Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Hola
#21
(12-06-2015, 01:51 PM)Roberto Rios escribió: El cuanto de Job así como el de Noé y otros más fueron plagiados de la cultura sumeria, y ellos no conocían de la existencia del dios hebreo. 

Además todo el sufrimiento de Job fue producto de una vil apuesta entre supuestamente el diablo y Jehová. Apuesta que el propio Jehová propuso.

Eso de que el dios hebreo hizo la tierra, era y es una simple creencia. La verdad es que na hubo nadie que lo pudiera atestiguar, por lo que es inútil recriminarle a alguien que obviamente no pudo haber estado allí.

Hola Roberto:

Sólo esperando que hayas visto vídeo que te compartí ( http://www.youtube.com/watch?v=V9cuLhzB3...r_embedded )

Debes saber que lo que tu llamas plagio en realidad es solo la confirmación del evento.

Cuando Moisés escribió Génesis, el evento narrado de Noé aconteció al menos 2,000 años antes; nunca implica que haya acontecido en el momento de la escritura, muy por el contrario, ya había acontecido.

Tu percepción acerca del evento de Job, indudablemente, está filtrado por una postura apriori y entiendo muy bien tus dudas, por ahora, te suplico lo dejemos para más adelante.

Te suplico veas el video y platiquemos después de ese tema.
Responder
#22
(12-06-2015, 01:51 PM)Roberto Rios escribió:
(12-06-2015, 06:03 AM)Edison escribió:
PARA REFLEXIONAR

La posesión de una voluntad independiente es la vanagloria orgullosa, pero peligrosa, del hombre. Su deber, seguridad y felicidad demandan por igual que su voluntad quede subordinada a la voluntad de Dios, y toda revuelta contra la voluntad divina es pecado.

Cual vaya a ser el fin de aquellos que nunca han oído hablar de Cristo, no lo sabemos. Pero en las Escrituras no hay reserva ni misterio con respecto a cuál será la porción de aquellos que "obedecen el Evangelio” y de aquellos que lo rechazan.

De esta elección depende el destino eterno de cada uno.

De ahí la virulencia con que es atacada la Biblia; porque si Cristo está más allá de nuestro alcance, nuestra responsabilidad se acaba.

Desde luego, los hay que afectan una devoción personal hacia Él, a la vez que menosprecian o desacreditan la veracidad de las Escrituras.

Pero cualquier persona reflexiva reconocerá que es solamente por medio del testimonio que podemos llegar a la persona y que es solamente por medio de la Palabra escrita que podemos llegar a la Palabra Viva.

De ahí la declaración del Señor: 

“El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero”

Así, las consecuencias de aceptar o de rechazar a Cristo son eternas.

No hay ninguna otra cuestión que quede abierta.

Cuestionar la Palabra de Dios es caer en la misma situación de Job…cuando altercó con Dios…y el Señor le preguntó:

¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?

Al menos Job tuvo la sabiduría de adoptar esta actitud, leemos:

Job_40:4 He aquí que yo soy vil; ¿qué te responderé?
Mi mano pongo sobre mi boca.

Otros, al contrario, continuarán queriendo ser más sabios que Dios.
El cuanto de Job así como el de Noé y otros más fueron plagiados de la cultura sumeria, y ellos no conocían de la existencia del dios hebreo. 

Además todo el sufrimiento de Job fue producto de una vil apuesta entre supuestamente el diablo y Jehová. Apuesta que el propio Jehová propuso.

Eso de que el dios hebreo hizo la tierra, era y es una simple creencia. La verdad es que na hubo nadie que lo pudiera atestiguar, por lo que es inútil recriminarle a alguien que obviamente no pudo haber estado allí.

Tal argumento es presentado por los ignorantes de los propósitos del Gran Falsificador...por ahí escribí algo hace varios años al respecto...y creo que está en internet...aquí lo presento:

Base Bíblica


3Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, 4el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. (2Tes.2:3-4)


“HACIENDOSE PASAR POR DIOS”


Si las Escrituras nos advierten de que en el futuro, Satanás falsificará los misterios divinos no es cosa extraña que lo venga haciendo desde el principio.


Un forista se preguntaba:


Quote:

-----------------------------------

¿Por qué hay tantas historias paganas que son iguales a la historia de Jesús? Porque en la antigüedad adoraban al sol y el 22 de diciembre es el solsticio de invierno cuando el sol para su movimiento hacia el sur durante tres días. Entonces el 25 de diciembre vuelve a subir hacia el norte y esto era celebrado como una resurrección y una vuelta a la vida. Esto es normal teniendo en cuenta que vivían del campo y el sol les era necesario.
Por tanto, es un hecho que la historia de jesús fue copiada de los mitos paganos tan de moda en la época de de la creación del cristianismo. Esto se lo puedes preguntar a cualquier historiador.
Además, la historia de la creación del génesis es una copia del poema babilónico del "enuma elish",cuando los judíos estuvieron cautivos en Babilonia.
El diluvio es una copia de la leyenda sumeria del "ciclo de ziusudra" Moises salvado por las aguas sigue el modelo "salvados por las aguas" como el gobernante sumerio Sargón de akkad(2334-2279 a.C.).
En resumen la mayoría de las ideas del cristianismo son copias paganas de las leyendas de la época. Por tanto, el cristianismo es una religión pagana más. Una farsa más.

---------------------------------



La primera falsificación que registra la Biblia la encontramos en la expresión:


“SERÉ SEMEJANTE AL ALTÍSIMO” (Is.14:14)

Con esta astuta proclama el Querubín protector arrastró a miles de sus semejantes a la ruina.

¿Cuál fue la causa de este despliegue de soberbia?, leemos:

17Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; (Ez.28:17)


HERMOSURA, SABIDURÍA, ESPLENDOR.


Notamos tres atributos inherentes a su naturaleza sin par, lo que lo hacía sobresalir sobre todas las demás criaturas, hasta el punto que la Escritura registra este estado, leemos:


15Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad (Ez.28:15)


¿Pero que motivó su rebelión contra Dios en el cielo?


Al meditar el v.15 podemos entender su “perfección” desde el día en que fue creado hasta el día en que ocurrió algo que le hizo tomar la decisión de “SERÉ SEMEJANTE AL ALTÍSIMO”. La idea de ser semejante a Su Creador, encierra la posesión de una voluntad independiente a la voluntad de Su Creador, y esto es vanagloria soberbia. Pero preguntamos:


¿Qué fue lo que ocurrió en las esferas celestiales que motivó su rebelión?


Conocemos la descripción del pecado de la soberbia en Satanás pero no la causa. Y necesitamos conocer la causa y solo podemos hacerlo investigando sobre el terreno de las Escrituras para evitar especulaciones sin ninguna base bíblica.


Hay un par de pasajes que nos arrojan luz sobre esta investigación, veamos el primero de ellos, leemos:


----------------------------
5Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. 6Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. (Lc.4:5-7)
----------------------------

Las expresiones: “Y LE LLEVÓ”, “Y LE MOSTRÓ”, “Y LE DIJO”, nos revelan la pretensión de enfrentar a nuestro Señor Jesucristo en un terreno superior al de la igualdad. Se cree mayor que Cristo. Y después de mostrarle en visión “todos los reinos de la tierra” le dijo el diablo, leemos:


“A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.”


Aquí está la primera clave:


“SATANÁS RECLAMA ADORACIÓN”

Esta clave es fundamental a la hora de conocer el motivo de su rebelión contra Dios en el cielo, leemos:

LA AUDIENCIA CELESTIAL


5Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás:

Mi Hijo eres tú,
Yo te he engendrado hoy,

y otra vez:

Yo seré a él Padre,
Y él me será a mí hijo? (Heb.1:5)


EL HIJO SUPERIOR A LOS ANGELES


Este gran misterio de Dios fue dado a conocer primeramente a los “principados y potestades”, las grandes inteligencias del mundo celestial. Dios, en este escenario, todavía no le había preparado cuerpo y mucho menos había introducido a Su Hijo al mundo, pero ya lo había destinado como el Cordero de Dios para Sus propósitos Redentores (1P.1:20)

Y en medio de esta audiencia se hallaba el Querubín protector, del cual está escrito:


“Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura”


Veamos el esplendor de sus vestiduras:


“de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro”


¿Qué pensamientos llegaron al corazón del Querubín protector en el momento de escuchar la promulgación de los propósitos divinos?, leemos:


“Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor”


Esta es la mentira de la cual Satanás es padre.


“YO, EL MÁS HERMOSO, EL MÁS INTELIGENTE, EL MAS BRILLANTE ¿ADORANDO AL HIJO DE DIOS?”


Y esta mentira es la que nos revela la intención homicida del diablo, leemos de los labios de Cristo:


El ha sido homicida desde el principio, (Jn.8:44). Este es el segundo pasaje de nuestra investigación.


¿Desde el principio de qué?


No desde el principio de su propia existencia, no olvidemos que fue creado en “perfección y hermosura”, tampoco se refiere al Edén porque Satanás ya había arrastrado a legiones de sus semejantes en su rebelión contra Cristo mucho antes que la tierra registrara las huellas de Adán y Eva. Que llegara a ser homicida se relaciona de inmediato con la expresión:


“SERÉ SEMEJANTE AL ALTÍSIMO” (Is.14:14)


Cuando escuchó el decreto de Dios entendió que Su Hijo era el Primogénito que tendría la preeminencia en todo (Col.1:16-20) y no él. Una decepción que lo transformó en homicida desde el principio, al querer destronar a Cristo, el término “homicida” empleado por Cristo, nos revela sus propósitos destructivos desde el principio.

Desde entonces, Satanás pretende ser el Primogénito, el heredero de derecho de la creación, el verdadero Mesías, y como tal, reclama la adoración de la humanidad. Esta es la razón por la cual se empeñó en sembrar esta mentira en el corazón de la humanidad, leemos:

“SERÉIS COMO DIOS” (Gén.3:4)


Pero volvamos al segundo pasaje de nuestra investigación, leemos:


43¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra. 44Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. 45Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis. 46¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis? 47El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.


Cristo, sus enseñanzas y sus seguidores son el objeto del odio del diablo.


En este contexto, a la vanagloria de los judíos de descender de Abraham, el Señor les replicó que los hijos del patriarca andarían en los caminos de su padre, leemos:
-----------------
Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais. 40Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham. 41Vosotros hacéis las obras de vuestro padre.
--------------------

Veamos la reacción de los HIJOS DEL DIABLO, leemos:

-------------------------------
Entonces le dijeron: Nosotros no somos nacidos de fornicación; un padre tenemos, que es Dios.
------------------------------


“NOSOTROS NO SOMOS NACIDOS DE FORNICACION”


El insulto involucrado es el desconocimiento de la Deidad de Cristo reduciéndolo a la condición de un hijo cualquiera de una ramera judía.


“UN PADRE TENEMOS QUE ES DIOS”


Esta respuesta es otra clave fundamental en nuestra investigación sobre el gran falsificador.

Todo sistema religioso, no importa su antigüedad, no importa las coincidencias con el Cristianismo, ya sea el culto a Tamuz y de la antigua Babilonia, es apostasía. Satanás reclama adoración y viene falsificando el Cristianismo a través de los siglos. Todo rechazo a Cristo y sus enseñanzas es apostasía, aquí tenemos un puñado de judíos refugiándose en el invento de los apostatas: “un padre tenemos que es Dios”, más bien, haciéndose pasar por “Dios” y siendo objeto de culto, veamos la fuerte respuesta divina:

---------------------------
44Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira
--------------------------

“VOSOTROS SOIS DE VUESTRO PADRE EL DIABLO”


Esta es la identidad del padre de todo sistema religioso no solo que contenga coincidencias con el Cristianismo, sino que sea una abierta oposición a el en base a su antigüedad, o creencias. Satanás reclama adoración por medio de estos cultos idolátricos, algunos de los cuales son burdas falsificaciones del Cristianismo y muchos son los que tropiezan a la hora de cotejar la antigüedad de los mismos, sin comprender que el diablo viene falsificando a Dios desde mucho antes que la tierra registrase la huella del ser humano, recordemos su proclama:


“SERÉ SEMEJANTE AL ALTÍSIMO”


Recordemos el veneno inoculado por la serpiente a la raza humana:


“SERÉIS COMO DIOS”


En cuanto a la potestad y la gloria que comparte Satanás, leemos:


“PORQUE A MÍ ME HA SIDO ENTREGADA”


“A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.”

Pregunto a todos los lectores:


¿Quién le va a creer al diablo?


Leemos:


1De Jehová es la tierra y su plenitud;

El mundo, y los que en él habitan. (Sal.24:1)

Nadie le ha entregado nada. Como el gran falsificador tiene potestad sobre todo sistema religioso que niegue a Cristo Sus enseñanzas. Su abominable título es el de “el dios de este mundo”; un título concedido por Dios al Gran Falsificador, no porque el Supremo haya delegado Su soberanía, sino porque el mundo le da su homenaje a el y la espalda a Su Hijo. La mentira de la cual es padre es la negación del Cristo de Dios, del Cristo del Calvario, del único mediador entre Dios y los hombres, negador del “propiciatorio” de la Obra de la Redención, donde un pecador arrepentido contempla al Hijo de Dios llevando la sentencia que le correspondía a el, contempla Su sangre preciosa limpiándolo de todo pecado para llevarlo perdonado y en paz a la presencia de Su Padre Dios.

En contraste, “el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios (2Cor.4:4).


Esta es la razón por la cual los hombres, no solo como el forista que hace la pregunta, sino como tantos aquellos que menosprecian el relato bíblico, prefieren vivir una vida llena de buenas obras, llena de moralidad, haciendo del Señor mismo un ministro de su propia justicia y soberbia: “Si, yo creo en Dios pero a mí manera”. 

En palabras más directas, se vuelven a cualquier cosa antes que a la Cruz de Cristo. 

Ignoran que la moralidad no es sinónimo de santidad. En las sectas hay muchos engañados con un testimonio intachable, pero están perdidos. Las hirientes palabras del Señor dirigidas a los judíos incrédulos son un testimonio de lo que afirmamos: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo”. 

No iban dirigidas a los más depravados de la nación, sino a personas muy respetadas y reconocidas como los conductores espirituales de la nación de Israel.

Esto nos demuestra que lo que el Gran Falsificador controla son las religiones de este mundo llenas de moralidad y rechazo a Cristo y Sus enseñanzas.

Un abrazo cordial a todos mis hermanos en Cristo.


Edison Loaiza
Responder
#23
(12-06-2015, 01:44 PM)Roberto Rios escribió: La cuestión es que ustedes piensan que todo lo escrito en la biblia es palabra de un dios omnipotente y omnisciente, pero basta leerla imparcialmente para darse cuenta que es producto de hombres astutos pero hombres al fin porque tiene demasiados errores.

Si la sangre de Jesús limpia de todo pecado, ¿por qué le piden a le gente que no peque? Si murió por la salvación de las personas, ¿por qué tiene que sequir ciertos preceptos para salvarse?

Roberto, sólo por si sigues leyendo el presente.

Nosotros decimos lo que la historia ha abalado, que la Biblia es la revelación de Dios dada a la humanidad, por medio de la inspiración a más de 40 autores, en un lapso de 1500 años, guardando un mismo hilo de ideas:

1.- Porque por muy "astutos", como tu los llamas, muchos de ellos jamás se conocieron, seguían un mismo hilo de ideas, fueron practicantes de diferentes oficios, en contextos culturales derivados de las diferentes épocas, muy distintos entre sí.

2.- Es palabra de Dios, porque más de 600 profecías se ha cumplido sólo en el evento del nacimiento, ministerio, muerte y resurrección del señor Jesucristo.

3.- Los autores, en su enorme mayoría, no sólo no ganaron nada para este plano de realidad material, antes al contrario, afirmar lo que decían, significó que fuesen despojados, perseguidos e inclusivo ejecutados y la lógica humanista y materialista jamás podrá decir que quién así vive es muy inteligente por vivir o más bien morir así, si esto no fuese verdad.

La historia ha dado evidencias que confirman lo que te digo.

Investiga por tu propia cuenta, sin los filtros de confirmar tu postura ateísta, sólo siguiendo la verdad llévele a donde te lleve y al final aun con toda la evidencia mostrada, tendrás que dar un paso de fe, como la diste al ateísmo.

Roberto, créeme que te entiendo muy bien, yo también fui ateo y es que había dos razones poderosas en su momento que me impedían creer.

1.- Odiaba con todo mi corazón la religión y para mis filtros culturales cuando uno habla de religión es inminente que uno lo conecte con Dios o si uno habla de Dios, es imposible no implicarlo con religión.

Cuando Jesús vino a mí vida, en medio de mi ateísmo, pude comprender que Dios y religión no es lo mismo.

2.- Mi pecado, se reusaba enfrentar con la realidad de ser juzgado como una persona con el corazón endurecido. Como todos hice mi propio código de conducta y establecí parámetros propios en donde siempre salía yo como el bueno, los demás los malos y nunca estaba mal lo que hacía a pesar del rastro de heridos y pésimas decisiones que arruinaron una muy importante etapa de mi vida.

No sé en donde te enseñaron que debes hacer obras meritorias para salvación, pero eso no enseña la escritura; no sólo existen médicos charlatanes que dicen curar enfermedades y que no sólo no las curan, sino que con sus remedios falsos no sólo no curan la enfermedad, sino que propician otras matando a sus pacientes.

Así, existen hombres y mujeres que sin tener la sensibilidad espiritual necesaria e indispensable, mal interpretan el texto y peor aún le añaden sus propias percepciones infundadas de lo que se debe hacer, esclavizando a los seguidores de su secta y no sólo no les ayudan, sino que su enfermedad espiritual se empeora.

La sangre de Jesucristo limpia y sana para vida eterna a todo aquel que le cree, mirando en sí mismo las evidencias de su pecado y arrepentido le recibe como su Salvador y Señor de su vida y las buenas obras, son la manifestación de su salud espiritual que lo lleva a hacer y tomar decisiones sabias y de amor que edifican su vida afectando a los que le rodean. ¿Quieres pruebas? Las hay Roberto y quien te escribe es el testimonio viviente de un ateo que fue tocado por el Espíritu de Dios que le hizo ver su realidad en su condición y necesidad de Dios, salvación y vida eterna; 14 años después de esta maravillosa experiencia puedo decir por las evidencias que ya no vivo yo, más Cristo vive en mí y lo que ahora vivo en la carne lo vivo en la fe de aquel que me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Sé que odias los dogmas y tienes razón, son de hombres y no te pido que cambies, pero si es Dios quién habla, no endurezcas tu corazón y tus oídos; porque aunque las pruebas científicas las hay, al final, todavía queda que tu decidas si creer o no.

Jesús hizo muchos milagros y sanidades y hay un documento histórico, fuera de la Biblia que así lo confirma.

Es un documento encontrado a finales del siglo pasado escrito por el emperador de la época de Jesús, el cual le pide a Poncio Pilato que le mande a Jesús a quién se le veía como un curandero y hasta Roma había llegado su fama porque padecía de un mal que necesitaba de remedio. El "pequeño" inconveniente fue que ya lo había crucificado y sabiendo que no sólo no podía cumplir con la orden de aquel que consideraba su dios, sino que además éste hecho haría que su carrera política quedase sin respaldo, por tanto destruida y el remordimiento de su pusilánime decisión de matar a Jesús, decidió suicidarse.

No importa cuanta evidencia se te presente, al final, deberás decidir en que creer, si lo que dice Dios o si lo que los hombres te han enseñado; sólo ten presente que decidas lo que decidas, tu decisión en quién decidas, determinará tu destino futuro.
Responder
#24
Hermanos:
Hay un aspecto mencionado por Roberto en el que deberíamos detenernos un poco:
"los jerarcas religiosos y los dioses no tienen que seguir sus propias reglas." 

Evidentemente, nuestro amigo está confundido en cuanto a las distinciones que corresponde hacer en el asunto.
Ya Caminito ha abordado acertadamente, con distintos términos,  la diferencia entre "religión" y "fe cristiana". Y aquí debemos tener presente lo que refiere la Escritura: "No es de todos la fe"   (2ª Tes.3:3)  En consecuencia, no todos los que se llaman cristianos lo son en realidad.

Entonces, los cristianos, en el concepto bíblico, son  aquellos de quienes es la fe. Es decir, son los que han creído por fe en el Señor Jesucristo y, habiéndose arrepentido de sus pecados, han sido perdonados en virtud del sacrificio único, irrepetible y perfecto, del  Salvador en la cruz , quien derramó allí su sangre preciosa, vale decir, su vida misma, para rescatarnos de nuestra vana manera de vivir.  
 
Cuando alguien comienza esa nueva vida en Cristo, inmediatamente es incorporado, mediante el bautismo por  el Espíritu Santo, al Cuerpo de Cristo, que es Su Iglesia.  (No se refiere a la ordenanza del  bautismo en agua)
 
Esa Iglesia, la auténtica Iglesia cristiana, de ningún modo tiene “jerarcas religiosos” sino una Cabeza, que es Cristo mismo, quien jamás delegó esa prerrogativa en ningún mortal hijo de Adán.  Lo demás., como lo explicó Caminito, es sólo burda falsificación.  La iglesia que reconoce otra cabeza, ni es iglesia ni es cristiana. Más bien, las Escrituras hacen referencia a un gran sistema religioso/político: “Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata,  y adornada de oro de piedras preciosas y de perlas,  y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre escrito,  un misterio:  BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.
 Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos,  y de la sangre de los mártires de Jesús.  (Ap.17:4/6) 
 
El contexto del pasaje anterior nos dice que con esa gran ramera “han fornicado los reyes de la tierra,  y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación.”  (Ap. 17:2) 
 
Y acá, Roberto, estamos de acuerdo con tu apreciación, pero  lo tuyo se refiere al sistema religioso identificado con Roma.  En cuanto a nosotros, está escrito:  “Mas nuestra ciudadanía está en los cielos,  de donde también esperamos al Salvador,  al Señor Jesucristo”  (Fil. 3:20)   La diferencia es abismal.  Un cuadro falsificado no le hace perder valor al original.  El sistema falsificado  está sentenciado por el juicio de Dios, la iglesia verdadera tiene un destino glorioso y eterno. 

Saludos,
Heriberto
Responder
#25
A estas alturas, es necesario resaltar que la Iglesia, integrada por creyentes cuya ciudadanía está en los cielos, no es, por ese privilegio, una sociedad secreta ni aislada de la realidad del mundo. 
 
La Cabeza de la Iglesia, el Señor Jesucristo mismo, el verdadero Dios, el Creador del mundo y fundador de Su Iglesia, nos ha dejado precisas instrucciones sobre ser la sal de la tierra,  y la luz del mundo,  no brillando la Iglesia con luz propia sino reflejando la de Él. 
 
Por lo tanto la Iglesia cristiana (todos los redimidos salvados por la Gracia de Dios) es firme en sus convicciones, debiéndose ajustar fiel e incondicionalmente a los preceptos de Dios.  No obstante,  esto no debe confundirse con ningún tipo de discriminación o fanatismo intolerante.  La Iglesia  debe predicar el Evangelio, pero no puede imponerlo por la fuerza, como lo hizo el sistema religioso que aún hoy aprueba y “canoniza” a los que, por ejemplo,   provocaron los peores genocidios en nuestra América, con la excusa de “evangelizar”.
 
Recordemos, además, a los verdaderos cristianos que murieron a manos de la “Santa Inquisición”  y otros atropellos semejantes.   Nadie ignora que hoy mismo el sistema religioso, la falsificación de la iglesia,  se lleva millones de dólares de los estados con los que se ha casado, pero, a su vez, expresa públicamente su fingida preocupación por los pobres de esos mismos países, mientras sus jerarquías religiosas viven en obscena opulencia.  
 
Considéralo, Roberto, la Iglesia de Cristo, la genuina iglesia cristiana, apostólica y peregrina en el mundo, nunca se casó con estado ni imperio alguno.  No claudicó, ni antes ni ahora, ante la persecución de su Fe.
 
Es sólo para que compruebes las diferencias entre lo genuino y lo falso, pero, por demás, no sentimos ningún rencor ni fomentamos hostilidad alguna contra los extraviados de la fe.  Por lo contrario, oramos por toda la humanidad, por los gobernantes, por los desorientados y por todos los necesitados,  deseando, sin intereses mezquinos,  que lleguen al conocimiento de la Verdad Divina.        
 
“Así que,  recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor.”  (Heb 12:28 /29)     
                     
Saludos.
Heriberto
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)