Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
EN EL PUNTO DE PARTIDA NUEVAMENTE DESPUES DE LA LUCHA
#1
Buen día
Hace dos años mi esposo se fue de casa porque no deseaba vivir mas conmigo pues habia otra mujer de por medio, yo empecé a buscar a Dios debido a este problema; pero mi búsqueda era interesada (hoy lo entiendo), tres meses despues mi esposo al ver que yo no era la misma, me buscó y empezaron a darse nuevamente las cosas, tras la separación hubo cambio de ciudad y yo empecé a viajar los fines de semana con mis hijos y empecé a ser la mujer ideal para él, la mujer virtuosa que lo apoyaba incondicionalmente, lo atendía en todos los aspectos y hasta físicamente tuve un cambio drástico. El 2013 fue uno de los mejores años de mi vida marital, mi esposo era atento, amoroso, pendiente de mí; pero no me proveia suficientemente pues tras el cambio de ciudad perdió su trabajo e inició una empresa y yo le apoyé economicamente (hasta hace pocos días lo hice). Yo noté que cuando estaba con él no oraba, ni leía la Palabra y me sentía mal y poco a poco fuí dejando en último plano a Dios. Hace tres días mi esposo me confiesa que nunca ha sido feliz conmigo y que no quiere estar mas en esta relacion que calificó como mentira; dice que sus sentimientos estan confusos respecto a la mujer por la cual me dejó. Recientemente me enteré que ellos hablaban y al parecer se veian ocasionalmente y el lo confirmó despues de una llamada que esta mujer hizo en la madrugada contandome que siempre habian estado juntos y que el estaba conmigo por mi dinero (pero yo no tengo dinero). Hoy me encuentro en el punto de partida pensando que mi Señor quería actuar en mi vida y yo no lo dejé e hice todo con mis fuerzas, pero al tiempo siento que perdí mi fé. Existe la posibilidad de que el reanude la relacion con esta mujer, pero ya sin ocultar nada al mundo. Eso me tiene destrozada a mi y a mis hijos y esa impotencia no me deja pensar con claridad. Que debo hacer? Debo rehacer mi vida? Hay bases biblicas para ello? El es hijo de una pastora que es como mi madre y ha sido mi apoyo y Dios me dió el mismo día poco antes de que el me confesara sus sentimientos una palabra rhema Salmos 32 versiculo 8 ... Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;
Sobre ti fijaré mis ojos.
Responder
#2
Hola Clara:

Lamento mucho leer estas líneas. Creo entender lo confundida que estás, deprimida y decepcionada.

Muchas parejas se casan por los motivos equivocados, por falsas expectativas que se crearon en su imaginación sin tomar en cuenta las evidencias que se mostraron a lo largo de los primeros inicios de su relación.

Hay quienes olvidaron hasta los motivos y las razones por los cuales querían casarse con ese ser al que consideraban tan especial.

En alguna ocasión, algunas jóvenes con alegría me compartían la noticia de su compromiso de bodas con algún muchacho de la congregación y siempre en mis felicitaciones les dejaba un comentario con el que buscaba tomasen conciencia del paso que daban, les digo:

"Espero que ya te hayas contestado la pregunta" Su respuesta invariablemente iba precedida de una cara con gesto de cuestionamiento e intriga, algunas me preguntaban y otras callaban:

"¿Cuál pregunta?" La gran pregunta cuya respuesta será la que te sostenga en los momentos de confusión y tribulación marital, la pregunta que todo novio o novia debe contestarse antes de casarse y que implica otra.

La primera sería:

"¿Por qué te quieres casar?" y la otra "¿Por qué con el (o ella)?"

El matrimonio es una decisión, una acción y un compromiso. ¿Sabías que eso mismo significa el amor que el Dios de la Biblia enseña?

Es una decisión, porque primeramente es un mandamiento que Dios ha dado y no está supeditado a las emociones, porque no siempre se siente, es más en ocasiones, es un sentimiento desagradable, pero la decisión de amar es lo que prevalece.

Es una acción que implica sacrificio y entrega por el objeto nuestro propósito de amar, aunque no lo merezca, aunque no se sienta, aunque no se pueda.

Es un compromiso que implica la fidelidad unilateral y no condicionado de la reciprocidad.

¿Te parece ridículo e ingenuo?

Mira la cruz de Cristo y en ella verás que esto que te digo no es imposible, sino que es el verdadero amor.

El Señor Jesucristo, obedeciendo el mandato de su Padre de amarnos, murió en la cruz por gente que no lo merecía como tu o como yo, como... el.

Y no hay más clara la manifestación de amor práctico que la acción de dar su vida por amor por ti y por mí y... también por el.

El Señor Jesucristo, se comprometió a estar con nosotros al fin del mundo aunque personas que un día dijeron amarlo, le dieran la espalda, como tu, como yo o como ...el.

¿Sabes? creo que nadie te puede entender mejor que el en cuanto a sentirse rechazado, cambiado por otro, abandonado por otro que Cristo Jesús. El tiene bastante amor, perdón y restauración que regalarte. ¿Por qué no decides ir a sus pies por consuelo, perdón, paz y restauración? ¿Por qué no le pides que entre a tu vida, te de un nuevo corazón y vida eterna?

Nadie garantiza que no se vaya tu esposo, lo más seguro es que eso haga, porque es su decisión, pero en Cristo, puedes estar segura que jamás te dejará. El Señor Jesucristo dijo:

Mateo 18:2 Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, 3 y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.
4 Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos
.

¿Cómo es un niño? Un niño no tiene nada que ofrecer, no tiene dinero, no tiene amor, no tiene méritos que valgan en consideración; pero si tiene orfandad en sí mismo, necesidad de amor, cuidado, afecto, guía... ¿Te puedes reconocer como uno de ellos? Si es así, te has humillado, nunca estarás más cerca de Dios como ahora y te está buscando.

¿No te atreves? ¿Tu fe menguó? Su amor y su misericordia nunca menguan, hay suficiente en el Dios de toda gracia para ti. Pero esta vez búscalo por las razones apropiadas, búscalo, porque el es Dios y quiere serlo de ti, quiere establecer una relación personal contigo por medio de su Hijo el Señor Jesucristo.

Ve a el, estás a solo una oración.

¿Me cuentas si lo hiciste?
Responder
#3
Clara Silva

Lamento la situación dificil que estas pasando. Con todas las intenciones de ayudarte, con lo que nos cuentas se pueden deducir algunas cosas.
Se puede ver que tu matrimonio tiene ya una suma de añitos ya que tienes varios hijos, esto me hace preguntarme ¿tanto tiempo paso para decirte que todo fue una mentira?
Tu dices que el momentáneamente te volvió a buscar porque tuviste un cambio de carácter e inclusive físico pero luego sus sentimientos se confundieron otra vez.
Yo no se si el pueda haber tenido alguna razón para no quererte (no se si esto te motivo a tratar de ser una mujer de acuerdo a la Biblia) pero esto no es excusa tampoco para buscarse otra mujer.
Puedo decirte Clara, sin muchas dudas al respecto, de que ninguno de uds dos son nacidos de nuevo y Dios no podrá actuar debidamente en la protección de tu matrimonio si uds no lo permiten, esto quiere decir manteniéndose los dos como personas inconversas.
¿Cómo puedo asegurarte esto? Primero tu buscaste a Dios solo por INTERES por tanto tu cambio fue solo un esfuerzo tuyo y esto solo dura poco. Es claro esto cuando dices que cuando estabas con el ya no te interesaba Dios.
Tu marido, si fuera nacido de nuevo lo pensaria muy seriamente antes de irse al adulterio y estar jugando al “gato y al raton” contigo, esto equivale al respeto y temor de Dios que es característica de un cristiano:

Heb 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

Me puedo dar cuenta de que uds andan en una doctrina equivocada ya que la madre de el es pastora y por el asunto del “rhema”.
De la forma en que caminan solo le están dando lugar al diablo para que tenga éxito. Esos sentimientos “confundidos” que el dice que tiene son solo producto de su carnalidad y posiblemente uso mentiras para ganarse los sentimientos de la otra mujer con “que esta contigo solo por tu dinero”.
Si tu marido reanuda su relación con la otra mujer, “ya no a escondidas”, estará simplemente viviendo en pecado.
Lo que si puedes hacer si quieres salvar tu matrimonio, es que deben buscar a Dios con sinceridad de corazón junto con tu esposo. Reconozcan que Jesucristo murió por sus pecados y El es su único y suficiente Salvador. Y apártense de esa doctrina equivocada.
Te puedo asegurar, que una vez sean verdaderos hijos de Dios, debes persistir en oración, el Señor dara solucion a tu problema para que Satanas no se aproveche de la situación.

1Co 7:5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.

Willy
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)