Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¡EL ABORTO Y LA SEGUNDA VENIDA DE JESÚS!
#1
¡EL ABORTO Y LA SEGUNDA VENIDA DE JESÚS!
por: Dr. C. L. Cagan
 
“En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”
(Juan 14:2-3).
 
En China, África, y otras partes del Tercer Mundo, millones están confiando en Jesús. El avivamiento está siendo derramado del Cielo. Pero en los Estados Unidos y en el Occidente, las iglesias están frías y no hay avivamiento.

En Europa y en los Estados Unidos nos hemos apartado de Dios. En 1973 la Corte Suprema de Estados Unidos legalizó el aborto en gran demanda. Por cuarenta y tres años hemos permitido que millones de bebés sean matados sin alzar la mano para detenerlo. Cincuenta y ocho millones de bebés Estadounidenses han sido asesinados por el aborto en los vientres de sus madres. Nuestro país ha matado más de nueve veces la cantidad de gente que Hitler mató. Está nación está bajo el juicio de Dios. Hasta los tal llamados conservadores no se paran en contra del aborto. El Congreso Republicano pasó un presupuesto que le da cantidades inmensas de dinero de los impuestos a Planned Parenthood [Planificación Familiar], que vende partes de bebés para experimentos.

No hay esperanza en el Partido Republicano, ni en el Partido Demócrata, ni en ninguna forma de política. ¡La única esperanza verdadera está en Jesús! Jesús dijo: “vendré otra vez”. Y hay muchas señales de Su venida por todo nuestro alrededor.


Estoy convencido que el pecado que vemos en nuestras iglesias y en nuestra nación en una señal de que la Segunda Venida de Jesús está cerca. Pero hay otra señal también. El pueblo Judío regresa a su tierra. Dios le dijo al pueblo Judío que “yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país” (Ezequiel 36:24). Dios les dijo: “Os traeré a la tierra de Israel” (Ezequiel 37:12). Esa profecía se comenzó a cumplir en 1948 cuando se estableció la nación de Israel. ¡Mientras Israel regresa a su tierra – nosotros sabemos que el fin está cerca! Vemos esto durante nuestras propias vidas. Ahora estamos viviendo cerca de la Segunda Venida de Jesús.


Hoy quiero mirar la Segunda Venida de Jesús en mayor detalle. La Biblia dice que Su venida será en dos partes. Primero, Él vendrá en el aire. Después Él vendrá a la tierra.


1)   
Primero, lo que sucederá cuando Jesús venga en el aire.

Jesús vendrá en el aire y arrebatará a los Cristianos al Cielo con Él. La Biblia dice:

“El Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (I Tesalonicenses 4:16-17).

Esto se llama el “arrebatamiento”. La palabra “arrebatamiento” viene de la palabra Latina que significa “arrebatar” o “tomar por fuerza”. La Biblia dice: “los muertos en Cristo resucitarán primero”, resucitados de los muertos y alzados a recibir a Jesús. Entonces los Cristianos que estén vivos en la tierra serán “arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire”. Todos los Cristianos recibirán cuerpos inmortales de resurrección. La Biblia dice:

“No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (I Corintios 15:51-52).
“En un momento, en un abrir y cerrar de ojos” los creyentes recibirán cuerpos que nunca morirán. Recibiremos al Señor Jesús en el aire y seremos arrebatados al Cielo con Él.

¿Cuándo sucederá esto? Nadie sabe el día, porque Jesús dijo: “Pero del día y la hora nadie sabe” (Mateo 24:36). ¡Cualquiera que dé fecha del regreso de Jesús es falso profeta! Pero sí podemos saber el período de tiempo en general. Con señal tras señal siendo cumplidas, sabemos que vivimos en los últimos días.


Muchos Estadounidenses tienen la idea de que van a disfrutar la vida con su dinero, y diversión, y fines de semana de tres días – y un día van a ser arrebatados de la playa o de la montaña sin sufrir en lo absoluto. Eso le sonaría extraño a los Cristianos en Corea del Norte, donde sufren prisiones, hambre y la muerte por creer en Jesús. Eso desconcertaría a los Cristianos en Irán e Irak y Siria, donde los Musulmanes les cortan la cabeza si confían en el Hijo de Dios. No hay razón por la cual la pobreza, la persecución y la muerte no pueden venir a los Estados Unidos antes de que Jesús venga en el aire. En un país que mata a sus bebés antes de nacer, me sorprendería si el juicio de Dios no cayera sobre él.


Y muchos de ustedes se quedarán atrás. Jesús dijo una parábola de diez vírgenes. Las “vírgenes” no eran incrédulos mundanos, sino gente religiosa. Cinco de ellas eran salvas, pero las otras cinco estaban perdidas. El esposo, que es Jesús, vino. “Las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta” (Mateo 25:10). Las cinco que eran salvas fueron a recibir a Jesús. Las otras cinco se quedaron atrás. “Se cerró la puerta”. Ellas clamaron: “¡Señor, señor, ábrenos!” (Mateo 25:11). Pero el Señor les respondió: “No os conozco” (Mateo 25:12).

¿Por qué no te conocerá Jesús? ¡Porque te negaste a conocerlo a Él! ¡Tú no confiaste en Él! Tu pecado no fue lavado por la Sangre de Jesús. Tu pecado no fue pagado por Su muerte en la Cruz. No recibiste vida de Su resurrección.¡Te quedarás atrás cuando venga el arrebatamiento!

2)   
Segundo, lo que sucederá después de que Jesús venga en el aire.

En el arrebatamiento Jesús vendrá en el aire y los Cristianos serán alzados a recibirlo allí. Jesús se llevará a Su pueblo al Cielo. ¿Qué les sucederá a ellos?

En la parábola de las Diez vírgenes, Jesús hablaba de Sí Mismo siendo el esposo. Él dijo: “Vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas” (Mateo 25:10). Los Cristianos verdaderos son la esposa de Jesús, y ellos se casarán con Él en el Cielo después del arrebatamiento, en las bodas del Cordero. La Biblia profetiza:
“Han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero” (Apocalipsis 19:7-9).
Jesús es “el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29). Su esposa es los Cristianos de todos los tiempos, vestidos en “las acciones justas de los santos”. Jesús ha esperado largo tiempo por Sus bodas. ¡Y qué gran tiempo será! ¡Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero!”

Otra cosa sucederá en el Cielo antes de que los Cristianos regresen a la tierra con su Señor. Es el juicio de los creyentes y las recompensas. Esto se llama “el juicio bēma”. La palabra Griega “bēma” significa “tribunal”. El Apóstol Pablo escribió:“Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal [bēma] de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo” (2ª Corintios 5:10).


Este no es el Juicio Final de los Muertos No Salvos, cuando los incrédulos sean juzgados por sus pecados y enviados al lago de fuego. Este es un juicio de Cristianos por lo que han hecho en la tierra. Es solo para los Cristianos, porque la Biblia dice: “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo” ( 1ª Corintios 3:11). Sin la fundación de Jesús, estás perdido yendo al Infierno. Pero si tienes a Jesús, serás juzgado por lo que hiciste por Él. La Biblia dice: “Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará” (I Corintios 3:12-13). Si un Cristiano edifica una vida de “oro, plata, piedras preciosas…recibirá recompensa” (1ª Corintios 3:12, 14). Pero si malgastas tu tiempo con “madera, heno, hojarasca” tu obra “se [quemará]” y no tendrás recompensa en Su Reino (I Corintios 3:15).


¿Qué recompensa dará Jesús, y por qué? Jesús no te ha olvidado. Si eres Su siervo fiel, te dará una posición alta en Su Reino. Él te dirá: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor” (Mateo 25:21, 23). A uno le dirá: “Tú también sé sobre cinco ciudades” (Lucas 19:19). A otro le dirá: “tendrás autoridad sobre diez ciudades” (Lucas 19:17). Los Cristianos fieles reinarán con Jesús sobre la tierra en Su Reino de mil años.


Los Cristianos serán recompensados por sus sufrimientos. La Biblia dice: “Si sufrimos, también reinaremos con él” (2ª Timoteo 2:12). A los que mueran por Jesús como mártires se les dará una recompensa. Jesús dijo:“Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida” (Apocalipsis 2:10).

Habrá recompensas para los Cristianos que ganan almas. La Biblia dice: “Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad” (Daniel 12:3). ¿Qué significa enseñar la justicia a alguien? ¡Bueno, ganar almas a Jesús!

Cuando vayas al Cielo para encontrar a Jesús, no importará qué tipo de carro tenías, o la cantidad de dinero que tenías, o cuántos viajes hiciste. ¡Pero importará si ganaste almas! ¡La única cosa que puedes llevar al Cielo contigo son las almas que ganaste para Jesús! ¡Ponte a trabajar con la obra de ganar almas!¡Trae tú mismo a las personas a escuchar el Evangelio! ¡Que Jesús te de la corona del ganador de almas!


Pero si no eres convertido, no estarás en este juicio. No quisiste confiar en Jesús, que murió para pagar por tu pecado. No quisiste confiar en Jesús, que dio Su Sangre para limpiar tu pecado. Así que serás dejado atrás en la tierra para sufrir el quemar, y el dolor y la sangre y la muerte en la Gran Tribulación. Cuando mueras, irás al Infierno. En el Juicio Final, serás lanzado al lago de fuego. Eso es lo que te sucederá a ti.


3)   
Tercero, lo que sucederá cuando Jesús venga a la tierra.

Primero, Jesús vendrá en el aire para llevarse a los Cristianos al Cielo con Él. Luego Él vendrá hasta la tierra con los Cristianos para establecer Su Reino. Jesús ascendió al Cielo desde el Monte de los Olivos, justo al este de la ciudad de Jerusalén. Mientras los Discípulos lo veían ascender, dos ángeles les dijeron:

“Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11).
Jesús subió del Monte de los Olivos y descenderá de la misma manera, físicamente, al Monte de los Olivos – y los Cristianos volverán con Él. La Biblia dice: “Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos…y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos (Zacarías 14:4-5).

En el arrebatamiento, Jesús vendrá en el aire, por los Cristianos. Después Él vendrá a la tierra, con los Cristianos. Estas son las dos partes de la Segunda Venida. Cuando Él venga a la tierra, Jesús establecerá Su Reino y reinará por mil años. La Biblia dice que los Cristianos “vivieron y reinaron con Cristo mil años” (Apocalipsis 20:4).


¡Pero si no eres convertido, nada de esto es para ti! Te lo perderás todo. ¿Qué te sucederá a ti? ¡Juicio, dolor, tormento, y fuego! Serás dejado atrás en el arrebatamiento. La ira de Dios será derramada sobre ti. Sufrirás dolor tras dolor durante la gran Tribulación. Cuando mueras serás echado al Infierno y serás “atormentado en…llamas” (Lucas 16:24). En el Ultimo Juicio, serás arrastrado afuera del Infierno, y serás forzado a oír tus pecados leídos de los libros de Dios. Luego serás “lanzado al lago de fuego” para padecer por siempre y para siempre (Apocalipsis 20:15).


¡Si no eres convertido, no habrá un arrebatamiento, ni recompensas, ni Cielo, ni Reino para ti! Rehusaste confiar en Jesús. No quisiste tener tu pecado perdonado por Su muerte. ¡No quisiste tener tu pecado limpiado por Su Sangre! Así que mismo debes sufrir por tu propio pecado. Para ti ya no habrá “más sacrificio por los pecados” (Hebreos 10:26), “sino una horrenda expectación de juicio” (Hebreos 10:27). ¡Juicio! ¡El fuego del Infierno! ¡Para ti, para ti, para ti! Oh, que no sea así. En el nombre de Jesús, Amén.


(Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados sin autorización)     
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  primero rapto? luego su venida ? Josuesuarez 83 24,405 28-04-2015, 04:38 PM
Último mensaje: Heriberto
  FIN DEL MUNDO: CRISTO REGRESA EN 2029, SEGUNDA VENIDA buscando respuestas 73 23,789 28-04-2015, 03:30 PM
Último mensaje: Heriberto
  la venida de Cristo guevara 6 3,610 26-02-2014, 12:13 PM
Último mensaje: Francisc0
  La Segunda Venida de Cristo. Nelson Domínguez Sobarzo 7 8,127 19-06-2013, 06:06 PM
Último mensaje: Willy

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)