volvió a su casa.
Y Jehová hirió al niño que la mujer de Urías había dado a David, y enfermó gravemente.
2Sa 12:16  Entonces David rogó a Dios por el niño; y ayunó David, y entró, y pasó la noche acostado en tierra.
2Sa 12:17  Y se levantaron los ancianos de su casa, y fueron a él para hacerlo levantar de la tierra; mas él no quiso, ni comió con ellos pan.
2Sa 12:18  Y al séptimo día murió el niño; y temían los siervos de David hacerle saber que el niño había muerto, diciendo entre sí: Cuando el niño aún vivía, le hablábamos, y no quería oír nuestra voz; ¿cuánto más se afligirá si le decimos que el niño ha muerto?
2Sa 12:19  Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto.
2Sa 12:20  Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió.
2Sa 12:21  Y le dijeron sus siervos: ¿Qué es esto que has hecho? Por el niño, viviendo aún, ayunabas y llorabas; y muerto él, te levantaste y comiste pan.
 
Nota.- Resalte en rojo tambien la frase “y se lavo y se ungio” Este es tambien un detalle muy importante que podemos aprovechar y sustraerlo en este momento para explicarlo como un agregado que tiene mucho que ver con el tema. Por ejemplo. Cuando Jesucristo llamo la atención de los fariseos les dijo:

Mat 6:16  Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.
Mat 6:17  Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro,
Mat 6:18  para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
 
Jesucristo no enseña nada aquí del ayuno, sino que utiliza esta practica que mantenían los judíos para aprovechar a demostrar a sus discipulos la hipocresía de los fariseos, que pretendían apegarse de manera rigurosa a las costumbres judías con intenciones de respeto a Dios, una de estas era la de lavarse la cara y ungir su cabeza para la oración, se acostumbraba hacer esto como señal de limpiarse a si mismos para entrar a la presencia de Dios y que los fariseos la omitían y la ignoraban. Claramente los delataba que no tenían un amor genuino a Dios sino que se enfocaban en aparentar  piedad externamente, su propósito era solo de llamar la atención de sus observadores para ser admirados, pero sus corazones al final completamente alejados de Dios.
 
JESUCRISTO SOLIA ENSEÑAR A LOS JUDIOS POR MEDIO DE SUS PRACTICAS PARA DELATAR LAS MALAS INTENCIONES DEL CORAZON.

Jesucristo aquí NO esta justificando el ayuno sino que aprovecha de ello para amonestarles de la mala intención hipócrita de sus corazones y que debido a su egocentrismo de solo llamar la atención nisiquiera les importaba llevar un ritual judío como era debido.
Teniendo esto claro ahora se puede entender mucho mejor la respuesta de Jesucristo cuando El fue duramente criticado de porque El ni Sus discípulos ayunaban como todos tenían acostumbrado. Era tan común que incluso los discípulos de Juan lo hacían:

Mat 9:14  Entonces vinieron a él los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos muchas veces, y tus discípulos no ayunan?
Mat 9:15  Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán.
 
Jesucristo les responde que Sus discípulos no tenían nada de porque estar de duelo. Recordemos que la costumbre judía de ayunar apartándose de todo alimento era señal de duelo. Entonces Sus discípulos no tenían porque estar de duelo mientras estaban felices con el Esposo.

Jesucristo no solo les indicaba que su practica estaba fuera de lugar sino que, aun si la quisieran aplicar según sus costumbres tampoco había necesidad de ello.

Cada vez que ofrezco esta explicación, infaliblemente nunca falta un ferviente ayunador que me dice: “Pero Jesucristo ya se fue, o sea que ahora ya no tenemos al Esposo con nosotros y por eso, ¡debemos ayunar!”. De esta manera, ellos mismos olvidan un detalle que es muy importante. Pues Jesucristo tambien dijo:

Jua 16:7  Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

Cuando el Señor dice “os conviene” nos muestra que no estaríamos dejados solos. Nos muestra mas bien que tendríamos la ventaja de que el Espiritu del Esposo ahora vivirá eternamente EN NOSOTROS después de Su partida. O sea que esta vez, mucho menos tendríamos que preocuparnos de “no estar con el Esposo” pues El ya vive en nosotros. El gozo es ahora continuo y eterno. Solo una persona sin el Espiritu Santo, un religioso, es en realidad el que esta de duelo. Si una persona no termina de comprender esto. Talvez pueda existir la posibilidad de que  no tenga al Espiritu Santo en su vida, pues continua valorando sus actos.

Tenemos tambien otro detalle muy importante que indica el Señor Jesucristo que cito: “Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán”. El Señor Jesucristo dio detalles que era sobre todo de concernimiento a los judíos. Cuando dice “pero vendrán días cuando el Esposo les será quitado…” hace mención a los tiempos en que la iglesia seria arrebatada. La iglesia, conformada por gentiles y judíos es lo que da la presencia del Espiritu Santo en el mundo entero. El Espiritu Santo que mora en todo genuino creyente es el que detiene a Satanas en este momento:

2Ts 2:6  Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste.
2Ts 2:7  Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.
 
Una vez que la iglesia sea arrebatada ya no estará el Espiritu Santo en la tierra como lo esta ahora en la iglesia, momento en el cual Satanas estará completamente libre de actuar como siempre quizo especialmente en contra de todo lo que representa a Dios. De inmediato se se volcara al pueblo de Israel no convertido. En ese tiempo tendrán tribulación como nunca antes, y lamentaran a sus muertos en duelo y pena.

En ese tiempo habran personas que se convertirán a Cristo pero YA NO VENDRA EL ESPIRITU SANTO A VIVIR EN SUS VIDAS sino que volvera a ser como en el AT y la prueba de que sean genuinos convertidos serán los que aguantaran hasta la muerte (ya sean estos judíos y gentiles).

Paradojicamente esto recaera en los cristianos nominales que insisten en hacer obras para salvación ya sean estas obras para salvarse o ya sean obras para “sustentar” su salvación y no “perderla”. Ellos siempre terminan jactándose de que sus obras son importantes para ser salvos o para mantenerse salvos. Estas personas tristemente se quedaran (porque en la realidad no tienen al Espiritu Santo pues ignoran la gracia por completo) pero esta vez tendrán la oportunidad de realmente HACER DE SUS OBRAS PARA SALVARSE Y MANTENERSE SALVOS sujetándose a Dios en todo momento hasta el final en su muerte y asi probar su fidelidad a Dios. Jesucristo lo dice en el texto siguiente dirigiéndose a los judíos, pues estos en su mayoría mantendrán el corazón duro hasta que la iglesia sea levantada:

Mat 24:13  Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

En Isaias capitulo 58, Dios reprende a los judíos explicando cual era realmente el “ayuno” que El busca.

Isa 58:3  ¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores.
Isa 58:4  He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.
Isa 58:5  ¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?
Isa 58:6  ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?
Isa 58:7  ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?
 
Claramente vemos aquí que Dios los recrimina por llevar un ayuno que nunca fue entendido bien por ellos. Ellos “afligían el cuerpo” integrando actos externos que ellos ya acostumbraban de apartarse de alimentos como una señal de duelo asi aparentando estar dolientes y penitentes, sin embargo con estos actos sus vidas no demostraban ningun cambio real y genuino de arrepentimiento pues continuaban igual o peor, pues convirtieron de ello una rutina esclavizante para otros.
 
En el AT no existía todavia la obra perfecta del Señor Jesucristo por tanto ellos debían ARREPENTIRSE cada cierto tiempo sacrificando un animal puro y sin mancha para la expiación de pecados:
 
Lev 16:29  Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, a los diez días del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros.
Lev 16:30  Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová.
 
Todo lo que Dios pedia era arrepentimiento. Y debido a que este era todavia imperfecto se debía hacerlo cada cierto tiempo. No asi con la obra perfecta del Señor Jesucristo:
 
Heb 7:24  mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable;
Heb 7:25  por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.
Heb 7:26  Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos;
Heb 7:27  que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo.
 
En nuestros días se han llegado a agregar inclusive fuerzas místicas a un ayuno forzado apartado de alimentos. Algunos afirman que este le dan mayores fuerzas para luchar contra el enemigo o efectivo contra la lucha espiritual contra los demonios. Un texto que a veces citan es el siguiente:
 
Mat 17:21  Pero este género no sale sino con oración y ayuno.
 
Pero algo que ellos ignoran es que este versículo no se encuentra en los mejores manuscritos.
 
Por tanto cualquier elemento mistico, o de una fuerza sobrenatural que le agregan al ayuno se podrá evidenciar que estos NUNCA tienen apoyo bíblico.


Willy
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)