Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¿Es la gracia irresistible?
#21
Hola Heriberto. 

Si leemos el capitulo, el contexto como dices, ademas de hablar de estar firmes nos dice de no caer en el engaño del contentamiento. Pero algo todavia me llama la atencion. No parece hablar en un sentido global, pareceria estar hablando y refiriendose solo a un grupo especifico, que podriamos estar hablando de escogidos pero de los ya conversos y de los que todavia faltan. He estado comparando con otras versiones y algunas usan la palabra “algunos” en vez de “ninguno” como vemos a continuacion:
 
2Pe 3:9  No se retrasa el Señor en el cumplimiento de la promesa, como algunos lo suponen, sino que usa de paciencia con vosotros, no queriendo que algunos perezcan, sino que todos lleguen a la conversión.
 
2Pe 3:9  No aplaza el Señor la promesa, como algunos piensan que es tardanza, sino que usa de longanimidad a causa de vosotros, no queriendo que algunos perezcan, sino que todos vengan a conversión.
 
En la RVR:
 
2Pe 3:9  El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
 
 Ahora, acorde con lo que dices Heriberto, ¿no sera mas bien que es una llamada de atencion para que estos "algunos" se refiera a solo unos escogidos que puedan caer en las garras tambien de estos burladores y puedan perderse?
 
Esto nos da cuenta a que, ¿se dirige a un grupo especifico?…los ya “escogidos” pero ¿que solo se espera su arrepentimiento?
 
¿Qué dicen?
 
Willy
Responder
#22
Hola Willy: Francamente, el tema se presta a muchas conjeturas... como la que hice yo. El problema surge cuando algo se opone a las doctrinas fundamentales, y ahí debemos cuidar el detalle. 

Entonces, lo primero aquí sería determinar a quiénes se refiere la expresión "escogidos". Si se tratara de individuos, cada uno  en particular, obviamente no sería factible que alguno de ellos pudiera perderse, integrando la Iglesia del Señor.

Pero, para no salirnos del asunto original, (yo lo hice, no te acuso) sería necesario escudriñar todo a la luz de las Escrituras, dejando de lado la contaminación reformada. Quiero decir que no se trata de saber si Calvino puede ser o no nuestro referente, porque estaba, o no, en la verdad, sino más bien de ver si nosotros mismos estamos en la verdad lisa y llana de las Escrituras, sin apelar a ningún "iluminado" fuera de la guía del Espiritu Santo. (No desecho a los maestros, pero pienso que los "reformados" no lo fueron en todo el sentido bíblico, y se quedaron con muchas doctrinas y prácticas derivadas del romanismo, incluida la de perseguir a los ajenos a a su posición religiosa, cosa que la Iglesia del Señor jamás debe hacer. ¿Me equivoco?

Seguimos con el tema.    

Heriberto
Responder
#23
Correcto Heriberto.
 
Cuando pensamos en “escogidos” sabemos que se refiere a selección, entonces los escogidos llegarían a ser los salvos de un grupo determinado que es de la humanidad entera.
 
Hasta aquí todo esta bien pero veamos este versículo:
 
2Ti 2:10  Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.
 
Aquí según entiendo se refiere a “escogidos” para que obtengan su salvación. ¿Alguien me podría explicar esto?

Willy
Responder
#24
Claro, Willy.
Se habla de escogidos para obtener salvación. Pero ellos no nacieron creyentes; en principio son pecadores, y como tales, deben recibir el Evangelio para que puedan nacer de nuevo y ser salvos.

En todo caso, nosotros no podemos discernir quiénes son los escogidos, de modo que, por amor a ellos, debemos predicar el Evangelio a toda criatura.

Pero hay un detalle en esa esfera del servicio: El que cumple la gran comisión recibirá recompensa, el que no, se la pierde.
Tengamos por cierto que Dios no permitirá que se pierda ningún escogido. Si cualquiera de nosotros no cumple tal comisión, otro lo hará y se llevará el premio. Es decir que la Palabra del Evangelio de algún modo igual le llegará sin falta al escogido para que crea y sea salvo, pero el siervo que primero debía predicarle y no lo hizo, sufrirá pérdida.
La figura del atleta, entre otras que menciona el pasaje, es muy significativa. El "competidor", primero debe cumplir las reglas: Predicar el verdadero Evangelio, no cualquier cosa, y luego debe procurar llegar primero. Resultado: el primero se lleva el premio.

Sé que esta explicación es muy básica frente a la complejidad de los propósitos de Dios, pero quizás nos ayude un poco a la comprensión del asunto.
¿Qué opinan?    

Un abrazo,
Heriberto
Responder
#25
Cita:Uno:, es el endurecido y que lo compara con un camino en donde el paso de carretas y animales y personas, lo ha endurecido tanto, ahí cayeron algunas semillas del sembrador, pero nunca penetraron en su corazón y vinieron lo pájaros y se la llevaron.

Dos: Otra cayó entre pedregales y derivado de ello, no echa raíz y con las persecuciones y problemas por la fe, simplemente se aleja.

Tres:  El que fue sembrado entre espinos, recibe la palabra con gozo, pero lo afanes de las riquezas y el afán de este siglo ahogaron la palabra y se hizo infructuosa, como el caso que menciona Willy, el de Judas. Aunque oyó, vió y palpó; no hecho raíz en su corazón, por amar tanto el dinero.

Cuatro:  Mas el que fue sembrado en "buena tierra", dice la escritura y aquí me surge una pregunta.

1. Mateo 13:19: Cuando alguno oye la palabra del reino Y NO LA ENTIENDE, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.

La responsabilidad de predicar el evangelio con claridad.

2. Mat 13:20 Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo;


Mat 13:21 pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.


Puro emocionalismo, nada serio en la relación con el Creador.

Este tipo de creyente puede durar dos o tres meses, las burlas, las críticas de sus compañeros de trabajo o familiares logran disuadirlo.

3. Mat 13:22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.


Esta clase de creyente es bautizado y dura varios años...pero al venir la prosperidad material comienza a faltarle tiempo para su comunión diaria con el Creador y comienza a faltar a los cultos...ya tiene múltiples actividades que ahogan la palabra, ya no la estudia ya no la medita y cuando lo hace le parece pesada y le da sueño y se duerme prontamente.

4. Mat 13:23 Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.

Esta clase de creyente es una belleza...vive gozoso todo el tiempo...no pierde su primer amor...podrá tener fallas como todos...pero ama a su Señor...y es solícito en colabora en la obra del Señor...y el sabe que es Amado por el Señor.

Responder
#26
Gracias Edison por la aclaración.

Ahora bien, Willy. No puede ser injusto que el culpable pague su culpa aunque no haya sido escogido, pues porque la elección es en virtud de la misericordia de Dios, el cual es soberano y en su atributo la da a quién quiere y no está obligado a darla a todos. La misericordia es un favor especial que Dios da a quien quiere y así como escogió a Israel como su pueblo escogido y siendo el más pequeño de todas las naciones de la tierra, también escoge a los que han de ser de su iglesia, aunque el llamado es a todos.

¿Sabemos quienes son escogidos? No y es por eso que el Señor nos manda evangelizar a toda criatura en todo el mundo, pero el verdadero evangelio de salvación, sin aumentarle, ni disminuirle, como bien lo expuso Heriberto.

Dios es el que salva a quién quiere y a los escogidos, se nos manda predicar el evangelio de salvación a todos los hombres de todas las naciones de las tierra y una vez salvos, debemos discipularlos.

¿En donde actuará el Espíritu Santo? En quién soberanamente elija e históricamente se ha visto que los más grandes avivamientos en donde se siguen las sanas doctrinas del evangelio del Señor, son precisamente en donde se anuncia sin agregarle o quitarle nada.

Para contradecir y aplastar el orgullo humano, la salvación no es obra del predicador, pero tampoco del oyente; es solamente de Dios.

Cumplamos nuestro trabajo tal cual lo enseñó y el Señor honrará nuestra labor porque al hacerlo tal cual lo indica, es honrarlo y el honra a quien lo honra.
Responder
#27
Amen mis queridos hermanos. Gracias por la aclaración.
Un fuerte abrazo a todos uds.
Willy
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)