Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
LA SANTIDAD DEL CREYENTE EN CRISTO.
#11
Hola Edison y hermanos.


Lo que percibo de tal versículo observando su contexto. “Santidad” en Heb. 12:14 parece resumirse tanto en la carne como lo espiritual. Por supuesto nunca podríamos llenar el requisito de santidad, pero con todo (y con ayuda del Espiritu) somos llamados a preocuparnos por ello. Y estoy de acuerdo con Heriberto a que la santidad “carnal” es con respecto al mundo que nos rodea y la “espiritual” es con respecto a la doctrina.

De ya, el que asi mismo se denomina un cristiano, pero da por poco este llamado vemos que según el texto el o ella es simplemente un profano que solo busca a Dios con el objetivo de bendiciones tal como Esaú:

Heb 12:17  Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas.

Esaú nunca apreció nada, el solo quizo heredar la bendición, ese era su verdadero enfoque y cuando se dio cuenta recien de su importancia la procuro con lagrimas.

En todo lo imperfecto que somos creo que hay principios sencillos de los cuales (siendo hijos genuinos) podemos fácilmente acatarlos (aunque claro, erraremos de cuando en cuando) pero esto alisa nuestra santidad, como dice un versículo antes:

Heb 12:13  y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado.

Para entenderlo mejor creo que es mas claro con algun ejemplo practico. Creo que la mayor parte de nosotros se entero de una noticia sobre una pareja cristiana en Estados Unidos. Ellos tienen un negocio de pasteles y tortas. Y ellos fueron amonestados por las leyes de ser discriminadores  porque se negaron hacer una torta de matrimonio a pedido para dos homosexuales. Uds saben que inclusive se deben poner los muñequitos representativos de la pareja nupcial (hombre, mujer) al tope de esta solo que esta vez los dos muñequitos serian hombres.

Ahora. Esto genera un montón de controversia aun entre hermanos cristianos porque todos dicen: “es un negocio”. Pero veamoslo bajo la lupa de estos versículos ¿Dónde estaría el cuidado de su santidad si ellos hubieran aceptado? ¿era algo difícil negarse a hacerlo? Claro que no. Creo que en estos casos es cuando se puede dilucidar mucho para saber quien es quien en el campo de batalla carnal o espiritual.
Sabemos también de “cristianos” que se congregan y todo pero tienen por ejemplo negocios de Bares o cosas por el estilo que simplemente no conjugan con el cristianismo. Y que de las iglesias carnales en que han metido todo el humanismo dentro.

Considero que solo los nacidos de nuevo en su mayor parte se preocupan de esto. Esto no nos hace santos el apartarnos o rechazar todo esto, pero el hacerlo demuestra actos de aprecio y de convicción en el Señor. Sin embargo un cristiano aun inmaduro o un simple religioso no le interesa esto en absoluto.

Willy
Responder
#12
Cita:Heriberto escribió en el mensaje 5, como ejemplo de contaminación espiritual:

"Recursos del yoga, por decir una de tantas cosas, son empleados por líderes que pretenden expulsar demonios a diestra y a siniestra, y las víctimas de esos procedimientos caen como moscas en el escenario..."

Interesante.

Puedes ampliar un poco más este engaño sobre la contaminación espiritual que algunos confunden con "poder espiritual" de un hombre "santo".
Responder
#13
Gracias Willy por tu ilustración sobre los principios del mundo que afectan la conciencia del cristiano.

Conozco igualmente el caso de la prostituta que habiendo "creído" miraba preocupada su reloj en el culto, porque tenía que irse a trabajar.

Igualmente el caso de una cadena de supermercados cuyos dueños son una familia de hermanos, algunos creyentes.

Y una vez se me acerco uno de ellos haciéndome notar que su hermano creyente con todo y ser creyente, recibía las ganancias de la venta de licores y cigarrillos en la repartición de utilidades.

Poco después, no se volvieron a ver estos artículos dentro del Supermercado.

Queda claro que los creyentes no debemos vender ningún artículo que atente contra la salud humana, mucho menos bebidas alcohólicas, pues escrito está que los borrachos no entran al reino de los cielos.

La santidad práctica se extiende no solamente a los negocios.

También tiene que ver con nuestra mente.

Cuando se nos exhorta a limpiarnos de toda contaminación de "carne" esta palabra (G4561) aparte de su significado físico, también denota la naturaleza humana de un hombre apartado de la influencia divina y por consiguiente, proclive a pecar y enemigo de Dios.

Este es el viejo hombre.

Efesios 4:22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está VICIADO conforme a los deseos engañosos,

A la luz de nuestro cuerpo como Templo del Espíritu Santo, este viejo hombre es un huésped indeseado que se niega a ser desalojado.

Causa mucho daño.

Es enemigo de la santidad del creyente.

Incentiva los deseos carnales.

Se cuela solapadamente en nuestros pensamientos para situarnos en el terreno de los impíos.

Cuántas veces el Espíritu Santo no nos ha hecho conscientes de su contaminación espiritual.

Un hermano en la fe, casado y en comunión, me comentaba que para llegar a su casa hay un atajo.

Y por la calle normal habita una joven atractiva...y pensaba irse deliberadamente por allí por sí la veía....cuando a su mente le llegó la expresión "esto es contaminación de la carne"...entonces tomó el atajo y llegó a su casa sin problemas.

Pásala bien y sigamos adelante con el tema que se nota bien importante por sus múltiples aplicaciones.
Responder
#14
Hola hermanos.

Vamos a ver el texto en su contexto:

Hebreos 12:12 Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; 13 y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado.
14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;16 no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.


Siempre que miro versículos que están en modo imperativo debemos verlas como suplicas u ordenanzas que son pedidas a personas que son capaces de realizar. Así como no le puedo pedir a un gato que vuele, tampoco le puedo pedir a un inconverso, que viva la santidad, sin la conversión interior del corazón.

El Señor Jesucristo llamaba "tumbas blanqueadas" a los líderes religiosos de su época, porque externametnte seguían la ley, pero su corazón lo describía como "lleno de huesos", implicando su separación espiritual de Dios o muerte espiritual y que dicho sea de pasada, eran sus más fuertes opositores, contrastantemente contradictor en realción a que ellos se penaban ser de Dios y estar en la verdad.

El Señor Jesucristo aconsejaba que hicieran lo que ellos les decían, pero que no hicieran como ellos, que dicen pero no hacen. Por lo que es precisamente la definición más clara y evidente de la conversión es ser un árbol que da buen fruto, porque nunca un mal árbol da buen fruto. Al final, los que perceveran en la verdad y el amor que el Señor nos pide, son hijos de Dios. Los inconstantes, saldrán de nosotros, porque nunca lo fueron o quedarán como cizaña hasta que sean separados en su momento.

Aunque nacidos de nuevo, tenemos el poder de decidir y hacer lo justo o bien negarnos a hacerlo, sino fuese así ¿a qué la instrucción de autor de Hebreos?

La pregunta sería. ¿Con qué intención hago lo justo? ¿Para agradar a los demas y me vean? ¿Me motiva el amor a Dios y a los hermanos y eso produce nturalmente santidad?

"Amar", "perdonar" cuando se conjugan en modo imperativo, y en la aplicación del texto a mi vida, son instrucciones amorosas de nuestro Padre celestial que nos pide hacerlo y con todas las limitaciones que nuestra carne suponga, es algo que debe darse de manera natural en un hijo de Dios que de contínuo busca agradar a su Padre celestial, sencillamente porque lo ama. Es más, si lo que buscas es amar a Dios, vas a andar en santidad sin la cual nadie verá a Dios.

No basta que yo tenga paz con todos, si yo quiero ver a Dios, debo seguir también la santidad práctica la cual no es concebible hacerla sin la santidad imputada de Cristo, por el mismísimo Espíritu Santo que mora en mí como una nueva criatura.

Indudablemente implica una decisión de hacerlo por la motivación del amor a Dios y aunque Romanos 7, como bien nos compartía Heriberto, nos estorba, debemos perceverar que es una inegable evidencia de salvación en todo hijo de Dios verdadero, porque tenemos la esperanza de que Dios terminará la obra que comensó un día en nosotros.

Filipenses 1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

Tiene que ver también con esto:

Gálatas 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.
18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.

¿Qué significa "ver a Dios", para lo cual es necesaria la santidad?

Puede interpretarse sin ningún problema que sea por imputación y práctica, pero también cuando yo vivo en santidad, los rasgos característicos de Cristo, se veran en mi carácter y en ello también se ve a Dios.

La obra de Dios en este plano de realidad es conformarnos a la imagen de su Hijo Jesucristo y Su obra será terminada cuando estemos cara a cara con Él.

Santiago 1:22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
Santitago 2:14  Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?

15 Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,
16 y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?
17 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.
18  Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.
Responder
#15
Caminito escribió:
Cita:¿Qué significa "ver a Dios", para lo cual es necesaria la santidad?

Puede interpretarse sin ningún problema que sea por imputación y práctica, pero también cuando yo vivo en santidad, los rasgos característicos de Cristo, se veran en mi carácter y en ello también se ve a Dios.

La obra de Dios en este plano de realidad es conformarnos a la imagen de su Hijo Jesucristo y Su obra será terminada cuando estemos cara a cara con Él.

1. Por imputación y práctica.
Ambas ambas van de la mano...no se trata de la sola santidad imputada.
Estamos de acuerdo.
2. La Santidad refleja el carácter en el creyente.
También estamos de acuerdo.
Excelente aporte Caminito.
Edifica, instruye...un aporte sin desperdicio.
Responder
#16
Las palabras de un apóstol:

Flp 1:20 conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte.

"DE QUE EN NADA SERÉ AVERGONZADO"

Precioso testimonio.

Ojalá que nosotros pudiéramos hablar así.

A los Tesalonicenses les dice:

1Ts 5:22 Absteneos de toda especie de mal.
1Ts 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

De dónde se desprende nuestra responsabilidad, la cual exige una voluntad poderosa para hacer lo que agrada al Señor.
Y una vez hecho esto, la santificación completa viene de Dios.

El apóstol Pedro dice:

1Pe 1:14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;
1Pe 1:15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;
1Pe 1:16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.

"EN TODA VUESTRA MANERA DE VIVIR"

Aquí hay uno de los puntos más claros.

No se trata de vivir una vida santa a los ojos de los hermanos y de los vecinos, o de nuestros compañeros de trabajo.

Sino en "toda nuestra manera de vivir", este "toda" no deja lugar para reservarnos nada.

Así sea en la asamblea, en el trabajo, en la casa...en toda nuestra privacidad...debemos ser santos porque el Señor es Santo y nosotros somos  Su Templo.

Pasando revista a nuestras actividades diarias, a la luz de este pasaje, podemos corregir lo deficiente.
Responder
#17
Gracias, Caminito y Edison, por tan acertadas conclusiones!
Que el Señor les siga dando sabiduría para la edificación del pueblo de Dios.

Abrazos fraternales!
Heriberto
Responder
#18
El carácter de Cristo en nosotros es la mejor evidencia de nuestra santidad práctica.

Himno - Las Pisadas Del Maestro

Quiero seguir las pisadas del Maestro;
Quiero ir en pos de mi Rey y Señor;
Y modelando por él mi carácter,
Canto con gozo a mi Redentor.

CORO
¡Qué hermoso es seguir las pisadas del Maestro!
Siempre en la luz, cerca de Jesús;
¡Que hermoso es seguir las pisadas del Maestro!
En su santa luz.

Ando más cerca de él que me guía
Cuando el maligno me quiere tentar;
Siempre confiando en Cristo, mi fuerte,
Debo con gozo su nombre ensalzar,

Sigo sus pasos de tierno cariño,
Misericordia, amor y lealtad;
Viendo hacia él por el don de la gracia,
Voy al descanso, gloriosa ciudad.

Quiero seguir las pisadas del Maestro;
Siempre hacia arriba con él quiero andar,
Viendo a mi Rey en gloriosa hermosura
Con él en gloria podré descansar.
Responder
#19
Amén.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)