Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
LA EXCOMUNIÓN
#41
Hermano Heriberto, los que anhelan Obispado, caen en la misma categoría de aquellos que anhelan cargos públicos y luchan por conseguirlo.

Los resultados saltan a la vista, no es igual un Diótrefes, que solo busca el primer lugar y se obedecido en la asamblea, a un Tito que desde la niñez había conocido las Sagradas Escrituras.

O un Juan, aquel discípulo que se le recostaba en el pecho al Señor.

Y que en sus cartas uno nota la ternura de Cristo..."Hijitos míos"...

Hay que tener cuidado con los que anhelan obispado...pues estos son intereses personales...que cuando se canalizan para agradar a Cristo...la asamblea resulta bendecida y el Señor glorificado...

Pero no en todos hay este mismo sentir.
Responder
#42
De acuerdo, Edison.  Pero en todo caso, si alguien posee las cualidades necesarias, éstas son siempre el fruto del Espíritu, por lo que concluimos en que es el mismo Espíritu quien lo capacita y lo pone en el oficio, con todo lo que implica. (edad madura, y madurez espiritual, --ambos requisitos indispensables, por lo cual la mocedad queda excluida--)       

Un abrazo!
Heriberto
Responder
#43
(15-05-2017, 12:46 PM)Heriberto escribió: De acuerdo, Edison.  Pero en todo caso, si alguien posee las cualidades necesarias, éstas son siempre el fruto del Espíritu, por lo que concluimos en que es el mismo Espíritu quien lo capacita y lo pone en el oficio, con todo lo que implica. (edad madura, y madurez espiritual, --ambos requisitos indispensables, por lo cual la mocedad queda excluida--)       

Un abrazo!
Heriberto

El peor desastre en una asamblea bajo la gracia son los lideres como Moisés bajo la ley.

Ellos se creen que están al frente de una asamblea donde cualquier murmuración es castigada con lepra o la tierra se abre y se traga a los rebeldes.
Responder
#44
Claro, Edison, y los tales avasallan el orden de Dios y se inslalan a codazos sobre la asamblea, no precisamente puestos por el Espíritu Santo.

No obstante, no corresponde armarse de un garrote, pues escrito está: "Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es" (1ª Co 3:17)  Solo nos toca encomendar la causa al que juzga justamente  (1ª Pedro 2:23) y dejarla en Sus manos.

Por otra parte, ante la delicada situación que atraviesa tu país, deseamos que el Señor fortalezca a todos los hermanos en Cristo allí, incluido tú y los tuyos, y oramos en consecuencia.

Saludos fraternales. 
Heriberto
Responder
#45
(15-05-2017, 08:08 PM)Heriberto escribió: Claro, Edison, y los tales avasallan el orden de Dios y se inslalan a codazos sobre la asamblea, no precisamente puestos por el Espíritu Santo.

No obstante, no corresponde armarse de un garrote, pues escrito está: "Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es" (1ª Co 3:17)  Solo nos toca encomendar la causa al que juzga justamente  (1ª Pedro 2:23) y dejarla en Sus manos.

Por otra parte, ante la delicada situación que atraviesa tu país, deseamos que el Señor fortalezca a todos los hermanos en Cristo allí, incluido tú y los tuyos, y oramos en consecuencia.

Saludos fraternales. 
Heriberto

Gracias querido Hermano, ojalá el Señor abra su oído misericordioso a las oraciones de su pueblo.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)