Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¿ La salvación se pierde ?
#1
" .......estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo " ( Filipenses 1: 6 ).

" Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi padre que me las dio, es mayor que todos,, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos. " ( Juan 10: 27 al 30 )..

¿ La salvación se pierde ?
Responder
#2
Hola Sermova:
Sólo pierde la salvación el que nunca la tuvo. Una persona que vivió y murió rechazando la gracia de Dios, perdió para siempre la oportunidad de ser salvo, pero ningún creyente genuino del Evangelio, con todo lo que implica, se puede perder jamás.

"pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies;
porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados
. (He.10:12/14)

Un saludo fraternal!!
Responder
#3
Heriberto: Completamente de acuerdo con tu respuesta, más que precisa. En coincidencia, puse justamente dos versículos bíblicos que también lo con firman. Creo que comenzamos bien, al estar en un mismo Espíritu. Que Dios te bendiga y prospere.
Responder
#4
Que piensa el forista "alvarito" de la predestinación?
Responder
#5
Hola Alvarito:
Seguramente que todos alguna vez hemos compartido trabajos de otros hermanos, no por pereza sino porque fueron útiles para nuestra propia edificación, y queremos hacerlos conocer a los demás.

No siempre comemos lo que nosotros mismos cocinamos... y por supuesto que eso no tiene nada de malo. Pero si alguien te invita a almorzar, aunque esperas comer bien, no querrás que te obliguen a comer 8 platos de tallarines... sin cruzar ni una palabra....

Eso es lo que ocurre a veces en el Foro. En un intercambio de opiniones, o debates si es el caso, preferimos comer lo necesario cada vez y compartir el diálogo. Tenemos una mesa llena de estudios o comentarios, largos o cortos, para que cada uno se sirva cuando y cuanto quiera. Pero al compartir la mesa común, cada uno habla y deja hablar sin empachar al otro comensal.

Ya sé que es una pobre ilustración, pero quizás puedas entender lo que pretendo describir sin ánimo de juzgar, para facilitar nuestra mutua comunicación. No me refiero a ser lacónicos, sino a hacer amigable la lectura de nuestras entregas a todos los participantes.
Los estudios necesariamente extensos también tienen su lugar en las secciones respectivas, donde pueden ser publicados, y leídos, con mayor disponibilidad de tiempo.

Por favor, no te sientas molesto por las observaciones porque apreciamos tu buena voluntad, y sin duda seremos mutuamente edificados.

De ningún modo queremos que te desanimes, pero tendrás que asumir que entre tantos participantes habrá opiniones diversas y se generarán debates que, pese a todo, nos ayudarán a afianzar muestro conocimiento de las Escrituras.
Un abrazo!
Responder
#6
Heriberto escribió:Hola Alvarito:
Seguramente que todos alguna vez hemos compartido trabajos de otros hermanos, no por pereza sino porque fueron útiles para nuestra propia edificación, y queremos hacerlos conocer a los demás.

No siempre comemos lo que nosotros mismos cocinamos... y por supuesto que eso no tiene nada de malo. Pero si alguien te invita a almorzar, aunque esperas comer bien, no querrás que te obliguen a comer 8 platos de tallarines... sin cruzar ni una palabra....

Eso es lo que ocurre a veces en el Foro. En un intercambio de opiniones, o debates si es el caso, preferimos comer lo necesario cada vez y compartir el diálogo. Tenemos una mesa llena de estudios o comentarios, largos o cortos, para que cada uno se sirva cuando y cuanto quiera. Pero al compartir la mesa común, cada uno habla y deja hablar sin empachar al otro comensal.

Ya sé que es una pobre ilustración, pero quizás puedas entender lo que pretendo describir sin ánimo de juzgar, para facilitar nuestra mutua comunicación. No me refiero a ser lacónicos, sino a hacer amigable la lectura de nuestras entregas a todos los participantes.
Los estudios necesariamente extensos también tienen su lugar en las secciones respectivas, donde pueden ser publicados, y leídos, con mayor disponibilidad de tiempo.

Por favor, no te sientas molesto por las observaciones porque apreciamos tu buena voluntad, y sin duda seremos mutuamente edificados.

De ningún modo queremos que te desanimes, pero tendrás que asumir que entre tantos participantes habrá opiniones diversas y se generarán debates que, pese a todo, nos ayudarán a afianzar muestro conocimiento de las Escrituras.
Un abrazo!

Mil disculpa Heriberto.Gracias a DIOS esto se soluciona bien facil.
Espero no haber dañado a nadie y en todo caso y conociendo mis limitaciones,solo leere pues aprendo mas que opinando.
Un fuerte abrazo y que DIOS les continue bendiciendo.
Responder
#7
Querido Alvarito:
Una vez más, por favor, no tomes las cosas al extremo ni te sientas mal por nuestras sugerencias. Retiraste tus publicaciones por impulso propio, pero nadie te había pedido eso, sino, más bien, que, si acaso tenías más material para compartir, y eran escritos igualmente extensos, los pusieras en lugar aparte, por ejemplo en la Sección de Estudios Bíblicos u otra que te pareciera mejor, iniciándolos como temas nuevos.

Entonces, siéntete en libertad de re-publicar los mensajes que editaste y que si duda serán de edificación para todos nosotros.
No nos diste tiempo ni para leerlos, y ahora tu remedio resulta peor que la enfermedad... (es en tono jocoso, no de reproche)

Además, cuando publiques algo como tema nuevo (No en los que ya están abiertos) tendrás la ventaja de poder medir el interés de los lectores mediante el contador de entradas, que sin duda marcará una audiencia de cientos o miles.

Así que empieza de nuevo a comprometerte, porque todo lo que publiques será leído por muchos. Para tu consuelo, te comento que no todo lo que nosotros mismos hemos publicado es material original, pero lo hacemos porque sirve de gran ayuda para los demás, como lo fue para nosotros. Con algo se empieza, hermanito, y si participas, de a poco irás obteniendo experiencia.

De cualquier modo, te aseguro que no dañaste ni incomodaste ni molestaste a nadie. Somos tus hermanos y nos alegramos de que estés aquí. Queremos leer tus entregas, así que anímate, sabiendo que tu trabajo en el Señor no es en vano.

Además, aquí conocerás amigos dispuestos a ayudarte en lo que sea necesario. algunos aparentemente severos pero tenazmente leales, con los que desde ya puedes contar.

Espero ver los escritos que no pude leer... ¿Los publicas?

"Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo."
(Isa 41:13)

Un abrazo,
Heriberto


.
Responder
#8
Considero que la predestinación Divina debe entenderse exclusivamente dentro del atributo de la omnisciencia Divina. De otro modo, salimos juzgando al Señor de injusto.
Responder
#9
Totalmente de acuerdo, Edison. "...elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo" . (1º Pe 1:2 )
Un abrazo!
Responder
#10
Saludos Heriberto:
Solo como morbo científico, a tu estimada y sabia opinión ¿En que atributo del ser humano nos preconoció el Padre para ser elegidos?.
Ing. Ramón Lozano Cervantes
Heriberto escribió:Totalmente de acuerdo, Edison. "...elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo" . (1º Pe 1:2 )
Un abrazo!
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)