Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Perseguidos
#1
Hola rmep:

Liga de origen:

http://www.forodelabiblia.net/antes-del-...761-2.html

Por respeto al tema de Escatología, al foro sus reglas, por respeto a ti y tus sentimientos, los cuales deben ser tratados a parte y con toda la intención de mostrarte el amor en Cristo que te debo, te sugiero que usemos este espacio para tratar el asunto que me refieres en "Antes del Fin" en la subdivisión de temas de "Escatología" de este foro de tanta edificación, con el nombre de "Perseguidos".

Lamento mucho lo que sucede y entiendo tu indignación; pero creo que debemos analizar con objetividad y calma esto.

1.- Este tipo de injusticias, no es nuevo, lamentablemente, en todas partes del mundo se dan. Sé de un caso también en los EU de un padre que se negó a que le instruyeran a su hijo a aceptar el matrimonio homosexual como “normal” y el estado lo metió a la cárcel por declarar su nula aceptación.

Pero esto debería ser considerado “normal” dentro de lo anómalo que es. Si lo meditas, el ateísmo también es una religión, pues está basada en creencias basadas en fundamentos filosóficos que parten de interpretaciones tendenciosas de evidencias arqueológicas, biológicas y demás ciencias como la evolución, misma que ha sido echada por tierra ya, gracias a aparatos de vista microscópica que señalan indiscutiblemente el diseño inteligente del creador.

¿Por qué normal?

Romanos 1:19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. 20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.
21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios,

Entenebrecido por Satanás y esto habla de imposibilidad de ver la verdad de Dios aunque quiera.

2.- ¿Cuál sería la postura correcta que debería ser tomada?

La palabra de Dios dice:

Romanos 13:1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

En el caso concreto que mencionas, me viene a mi mente el pasaje del Señor Jesucristo al cual, tratando de hacerlo caer…

Mateo 22:16 Y le enviaron los discípulos de ellos con los herodianos, diciendo: Maestro, sabemos que eres amante de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios, y que no te cuidas de nadie, porque no miras la apariencia de los hombres.
17 Dinos, pues, qué te parece: ¿Es lícito dar tributo a César, o no?
18 Pero Jesús, conociendo la malicia de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas?
19 Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario.
20 Entonces les dijo: ¿De quién es esta imagen, y la inscripción?
21 Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios.

Dios pone y quita a los gobernantes con propósitos que solamente el conoce y que a nosotros no nos corresponde saber; si usan los recursos obtenidos por impuestos, no necesariamente darán cuenta al pueblo, sino a Dios mismo; la parte que nos corresponde, por mandato de nuestro Señor es que debemos pagar nuestros impuestos y ofrendar a Dios lo que le toca a Dios; porque tanto el gobierno como nosotros, a él y solo a él, daremos cuenta.

El Señor Jesucristo bien claro dejó este principio, mira:

Romanos 13:6 Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo. 7 Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. 8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.

Recuerda:

Romanos 12:19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

3.- Desde que la iglesia del Señor es, ha sufrido de persecuciones y en todo este tiempo, Dios en su palabra nos dice:

Mateo 5:10 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. 11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

No estoy de acuerdo en la represalia de cualquier manifestación de ideas, pero como cristianos no podemos ir en contra de lo que Dios dice en su palabra y fundamentalmente hacer lo que contrariamente nos ordena.
Responder
#2
Roberto, ni siquiera voy a defenderme, ni explicarte; porque no puedes entenderme y solo agitaría más tus emociones.

Aunque sé que no me entiendes, solo diré que hay buenas intenciones en mi corazón; Ahora entiendo que debieron parecer mis líneas duras y que te di de "bibliasos", perdóname si puedes, porque no podía saber lo profundo de tu dolor y debí enfocarlo de otra manera.

Yo experimenté, por mucho tiempo, un mal que afecta a muchos cristianos, pero que no se dice, porque es muy difícil de reconocer, para el que lo padece y para los demás es claro, pero no saben cómo ayudar o no quieren o son tan lastimados que prefieren alejarse y abandonar al caído, es un mal espiritual y su origen viene en buena medida por falta de perdón y se basa en el orgullo de negarse a aceptar la ofensa de quien o quienes nos han herido, aun de no perdonarse a sí mismo y puede ser tan grave, que también surge por no poder perdonar a Dios. Sí, lo escribí bien, hay quienes equivocadamente piensan que Dios hizo o dejó de hacer algo que a su parecer se esperaba de Él y no lo hizo (Jonás, por ejemplo).

El nombre de este mal es usado como estigma y lo más terrible es que aísla, la persona afectada puede estar en cualquier lugar llena de gente y sentirse completamente solo; este mal aleja a los amigos y lastima a los familiares más cercanos como la pareja e hijos. Se llama "AMARGURA".

El síntoma más común es criticar a todos, si no lo hace público, indudablemente en el corazón murmura contra el pastor, el o la hermana y todos lo hacen mal excepto él. Nunca se siente aludido ante pasajes que hablan claramente de su vida y en consecuencia, no acepta que está mal.

Déjame decirte que estoy casi completamente seguro, que si no todos, la inmensa mayoría de los que tienen conocimientos profundos de la escritura o teología, la han padecido o la padecerán si no se tiene cuidado y debo aclarar que no es exclusivo de este grupo, lo puede padecer la esposa con poco conocimiento bíblico que se niega a someterse a su marido y piensa que interpretan equivocadamente el pastor y los ancianos el texto bíblico y viven un infierno o lo hacen vivir a su pareja y a sus hijos, pues se niegan a aceptar algo que Dios dice claramente.

Dios tiene propósitos que no alcanzamos a ver y en su soberana autoridad permite para lograr en nosotros mayor crecimiento, no aceptarlo, es no sólo impedirlo, sino oponerse a Dios.

Roberto, tal vez deseches estas líneas, es más lo espero, como espero más descalificativos de tu parte y delante del Señor te digo que te perdono, no sólo por deber cristiano, sino porque sé del terrible infierno que estás padeciendo y con esa sola carga tienes, sin embargo, debo decirte, en el amor del Señor que debes pedir ayuda, sólo Jesús puede sanarte, asesórate con un pastor o hermano maduro y de preferencia quien haya pasado por lo mismo, creme, no es fácil tratarlo porque el primer paso es reconocerlo y el orgullo estorba bastante, es mi oración acompañada de lágrimas que Dios te ayude y ponte en disposición de aceptar el remedio de Dios, que creme, puede ser doloroso, pero necesario, porque humilla, tal vez eso te explique un poco porque no doy mi nombre, pues me recuerda que si de merecer algo se trata, sólo merecía el infierno y que es por pura gracia que Cristo vive en mi corazón y me ha dado su perdón y amor inmerecido; así que como ya morí, Cristo vive en mí, Bendito sea por siempre.

En el amor del Señor.

Caminito
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)