Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¿Profetas hoy en día?
#1
Estimados hermanos:

Creo que debemos complementar lo que adecuadamente se ha compartido respecto de los pretendidos apóstoles, con una referencia a los "profetas" que caminan a la par de aquellos. 

El tema no es nuevo, ya que en el tiempo de Ezequiel hubo quienes se creían "profetas", pero demostraron que en realidad eran profetas falsos, siendo reprendidos severamente por el Señor.

La historia se registra en Ezequiel Cap.13, y pongo a vuestra consideración lo que al respecto escribiera el hermano Dr. P. J. W. HAMILTON, un reconocido siervo de Dios, que ya descansa en Su presencia. 

En relación con los falsos profetas:

Estos eran hombres que pretendían hablar en nombre de Dios, pero de quien Dios dice; "profetizan en su propio corazón"  (vs.2) y luego: "Oid palabra de Jehová". y los describe como "insensatos" en razón de su proceder (Vs.3); como "zorras en los desiertos" (o, "en los montes") en razón de su actividad destructiva (vs.4) pues tal es el efecto de la comunicación falsa, máxime si es dada en nombre de Dios (vs.6)

Dios describe el profetizar de estos hombres como "vanidad y adivinación mentirosa" (vs.6/7) con el resultado que "engañaron a mi pueblo, diciendo: Paz, no habiendo paz" (vs.10)  Les acusa Dios de un servicio que se mostraría traicionero "en la batalla en el día de Jehová (vs.5).  En cambio, los anuncios de juicio por boca de Ezequiel habían procedido de Dios y se manifestarían oportunamente como solemne verdad.

Dios asemeja las profecías falsas a una endeble pared, recubierta con lodo suelto para disimular la debilidad de su estructura (vs.10/12); para anunciar seguidamente que Él (Dios) desbarataría lo que ellos edificaron, dejando al descubierto al mismo tiempo su "cimiento" falso, y consumir a sus autores "en medio de ella" , es decir, en medio de la tierra. (vs.13/14) 

Los Vs. 8 y 9 contienen lo dispuesto por Dios respecto de juicios especiales que habrían de recaer sobre tales "profetas insensatos" en razón de su obra, sembrando desconfianza en el verdadero anuncio de Dios mediante Ezequiel, y anunciando "adivinación mentirosa". En el vs. 8, dice Dios: "He aquí yo estoy contra vosotros". En el vs.9, "estará mi mano contra...", "no entrarán en la congregación de mi pueblo", significando que serían eliminados de en medio del pueblo de Dios; "ni serán inscriptos en el libro de la casa de Israel", significando que todo recuerdo de ellos desaparecería al ser borrados sus nombres de ese registro, como indignos de haber pertenecido al pueblo de Dios. 
Finalmente añade Dios, " ni a la tierra de Israel volverán", es decir, morirían en el destierro.

Estos cinco solemnes anuncios contra tales profetas insensatos debe infundir temor de Dios en el corazón de todo aquel que pretende ser mensajero de Dios. Además debe provocar una actitud de vigilancia y discernimiento en quienes escuchan lo que se les anuncia en nombre de Dios. En 1ª Juan 4:1 leemos:"No creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo"   En la segunda carta de Pedro Cap.2 vs.1 leemos: "Habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aún negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina" . Estemos alertas, pues la tácticas del enemigo de nuestra fe no han cambiado. Los engañadores de los tiempos nuestros deberán ser tratados atendiendo a las instrucciones dadas por el Señor en 1ª Jn.2:21/24, 4:1/6, 2ª Tim.3:13/17 y 2ª Jn. vs. 9/11         

(Seguimos con el tema)
Responder
#2
Mensaje a las profetisas  (Ezequiel 13:17/23)      

En estos versículos, la indignación Divina es contra "las hijas de tu pueblo", mujeres que "profetizaban de su propio corazón" (vs.17)  Estas mujeres operaban por espíritu de adivinación (vs.23), por artes mágicas mediante el uso de amuletos, encantamientos y brujerías. El objetivo diabólico de esta actividad femenina fue, dice Dios, "cazar las almas de mi pueblo, para mantener así vuestra propia vida" (vs.18) 

Entre los métodos usados por estas mujeres, aparte de la adivinación mentirosa, estaba el "coser vendas mágicas para todas las manos" y hacer "velos mágicos para la cabeza de toda edad" (vs.18). La mano simboliza la actividad operativa de la persona; y la cabeza, el asiento de su discernimiento y voluntad.

Estas mujeres debilitaban toda actividad restauradora, que podría ser efectiva mediante la obediencia a la Palabra de Dios impartida a través del  genuino profeta de Dios. De este modo también se enceguecía la percepción cabal de la verdad divina, y los corazones eran endurecidos por incredulidad a los mensajes de Dios.  

La Escritura señala que ejercían estos engaños con fines de beneficio personal, "por puñados de cebada y por pedazos de pan (vs.19); ganancia pobrísima, pero que en vistas de las circunstancias dramáticas del hambre que sufrían, les resultaban provechosas. Lo que añadía gravedad a estas actividades era el hecho de que ocasionaban la muerte de "las personas que no deben morir, y dando vida a las personas que no deben vivir, mintiendo a mi pueblo que escucha la mentira" , dijo Dios.

Debido a estas prácticas mentirosas, Dios preguntó: "¿Y habéis de profanarme entre mi pueblo...? "   Pretendiendo mentirosamente profetizar en nombre de Dios, con métodos de adivinadores, y por ganancia personal, rebajaban al Dios eterno hasta el nivel de encantadores y adivinos. Esto no podía ser. Consiguientemente, Dios promete librar a su pueblo de las manos de estas mujeres y de sus encantamientos.

Un segundo efecto de las inicuas obras de estas mujeres está expresado en el vs.22, a saber, entristecimiento del corazón del justo (el que confiaba en la Palabra de Dios y procuraba agradarle), y fortalecimiento de las manos del impío, "para que no se aparte de su mal camino, infundiéndole ánimo" (vs.22). Esto era por demás inicuo, por lo que leemos el anuncio hecho a ellas en el vs.23: "Por tanto, no veréis más visión vana, ni practicaréis más adivinación..." Dios mismo se encargaría de poner fin a esas operaciones satánicas.

De "profetisas" se lee muy poco en las Escrituras. La primera así nombrada en la Biblia, es María la hermana de Moisés y Aarón. (Ex.15:20) No obstante, su actividad estaba limitada a conducir a las mujeres de Israel en la participación de la canción que Moisés preparó y ordenó a los hijos de Israel, luego del cruce del Mar Rojo. El otro caso es el de Débora, del libro de los Jueces 4:4 y 5:7.  Ninguno de estos casos contradice la enseñanza de 1ª Co.14:34 ni de 1º Tim.2:11/12.

Respecto del caso de Débora, es necesario considerar que el pueblo permanecía abandonado, carente de guías espirituales (Jueces 5:7)  Era una época que hizo posible que se presentase la circunstancia susceptible para leerse:
"Yo Débora me levanté..."  La mujer tomó el lugar que correspondía al varón, no por disposición divina, sino por su propia y personal decisión. En tales circunstancias se arrogó la autoridad de dar instrucciones a Barac, quien a su vez se excusó de ser conductor del pueblo a menos que ella le acompañase; una situación completamente anormal.
En las Escrituras, semejante avasallamiento de la mujer implicaría reconocer, por parte de los varones, una tristísima condición espiritual y apartamiento de Dios. Los dones y facultades para estas responsabilidades en la Iglesia han sido confiados por el Señor a varones (Ef.4:8) Vivimos en tiempos cuando se procura desconocer este ordenamiento del Señor, con el consiguiente perjuicio espiritual."
Responder
#3
Considero que cuando el apóstol habla de la "palabra profética más segura" lo dice con el convencimiento de que NO EXISTE MÁS PALABRA PROFÉTICA QUE REVELAR.

Ya estamos completos en Cristo como está escrito, leemos:


Apocalipsis 19:10: Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el ESPÍRITU DE LA PROFECÍA.


Edison
Responder
#4
Estimados hermanos:

Gracias, Edison, por tu oportuna acotación!

Hasta aquí los comentarios del hermano Dr. P. J. W. HAMILTON, como aporte al tema que nos ocupa. 

Ahora bien ¿Es propio suponer que el Señor sigue manteniendo "apóstoles" y "profetas" en Su Iglesia en el tiempo presente?  Hay muchos que presumen serlo, pero la presunción no es más que eso, tal como Débora, que  equivocó su decisión de "levantarse" sin que Dios le hubiera mandado nada."Hasta que yo Débora me levanté, me levanté como madre en Israel" (Jueces 5:7)  Además declara en su cántico: "Maldecid a Meroz, dijo el ángel de Jehová; Maldecid severamente a sus moradores, Porque no vinieron al socorro de Jehová, Al socorro de Jehová contra los fuertes"    (vs.23)      
Pregunto, ¿Les parece coherente lo que dijo? ¿Lo habrá dicho realmente el ángel de Jehová? ¿Dio orden de maldecir a los que no vinieron en socorro de Jehová?  ¿Hay en la Biblia otra expresión semejante? ¿Dios necesitando el socorro del hombre?  En fin, sólo formulo preguntas, pero, miren, "toda la Escritura es inspirada por Dios" y creo que el Espíritu Santo inspiró a dejar ciertos relatos como constancia de los errores humanos, para que no los repitamos.

Cuando nuestras iniciativas no son motivadas por las órdenes del Señor en Su voluntad soberana, comienzan a levantarse "apóstoles" y "profetas y profetisas" impulsados por su propio yo, y al igual que Débora buscan la gloria para sí. (Cap.4:9) a pesar de que ella era una israelita sincera, y de ninguna manera asumo el papel de juez.   

Peor aún, los que ni siquiera integran el pueblo de Dios andan hoy como profetas (obviamente falsos) "declarando" sus miserias. Uno de ellos expresó que tenía una unción para maldecir... aunque no la usaba mucho. Destila su ignorancia quien se cree profeta con "unción" para maldecir. En sus densas tinieblas ni siquiera sabe qué es la unción, porque si la tuviera no diría semejante barbaridad.

Lo cierto es que la Revelación, en lo que atañe a la Iglesia del Señor y su cometido, está completamente manifestada en la Biblia, y la fe que ha sido una vez dada a los santos no admite alteraciones. En síntesis, los profetas, en el sentido bíblico, ya no son necesarios, como sí lo son los evangelistas, pastores y maestros, que deben ajustarse fielmente al orden de la Palabra de Dios, sin innovaciones para agradar a los hombres ni a sí mismos. 

¿Qué opinan? 

Un abrazo,
Heriberto
Responder
#5
En relación con la intervención de mujeres profetisas en el tiempo de los jueces, en Israel, muchos han procurado señalar el ejemplo de Déborta para justificar hoy que las hermanas puedan ser reconocidas como "pastoras" u otros oficios que Dios ha reservado a los varones en el orden de la Iglesia

Sé que en esta cuestión, inmediatamente habrá quienes nos tildarán de "machistas", especialmente las mujeres funcionales a distintos movimientos de "liberación femenina", que, avaladas por las leyes "igualitarias", luchan en realidad por la uniformidad entre mujeres y hombres.  No discutiremos este asunto ahora, y podemos abrir otro espacio específico si desean hacerlo, pero el punto aquí es que el Señor es Cabeza de Su Iglesia, y en Su Iglesia debemos guardar el orden que en Su soberana sabiduría Él estableció. Se trata de que el hombre y la mujer tienen distintas funciones, y esto no se refiere a quién es más inteligente o tiene más iniciativa, ni a a la superioridad de uno sobre la otra. 

En nuestra posición como creyentes, la Escritura señala: "todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús" (Gál 3:26).
"Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús."  (Gál 3:28) 

Pero en el servicio al Señor  de unos y otras, especialmente en el ámbito de la iglesia reunida el Señor estableció oficios y funciones específicas que no son intercambiables ni pueden ser avasallados.

Sólo comparto esto para evitar malas interpretaciones en el tema compartido.
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  ¿Están vigentes los profetas y los apóstoles? Caminito 2 1,282 17-06-2014, 03:03 PM
Último mensaje: Heriberto

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)