Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ABUSO EXTREMO
#21
¿Es bíblico que se reemplace al Espíritu Santo por el criterio humano?



1Co 12:8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;


1Co 12:9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.

1Co 12:10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.

1Co 12:11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.
Responder
#22
Hola Edison:

Permíteme agregar un versículo más, que sigue a los que citaste: "Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo." (1ª Co 12:12)   
No se puede omitir el porqué de los dones que el Espíritu Santo reparte como Él quiere. Se trata del cuerpo, es decir de la iglesia, no de llaneros solitarios que presumen por ahí de poseer dones. Cuando un hermano tiene un don, la iglesia lo percibirá, y ese siervo lo empleará para la edificación del cuerpo, no para su gloria personal.

Por supuesto que los criterios humanos no deben reemplazar al Espíritu Santo, pero no es menos cierto que muchos creen tener dones que en realidad no tienen.  Hay mucha confusión cuando no se discierne entre las capacidades naturales y los dones espirituales. Un buen orador no es por eso un evangelista. Un psicólogo no es por eso un pastor. Un buen estudiante no es sólo por eso un maestro. No se trata de la preparación o de la carrera que cada uno elige. Se trata de que el Espíritu Santo reparte el don como Él quiere para edificación, no como podemos querer nosostros.

Y el desastre se produce cuando alguien "capaz" asume una función para la que el Espíritu Santo no le dio el don, ni lo llamó. Las "instituciones cristianas" están llenas de tales personas, y los resultados están a la vista.   

Un abrazo,
Heriberto
Responder
#23
De acuerdo querido hermano.

OTRA PREGUNTA...

En las reuniones de vuestra asamblea hay algún ministerio de la Palabra cada mes o cada semana?
Responder
#24
Smile  No pude dejar de sonreír ante tu atinada pregunta, pues supongo a qué apunta tu intención... 
Bueno, en nuestro caso, dos veces por semana, y la Cena del Señor una vez por semana. 
Espero haber satisfecho tu inquetud...
Responder
#25
Perdone tanta preguntadera....

Hermano, y ¿como seleccionan al hermano que tiene la responsabilidad de dar la Palabra de Ministerio?
Responder
#26
(23-11-2015, 08:42 PM)Edison escribió: Perdone tanta preguntadera....

Hermano, y ¿como seleccionan al hermano que tiene la responsabilidad de dar la Palabra de Ministerio?

¿Está muy dura la respuesta querido Hermano?

¿O es algo muy sencillo?

No pregunto por contender...sino para que examinemos la Escritura para conocer la diferencia entre la Iglesia de los primeros siglos y las de hoy.

Pásala bien.
Responder
#27
Hola Edison:

No te respondí enseguida porque estuve ocupado en algunas tareas y compromisos familiares. (Soy abuelo de 5 nietos/as... Smile ) De modo que no pasaba por no querer responder tu pregunta, sino por poder hacerlo con tranquilidad en algún momento libre.   

Bien, respecto de tu inquietud, creo que lo importante es que nos reunimos sencillamente en el Nombre del Señor. La Cena del Señor la celebramos cada domingo, con la participación espontánea de los hermanos en comunión, ya sea en las oraciones, sugerir himnos y compartir Las Escrituras con el discernimiento necesario. El único que tiene la preeminencia es el Señor, de modo que no hay un director de ceremonia o cosa que se le parezca.

Para las reuniones de estudio bíblico generalmente se designa un maestro que desarrolla un tema específico en varias sesiones semanales, lo que en ocasiones se puede prolongar bastante en el tiempo, empleándose ilustraciones en Power Point que el mismo maestro prepara, y cada tanto hace alguna evaluación de los temas impartidos. También hay lugar para que los hermanos jóvenes vayan desarrollando sus dones, por lo que no tienen restricciones para hacerlo.

Por otra parte, tenemos tiempos regulares de compartir, tomar mate o comer algo que preparan las hermanas, con jugos o gaseosas, pudiendo comunicarnos, plantear temas de interés, o simplemente conversar espontáneamente. Luego miramos algún video, generalmente de mensajes de hermanos de sana doctrina, terminando en oración.

Por otros detalles, que sólo son de interés para los creyentes, podemos seguir por privado.   

Un abrazo!
Heriberto
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)