Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Verdad absoluta o relativa
#1
Verdad absoluta y relativa.
 
¿Cuál es la diferencia entre una verdad absoluta y una relativa? ¿Por qué es importante distinguirlas?
 
En el siglo XII, el llamado “viejo continente”, creía que el mundo era plano y era una verdad casi universal; lo cierto es que en realidad la tierra era tan redonda como ahora.
 
En este sencillo ejemplo, podemos ver que la verdad absoluta es que la tierra es redonda y la verdad relativa, es que para algunos habitantes del planeta, de acuerdo a su percepción, opinaban que la tierra era plana.
 
La verdad, nunca fue alterada aunque la percepción de ella haya sido mal obtenida. La tierra es redonda en ese momento de la historia; la tierra es redonda en América, Asía o cualquier otro continente, lo que significa que esa es una verdad en cualquier lugar. La tierra es esférica para cualquier hombre del mundo, lo creo o no lo crea.
 
Luego entonces, la verdad absoluta lo es porque es una constante en cualquier época, para cualquier hombre y para cualquier lugar, aunque no se crea, aunque no se vea o se perciba.
 
La verdad relativa, tiene que ver más con percepciones, filtros culturales, lugares o épocas y no necesariamente están en contra posición con la verdad absoluta.
 
La verdad relativa, contempla la verdad en relación a la sensación que produce  y lo es o no según quien lo vea, como la belleza, que lo es o no en relación de los ojos mismos que la contemplan, es decir que es relativa al gusto, preferencia o hasta del ánimo de quien lo ve y en esto se enmarca las percepciones de lo agradable como los colores, sabores, texturas, etcétera, que si bien es cierto que puede ser agradables a la mayoría, no significa que lo sea para todos por igual. Es posible que existan conceptos de belleza afines a un determinado lugar, pero en otro lugar, no se contempla igual. Un ejemplo muy ilustrativo son las mujeres jirafas tailandesas, las cuales, consideran bello, el alargamiento del cuello por medio de la acumulación de aros a las niñas desde muy temprana edad, los cuales se van añadiendo conforme van creciendo, haciendo que la cabeza se levante de manera fuera de lo común a costa del alargamiento del cuello y el riesgo de su propia vida. Para muchos países occidentales, no sólo no lo veremos como un ícono de belleza, sino incluso podríamos percibirlo como salvaje por peligroso; como salvaje y peligroso es establecer un estándar de belleza de las mujeres occidentales que sin tomar en cuenta su complexión y características raciales, ponen en riesgo su salud por llegar al peso y talla desproporcionado de su propias características físicas y sufriendo alteraciones que ponen su vida en un hilo.
 
Es claramente palpable que en lo  referente a la verdad relativa, su influencia tiene origen en la cultura y la época de cada región; no son verdades absolutas, porque no son para todo hombre, ni para todo lugar y ni para toda época. Lo que hoy es una moda que rige los parámetros del “buen gusto”, mañana puede significar vulgaridad o “fuera de moda”.
 
El problema de no saber distinguirlas estriba en que si tomas una verdad absoluta y la quieres manejar como algo relativo; se cometen las peores atrocidades y la historia las ha registrado.
 
Por ejemplo: Es una verdad absoluta que es malo matar, lo es porque tiene validez en cualquier lugar, en cualquier época y para cualquiera; pero para un nazi alemán de siglo XX, que tomó sus doctrinas por encima de lo establecido, al tomar la realidad desde su perspectiva relativa a su contexto cultural, no encuentra ningún problema en cegar la vida de quienes considera inferiores por conceptos de raza u origen étnico; pues fue enseñado a que la raza aria era superior y por tanto; matar judíos no sólo era bueno, sino hasta causa de orgullo.
 
El principio de su filosofía parte de la doctrina de la “evolución” de las especies, la cual dice que sólo los más aptos sobreviven y lo menos fuertes tienden a extinguirse, implicando entonces que hay seres superiores y seres inferiores, por tanto el pez grande se come al chico, para ellos, los arios eran superiores, según sus propias percepciones y eso lo hacía justificar matar y usar a judíos a quienes los consideraban inferiores, “ayudando”, dicen, a la naturaleza a acelerar la selección natural de las especies y aprovechar con experimentos tortuorios y aberrantes sin ninguna sensibilidad, ni empatía humana, matándolos como a plagas de animales que ponen en riesgo la salud pública y en este caso, la pureza de su raza, pues había el riesgo de que se mezclaran con ellos y todo el potencial para el que estaban predestinados, podría no desarrollarse en toda su plenitud. Hitler, encarnó toda esta filosofía e ideales como principio y base de su campaña de guerra, militarizando a sus jóvenes y niños, contaminado sus mentes con esta nefasta manera de pensar la cual trajo, como bien sabemos, la muerte de poco más de seis millones de judíos, sin contar las vidas de soldados de ambos bandos que segó en la misma bélica cruzada.
 
Vieron una verdad absoluta, con ojos relativos. Pensaron que aunque matar es malo, no lo es cuando se trata de animales; los cuales se usan.
 
Pero para definirlo, lo llamaré, relativismo y de aquí se desprende una pregunta. ¿Relativo a quién?
 
Una verdad relativa como preferencias de colores, sabores o texturas, al cual cada individuo tiene derecho a escoger; no debe ser aplicado el mismo criterio a la hora de contemplar verdades absolutas pues si hablamos de precepciones, tenemos que hablar que el origen está basado en los ojos quien la contemplan, los cuales pertenecen a un determinado individuo o persona y que aunque por su influencia, marcó un estándar que fue aceptado por la mayoría, no significa que sea verdad universal, en cualquier tiempo y en cualquier lugar.
 
Sin embargo, El método de su persuasión pudo ser por medio de la fuerza, el engaño (e incluye al mismo por sus percepciones) o la supuesta conveniencia de creerlo y sólo mencionaré algunos métodos:
 
POR LA FUERZA.
 
Para todos es sabido que el poder militar es un muy buen método de persuasión y no hay mejor ejemplo que el latinoamericano, cuya religión, sistema político y cultural, fue impuesto por medio de la fuerza y que prevaleció por otra fuerza igualmente poderosa como la costumbre o tradición, las cuales se impusieron de generación en generación, de padres a hijos.
 
EL ENGAÑO
 
Durante la conquista de las naciones latinoamericanas para la colonización de sus tierras, un buen método de persuasión para controlar a los oriundos de las tierras conquistadas, usaron el “Sincretismo”.
 
Este método busca encontrar al objeto de culto, para sustituirlo por su símil del conquistador y convencer que en realidad no eran diferentes de los que creían, pero con nombre diferente y que así podían continuar con sus rituales pero con algunas variantes y con  nuevas disposiciones que les asignaban.
 
CONVENIENCIA
 
Hay una método de influencia que la gran mayoría de las personas humanas siguen y que no dista en nada con el pragmatismo, cuya premisa es “si se siente bien, entonces, está bien y correcto”; ésta postura sigue un principio en la lógica social, el cual dice que si la mayoría lo piensa, entonces eso lo hace verdad para los que así “lo sienten”, aunque no se ajuste a la realidad; el punto es “pertenecer” al grupo lo que cuenta.
 
Esto da origen al universalismo en cuanto a su percepción de Dios. Para ellos no importa como lo llames, como lo veas, es el mismo para todos, “lo importante…” dicen, “es que te sientas bien”. Sin medir que si de “sentirse bien” se trata, entonces validan las drogas que afectan el sistema nervioso produciendo sensaciones agradables, pero todos sabemos que es nocivo y destruye neuronas idiotizando el razonamiento e imposibilitando a desarrollar sus máximas potencialidades mentales. Todos sabemos que las drogas son nocivas para los usuarios, aunque sus efectos hagan que sus sensaciones agradables digan lo contrario. No es extraño entonces ver, como muy a pesar de lo nocivo, hay lugares que está legalizado su uso como el alcohol y la mariguana, las cuales dan lugar  a otros sicotrópicos más nocivos y todos ellos al final, destruyen las vidas de quienes las consumen.
 
Luego entonces, podemos decir, que no porque se sienta bien, está bien.
 
Otro modo en cuanto a la percepción distorsionada de la verdad, es la presión de grupo y un buen ejemplo es un juego de preguntas con dos únicas posibles respuestas a escoger, las cuales se hacen a un conjunto determinado de personas quienes se colocan en línea, una atrás de la otra; y después de formular la pregunta y dar las dos opciones de respuestas, los que estén de acuerdo con la respuesta “A”, deben dar un paso a su derecha y los de opción “B” a su izquierda y esto lo más pronto posible; los que se equivoquen, salen de la fila y los que la hayan elegido correctamente, continúan el juego.
 
Es impresionante ver, como es que la inmensa mayoría sale del juego simultáneamente a pesar de que antemano sabían la respuesta correcta, pero el movimiento equivocado de la mayoría les hizo dudar y escogieron seguir la corriente; hay otros que ni siquiera escuchan la pregunta, sólo se mueven como la mayoría lo hace y son muy pocos, los cuales siempre compiten por el primer lugar, que logran escoger basado en la respuesta verdadera sin ser influenciados por la mayoría.
 
Este es el criterio que muchos siguen en cuanto a los conceptos morales y del bien social; sus decisiones están influenciados por lo que la mayoría piensa y sin más investigaciones, dan por hecho cosas que moralmente son incorrectas. La influencia de los medios de comunicación, son los que establecen los principios morales y éticos que influyen los criterios de lo bueno y lo malo de la sociedad y hoy tenemos una sociedad que le dan reflectores a lo malo.

Hoy por hoy, no es extraño que en muchos niveles sociales, los jóvenes aspiren a ser sicarios de la mafia o narcotraficantes; los juegos de video, llenos de violencias y pornografía han desensibilizado la realidad de la empatía humana entre unos a otros y exalte las posturas egoístas, deshonestidad y promiscuidad.
 
Hay grupos de personas que crean un estilo y moda que “la mayoría” adopta sin saber a ciencia cierta el mensaje que quieren expresar; sencillamente, lo hacen, porque en el fondo hay una necesidad de aceptación muy grande, que busca su identidad como persona, sin comprender lo maravilloso que es su individualidad, la cual se oculta en formas, vestimentas, filosofías que  realmente desconocen y que al final los degrada. Aquí parece conveniente pertenecer a cambio de no sentirse sólo.
 
Sin embargo, cuando un buen número de personas cree algo como bueno, su influencia afecta el gusto y preferencia de las demás personas. Es así como funciona la publicidad, las creencias religiosas y posturas sociales ante eventos cuya moralidad es dudosa (En México, la difusión de música llamada “narcocorrido” ha permeado en la mayoría de la población, en la cual hay niños que aspiran a ser como esos envenenadores del pueblo.
 
La realidad es que parte de la conveniencia, para la gran mayoría de personas, seguir la corriente de pensamiento para no verse excluido de la masa de personas que han sido manipulados para pensar y decidir de manera determinada y en función de sus emociones es lamentablemente, lo más común.
 
Para algunos, si una mentira se llega a creer un buen número de personas, termina por ser verdad, al menos en sus percepciones, lo que significa comodidad.
 
Dentro de lo relativo, hay reglas o normas que se rigen en diversos centros que reúne por sus características a varios miembros de la sociedad y para establecer un orden, se establecen estos lineamientos que el grupo en cuestión debe seguir para la sana convivencia; pero éstas, son solamente para ese lugar; los miembros no deben seguirlas fuera de ese ámbito social; pues son sólo para ese lugar.
 
Las escuelas, el hogar, centros de trabajo, sociales o comunidades religiosas; son un muy buen ejemplo de ello y sin olvidarnos del estado de cada país, en los cuales se dictan normas y leyes que establecen orden para la sana convivencia de cada lugar y en cada territorio.
 
Así como la tierra es redonda en todo momento de la historia, en cualquier lugar y para cualquier hombre; matar, robar, codiciar, etc. Lo son y no porque mis percepciones contrarias a ello lo vean diferente, estoy justificado para actuar en contra de esta sin cometer injusticias y por tanto crímenes.
 
Pero, hasta mis comentarios podrían suponerse relativos a mí. Esto nos lleva a la pregunta más importante del tema. Siendo que la verdad absoluta existe y desbarata la relativa cuando ésta no se alinea a sus principios. ¿Quién establece la verdad como tal?
 
No hay autoridad humana que pueda erguirse como la que ostente que su postura es la única y verdadera sin que para obtenerla haya tenido que coaccionar o persuadir a los demás por los métodos antes vistos y que sin embargo, no exista la posibilidad de que puedan ser removidos, cuando una fuerza mayor, la imponga.
 
¿Quién determina la verdad absoluta?
 
¿Por qué “quién” y no “qué”?
 
Decir “quién”, implica a una persona y decir “qué”, implica una cosa u objeto que carece de inteligencia, voluntad y emociones. Y aunque mi pregunta, parece manipular mi concepto de la realidad, su origen obedece a que no hay cosa alguna que pueda establecer por sí mismo el orden que guarda el universo y evidencias científicas perfectamente bien documentadas señalan un diseñador de la vida tal cual la conocemos y el principio de toda la materia.
 
Ningún objeto o energía, sin inteligencia y sensibilidad, podría haber ordenado las cadenas del ADN para ordenas las características que definen a cada especie animal o vegetal con vida tal cual la conocemos ahora; el universo señala un movimiento cuyo origen señala un punto en común de partida, describiendo claramente su surgimiento de la nada, desde su inicio; el lugar que ocupa nuestro sistema solar en la inmensa nube de la galaxia, la hacen propicia para la vida en nuestro planeta; el cual cuenta con el tamaño adecuado para que los fenómenos físicos y químicos que son esenciales para la vida se obtengan y sin olvidar el tamaño del sol y la distancia que guarda con la tierra y el satélite natural llamado luna, en su distancia y tamaño; ha sido colocado todo ello tan armoniosamente exacto precisamente que es imposible, científicamente hablando, que al faltar al menos un solo elemento, la vida pueda darse como se da y fluya así en este asombroso planeta.
 
Y por experiencia sabemos que de la nada, nada surge, sólo una explicación es posible, dadas las evidencias. Dios existe y por tanto es una persona con inteligencia, sentimientos y voluntad. Esto sin contar con su poder creador. Por eso la pregunta es “quién” y no “que”.
 
La Real Academia de la Lengua Española, aunque define verdades, relativas al idioma, dice que la palabra “verdad” es aquello que se ajusta al original.
 
Cuando uno dice que la tierra es redonda, su aseveración se ajusta al original y en este caso se refiere a la realidad, decimos que es una verdad absoluta tal afirmación; pero si alguien dice que la tierra es plana, no importa cuántas gentes piensen que así lo es, sus ideas no se ajustan a la original realidad de la tierra; por tanto, no viven en la realidad de esta verdad y en este caso no hace daño a nadie; pero hay creencias que podrían ser peligrosas, porque pueden ser destructivas a sus propias vidas y a las de los demás, como el caso de los fascismo alemán que ya analizamos de manera somera.
 
Todo el universo sigue un perfecto orden y equilibrio e inegable es que quién lo estableció, es un ser superior y si bien podemos considerar como absolutas las verdades relativas a nosotros mismos, para Dios, sus verdades relativas para la creación aplican como absolutas, pues son sacadas de su mismo carácter. Y son aplicables a todo cuanto ha hecho.
 
Si es malo robar para todo hombre, en cualquier época y en cualquier lugar; es porque Dios es inmaculadamente recto y en su justicia, todo lo contrario siempre lo juzgará como malo. Siendo el absoluto Dios, no juzgará al mundo por sus parámetros o verdades relativas a la creencia social de la mayoría de personas humanas como se cree y al que invariablemente se busca satisfacer.
 
Así como la tierra es redonda, la justicia es de Dios y la aplicará a sus propios parámetros de justicia se acepte o no; se crea o no.
 
La verdad moral es tan absoluta que no tiene época, nación o tiempo; es tan eterna como Dios mismo y aunque se quiera enseñar que se puede escoger como se escogen los colores, los sabores o texturas, la verdad absoluta no necesita de ser escogida para validarse; por tanto, no porque se crea, acepte o se elija, la verdad es verdad.
 
Pero Dios, también es misericordioso y prueba de ello es que no ejecutado su justo juicio contra la humanidad, la cual ha degradado tanto la rectitud, la pureza y el bien; que ahora a lo bueno llaman malo y malo a lo bueno.
 
Sabiendo que hemos quedado impedidos de obrar en relación a sus altísimos parámetros de justicia, envió a su Hijo Jesucristo para que la deuda que había, él la pagó en la cruz. Siendo que Dios es justo, su naturaleza justa lo obliga a hacer justicia y de manera sustitutiva, Cristo tomó el lugar del pecador arrepentido y deseoso de salvación y una relación personal con Dios de manera personal.
 
Cristo dijo:
 
“Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino es por mí”, No hay más camino para ir a Dios; no hay más verdad para ir al Padre y no hay otra vida en su relación con el mismo, que Jesucristo.
 
Él dijo también:
 
“Conoceréis la verdad y la verdad os hará libre” Libre de vivir con tus parámetros de la verdad que sólo te han traído sin sabores, problemas y vacío. Libre de hacer lo malo y alejarte de Dios. Su palabra es verdad.
 
Es el único que ha dicho que ha venido al mundo y se ha presentado como Dios y su obra ha dado manifestaciones que sólo Dios puede hacer y su resurrección, nos muestra la naturaleza eterna que sólo Dios puede tener.
 
Al decir que era el camino, está diciendo que no hay otro y por tanto no es cuestión de nombrarlo como bien nos apetezca sin demeritar lo que realmente es. Si ha dicho que es el camino, es que no hay otro; si él ha dicho que es la verdad, es la absoluta verdad o no hay sombra de variación, ni contradicción, ni torcedura y a llamarse como “la vida”, es que si no estás con Él, entonces estás muerto o separado de su presencia y por tanto en total contradicción con el verdadero y único Dios. La verdad y la mentira, nunca se pueden mezclar en un mismo punto, la verdad siempre ganará.
 
Él dijo que era Dios, mostró su deidad en sus milagros y sus palabras y de ellos dan varios de miles de testigos presenciales, hechos registrados en la historia apologética e incluso antagónica de su persona y la tumba vacía, de la que también dan cuenta ambos bandos, otorgan la evidencia contundente de su vida, obra y de quien dijo ser.
 
Cristo es la verdad absoluta, Cristo es el camino que nos lleva al verdadero Dios y en Él, está la relación real con Dios sin ninguna intermediación religiosa, sólo es espiritual.
Responder
#2
Hola Caminito:
No recuerdo haber leído este aporte. Quizás por su extensión lo dejé para otro momento, y recién ahora lo encontré. Creo que es un tópico muy actual como para que le prestemos atención, especialmente porque al relativismo del hombre se opone la Verdad absoluta de Dios. "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán."  (Luc 21:33)  

Un abrazo y gracias,
Heriberto
Responder
#3
Amén, hermano.

Recíbelo tu también.

Bendiciones.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)