Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Interpretación de los textos bíblicos y su historiografía.
#1
Saludos a todos. En este espacio quiero reflexionar un poco sobre lo que Willy ha escrito en el mensaje anterior. Este me pareció interesantísimo, para mi como estudiante de Historia más aún, si a eso le sumamos que estudio desde hace tiempo la historiografía de la Biblia se darán cuenta de la importancia e interés que encontré en él.
Lo primero que quiero aclarar que mi posición en este tema no discute ni cuestiona ninguna religión, sea cual sea, pues soy muy respetuoso de las creencias y la FE  de cada persona y su interpretación de los Textos Sagrados. Soy un estudioso por vocación de estos textos, pero en su contexto histórico, arqueológico, antropológico, geomorfológico y filosófico de los mismos. El aspecto religioso lo dejo para los teólogos, y aquellos que predican su fe. Por lo tanto comienzo a analizar el tema en si mismo entrando en los antecedentes históricos que tenemos documentados en fuentes escritas de cuales aún tenemos originales, y son las tablillas escritas en forma cuneiforme de las primeras civilizaciones mesopotámicas, sumerios, acadios, amorreos, babilónicos. En este período  que transcurre sincrónicamente con algunos de los textos bíblicos, de religión politeísta, en sus textos sagrados, ya figuran narraciones que después vamos a reconocer en la Biblia. Por ejemplo el Enuma Elish, que cuenta con un texto muy parecido  al Génesis bíblico, ( Las siete tablas de la épica de  la creación), traducidas en el año 1902 en Londres por L.W.King y exhibidas actualmente en  el museo de la misma ciudad. Su narración cuenta que el dios Enki, dios superior a  todos los dioses del panteón politeísta de esa época, sostiene una lucha titánica con la diosa Tiamat, diosa del agua y al vencerla con sus restos crea la tierra y los cielos. Una relato adaptado obviamente a la religión politeísta, mucho más antiguo, casi dos mil años anterior al Génesis. También existen relatos  muy similares a Caín y Abel, la Torre de Babel, y vamos a encontrar en otro texto llamado la Epopeya de Gilgamesh, este texto surge en forma de tradición oral y es mandado transcribir y traducir por el Rey Asurbanipal de la cuidad mesopotámica de Nínive, cerca de Ur, cuidad de donde la tradición dice es originario Abraham. Actualmente su figura se encuentra en el Museo del Louvre, en París. Y las tablillas están en el Museo Británico.  Entre otros relatos encontramos el del diluvio universal, otro antecedente escrito muchos siglos antes que se comenzara a transcribir los textos sagrados que provenían de diversas versiones también divulgadas a través de la tradición oral, por las tribus de pastores nómades, que por cierto eran originalmente de religión politeísta. Que conclusión podemos sacar de estos datos, a los cuales podemos seguir agregando más ejemplos de otros antecedentes similares encontrados en otros libros de la Biblia, hecho que no haremos hoy para no extendernos demasiado y llegar así al punto al que queremos arribar. Pero volvamos a la conclusión inicial, es evidente que la influencia de las religiones antiguas en los textos bíblicos es extremadamente notoria. Estos relatos confluyen en casi todas las religiones antiguas, no nos olvidemos de la religión egipcia que también cuenta con narraciones similares adaptadas a su cosmogonía. Así mismo las religiones más recientes en su aparición las tienen, y no tienen relación alguna con la Biblia, ejemplo Bhamanismo hinduista, o budista. El hombre es un ser religioso por naturaleza, sus inquietudes y su curiosidad por entender aquello que no comprendía necesitaba una explicación. Tengamos en cuenta el contexto y momento histórico en que estos textos fueron escritos, las necesidades eran otras, el conocimiento de las ciencias era escaso, y tenemos que sumarle a esto la existencia de las supersticiones, mitos, leyendas y la propia brujería. Los escribas intentaban llevar la religión a un ambiente hostil a la misma. por eso se buscaba tener coherencia en los relatos. La influencia entre las religiones era  totalmente inevitable. A todo esto debemos sumarle, como menciona Willy, no tenemos ningún texto original, todo lo que tenemos son  papiros escritos  muchos siglos posteriores a los primeros. ¿Cuánto de sus propias interpretaciones puede haber en las transcripciones hechas a lo largo de tanto tiempo?. No hay dudas que el texto fue cambiando con cada transcripción, a lo que debemos agregarle las diferentes traducciones, tengamos en cuenta que entre las propias traducciones al español encontramos diferencias, que podemos esperar de hechas de lenguas antiguas. Recordemos además que cada autor de los textos no era consciente que estaba que estaba escribiendo lo que a la postre iba el libro más importante de gran parte de la humanidad y la influencia que iba a tener en el desarrollo de la misma. Como vemos no es fácil analizar todos los factores historiográficos que conforman los documentos y fuentes históricas que nos permitan llegar a certezas, como muchas cosas en la historia, los investigadores solo pueden inferir los probables hechos acaecidos. En este texto he tratado de resumir de una manera simple y en un lenguaje coloquial varios datos significativos para que los compañeros de foro que lo lean saquen sus propias conclusiones. Vuelvo a repetir muy lejos está en mi intención negar la existencia de Dios, ni la inspiración Divina en los textos sagrados. La interpretación y la fe en los mismos es personal, no trato de influir en la misma. Que no se mal se interprete, mi  interés es mostrar a través de la historia los hechos de la escritura de la Biblia que los historiadores han podido ir documentando para conocer mejor la historia del origen terrenal de los Textos Sagrados. 

UN FUERTE ABRAZO PARA TODOS, CUALQUIER CONSULTA O COMENTARIO SERÁ BIENVENIDO.

jORGE iGNACIO.
Responder
#2
Hola jorgeignacio:

Por favor, lee lo siguiente;

"y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría,  sino con demostración del Espíritu y de poder,
para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios." 
(1ª Co 2:4/5)

"Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios,  porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente."
  (1ª Co 2:14)  

En principio nadie puede "interpretar" los textos bíblicos sobre la base de la sabiduría humana. Indefectiblemente necesitas el discernimiento espiritual que procede de Dios a través del Espíritu Santo. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y eso hace la diferencia entre La Biblia y otros relatos históricos de cualquier tiempo y cultura.  

Pero antes de debatir sobre estas cuestiones, nos gustaría que nos digas cuál es tu posición personal. ¿Eres cristiano? Es decir, ¿Te has arrepentido de tus abominables pecados? ¿Por la gracia de Dios has creído por fe en el Señor Jesucristo para salvación? ¿Eres un hijo de Dios o un hijo del diablo?  Si acaso no tienes claro eso, para ti nada podrá ser claro, y más que intercambiar opiniones, debemos señalarte todo el Consejo de Dios para que, si tuvieras que morir hoy, sepas en qué lugar vas a pasar la eternidad que tienes por delante.

La Verdad de Dios no está donde la estás buscando, por más que leas los razonamientos de la literatura secular.
El Evangelio es Poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, no para el que rebusca en el basurero de este mundo para tener evidencias de una fe que es don de Dios. 

Espero respuestas sinceras a los interrogantes que te planteo.

Dios te bendiga!

Heriberto
Responder
#3
Sólo una breve reflexión para considerar:

La historia sagrada, y la historia secular no son lo mismo. Un investigador dijo: "La historia divina nunca es simplemente historia, nunca es meramente un relato de hechos pasados". Esto quiere decir que hay grandes verdades espirituales expresadas en la historia sagrada que sólo pueden ser vistas con los ojos de la fe. El Espíritu Santo debe enseñarnos el propósito divino al registrar la historia espiritual.

De nada sirve llenar la cabeza si acaso el corazón queda vacío. 

Heriberto
Responder
#4
Jorge termina su comentario con:

"UN FUERTE ABRAZO PARA TODOS, CUALQUIER CONSULTA O COMENTARIO SERÁ BIENVENIDO."

Pero una simple pregunta que le hace Heriberto no le responde siendo que ya lo leyó.

Creo que hay varias cosas que consultarle con respecto a su escrito pero esperemos sus respuestas a Heriberto que es de interes de todos.

Esperamos Jorge.

Willy
Responder
#5
Estimado Willy no he contestado aún a Heriberto por no encontrarme en mi domicilio y no tener mi laptop conmigo. Es cierto he leído las preguntas de Heriberto en  el celular, y por lo menos a mi me cuesta escribir en él, por lo tanto luego de responderte lo haré a él, ya que en realidad me ha hecho una muy incisiva  pregunta y luego envió un interesante texto para reflexionar sobre el mismo en un segundo mensaje. En cuanto a tus interrogantes las espero con ansiedad, en unos minutos ya tendrás mi respuesta a Heriberto.
Responder
#6
(11-11-2015, 02:57 PM)Heriberto escribió: Hola jorgeignacio:

Por favor, lee lo siguiente;

"y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría,  sino con demostración del Espíritu y de poder,
para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios." 
(1ª Co 2:4/5)

"Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios,  porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente."
  (1ª Co 2:14)  

En principio nadie puede "interpretar" los textos bíblicos sobre la base de la sabiduría humana. Indefectiblemente necesitas el discernimiento espiritual que procede de Dios a través del Espíritu Santo. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y eso hace la diferencia entre La Biblia y otros relatos históricos de cualquier tiempo y cultura.  

Pero antes de debatir sobre estas cuestiones, nos gustaría que nos digas cuál es tu posición personal. ¿Eres cristiano? Es decir, ¿Te has arrepentido de tus abominables pecados? ¿Por la gracia de Dios has creído por fe en el Señor Jesucristo para salvación? ¿Eres un hijo de Dios o un hijo del diablo?  Si acaso no tienes claro eso, para ti nada podrá ser claro, y más que intercambiar opiniones, debemos señalarte todo el Consejo de Dios para que, si tuvieras que morir hoy, sepas en qué lugar vas a pasar la eternidad que tienes por delante.

La Verdad de Dios no está donde la estás buscando, por más que leas los razonamientos de la literatura secular.
El Evangelio es Poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, no para el que rebusca en el basurero de este mundo para tener evidencias de una fe que es don de Dios. 

Espero respuestas sinceras a los interrogantes que te planteo.

Dios te bendiga!

Heriberto
Hola Heriberto, lamento no haber podido contestar antes, mis obligaciones personales me lo impidieron, pero nunca es tarde cuando las intenciones son buenas. Y es mi intención responder tus interrogantes de la mejor manera posible, en la medida de mi forma de ver, sentir y entender las mismas. Así que primero comencemos con algunas consideraciones previas: A) Soy hijo de mi madre y mi padre,( no del diablo), dos personas ya fallecidas que fueron activos miembros de la Iglesia Católica Apostólica Romana, cuya fe estaba por encima de toda prueba. Mi padre fue un servidor incansable en la parroquia a la que pertenecía, participando de muchas actividades de ayuda a la comunidad más necesitada. Mi madre antes de casarse estuvo internada en un convento de monjas domínicas poniendo a prueba su vocación de servicio. He sido bautizado, hice la catequesis, tomé la primera comunión y luego fui confirmado, además de asistir a un colegio católico de los Hermanos Maristas. Pero ocurrió que mi fe nunca llegó a superar mis dudas sobre la religión en la cual fui educado, tema de constante intercambio de ideas con el Padre Ignacio, en homenaje a quien llevo mi segundo nombre puesto por mi familia. Y además con muchos de mis profesores no llegando nunca a un pleno entendimiento con los mismos. También a través de mi padre, historiador y periodista, además de su actividad en la iglesia, tuve la posibilidad de conversar con las autoridades de la Arquidiiócesis  de mi ciudad. Cuando llegó el día de mi casamiento, mi señora y yo lo hicimos por Iglesia, pero debo aclarar que esta decisión fue para dar la satisfacción a ambas familias que por convicción propia. Resumiendo para no extenderme demás, mi relación con la religión propiamente fue más por tradición familiar, que por un sentimiento natural de fe. No concurro a misa, no me confieso y no comulgo ¿Ello significa que soy hijo del diablo?.  Considero que no, soy un pecador, sí , pero pregunto ¿hay algún ser humano que no lo sea.? Me arrepiento de mis pecados, sí, ¿abominables?. Me resulta una palabra muy fuerte para ser dicha a una persona que no conoces, solo por el hecho de no pensar o sentir igual tú. Admiro sinceramente tu fervor religioso, y por supuesto tus conocimientos de los textos sagrados, por lo que me demuestras en tu mensaje, fundamentalmente de los evangelios. Me pregunto si no eres un miembro de clero, de la religión cristiana que tu profeses, si es así creo que puedo aprender mucho de tí. En cuanto mi persona te cuento que no tengo conocimientos profundos de los textos bíblicos, menos de memoria. Es que no me interesa ese aspecto, lo que estudiamos nosotros no es su significado religioso, como ya lo he explicado en el propio texto inicial, somos historiadores, estudiantes de historia, arqueólogos, antropólogos, geólogos, lingüistas  y filósofos. Un equipo compuesto por doce personas que llevamos a cabo una investigación historiográfica de la Biblia. ¿Por qué? Porque como lo reconoce la propia religión judía, debemos reconocer que aparte de la enorme significación religiosa para los creyentes de las religiones abrahámicas, base de su fe, de su inspiración divina que no queremos influir para nada, consideramos a la Biblia una importantísima fuente histórica que ha influído en la  historia de la humanidad en los últimos cuatro o tres mil años. De hecho hoy existe un país, cuya argumentación para lograr que la ONU declarara en el año 1948 su independencia, fue el antiguo testamento o lo que ese pueblo y religión llaman la Tanaj. No queda duda que Grecia, Roma y el cristianismo forman las tres patas sobre la que se basa  civilización occidental. 
                 B) Tu argumentas con el Evangelio, yo no lo menciono en mi texto, en él menciono únicamente al Antiguo Testamento, y no menciono ni hago referencia a ningún canon, ni a libros apócrifos. En lo referente al Evangelio, no hemos estudiado ni investigado nada, por la razón de que aún no hemos terminado con la información y la documentación del mencionado Antiguo Testamento. Por tanto por respecto hacia quien lea lo que modestamente hemos escrito, no podemos mencionar a Jesús y su peregrinación, puesto que no tenemos todavía documento alguno o fuente histórica que nos permita ubicar el contexto regional, geográfico, cultural, político, y económico. Como verás no pretendemos realizar un análisis religioso de su misión, sus enseñanzas y su predicación. Antes que me menciones sobre que la palabra inspirada por Dios debe ser interpretada por el espíritu, siguiendo la guía de Dios y el Espíritu Santo.y que la sabiduría humana solo rebusca en el basurero que es este mundo, quiero recordarte que la Tierra fue creada por Dios, al igual que el hombre con todos sus pecados y sus errores. ¿Por qué puso Dios el árbol del bien y el mal, de la ciencia y la sabiduría en el Edén?. Fue para darle al hombre el libre albedrío de elegir su destino, darle la posibilidad de pecar si es era su decisión, fue el hombre quien pecó y por eso fue castigado. El pecar está en nuestra naturaleza y por eso pagamos por nuestros errores. Pero acaso Dios no perdonó el pecado, no nos envió a su hijo para redimir nuestros pecados y enseñarnos el camino. Dirás que estoy simplificando mucho las Sagradas Escrituras y es cierto. Solo lo hago para argumentar tus opiniones muy duras y  hasta peyorativas que emites en defensa de tu fe. Vuelvo a repetir, te admiro por tu fervor en esa defensa de tu religión cristiana. Es así como el cristianismo llegó a tener la fuerza que tiene hoy, y su influencia muy marcada, tanto en creyentes o no en la sociedad actual, pero me resulta en cierto grado molesto la agresión a todo aquel no piense igual. El Papa Francisco ha insistido nuevamente en que todos somos iguales, raza, color, religión. Resumiendo en nuestro estudio no estamos buscando la verdad de Dios, en nuestro equipo de trabajo hay quienes ya la encontraron, otros no la buscan porque no les interesa, como nos dice nuestro compañero de equipo, Doctor en Teología, la búsqueda de la verdad divina es individual, espiritual y basada en la Fe. Nosotros somos investigadores de un proyecto laico, que respetando la creencia de cada quien, buscamos en el contexto histórico, pues entre otras cosas la Biblia es la única fuente histórica que tenemos para seguir la historia de pueblos como el hebreo que no figura en otros textos. Por otra parte en ella encontramos datos documentales sobre hechos historiográficos, que nos ayudan a aclarar otros acontecimientos de la historia de la  humanidad que no encontramos en otros textos. No solo la historia de Divina interesa a los hombres, y coincido plenamente contigo cuando escribes: "La historia divina nunca es simplemente historia, nunca es meramente un relato de hechos pasados". Esto quiere decir que hay grandes verdades espirituales expresadas en la historia sagrada que sólo pueden ser vistas con los ojos de la fe. El Espíritu Santo debe enseñarnos el propósito divino al registrar la historia espiritual." - Estoy totalmente de acuerdo contigo, la diferencia es que no buscamos la historia divina, sino la historia secular de hechos históricos tal como lo hacemos cuando estudiamos la historia patria, o de las guerras y conflictos humanos. No vamos tras la búsqueda de la verdad de Dios, esa no es nuestra pretensión, que otro lado sería muy ambiciosa.


. Un respetuoso y afectivo abrazo.Jorge Ignacio.
Responder
#7
Un detalle que me gustaría me informaran, Willy o tu Heriberto, si mi presencia como laico resulta molesta y no es apreciada en este foro, sin ofensa me retiro y busco otro lugar donde expresar mis inquietudes. La verdad es que me suscribi a este foro porque encontré muchos textos de interés, me pareció además un sitio serio y sin vulgaridades que a veces se encuentran con tanta frecuencia en otros foros, insultos, malas palabras, etc. Pero si para participar se requiere ser creyente, y los textos a escribir deben ser de contenido religioso, y los aspectos que rodean la historia secular de los textos sagrados no resulta de interés les pido me avisen, y como dije anteriormente me retiro, llevándome igualmente una muy buena impresión del sitio, que no va a cambiar por pensar  y sentir en forma diferente. Saludos.

Jorge Ignacio
Responder
#8
Hola Jorge.

No lo tomes personal, obviamente no es tu caso, pero sucede que tenemos experiencias con algunas personas que toman a mal algunas preguntas y deciden "contestar" con el silencio. Siendo que es mucho mas facil usar la sinceridad como ya podemos apreciar esto en ti.

Ahora, tu presencia en el foro como "laico" no nos es molesta en absoluto y eres bienvenido pero debo decirte que sobre todo la Biblia tiene poder espiritual mas que historico y es sobre esto lo que se centra el estudio.

Ahora te explico algo. Como te diste cuenta se te pregunto en tu aspecto espiritual y es porque no te imaginas cuan importante es esto si quisieras debatir algun tema espiritual. No es por desacreditarte pero simplemente no lo entenderias porque la Ünica "llave" para el entendimiento de las Escrituras es por medio del Espiritu Santo y tu aun no lo tienes. No es como una exigencia para ser participe del grupo. El Espiritu es simplemente el Único medio de entendimiento en este campo y sin vueltas y es el que nos hace la diferencia entre cristianos y hombres naturales.

Esto querido Jorge es por donde podriamos empezar y podemos ayudarte con agrado ya que, lastima, todo lo que has aprendido por tantos años con tus padres por medio del catolicismo a sido todo en vano y una perdida de tiempo y como lo puedes comprobar por ti mismo. Podemos debatir esto si tambien lo deseas.

Ser cristiano no es algo mistico, pero es una experiencia vivificante en la que descubriras que la Biblia es mucho mas de lo que tus ojos ven ahora.

Que opinas.

Willy
Responder
#9
Hola jorgeignacio:

Te aseguro que no tuve la intención de ofenderte, pero supuse que si estabas estudiando sobre la Biblia, la habrías leído primero. La Biblia nos enseña que "por cuanto todos pecaron, están destituidos de la gloria de Dios"  Somos pecadores por naturaleza, y por eso pecamos. Cuando mencioné tus abominables pecados, no lo hice por juzgarte, porque, por supuesto, no te conozco. Pero tú, y yo también, estamos incluidos entre  los todos que pecaron.     

Y fíjate en lo que Dios declara: "Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación" ( Luc 16:15) 

No tiene caso querer aparecer como buenos, porque Dios conoce realmente lo que hay en el hombre. Incluso la religión, cualquiera que sea, es solo una capa de barniz para hacer creer a los demás que todos son hijos de Dios. El Señor Jesús se enfrentó a los religiosos de su tiempo y les dijo: "Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido;  pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió. 
¿Por qué no entendéis mi lenguaje?  Porque no podéis escuchar mi palabra.

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. " (Jua 8:42/44) 

Entonces, quien no escucha ni entiende el lenguaje de Dios expresado en la Biblia, ya sabemos de quién es hijo.

Te aclaro que aquí no hay ningún integrante del "clero",  pero sí cristianos, personas que siendo pecadores, por la gracia divina fuimos reconciliados con Dios, creyendo por fe en el Señor Jesucristo, siendo perdonados y limpiados de nuestros pecados por Su sangre derramada en la cruz. Eso nos hizo hijos de Dios y sacerdotes con libertad de entrar en Su presencia con adoración, gratitud, alabanza y oración.

En la verdadera Iglesia de Dios no hay diferencia entre el clero y los laicos, Sencillamente no existe clero alguno, y todos los que éramos pecadores, ahora somos hijos de Dios y genuinos sacerdotes que amamos a nuestro Padre celestial.  Lo que a Él nos acercó no fue una religión, cualquiera que sea, ni el bautismo, sino Aquél que nos dijo: "Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida, nadie viene al Padre sino por mí"    

Por eso te sugiero que antes de buscar algo sobre la Biblia, leas la Biblia y descubras por tí mismo que su mensaje puede darle sentido a tu vida, si estás dispuesto a escuchar a Dios y obedecerlo.

Ahora bien, no nos confundas con una orda de "fanáticos". Somos cristianos con fundamento, pero puedes  compartir libremente tus puntos de vista, y nadie te faltará el debido respeto,  por más que ellos sean motivo de debate.

Sólo deseamos que Dios te bendiga a ti y a los tuyos,  y te dé entendimiento en todo.
   
Un saludo cordial,
Heriberto
Responder
#10
Estimados Willy y Heriberto, me ha resultado muy agradable vuestra respuesta a mis inquietudes planteadas anteriormente, pero antes de responderles, me gustaría hacerles algunas puntualizaciones que me parecen son interpretaciones erróneas o mal explicadas por mi en la respuesta anterior, y por tanto doy paso a las mismas:
1) En ningún momento sentí que se me ofendiera ni se me faltara el respecto en sus respuestas. Lo que si me llamó  la atención fue la vehemencia en algunas opiniones vertidas en las mismas, sin duda debido al convencimiento profundo en su fe cristiana, considerando en el error a aquellos que no la profesan. Como ya lo he expresado es admirable este hecho, pero difiero en el método de trasmitirlo. Se que son personas muy educadas, se nota claramente. Es por esto por lo que como he escrito con anterioridad que me interesó este sitio en particular, primero por la calidad y contenido de sus temas, segundo no encontré gente atrevida, mal intencionada y desubicada como ocurre con frecuencia en otros foros. El error mío estuvo en que cuando descubrí este sitio, fui directamente a los temas que llamaron mi atención por estar dentro de mis inquietudes, y no leí otros temas que me habrían dado una mayor y mejor visión del conjunto de temas y opiniones en general de este sitio.
2) Heriberto tu interpretas que al escribir que no hemos llegado en nuestro proceso de investagión al Nuevo Testamento, y que nunca he memorizado los Textos Sagrados del A.T. y los Evangelios no he leído la Biblia, te diré que estas en un error. En primer lugar, luego de estar estudiando en un colegio católico desde primaria hasta el bachillerato, aproximadamente uno doce años, y hace algunas décadas ya, pues ingresé en la Facultad en el año 1973, actualmente tengo 60 años. Calculen lo severos que eran entonces en la enseñanza religiosa, no como por lo menos eran cuando mis hijos fueron al colegio de las Hermanas Domínicas, donde aparte de la catequesis para su primera comunión no les trasmitieron nada de los Evangelios, y eso que estuvieron durante toda su escolaridad. Tuve que estudiar la Biblia a fondo, primero en la Edición del año 1960, de Reina Valera, texto que seguimos utilizando hasta nuestros días en los medios académicos , puesto que las correcciones y ediciones posteriores son muy discutidas, incluso en la actualidad. Como verás Heriberto, en algo estamos de acuerdo. Y  también leí la versión de la Biblia Latinoamericana, versión a la cual tengo en gran aprecio por varios motivos, más afectivos que académicos. La versión que tengo, edición año 1972 me la regaló la Hermana Marie Michel en el año 1997, profesora de catequesis de mis hijos, Biblia que también leí e incluso llegué a hacer un pequeño informe entre la diferencia en la traducción de ambas versiones bíblicas. Resumiendo, he leído y estudiado La Biblia, hecho del cual surge mi inquietud de estudiar su aspecto historiográfico. Lo que quise significar en lo escrito anteriormente, es que muy lejos de mi interés está el analizar los Evangelios, además de no estar en vuestro nivel de conocimiento , desde el punto de vista religioso.
3) Un ejemplo de nuestro trabajo a efecto de que quede claro lo que llevamos a cabo en nuestra investigación. Tal como se menciona en la Biblia Latinoamericana, existe una eterna discusión en cuanto la teoría de los autores y fechas de escritura de los Textos Sagrados, fundamentalmente en el A.T., no tanto en el N.T., pues su cercanía en el tiempo permite una muy abundante documentación, que nos da más certezas en los hechos históricos narrados, y fechas de los acontecimientos. Por que menciono esto, acabo de publicar en una revista especializada en historia antigua un artículo sobre la autoría del Pentateuco, la cual es atribuida por la mayor parte de las religiones cristianas y la religión judía a Moisés. En este artículo analizo la Hipótesis Documentaria de Dr. en Teología alemán, de origen Protestante, activo participante de la Escuela de la Historia de las Religiones, y contribuyente intelectual y unos de los fundadores del Movimiento de la Antigua Búsqueda del Jesús Histórico. En su hipótesis el Dr. Wellhausen menciona la existencia de de cuatro fuentes independientes, de distinto origen, y en diferentes períodos en la narración de los libros que componen el Pentateuco. Por otro lado contrapongo la definición argumental de la Comisión Bíblica creada en el año 1906 por el Vaticano, que a efectos de zanjar esta duda encomienda a sus teólogos el análisis de los argumentos en pro o en contra de la esta Hipótesis, cuyo veredicto dice que si bien  el autor del Pentateuco es sustancialmente Moisés, quien contó con la participación de escribas y amanuenses en su ayuda, no queda duda de que intervinieron otros autores que vertieron sus interpretaciones personales, mutilaron y agregaron modificaciones al texto original a lo largo de los años. Esto no lo decimos nosotros, lo dice la mencionada comisión intaurada dentro del mismo Vaticano. Nosotros nunca tomamos parte por ninguna posición, somos investigadores e historiadores, acompañados por hombres de ciencia, muchos de los cuales son fieles creyentes.
4) Por último y para no extenderme demasiado por temor a aburrirlos con temas de poca significación para la fe y creencia religiosa, solo me gustaría que pensaran por qué la mayores universidades teológicas del mundo, ejemplo  Boston Theological College, Harvard University, Princeton University, Yale University, miembros de la reconocida Ivy League en Estados Unidos, Oxford y Cambrigde en Inglaterra, de donde son originarios  los más importantes autores en Historia de la BIblia en la actualidad, Dra. Karen Amstrong, Jaroslav Pelikan, Philips Confort Lewis. Y universidades en España, facultad de Teología de la Universidad Complutense de Madrid, origen de brillantes Teólogos autores de varias versiones de Historias de la Biblia. En Latinoamérica el Iset ( Instituto Superior de Estudios Teológicos), en Santiago el Pontificio Seminario Mayor Pontificio, y Facultad de Teología Monseñor Mariano Soler de Montevideo, Pontificia Universidad Católica de Chile. Universidad Católica de Táchira, y tantas más en México, Costa Rica, etc. tienen en común que en su primer semestre, las materias introductorias son Historiografía de la Biblia, Contexto Geográfico, Marco Político , económico y social, Antropología Social, Contexto general y religiones antiguas. Antigüedad y cronología de Textos Sagrados, sus autores y la Inspiración Divina.


Caballeros, tal como les prometí ahora les doy mi respuesta a su planteamiento, nuevamente les agradezco la paciencia y el hecho de comunicarse conmigo. Para mi ha sido rememorar una época pasada de mi vida estudiantil, a la que tengo mucho cariño a pesar del permanente  intercambio de ideas, por momento muy intenso con mis profesores. Por cierto nunca lograron hacerme cambiar, y esto no es por testarudo, sino por pleno convencimiento al igual que ustedes lo tienen con la religión, yo lo tengo por la historia. Para tener fe, hay que creer en lo divino, en lo intangible, como dice la Biblia de forma espiritual, con el corazón. Hay un antropólogo alemán del siglo XiX, Ludwig Feuerbach, autor entre otros del libro La Esencia del Cristianismo, Crítica Filosófica de la Religión, que entre otras cosas escribe un artículo muy interesante desde el punto de vista histórico- antropológico, cuyo título es de por si llamativo: Dios creó al hombre o el hombre creó a Dios. Y por qué lo menciono, porque yo no puedo tener fe en la religión, cuando mis dudas se encuentran resumidas en el título de ese artículo. Por lo tanto y con la idea de no volver a repetir mis viejas argumentaciones de mi época de estudiante, por respecto a su persona y por hecho de que a esta altura de mi vida tengo mis objetivos muy claros es que me despido de ustedes con el gusto de haber compartido estos temas, y por supuesto que para no ser un clavo en el zapato también me despido del foro. Un fuerte abrazo a todos, sigan creyendo en Dios, siendo cristianos y buena gente. Chau.!!!
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 2 invitado(s)