Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
LA EXCOMUNIÓN
#1
Apreciados Hermanos en Cristo.

¿La inasistencia prolongada es causa de excomunión de la asamblea?

Otro caso.

Una hermana tiene el feliz suceso que su esposo creyó al Señor pero se reúne en otra congregación de orientación Pentecostal...y ella abiertamente declara que debe estar a lado de su Esposo...

¿Es esto causa de excomunión?

Esperando vuestra ayuda...

Edison
Responder
#2
Saludos Edison:
Excomunión te refieres a que ya no la dejen entrar en el lugar físico donde se reunen ustedes?
Ing. Ramón Lozano Cervantes
Responder
#3
(18-07-2016, 12:05 PM)Ing. Ramón Lozano Cervantes escribió: Saludos Edison:
Excomunión te refieres a que ya no la dejen entrar en el lugar físico donde se reunen ustedes?
Ing. Ramón Lozano Cervantes

No exactamente Ramón.

Hay libertad para entrar al lugar físico.

La prohibición está relacionado con los privilegios que gozan los hermanos en comunión que participan de la Cena del Señor y de los demás cultos regulares.
Responder
#4
(18-07-2016, 06:20 AM)Edison escribió: Apreciados Hermanos en Cristo.

¿La inasistencia prolongada es causa de excomunión de la asamblea?

Otro caso.

Una hermana tiene el feliz suceso que su esposo creyó al Señor pero se reúne en otra congregación de orientación Pentecostal...y ella abiertamente declara que debe estar a lado de su Esposo...

¿Es esto causa de excomunión?

Esperando vuestra ayuda...

Edison

Hola Edison:

Respecto de la primera pregunta, lo primero que la iglesia debería considerar es la causa de la inasistencia y sus connotaciones. En principio, nadie debería ausentarse sin razón de forma prolongada, pero no pueden tomarse medidas discriplinarias contra alguien que por sus condiciones no puede congregarse con asiduidad.
Por ejemplo, en la región donde yo vivo suelen darse algunos problemas de distancia. Recuerdo casos de familias que vivían a 80 Km. de la ciudad, y se congregaban fielmente los domingos, cuando podían...   Pero cuando los inviernos eran muy severos y la nieve bloqueaba los caminos, a nadie se le hubiera ocurrido reclamarle asiduidad a tales hermanos en semejantes circunstancias. También se dan casos de personas mayores, y con problemas de salud, que sufren por el frío y se resguardan, como decimos aquí, en sus "cuarteles de invierno".  

Conozco iglesias denominacionales que simplemente aplican sus reglamentos..  A quien falta 3 veces seguidas a la Cena del Señor, que realizan una vez por mes, directamente lo excluyen. Obviamente que es un procedimiento nacido en la mente natural de los hombres, sin fundamento escritural alguno, para manipular a los miembros. 

Las Escrituras nos mandan a "no dejar de congregarnos, como algunos tienen por costumbre". Y será cada ¡glesia local, de acuerdo a las condiciones de cada lugar, la que deberá considerar los motivos de cualquier ausencia, y proceder en consecuencia.

De paso, una vez leí un testimonio de un hermano que se gozaba porque su iglesia tenía muchas bendiciones. Su interlocutor le preguntó: ¿Por qué lo dice? ¿Se han agregado muchas personas a la iglesia? --No, no es por las que se agregaron. Es por las que se fueron!   

Bien, solo es una anécdota, pero de lo que se trata es ver las cosas desde distintos puntos de vista...

Un abrazo,
Heriberto
Responder
#5
Bueno, veamos que podemos aprender a la luz de estos pasajes:

Jua 21:20  Volviéndose Pedro, vio que les seguía el discípulo a quien amaba Jesús, el mismo que en la cena se había recostado al lado de él, y le había dicho: Señor, ¿quién es el que te ha de entregar?
Jua 21:21  Cuando Pedro le vio, dijo a Jesús: Señor, ¿y qué de éste?
Jua 21:22  Jesús le dijo: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti? Sígueme tú.
Jua 21:23  Este dicho se extendió entonces entre los hermanos, que aquel discípulo no moriría. Pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: Si quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti?

Flp 1:15  Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. 
Flp 1:16  Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; 
Flp 1:17  pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio. 
Flp 1:18  ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristo es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún. 

Juicios de excomunión por inasistencia...cuando la asamblea no está en peligro de doctrinas erróneas o pecados abiertamente conocidos...y sobre todo a un par de hermanas inofensivas...me parece apresurado...

Tengo el caso de la esposa de un hermano en comunión...duró varios años sin asistir...se había ido brava...pero jamás se excomulgó por cuanto su esposo permaneció fiel...

Hoy en día está asistiendo y aún no ha sido reinsertada en el redil al que abandonó...pero lo será si persiste y pide la comunión...que es algo completamente voluntario.

1Pe_5:3  no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey


1Ti 3:6  no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. 

El ejemplo más contundente de la actitud mostrada a la inasistencia deliberada o accidental o fortuita lo tenemos aquí:

Luc 15:4  ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? 
Luc 15:5  Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; 
Luc 15:6  y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido. 
Luc 15:7  Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento. 

Al cura párroco hay que mandarlo a llamar para que asista a un feligrés con los santos olios...porque no conoce sus ovejas.

Y creo que hay que pagarle.

El Pastor que tiene este don ....conoce sus ovejas...y sus ovejas le siguen...
Responder
#6
Edison: Sobre el segundo caso escribiste:

Una hermana tiene el feliz suceso que su esposo creyó al Señor pero se reúne en otra congregación de orientación Pentecostal...y ella abiertamente declara que debe estar a lado de su Esposo...


¿Es esto causa de excomunión?

Bien, en principio no debiera serlo. La esposa, idealmente, debe acompañar a su esposo si realmente éste ha nacido de nuevo.  Pero, otra vez, es la iglesia local la que debe considerar la verdadera situación en vista de las circunstancias que rodean el caso. Aún si la decisión de la hermana a la postre le resultara negativa, siempre podrá regresar a la iglesia de donde salió sin ningún tipo de "represalias", en tanto que no se haya desviiado de la fe. 

Mira, algunos llevan ciertas situaciones hasta los extremos. Conocí a un fiel anciano, que, empero, era muy celoso con los demás hermanos en cuanto a su lealtad a la iglesia, Eso estaba bien, pero en una oportunidad uno de los jovenes  por compromiso, debió asistir a otra reunión que tendría lugar en una iglesia bautista. Cuando el joven le comunicó al anciano su intención de ausentarse "una vez" de la reunión de predicación, para asistir a la otra iglesia, fue duramente reprendido y amenazado con ser excomunicado por su atrevimiento. De ningún modo descalifico a ese anciano. Quizás él conocía otras circunstancias, pero, al menos en general, los extremismos no conducen a la edificación de la iglesia. Me refiero puntualmente a los extremismos, sin aprobar tampoco la liberalidad mal entendida.  

Con todo, la disciplina en la iglesia nunca es una sanción penal, como algunos suponen, sino que debe ser administrada para procurar la restauración del hermano en falta.  Otra vez, hay quienes llevan todo a los extremos, y prolongan indefinidamente la restauración, a pesar de que tienen pruebas suficientes de verdadero arrepentimiento y regreso al Camino del hermano en disciplina.  Como alguna vez comenté, hay manuales denominacionales que gradúan las "penas" de acuerdo con la gravedad de las faltas, imponiendo plazos determinados que el pecador deberá cumplir antes de volver a la comunión de la iglesia.  Aún mucho peor son los grupos sabatistas que exigen una nueva conversión y un nuevo bautismo para los caídos, por lo que están constantemente celebrando repetidos bautismos.  Pero, bueno, lo menciono como mal ejemplo, aunque lo que nos importa son las iglesias cristianas y no los grupos religiosos y sectarios.  

Por último, es necesario recordar que un hermano es simpre un hermano, y aunque cometa faltas y reciba disciplina, la Escritura declara: "Mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano." (2ª Ts 3:15)

Saludos fraternales para todos!
Heriberto
Responder
#7
Estimados:
La disciplina en la iglesia sería en caso de pecado y para ello existen parámetros que se deben de aplicar, pero el dejar de congregarse no veo alguna medida punitiva en la escritura.
Por ejemplo en el área de enseñanza en mi experiencia, he tenido hermanos que se ''alimentan'' en una congregación, pero dan su apoyo económico y dones de servicio en otra, a lo que he tenido que aplicar la siguiente situación, les he dicho, usted come en el ''Sanborns'' y paga en el ''Toks'', creo que tenemos que guardar un orden.
Bajo ninguna circunstancia la iglesia es un club en el cual se tiene una membresía la cual si no es pagada en tiempo expira.
En el caso de la hermana que se menciona como objeto de estudio, ella ha decidido tener una cobertura en conjunto con su marido con alguna autoridad de la iglesia pentecostal, por ende el que tendrá que dar cuentas delante de Dios de su comportamiento será el pastor de la iglesia pentecostal, como esta escrito,
17 Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso. (Heb 13)
Considero que si simplemente la hermana se fue sin decir nada y no guardar las forma de orden de la congregación, entonces cuando ella regrese se le debe de explicar que no es correcto el estar como ''pulga'' brincando de congregación en congregación.
Espero no confundirlos.
Saludos
Ing. Ramón Lozano Cervantes
Responder
#8
Cita:por ende el que tendrá que dar cuentas delante de Dios de su comportamiento será el pastor de la iglesia pentecostal, como esta escrito,

Gracias Heriberto por tu aporte, en cuanto a Ramón he visto que con esta afirmación la responsabilidad recae sobre el pastor de turno.

¿Hay algún apoyo bíblico para estar cambiando de asamblea y de pastor?
Responder
#9
Hola Edison.

En cuanto a estar cambiando de asamblea y de pastor creo que los siguientes versiculos nos dan algo de luz:

"Rom 16:17 Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.
Rom 16:18 Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos."

Un abrazo.
Willy
Responder
#10
(18-07-2016, 09:51 PM)Willy escribió: Hola Edison.

En cuanto a estar cambiando de asamblea y de pastor creo que los siguientes versiculos nos dan algo de luz:

"Rom 16:17  Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.
Rom 16:18  Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos."

Un abrazo.
Willy

Bastante luz.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)