Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Accidente aéreo
#11
Hola Ramón:
Ten la tranquilidad de que no te estaba cuestionando cuando escribí mi respuesta, y entendí tu inquietud.
Pero es que, como afirmé antes, este tema es muy complejo y tiene connotaciones que, al menos yo, no manejo.
He leído que tres de los sobrevivientes del accidente, incluida la azafata Ximena, que ya fue dada de alta, son cristianos. Es evidente que Dios no estuvo ausente, pese a las conjeturas de innumerables personajes que han escrito en los periódicos todo tipo de versiones, Un diario hasta dio cuenta de que el avión fue víctima de un rito masónico, que no vale la pena pormenorizar, y que por eso se estrelló. Seríamos ingenuos si nos dejáramos llevar por todo lo que se habla por ahí, pero no lo somos tanto cuando se quiere cargar toda la culpa sobre el piloto, cuando sin duda hubo responsabilidades compartidas por todo tipo de funcionarios que faltaron a su deber.
Ahora, con el hecho consumado y el piloto muerto, cada uno tratará se salvar su propio pellejo.

No obstante, me remito a citar lo que está escrito  (por vía de aplicación práctica pero sin pretender ignorar el contexto inmediato de esta Escritura):   
 
Lam 3:37  ¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó?

Lam 3:39  ¿Por qué se lamenta el hombre viviente? Laméntese el hombre en su pecado.
Lam 3:40  Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos a Jehová;
Lam 3:41  Levantemos nuestros corazones y manos a Dios en los cielos;
 
 Esto significa que toda criatura humana debe estar preparada para enfrentar la muerte en cualquier instante, sea en un avión o cómodamente sentada en un sillón de su casa. El tiempo de vida para las víctimas de la catástrofe aérea llegó a su fin. Las personas que estaban preparadas, es decir, quienes antes  habían recibido por fe al Señor Jesucristo como Salvador y Señor, ya están con Él.  Algunas fueron maravillosamente preservadas con vida, en el propósito de Dios para que siguieran sirviéndole por un tiempo más en este mundo, como las que hemos citado, pero otras, lamentablemente, ignoraron a Dios,  y ya no tienen oportunidad de ser salvos en ningún sentido.
La sangre del Señor Jesucristo nos limpia de todo pecado, pero ya no será eficaz para los que en su vida terrenal rechazaron la Gracia de Dios.
El cielo es una realidad, y el infierno también. Qué bueno sería tener la certeza de que los pasajeros del avión siniestrado hayan estado preparados, y hoy estén con Cristo, que es muchísimo mejor.

Un abrazo, mi hermano!
Heriberto
Responder
#12
Estimado Heriberto:
Entiendo lo que comentas nada escapa a los planes de Dios, me recuerda una historia que decía Jesús, leemos:

13  En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.

2 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?

3 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?

5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

Aquí Jesús, tal y como lo mencionas, enfatiza el problema de la muerte sin estar preparados con el respectivo arrepentimiento y efectivamente sus caminos y decisiones son más altas que lo que imaginamos ciertamente el pecador tendrá que responder ante su propio pecado, pero vuelvo a la pregunta y la reestructuro, la escritura señala algo acerca de como demandara de la mano de una persona la sangre de otra?, quedará en un regaño, pérdida de recompensas, ser de bajo nivel en el reino, que crees que sea?

Ing. Ramón Lozano Cervantes
Responder
#13
Hola Ramón:

Justo estaba compartiendo con un hermano, en privado, la inquietud de si Dios demandará al piloto la sangre de las víctimas del accidente aéreo.
Ahora bien ¿es propio aplicar a la Iglesia el pasaje de Ezequiel?
¿El Señor demandando esa  sangre a sus propios hijos redimidos por Su sangre derramada en la cruz?  Si esto fuera así,  estaríamos en la misma situación que el piloto de marras, pues muchas veces somos indiferentes al viaje por la vida de las personas que nos rodean , y la muerte puede sorprenderlos sin antes haberles hablado del Evangelio ni del camino que los pudo llevar sanos y salvos a buen destino. 

Aquí no está en juego la salvación de los creyentes, pero cuánta pérdida podríamos sufrir por no cumplir a conciencia la gran comisión. Es difícil responder a tu pregunta, pero no es menos cierto que debemos servir al Señor por amor, y no por miedo de perdernos algo… 

Quizás, como el piloto del avión se enredó, sin preverlo, en la maraña mafiosa que actuaba detrás de los que lo habían seducido en función de su talento para volar y sus cualidades, así nosotros también podemos caer en lo mismo, pues escrito está:  “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.” (2ª Ti 2:4)  Los negocios no son malos en sí mismos, pero enredarse en ellos es otra cosa.  
 
Y aún cuántas veces hay siervos de Dios que en función de su sostén económico ignoran sus propias convicciones doctrinales y se someten a la enseñanza oficial de alguna denominación que los contrata, a sabiendas ellos de que está errada.  ¿Qué diferencia hay entre ellos, orientando mal a sus discípulos, por dinero, y el piloto del avión tan objetado?  Solo trato de ser objetivo, pero de ningún modo pretendo arrogarme el juzgar a nadie.  Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.”   (2ª Co. 5:10)      

Un abrazo querido hermano! 
Heriberto
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)