Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
exégesis
#11
guevara escribió:La llegada de los primeros evangélicos organizados a nuestras costas se produjo luego de la independencia en el siglo XIX. Las sociedades bíblicas hicieron pie en la persona de Thompson que llegó como colportor a Buenos Aires en 1819 cruzando la cordillera en 1821 y viajando al Perú tres años después. Presbiterianos, metodistas y una gran embestida de origen británico llegaron a fines del siglo en cuestión.
Una segunda ola evangelizadora, esta vez con fuerte presencia norteamericana llega a principios del siglo XIX
Ambas ofensivas evangelizadoras enarbolaban el positivismo como forma de vida. Comte y Dunkheim fueron los profetas seculares tal vez hasta desconocidos que en manos de los misioneros británicos y norteamericanos llevaron los recursos de dicha filosofía para usarlo como arma de interpretación bíblica.
Con el correr de los años la supuesta objetividad positivista recibió un barniz de santidad y aunque los tiempos han cambiado, muchos creyentes evangélicos siguen creyendo que a la Palabra de Dios se debe acceder desde una objetividad aséptica. La historia, los cambios sociales, culturales, etc. No tienen ninguna importancia. El mensaje de la Biblia es eterno objetivo e inmutable.
Y sin darse cuenta llegan a creer opuestos y hacen caer en ridículo el mensaje bíblico. Son pacifistas violentos. Guardadores y desobedientes de la ley al mismo tiempo. De allí la actitud conservadora y contrarevolucionaria del fundamentalismo.

No creo que usted sea Cristiano...pero sí me parece que es filósofo.
Responder
#12
sin dudas que revelarnos su amor, su plan de salvación y la conducta de un hombre santo
pero eso no tiene que ver con el tema, el tema habla de que sin darse cuenta los primeros evangélicos ingresaron junto al evangelio una forma cultural.
Responder
#13
guevara escribió:sin dudas que revelarnos su amor, su plan de salvación y la conducta de un hombre santo
pero eso no tiene que ver con el tema, el tema habla de que sin darse cuenta los primeros evangélicos ingresaron junto al evangelio una forma cultural.

...pues claro! la vida de Cristo...la cual no es ningún tipo de cultura...sino poder de Dios donde fieras bestias salvajes son transformados en mansos y espirituales hombres y mujeres llenos de amor por Cristo y por los hombres.
Responder
#14
parece que no entiende, a ver si me explico, yo digo que los primeros evangélicos entraron influenciados por una forma cultural, no digo que Jesus sea parte de un proceso cultural.
Aunque la Biblia misma está revelada en un marco cultural, eso es indiscutible: hay un idioma, comidas, vestimenta, etc
Responder
#15
guevara escribió:parece que no entiende, a ver si me explico, yo digo que los primeros evangélicos entraron influenciados por una forma cultural, no digo que Jesus sea parte de un proceso cultural.
Aunque la Biblia misma está revelada en un marco cultural, eso es indiscutible: hay un idioma, comidas, vestimenta, etc

Bueno...me acuerdo de una actor mexicano...
Responder
#16
Bueno, Edison, además ya sabes que los ingleses introdujeron, por ejemplo, la “perniciosa” cultura del té…

En una “Hora Feliz” cuando llegaban los primeros calores de la época estival después de un frío invierno, les dimos a nuestros niños la opción de cambiar el té con leche de la merienda por jugo o gaseosas. Bueno, a coro nos dijeron que preferían seguir con el té…
¿Sería por culpa de la cultura inglesa?

Ahora bien, no todos los que vinieron a estas tierras eran "misioneros", o, a juzgar por lo que hicieron, quizás sí... Muchos alemanes, ingleses, galeses o norteamericanos, llegaron aquí a trabajar duro. Además de sus valijas, o maletas, y herramientas de labor, trajeron su más preciado tesoro: su fe cristiana. ¿Y qué hicieron con ella? La compartieron. Predicaron el Evangelio sabiendo que “es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree,”

Y claro, además nos comunicaron su cultura: La del trabajo, la del bien entendido temor a Dios, la del respeto al prójimo, la de la sujeción a las Autoridades, la de vestirse decentemente, la de escudriñar las Escrituras …¡Uff! Son sólo algunas de muchas otras benditas pautas "culturales".

No se propusieron cambiar al mundo, pero sí impactaron muchas vidas con el mensaje de Dios. Así muchos delincuentes se quedaron sin su antiguo trabajo, pero obtuvieron uno mejor, Muchos borrachos vieron avasallada su vernácula cultura alcohólica… y se gozaron en su salvación, Muchos vagos cambiaron su cultura pendenciera de vivir de lo ajeno y comenzaron a ganarse su propio pan,,, Muchos inmorales dejaron su antigua vida y se convirtieron en respetables cristianos.

Y resulta que ahora algunos enemigos de la cruz de Cristo hasta se atreven a afirmar que la “penetración cultural” por parte de aquellos “extranjeros” no respetó la cultura “originaria”

“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” ( 1ª Co. 15:58)
Responder
#17
Heriberto escribió:
Y claro, además nos comunicaron su cultura: La del trabajo, la del bien entendido temor a Dios, la del respeto al prójimo, la de la sujeción a las Autoridades, la de vestirse decentemente, la de escudriñar las Escrituras …¡Uff! Son sólo algunas de muchas otras benditas pautas "culturales".

No se propusieron cambiar al mundo, pero sí impactaron muchas vidas con el mensaje de Dios. Así muchos delincuentes se quedaron sin su antiguo trabajo, pero obtuvieron uno mejor, Muchos borrachos vieron avasallada su vernácula cultura alcohólica… y se gozaron en su salvación, Muchos vagos cambiaron su cultura pendenciera de vivir de lo ajeno y comenzaron a ganarse su propio pan,,, Muchos inmorales dejaron su antigua vida y se convirtieron en respetables cristianos.

Y resulta que ahora algunos enemigos de la cruz de Cristo hasta se atreven a afirmar que la “penetración cultural” por parte de aquellos “extranjeros” no respetó la cultura “originaria”

“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” ( 1ª Co. 15:58)

Realmente que bonito aporte o comentario. Me gozo y mucho al leer cosas así y no he podido dejar de comentar.

roberto
Responder
#18
Heriberto escribió:Bueno, Edison, además ya sabes que los ingleses introdujeron, por ejemplo, la “perniciosa” cultura del té…

En una “Hora Feliz” cuando llegaban los primeros calores de la época estival después de un frío invierno, les dimos a nuestros niños la opción de cambiar el té con leche de la merienda por jugo o gaseosas. Bueno, a coro nos dijeron que preferían seguir con el té…
¿Sería por culpa de la cultura inglesa?

Ahora bien, no todos los que vinieron a estas tierras eran "misioneros", o, a juzgar por lo que hicieron, quizás sí... Muchos alemanes, ingleses, galeses o norteamericanos, llegaron aquí a trabajar duro. Además de sus valijas, o maletas, y herramientas de labor, trajeron su más preciado tesoro: su fe cristiana. ¿Y qué hicieron con ella? La compartieron. Predicaron el Evangelio sabiendo que “es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree,”

Y claro, además nos comunicaron su cultura: La del trabajo, la del bien entendido temor a Dios, la del respeto al prójimo, la de la sujeción a las Autoridades, la de vestirse decentemente, la de escudriñar las Escrituras …¡Uff! Son sólo algunas de muchas otras benditas pautas "culturales".

No se propusieron cambiar al mundo, pero sí impactaron muchas vidas con el mensaje de Dios. Así muchos delincuentes se quedaron sin su antiguo trabajo, pero obtuvieron uno mejor, Muchos borrachos vieron avasallada su vernácula cultura alcohólica… y se gozaron en su salvación, Muchos vagos cambiaron su cultura pendenciera de vivir de lo ajeno y comenzaron a ganarse su propio pan,,, Muchos inmorales dejaron su antigua vida y se convirtieron en respetables cristianos.

Y resulta que ahora algunos enemigos de la cruz de Cristo hasta se atreven a afirmar que la “penetración cultural” por parte de aquellos “extranjeros” no respetó la cultura “originaria”

“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” ( 1ª Co. 15:58)

claro que no se propusieron cambiar el mundo, eso está a la vista
Responder
#19
Con un poco de conocimiento de las Escrituras ya sabemos que el mundo seguirá su curso conforme "con lo que está escrito"... Si quisiéramos cambiarlo, nos estaríamos oponiendo directamente a los propósitos de Dios. Nuestra responsabilidad es predicar el Evangelio a toda criatura, no cambiar al mundo,
Responder
#20
Heriberto escribió:Con un poco de conocimiento de las Escrituras ya sabemos que el mundo seguirá su curso conforme "con lo que está escrito"... Si quisiéramos cambiarlo, nos estaríamos oponiendo directamente a los propósitos de Dios. Nuestra responsabilidad es predicar el Evangelio a toda criatura, no cambiar al mundo,

pero las escrituras también dicen que somos la sal de la tierra y la sal tiene dos propósitos: conservar y dar sabor. ¿cual de las dos procura hacer el cristianismo que ud. predica? supongo que la indiferencia no es una respuesta
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)