Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
soy nuevo en el foro
#1
Hola a tod@, me llamo raul, soy de españa y tengo 30 años.
Mi motivo porque estoy aqui, es porque e perdido la fe.
Ya nose que hacer.
Responder
#2
Saludos Raulillo:
Por experiencia te digo que cuando perdemos algo, es por que dejamos de hacer algo, ¿puedes exponer si así lo crees conveniente que has dejado de hacer?.
Ing. Ramón Lozano Cervantes
Responder
#3
Estimado Raul.

En primer lugar muchos tienen fe pero no necesariamente en Dios. Hay personas que buscan a Dios solo con la intencion de que se solucionen sus problemas y cuando ven de que nada a cambiado se sienten confundidos y hasta dudan de Su existencia. No te digo que tu seas el caso pero te dire que el caminar con Cristo no te garantiza una vida suave, es mas, puede que hasta tus problemas aumenten. Si la vida externa de un cristiano fuera comoda y con todos los pedidos respondidos a pedir de boca con seguridad que casi todo el mundo fuera cristiano sin necesidad siquiera de predicar el evangelio o siquiera abrir una Biblia.
Pablo dice:
5:7 (porque por fe andamos, no por vista);

La historia de Jose es una historia muy hermosa, ¿pero alguna vez nos pusimos a pensar como hubiéramos sido nosotros si hubiéramos estado en sus zapatos?
Ya Dios le había profetizado en sus sueños, aunque el mismo Jose no lo entendía, que sus hermanos se inclinarian ante el.
Ellos, que no le tenían ningún agrado y llenos de envidia procuraron matarlo porque lo ultimo que tendrían que soportar es que encima se cumpliera esta profesia y tengan que hacerle alguna venia. Con tal motivo lo arrojaron a una cisterna para que se ahogue pero esta estaba seca. Luego mientras aun lo tenian ahí prefirieron mas bien no acarrear con la culpa de su muerte y lo vendieron como esclavo. Asi moriría, casi con seguridad, o por lo menos lo tendrian muy lejos de ellos privado de toda libertad por el resto de sus dias.
Despues, una vez esclavo Jose, y al corto tiempo la mujer de su amo lo acuso falsamente e injustamente y lo encerraron en la cárcel. Paso tiempo allí hasta que un dia interpreto correctamente un sueño del copero del Faraón de que seria liberado en tres dias, Jose le conto su historia y le dijo que todo lo que le había acontecido era injusto y le pidió que al salir le diera palabra al Faraon por el para que lo libere:

Gén 40:14 Acuérdate, pues, de mí cuando tengas ese bien, y te ruego que uses conmigo de misericordia, y hagas mención de mí a Faraón, y me saques de esta casa.
Gén 40:15 Porque fui hurtado de la tierra de los hebreos; y tampoco he hecho aquí por qué me pusiesen en la cárcel.

El copero, apenas liberado, se olvido por completo de Jose y se quedo encerrado por dos años mas.

Todo le fue mal a Jose desde que tenia 17 años, pero a la edad de 30 años y ahí en la carcel, casualmente la edad que tu Raul tienes hoy. Al faraón le vino un sueño que necesitaba de interpretación y recién el copero se acuerdo de Jose a lo cual lo hicieron llamar. Desde este momento Jose se convierte en el hombre mas poderoso después del Faraon:

Gén 41:43 y lo hizo subir en su segundo carro, y pregonaron delante de él: ¡Doblad la rodilla!; y lo puso sobre toda la tierra de Egipto.

El Faraon reconoció que era un hombre de Dios y gracias a su interpretación y consejo Egipto se preparo colectando con abundancia de alimentos los siete años de bonanza antes que lleguen los 7 años del hambre. Cuando esto aconteció Jacob manda a sus hijos (los hermanos de Jose) a comprar viveres de Egipto en donde, sin saberlo, se inclinan con reverencia ante el hermano que ya creían muerto:

Gén 42:6 Y José era el señor de la tierra, quien le vendía a todo el pueblo de la tierra; y llegaron los hermanos de José, y se inclinaron a él rostro a tierra.

Lo paradójico de todo Raul, es que sus mismos hermanos con su maldad acomodaron sin saberlo el destino de Jose para que se cumpliera sobre ellos la profecia que pretendían deshacer y todas las situaciones no se escapaban del control de Dios.
Hay una frase a travez de esta historia de desventuras de Jose que siempre se repite: “…Mas Jehova estaba con Jose…”
Si muchos de nosotros hubiéramos estado en el lugar de Jose talvez hubiéramos entorpecido aun peor nuestra vida. Talvez hubiéramos terminado siendo una calamidad andando y es porque levantamos las manos antes de tiempo de Dios porque pensamos que ya caminamos solos, pero “Dios siempre esta con nosotros”. El mueve las piezas a favor nuestro aunque muchas veces ni nos percatamos.
Hay cristianos que paran a la busqueda de milagros de Dios, como si fuera cosa de circo, para que impresionen a sus sentidos; mientras que hay otros que se dejan llevar por Su mano milagrosa durante toda su vida. Muchos nos damos cuenta, ya llegando a ser ancianos, cuando recapitulamos los eventos de nuestra vida, de cómo Dios siempre dio Su providencia, luego se dan cuenta del porque de algunas circunstancias que no las pudieron entender en su momento.
Talvez no fuimos hechos para terminar con tanto poder como Jose, pero estas historias verídicas el Señor las hizo posible para que personas como nosotros sepamos que Dios nunca nos abandona.
Pablo, un verdadero e impresionante luchador, un hombre sensible pero con espíritu de hierro. Nos da una de las mejores lecturas inspiracionales para todos los soldados de Cristo, y que deberíamos enmarcarla,
“la buena batalla de la fe”:

1Ti 6:6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento;
1Ti 6:7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.
1Ti 6:8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.
1Ti 6:9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;
1Ti 6:10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.
1Ti 6:11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.
1Ti 6:12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

1Ti 6:13 Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato,(A)
1Ti 6:14 que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo,
1Ti 6:15 la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores,

Willy
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)