Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
El castigo de Dios
#1
Castigo de Dios

El aspecto de vivir bajo la gracia nos hace a veces preguntarnos algunas cosas. Una de estas es el tema del castigo de Dios.

No es algo que uno deseara, pero pareciera que algunas veces el castigo de Dios no existiera cuando pensamos que debería pasar y a veces hasta da la impresión que mas bien algunos tuvieran premio haciendo lo malo desobedeciendo porfiadamente Su Palabra. Quiero decir, ¿No vemos algunos que obran mal en su vida y en la misma iglesia y parecen gozar de todo tipo de cosas? Mientras otros tratando de paliarse la vida, en el dia a dia, cristianos fieles y esforzados, pareciera que les cayera el mundo encima por algún pecado en particular. A veces inclusive a algunos les sobreviene algun mal estando en sus mejores momentos espirituales. Alguno se preguntara ¿porque?

Existen, en la vida del cristiano, no solo castigos, sino también pruebas. Las pruebas son normales y necesarias para el crecimiento, pero a veces podemos confundir prueba con castigo.

Las pruebas solo suceden. Y ocurren en cualquier momento, estas sirven para probar la calidad del cristiano y afianzar su fe.

El castigo por otra parte ocurre pero de una forma diferente.

En el verdadero hijo de Dios el castigo es aplicado como medida de corrección, la misma analogía de un padre que ama a su hijo que desobedece, y es para enrectar su camino, este castigo solo es aplicado en el transcurso de su vida y solo cuando es necesaria. Cabe realzar el hecho aquí que Dios solo castiga a sus hijos, de la misma manera que un padre no tiene ninguna necesidad de corregir castigando hijos ajenos.

Por ejemplo si nos referimos al inconverso, a este solo le queda el castigo eterno que es el peor de todos los castigos, por tanto mientras vive y se comporta con holganza pensando para si mismo que vive sin complicaciones y no debe nada a nadie todo lo que hace es vivir en rechazo a su salvación con su vida ya condenada al infierno. Lo que sí Dios le da en vez de castigo en su vida es Su misericordia y Su paciencia esperando su arrepentimiento y asi pueda evitar este castigo.

Rom 2:4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?
Rom 2:5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,
Rom 2:6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras.



Pero sabemos de ciertos cristianos que caminan con la misma holgura que un inconverso y parece que Dios no les da un castigo de corrección. Si ud es ese tipo de cristiano y talvez se sienta exclusivo, o talvez sienta que Dios lo avala porque en el fondo esta haciendo algo bien. Piense de nuevo porque Dios solo castiga para corregir a Sus hijos y en este caso ud seria un falso cristiano. Camina en la misma vereda que un inconverso y tiene el mismo fin:

Mat 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Mat 7:22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
Mat 7:23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.


Aquí nos podemos dar cuenta claramente que el Señor habla de estos tipos de cristianos. Cristianos que no son Sus hijos, simplemente al decir “nunca os conocí”. Es mas los rechaza y les dice que todo lo que hicieron fue maldad.

Lo mas ironico de todo es que un falso cristiano es el que mas se siente un hijo de Dios, tal cual inclusive trataran de demostrarlo al mismo Señor en el juicio final justificando lo que hacían en Su nombre. En la vida real son mas bien ellos los que acusan a los verdaderos hijos de Dios de legalistas y religiosos. Enseñan y consideran que la gracia les concede todo tipo de libertades que puedan desear para compartir y mezclarse con el mundo para llevar a personas a Cristo. A esto le llaman la tolerancia y libertad de culto que sobrepasa lo intolerable para Dios, prejuzgando a los que se oponen como intolerantes y esclavizantes. De esto deducimos facilmente que les es de tanta apatía la Palabra y es porque no tienen al Espiritu en ellos, solo pueden gozar de lo que sí conocen, el mundo y el pecado, y les parece “esclavizantes” las ordenanzas del Señor. Por tanto el Señor no les da a estos castigos de corrección, solo espera, a que se arrepientan y verdaderamente busquen a Cristo.

Tenemos los cristianos carnales. Estos sí son castigados y a veces hasta el punto de ser entregados a Satanas para la purificación de su carne, pero un cristiano carnal no puede quedarse en ese estado todo el tiempo, porque su crecimiento es obra del Espiritu:

Flp 1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

Por tanto si un cristiano nunca crece, o es un cristiano cangrejo, que en vez de avanzar adelante va para atrás, hay fuertes probabilidades que es un individuo que no esté viviendo bajo la gracia sino bajo la misericordia de Dios.

Willy
Responder
#2
Buenos días Willy, quizás sea mejor hablar de "disciplina" en los hijos de Dios.

Pero ya que has usado la expresión "CASTIGO"...en referencia a los falsos cristianos:

Cita:Lo mas irónico de todo es que un falso cristiano es el que mas se siente un hijo de Dios, tal cual inclusive trataran de demostrarlo al mismo Señor en el juicio final justificando lo que hacían en Su nombre.

Y en referencia a los inconversos:

Cita:Por ejemplo si nos referimos al inconverso, a este solo le queda el castigo eterno que es el peor de todos los castigos, por tanto mientras vive y se comporta con holganza pensando para si mismo que vive sin complicaciones y no debe nada a nadie todo lo que hace es vivir en rechazo a su salvación con su vida ya condenada al infierno. Lo que sí Dios le da en vez de castigo en su vida es Su misericordia y Su paciencia esperando su arrepentimiento y asi pueda evitar este castigo.

Quisiera que aprovecháramos el epígrafe para examinar el "Castigo Eterno"....porque por ahí andan muchos envanecidos enseñando que no existe ningún castigo eterno...sino "cortamiento eterno" o "destrucción eterna" y han falseado el sentido literal de esta expresión para fabricar sus propias biblias con la afirmación de "destrucción eterna".

¿Cuál es el fin de los que falsean la palabra de Dios?

Cristo ha sido el mayor Enseñador de la existencia de un infierno como un lugar de sufrimiento, previo al Lago de Fuego....pero estos envanecidos afirman que no, que el Señor no quiso enseñar tal cosa y que la palabra se refiere a un basurero en las afueras de Jerusalén.

No sé si puedas darme permiso para estos interrogantes...o solo quieras continuar con el propósito inicial por el cual abriste el tema.

Un saludo en Cristo

Edison
Responder
#3
Gracias por tu noble actitud mi querido Edison siendo que lo que quieres aportar va muy bien con el tema. El castigo eterno a sido mañosamente atenuado y estoy deseoso de aprender de lo que tienes para compartir.

Un abrazo

Willy
Responder
#4
Willy1 escribió:Gracias por tu noble actitud mi querido Edison siendo que lo que quieres aportar va muy bien con el tema. El castigo eterno a sido mañosamente atenuado y estoy deseoso de aprender de lo que tienes para compartir.

Un abrazo

Willy

Bueno, Willy, el tema está abierto...y me parece interesante que consideraramos las traducciones que traen en lugar de Castigo Eterno, "destrucción eterna"...porque tengo entendido que este cambio es algo relativamente nuevo.

Edison
Responder
#5
Queridos hermanos:

Tengo a continuacion un texto que lo pego para que lo podamos discutirlo. Es un poco largo y preferi no resumirlo para no perder detalles, por tanto dejo a consideracion de la administracion del foro si desea que se lo continue aqui o se lo abre como un tema nuevo.

Willy
Responder
#6
(Este texto es sacado de una pagina web de caracter biblico.)

TESIS 19

LA FUTURA DESTRUCCIÓN ETERNA DE LOS MALOS


Cuando esos mil años se cumplan, entonces los muertos que fueron juzgados durante el Milenio, conforme a sus obras, VOLVERÁN A VIVIR, es decir, resucitarán por el poder de Dios: "5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años" (Ap.20:5). Miles de millones de muertos estarán en pie delante del trono de Dios, entonces esos libros donde están registradas las obras que ellos hicieron serán abiertos, y también será abierto otro libro: el libro de la vida (Ap.20:12-13). Todos estos muertos ya fueron juzgados durante el Milenio (Ap.11:18), sin embargo, ahora resucitarán para OÍR LA SENTENCIA establecida por el Juez de vivos y muertos: Jesús . Dicha sentencia será de condenación, o de perdón, ya que el texto bíblico dice que quien no se halló inscrito en el libro de la vida, fue arrojado al lago de fuego (Ap.20:15), lo cual indica que habrá muertos que tendrán su nombre escrito en el libro de la vida, y serán salvos.

Ahora bien, los muertos que sean condenados y arrojados al lago de fuego, ¿vivirán para siempre en ese lugar de destrucción?

Millones de "cristianos" han sido engañados por Satanás, el cual les ha hecho creer que los condenados tendrán la vida eterna, y vivirán para siempre en el fuego en un sufrimiento sin fin. Veamos la falsedad de esa doctrina.

El Señor Jesús dijo que los que rehúsan creer en el Hijo NO VERÁN LA VIDA, sino que la ira de Dios está sobre ellos, es decir, pesa sobre ellos, cual espada de Damocles (Jn.3:36). Por lo tanto, los condenados NO recibirán la inmortalidad, ni vivirán para siempre, sino que serán DESTRUIDOS (aniquilados) en el fuego de la ira de Dios, es decir, el lago de fuego (Ap.14:9-11, 20:15). Jesús dijo que Dios DESTRUIRÁ (aniquilará) el cuerpo y el alma (la vida) de los condenados en el fuego (Mt.10:28).

Pablo dijo también que los condenados sufrirán la pena de ETERNA DESTRUCCIÓN O PERDICIÓN (2Ts.1:9). Ellos serán atormentados con fuego y azufre, y el humo de su TORMENTO subirá por los siglos de los siglos (Ap.14:9-11), es decir, ellos SUFRIRÁN terriblemente en el fuego, hasta que sean quemados, y reducidos a cenizas (Malq.4:1-3). Jesús dijo bien claro que en ese lugar llorarán y crujirán de dientes (Mt.13:42), hasta que sean destruidos en cuerpo y alma. Por lo tanto, ellos estarán vivos y conscientes cuando sean arrojados al lago de fuego, ya que de lo contrario ellos no llorarían ni rechinarían de dientes.

El "humo que sube por los siglos de los siglos" indica una DESTRUCCIÓN ETERNA, ya que cuando sube humo de un incendio, significa que la destrucción está completa.

Jesús dijo que las "cabras" irán al castigo eterno, mas los justos a la vida eterna (Mt.25:46), por lo tanto, el Mesías fue muy claro en ese pasaje cuando dijo que SOLO LOS JUSTOS VIVIRÁN PARA SIEMPRE, ¡los condenados no vivirán para siempre, es decir, NO SERÁN INMORTALES!
Ese castigo eterno será LA DESTRUCCIÓN ETERNA EN EL FUEGO (Mt.25:41), donde serán arrojados los malvados, y destruidos en cuerpo y alma (Mt.10:28). El fuego es eterno, porque procede de Dios, el cual es fuego consumidor, ¡pero no significa de ninguna manera que ese fuego esté ardiendo eternamente!, ya que Sodoma y Gomorra también sufrieron el castigo del FUEGO ETERNO (Jud.7), ¡sin embargo, esas ciudades no siguen ardiendo, sino que fueron DESTRUIDAS y dejaron de existir!. Por lo tanto, el castigo será eterno, porque la DESTRUCCIÓN será ETERNA.

La doctrina satánica de los sufrimientos eternos no tiene que ver nada con la doctrina bíblica del castigo eterno. El sufrimiento eterno indica VIDA ETERNA en agonía sin fin, sin embargo, el castigo eterno indica DESTRUCCIÓN ETERNA. Ese castigo será ETERNO, porque la DESTRUCCIÓN será eterna, ¡¡ellos JAMÁS volverán a vivir!!.

Los católicos papistas y casi todos los protestantes enseñan que los malvados jamás serán destruidos. Ellos suelen decir que la Biblia jamás habla de la destrucción eterna de los malvados. Veamos seguidamente la falsedad de esa doctrina. Aquí doy solo unos cuantos pasajes donde se habla de la futura DESTRUCCIÓN ETERNA de los malvados:

"Porque los malignos serán destruidos, Pero los que esperan en IEVE , ellos heredarán la tierra... Porque los benditos de él heredarán la tierra; Y los malditos de él serán destruidos... Espera en IEVE , y guarda su camino,
Y él te exaltará para heredar la tierra; Cuando sean destruidos los pecadores, lo verás... Mas los transgresores serán todos a una destruidos; La posteridad de los impíos será extinguida. (Sal.37:9, 22, 34, 38 ).
Cuando brotan los impíos como la hierba, Y florecen todos los que hacen iniquidad, Es para ser destruidos eternamente (Sal.92:7).
Porque el violento será acabado, y el escarnecedor será consumido; serán destruidos todos los que se desvelan para hacer iniquidad" (Is.29:20).
"... tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. " (Ap.11:18).

Cada vez estoy más convencido que los papistas y los protestantes que enseñan esa doctrina diabólica de los sufrimientos eternos no creen en la Biblia, sino solamente en las mentiras doctrinales inventadas por los líderes de esas sectas falsas.

Mesías no dijo por ninguna parte que los malvados sufrirán eternamente, ya que si ellos sufrieran eternamente tendrían que vivir eternamente,
Es evidente que los papistas y los protestantes que enseñan esa perversa y diabólica doctrina de los sufrimientos eternos no creen en esas palabras del Mesías registradas en Mateo 25:46, ya que él dijo bien clarito que solamente los justos vivirán para siempre, mientras que los otros, es decir, las cabras, irán al castigo eterno, y ese castigo eterno será la destrucción eterna, el castigo será eterno porque la destrucción será eterna y definitiva, éste será el castigo del fuego eterno, el mismo castigo que sufrieron las ciudades de Sodoma y Gomorra, tal como leemos en la epístola de Judas 7, donde se dice que Sodoma y Gomorra fueron puestas de ejemplo sufriendo el castigo del fuego eterno. Esas ciudades fueron destruidas por Dios y dejaron de existir, si el castigo del fuego eterno fuera un sufrimiento eterno entonces esas ciudades seguirían en ardiendo actualmente.

Apocalipsis 20:10

Analicemos ahora el texto de Apocalipsis 20:10, un texto esgrimido siempre por los "cristianos" que abogan por la doctrina satánica de los sufrimientos eternos en el infierno.

¡Ese pasaje bíblico está FALSIFICADO por la cristiandad!, por la sencilla razón de que la palabra “están” NO APARECE EN EL TEXTO GRIEGO, SINO QUE FUE AÑADIDA por los traductores, con el fin de apoyar la doctrina diabólica de los sufrimientos eternos. Esto lo puede comprobar Leyendo el Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español, de Francisco Lacueva, y publicado por la editorial Clie. Por lo tanto, la traducción fiel de Apocalipsis 20:10 dice así: “Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, DONDE LA BESTIA Y EL FALSO PROFETA; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos”.

El texto bíblico lo único que dice es que Satanás, después del Milenio, será arrojado al lago de fuego, donde mil años antes fueron arrojados la bestia y el falso profeta (Ap.19:20), es decir, el texto NO dice por ninguna parte que la bestia y el falso profeta estén VIVOS en el lago de fuego cuando Satanás sea arrojado en él, sino que el diablo será arrojado al mismo lugar donde fueron arrojados mil años antes la bestia y el falso profeta. El texto bíblico dice que esas tres personas serán “atormentadas DIA Y NOCHE, POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS". La expresión “día y noche, por los siglos de los siglos” NO SIGNIFICA UN SUFRIMIENTO ETERNO, SINO DESTRUCCIÓN O ANIQUILACIÓN ETERNA. ¿Cómo sabemos esto?, lo sabemos porque en Apocalipsis 18:18-21 leemos que la capital de la gran ramera (Roma) será DESTRUIDA en el futuro por fuego en una sola hora, Y NUNCA MAS SERÁ HALLADA, es decir, DEJARÁ DE EXISTIR, desaparecerá de la faz de la tierra, y nunca más se la encontrará. Ahora bien, resulta que en Apocalipsis 19:3 leemos que el humo del tormento de esa ciudad SUBIRÁ POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS, lo cual NO se puede referir a un sufrimiento eterno, sino a una DESTRUCCIÓN ETERNA. ¡¡La ciudad de Roma no estará ardiendo por la eternidad!!, ya que será destruida y NUNCA MÁS SERÁ HALLADA (Ap.18:21). Por lo tanto, el "humo de su tormento que sube por los siglos de los siglos" significa DESTRUCCIÓN ETERNA. Cuando sale humo de un incendio, significa que la destrucción está completada, y si el humo sube “por los siglos de los siglos”, significa que la destrucción será ETERNA, ¡¡pero de ninguna manera significa un sufrimiento eterno!!

El cuerpo y el alma será destruido en el fuego

Muchos papistas citan el pasaje de Mateo 10:28, en la versión de Jerusalén, donde se dice: "aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la Gehenna". Esos papistas dicen entonces que ahí no aparece la palabra “destrucción”, sino “perdición”, y -según ellos- esa perdición no será la destrucción eterna. Veamos la falsedad de esa doctrina.

Las dos traducciones, “perdición” y “destruir” son correctas. Unas traducciones bíblicas dicen destruir, y otras traducciones dicen perdición, es decir, la destrucción y la perdición son palabras sinónimas, se refieren a lo mismo, los malvados serán destruidos o aniquilados para siempre, ellos sufrirán la eterna perdición, la ruina eterna, la destrucción eterna, las palabras utilizadas en el texto griego significan exactamente eso: destrucción, perdición, ruina; lo que no dice ese pasaje por ninguna parte es que los impíos vivirán para siempre en el fuego. Esta doctrina repugnante, diabólica y anticristiana de los sufrimientos eternos es una clara perversión de la verdadera doctrina enseñada por Mesías y por sus apóstoles
Esos papistas y muchos “evangélicos” suelen citar también al señor Francisco Lacueva, para decir que la palabra destruir no significa aniquilación. Pocas veces he escuchado algo tan ridículo y falso como eso. Si, por ejemplo, yo quemo una hoja de papel, estoy destruyendo o aniquilando esa hoja, es decir, destruir y aniquilar significa exactamente lo mismo, y esto lo puede comprobar mirando el diccionario de la Real academia española, donde las palabras destruir y aniquilar son sinónimas. Por lo tanto, lo que dice el erudito en griego Francisco Lacueva respecto a este asunto es totalmente falso y ridículo.

El propio Mesías dijo en Mateo 25:46 que solamente los JUSTOS vivirán para siempre, por lo tanto, cuando los papistas y “evangélicos” enseñan que los condenados vivirán para siempre sin que sean destruidos están mintiendo, y encima llamando embustero al propio Mesías, el cual dijo que solamente los justos vivirán para siempre, mientras que los malvados serán DESTRUIDOS en cuerpo y alma en el fuego (Mt.10:28).

Diferentes grados de castigo

Hace unos días un papista me hizo la siguiente pregunta en el foro de teología bíblica: "A ver Tito, ¿Cómo es que estos van a recibir una sentencia más rigurosa, si todos van a ser desintegrados igualmente?"
La respuesta que le di a dicho papista es la siguiente:

El Evangelio enseña muy claramente que, en el día del juicio, el castigo o tormento de los condenados será mayor o menor, dependiendo de lo que ellos hicieron en la tierra, como podemos ver en los siguientes pasajes bíblicos:

"Por tanto, en el juicio será más tolerable el castigo para Tiro y Sidón, que para vosotras" (Lc.10:14).
"y que devoran la hacienda de las viudas haciendo largas oraciones. Esos tendrán un castigo más riguroso." (Mr.10:40).
"Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes" (Lc.12:47).

Por consiguiente, en Apocalipsis 20:12-13 los muertos condenados serán juzgados conforme a sus obras, para recibir el grado de castigo o de tormento.

Cuando los habitantes de Sodoma y Gomorra resuciten y sean juzgados por Dios, el juicio o castigo será menor que para aquellos que oyeron directamente al propio Mesías y no quisieron arrepentirse. En estas palabras del Mesías lo que se enseña es que el castigo será menos doloroso para los habitantes de Sodoma y Gomorra, que para aquellos que rechazaron las palabras del Mesías, estos últimos serán atormentados o castigados mucho más que los primeros, sin embargo, todos ellos serán destruidos para siempre y dejarán de existir. En ningún pasaje bíblico se dice que los impíos vivirán para siempre en un sufrimiento eterno, esta doctrina diabólica y falsa Mesías y sus apóstoles jamás la enseñaron, porque, como ya he dicho, lo que ellos enseñaron es el castigo eterno, que consistirá en la muerte eterna, o lo que es lo mismo, la destrucción eterna.

Que quede claro: yo no niego el castigo consciente de los condenados, al contrario, estos condenados serán atormentados con fuego y azufre (Ap.14:9-11), es decir, recibirán un castigo consciente, y es después cuando serán arrojados al fuego y destruidos en cuerpo y alma, tal como enseñó Mesías en Mateo 10:28.

Yo creo perfectamente lo que Mesías dijo cuando afirmó que en ese lugar habrá lloró y crujir de dientes, y para que ellos lloren y crujan de dientes lógicamente tienen que estar conscientes, pero lo que Mesías jamás enseñó es que los impíos llorarán y crujirán de dientes por la eternidad.

Daniel 12:2

Los papistas y “evangélicos” que enseñan la doctrina falsa de los sufrimientos eternos siempre citan el pasaje de Daniel 12:2, para apoyar su doctrina, sin embargo, veamos la falsedad de esa interpretación:

En Daniel 12:2 se dice bien claro que los primeros resucitarán para vivir eternamente, mientras que los segundos resucitarán para vergüenza e ignominia perpetua, por lo tanto, si solamente los primeros resucitarán para vivir eternamente, entonces significa que los segundos no vivirán eternamente, lo cual pulveriza hasta sus cimientos la falsa doctrina de esas sectas.

La correcta interpretación de esa frase es sencillamente que los condenados resucitarán para ser juzgados y arrojados al lago de fuego, y ese lago de fuego será el fuego eterno, es decir, el horror consistirá en sufrir la destrucción eterna en el fuego, ya que, como he demostrado en este estudio, la Biblia es clarísima al decir que todos los malvados serán destruidos para siempre, o como dijo el propio Mesías, destruidos en cuerpo y alma.

Judas 7

Algunos papistas suelen enseñar que en Judas 7 el “castigo del fuego eterno” no se está refiriendo al fuego que descendió del cielo y destruyó las ciudades de Sodoma y Gomorra, según ellos ese fuego eterno es el lago de fuego. Veamos la falsedad de esa doctrina:

La interpretación que esos papistas dan de Judas 7 es más falsa que Judas, es una burda mentira, ya que en ese pasaje se está haciendo referencia bien clarito al FUEGO QUE DESCENDIÓ DEL CIELO y destruyó las ciudades de Sodoma y Gomorra, es decir, el pasaje no se refiere de ninguna manera a la Gehenna. Pues bien, el apóstol Judas dijo bien clarito que ese fuego eterno arrasó esas ciudades, las cuales ya no existen, y esto SIRVIÓ DE EJEMPLO DE LO QUE DIOS HARÁ CON TODOS LOS MALVADOS, por lo tanto, los malvados también serán destruidos por el fuego, y dejarán de existir. Por cierto, el pasaje dice "castigo del fuego eterno", refiriéndose al fuego que descendió del cielo y arrasó esas ciudades, pero si el castigo del fuego eterno fuera un sufrimiento eterno, entonces resulta que esas ciudades aun seguirían ardiendo, y sus habitantes maricones se estarían quemando aun, pero sin ser jamás destruidos

Los condenados serán ATORMENTADOS CON FUEGO Y AZUFRE (Ap.14:9-11), ellos serán atormentados en diferentes grados, conforme a sus obras, y seguidamente serán DESTRUIDOS en cuerpo y alma (Mt.10:28), cuando alguien es quemado en el fuego, es atormentado con mucho dolor, hasta que es reducido a cenizas y deja de existir, lo mismo hará Dios con todos los malvados (Malq.4:1-3). Sin embargo, los papistas y muchos protestantes rechazan esta verdadera enseñanza bíblica, y enseñan esa mentira diabólica y perversa de que Dios dará la vida eterna a los malvados, para hacerlos sufrir eternamente.


El alma es la persona

Muchos papistas y "evangélicos" enseñan que en esos pasajes bíblicos donde se menciona la futura destrucción de los malvados no se está refiriendo a las almas de los malvados, sino solo a los malvados, ¿se puede decir una falsedad y una tontería más grande?, la Biblia enseña que el ser humano es UN ALMA VIVIENTE, tal como dice bien clarito Génesis 2:7, por lo tanto, cuando esos pasajes bíblicos dicen que todos los malvados serán destruidos para siempre, se está refiriendo a la PERSONA ENTERA, cuerpo y alma, tal como leemos en Mateo 10:28. Cuando Dios los destruya o aniquile en el fuego ya no quedará absolutamente nada, porque serán raídos y dejarán de existir. La doctrina de que el alma de ellos seguirá ardiendo por la eternidad, mientras que el cuerpo habrá sido destruido en el fuego, es una de las cosas más falsas y ridículas que se puedan decir.

Pablo es que los malvados serán DESTRUIDOS para siempre, ellos tendrán la ruina o muerte eterna, lejos de la presencia del Señor (2Ts.1:7-9). Este pasaje de ninguna manera dice que los condenados vivirán para siempre, sino todo lo contrario: tendrán la ruina o destrucción eterna. La doctrina de que los condenados tendrán una vida o existencia eterna es la doctrina más falsa y diabólica enseñada por la cristiandad apóstata.

La Gehenna de fuego

Mesías dijo que Dios puede destruir el cuerpo y el alma en la Gehenna (Mt.10:28).
Para entender esas palabras del Mesías, primero tenemos que saber qué era la Gehenna.
La GEHENNA de fuego mencionada por el Mesías era el BASURERO DE JERUSALÉN, esto lo puede comprobar usted en cualquier diccionario bíblico.

Jesús utilizó ese lugar de DESTRUCCIÓN como símbolo del LAGO DE FUEGO donde serán quemados y destruidos en cuerpo y alma todos los condenados (Mt.10:28).

En la Gehenna de Jerusalén NO VIVÍA NADIE, sino que toda carne era consumida por el fuego, o devorada por los gusanos. Por lo tanto, el lago de fuego será un lugar de DESTRUCCIÓN, ¡no de vida eterna!. En ese lugar serán quemados todos los impíos, el fuego LITERAL los destruirá en cuerpo y alma, y serán reducidos a cenizas (Malq.4:1-3).

Aunque los judíos consideraban la Gehenna como un lugar de castigo consciente para todos los malvados, lo que ellos jamás enseñaron es que ese lugar fuera de VIDA ETERNA, sino un lugar de MUERTE Y DESTRUCCIÓN ETERNA, ya que absolutamente nadie vivía para siempre en la Gehenna o basurero de Jerusalén, ¿lo entiendes, papista?. A ningún judío que conociera bien la Biblia jamás se le pasó por la cabeza esa idea abominable y diabólica de que la Gehenna era un lugar de sufrimiento eterno, sino de DESTRUCCIÓN TOTAL, PUES ELLOS SABÍAN MEJOR QUE NADIE QUE TODO LO QUE ERA ARROJADO A LA GEHENNA ERA DESTRUIDO Y REDUCIDO A CENIZAS. Lo que hizo Mesías es utilizar la Gehenna como símbolo muy exacto de lo que será el lago de fuego, cuando los malvados sean destruidos en cuerpo y alma (Mt.10:28). En ese lugar los impíos llorarán y crujirán de dientes hasta que sean destruidos en cuerpo y alma, tal como enseñó el propio Mesías.

DIOS ES AMOR, Y NO UN INJUSTO Y SÁDICO VERDUGO DEMENCIAL QUE OTORGARÁ LA INMORTALIDAD A LOS CONDENADOS PARA HACERLOS SUFRIR EN EL FUEGO POR LA ETERNIDAD, ¡eso es una monstruosa doctrina de demonios, totalmente OPUESTA al Evangelio!
Jesús dijo que en la Gehenna de fuego, es decir, en el lugar de destrucción por fuego, el GUSANO de ellos NO MUERE, y el fuego nunca se apaga" (Mr.9:48). ¿a qué gusano se refería el Señor? Tradicionalmente se nos ha querido hacer creer que ese gusano representaba al alma, o a la conciencia, ¡pero ahí el alma y la conciencia no tiene que ver nada!, Jesús estaba hablando de GUSANOS literales, ¡no de almas o conciencias! Ese gusano es sencillamente el gusano DE LOS CADÁVERES, es decir, al gusano de la putrefacción, indicando así que esa DESTRUCCIÓN O MUERTE será ETERNA, ¡esos muertos nunca más volverán a vivir!. El gusano de los cadáveres no muere, porque la DESTRUCCIÓN es eterna, ¡no porque los muertos sean eternos!
En la Gehenna de Jerusalén eran arrojados cadáveres de animales, e incluso de seres humanos, los cuales eran devorados por los gusanos, o quemados por el fuego, ¡nadie vivía en ese lugar! El gusano de ese lugar de destrucción nunca moría, porque siempre había carne podrida, y los gusanos campaban a sus anchas en esa podredumbre, y la carne que no era consumida por el fuego, era devorada por los gusanos. El hecho de que ese fuego de la Gehenna NUNCA SE APAGARA, no significa que ardiera eternamente, por la sencilla de que ese fuego se apagó, y ya no existe la Gehenna. El fuego de la Gehenna nunca se apagaba, porque siempre había combustible en él. El fuego eterno no puede ser apagado, porque es un fuego ENVIADO POR DIOS, y nadie lo puede apagar, sin embargo, ese fuego se apaga por sí solo cuando lo que es consumido queda destruido, y reducido a cenizas. Esto es precisamente lo que Dios hará con todos los malvados y mentirosos, él los quemará en el fuego de su ira, y entonces serán reducidos a cenizas (Malq.4:1-3).

El fuego será literal

Los “testigos de Jehová”, así como muchos católicos y protestantes pretenden hacernos creer que ese fuego que destruirá a los condenados NO será fuego literal, sino un “fuego metafórico”, sin embargo, la Escritura enseña que ESE FUEGO SERÁ COMPLETAMENTE LITERAL, el fuego es fuego, aquí y en el planeta Marte. El propio Jesús enseñó que será FUEGO literal, él dijo que DE LA MISMA MANERA que se recoge la mala hierba para QUEMARLA EN UN HORNO DE FUEGO, igualmente ocurrirá en el fin del mundo. El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, los cuales recogerán a todos los malvados, y los arrojarán a un HORNO DE FUEGO, donde llorarán y rechinarán de dientes (Mt.13:40-42). Observe que él NO dijo que llorarán y rechinarán de dientes por la eternidad, sino que en ese lugar SUFRIRÁN TORMENTO, hasta que sean quemados, y destruidos en cuerpo y alma (Mt.10:28). Ese mismo fuego literal fue el que destruyó las ciudades de Sodoma y Gomorra. ¿Cree usted que el FUEGO que destruyó Sodoma y Gomorra era literal?, ¿o cree que era un “fuego metafórico”? Todos sabemos que era un FUEGO LITERAL que descendió del cielo, arrasando a esas ciudades. Pues bien, el pasaje de Judas 7 dice bien claro que esas ciudades sirvieron de EJEMPLO de lo que Dios hará con todos los malvados.

Por lo tanto, si sirvieron de ejemplo, significa que los condenados sufrirán EL MISMO TIPO DE CASTIGO: la DESTRUCCIÓN ETERNA POR MEDIO DE FUEGO LITERAL.

LA VERDADERA INTERPRETACIÓN DE LA PARÁBOLA DEL RICO Y LÁZARO

Hay una parábola dicha por Mesías que ha sido la más pervertida y malinterpretada por la cristiandad apóstata a lo largo de los siglos, y esa parábola es la del rico y Lázaro, registrada en Lucas 16:19-31.
En este estudio bíblico vamos a estudiar atentamente dicha parábola de Jesús , el Mesías, vamos a analizar los argumentos falsos que la cristiandad apóstata esgrime, y los voy a pulverizar uno por uno con la Palabra de Dios.

LA PARÁBOLA

“19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado por esta llama. 25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30 El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

LA INTERPRETACIÓN DE LA CRISTIANDAD APÓSTATA

Tanto la gran ramera (la iglesia católica romana), como sus hijas rameras (las iglesias separadas de Roma, pero que tienen doctrinas en común con su madre romana) han enseñado durante siglos que esta parábola del Mesías enseña la doctrina de los sufrimientos eternos en el infierno, así como la doctrina de la inmortalidad del alma.

Según todas esas sectas falsas esta parábola enseña LITERALMENTE lo que sucede con el espíritu de los salvos y de los condenados en un “más allá” ANTES de la resurrección, es decir, ellos enseñan que lo relatado en dicha parábola del rico y Lázaro sucede entre la muerte y la resurrección.
Según esas sectas rameras, dicha parábola enseña la doctrina de que los condenados ya están ardiendo en el Infierno, y los salvos ya están en el cielo. Sin embargo, en este estudio bíblico voy a demostrar la falsedad de todo eso, vamos a ver como dicha parábola ni enseña la doctrina diabólica de los sufrimientos eternos, ni enseña la doctrina diabólica de la inmortalidad del alma, ni tampoco enseña lo que ocurre con el espíritu de los muertos en un “más allá” antes de la resurrección, es decir, ¡todo lo que enseñan esas sectas falsas respecto a esta parábola es un tremendo y muy peligroso error doctrinal!, producto solamente de una pervertida y diabólica exégesis de esa parábola del Mesías. Por lo tanto, estudiemos ahora dicha parábola, a la luz de la Biblia.

EXÉGESIS VERDADERA DE LA PARÁBOLA DEL RICO Y LÁZARO

Lo primero que suelen decir los falsos maestros que han pervertido el verdadero significado de esta parábola es que -según ellos- no se trata de una parábola, sino de una historia real y literal. Esto es completamente falso y ridículo, ya que esta parábola es la última de seis parábolas seguidas, y que son las siguientes:

1- Parábola de la gran cena (Lc.14:15-25).
2- Parábola de la oveja perdida (Lc.15:1-7).
3- Parábola de la moneda perdida (Lc.15:8-10).
4- Parábola del hijo pródigo (Lc.15:11-32).
5- Parábola del mayordomo infiel (Lc.16:1-13).
6- Parábola del rico y Lázaro (Lc.16:19-31).

Los que han pervertido el significado verdadero de esta parábola suelen decir que no se trata de una parábola, porque se mencionan nombres propios: Lázaro y Abraham, sin embargo, ese argumento es una falacia, porque el hecho de que se mencionen nombres propios no significa que no sea una parábola. Ya ha quedado demostrado que se trata de la última de una serie de 6 parábolas, por lo tanto, es imposible que se trate de una historia real y literal. Pero no solo eso, esta parábola del rico y Lázaro empieza exactamente igual que la parábola anterior, la del mayordomo infiel, las dos parábolas empiezan así: “Había un hombre rico…” Esto demuestra sin ninguna duda que esta parábola del rico y Lázaro de ninguna manera es una historia real o literal.

Por lo tanto, el primer argumento falso que esos falsos maestros esgrimen ya ha quedado pulverizado.

Los tres estaban muertos, no vivos

Lo primero que dijo Mesías en esa parábola es que tanto el rico, como Lázaro, estaban MUERTOS (v.22). Por lo tanto, si ellos estaban muertos, entonces no estaban vivos en ningún más allá.
Mesías no dijo por ninguna parte que el pobre Lázaro fuera llevado al cielo, sino al SENO DE ABRAHAM, ¿y qué es el seno de Abraham?, pues sencillamente el PECHO de Abraham, ya que el seno es el pecho. Por lo tanto, decir que Lázaro estaba en el cielo es mentira, eso no lo dijo Mesías por ninguna parte.

Seguidamente Mesías dijo que el rico fue SEPULTADO y estaba en el HADES. ¿Y qué es el Hades? Para empezar, la Biblia jamás dice que el Hades sea el infierno, la palabra griega que aparece en ese pasaje es HADES, no infierno. El Hades, según la Biblia, es el SEOL de los hebreos, y esto lo podemos comprobar, por ejemplo, en las palabras que el apóstol Pedro dijo en Hechos 2:27 “Porque no dejarás mi alma en el Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción.” El apóstol Pedro estaba citando sencillamente el Salmo 16:10 “Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción.”

Ahora bien, ¿y qué es el Hades-Seol? la respuesta la tenemos en Hechos 2:29 “Varones hermanos, se os puede decir libremente del patriarca David, que murió y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy.”

Por consiguiente, el Seol-Hades es sencillamente el lugar de los muertos, es decir, el SEPULCRO, el cual está dentro de la tierra, esto lo podemos comprobar una vez más en el siguiente pasaje: “Y aconteció que cuando cesó él de hablar todas estas palabras, se abrió la tierra que estaba debajo de ellos. Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes. Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación” (Num,16:31-33).

El anterior pasaje es tremendamente claro y sencillo. La tierra se abrió, y se tragó a Coré y a sus aliados, y a todos sus bienes, y todos ellos descendieron vivos al Seol, cubriéndolos la tierra, por lo tanto, el Seol es la SEPULTURA QUE ESTÁ DENTRO DE LA TIERRA. La Biblia JAMÁS enseña que el Seol o Hades sea un lugar en un “más allá” donde van los espíritus de los muertos, al contrario, la Biblia enseña de forma irrefutable que el Seol-Hades está dentro de la tierra, y ahí van a parar todos los cadáveres que son sepultados y cubiertos por la tierra, ¡nadie vive en el Seol-Hades!, porque ese es el lugar de los muertos, no de los vivos.

Dicho esto, la pregunta lógica es la siguiente: ¿por qué entonces en la parábola del rico y Lázaro ellos aparecen vivos y hablando entre ellos? Esto lo sabremos en el siguiente apartado.

La parábola del rico y Lázaro es una prosopopeya

¿Qué es una prosopopeya?
Según el Diccionario, la prosopopeya es una figura del lenguaje, que consiste en atribuir a las cosas inanimadas o abstractas, acciones y cualidades propias de seres animados. Pues bien, esta figura literaria aparece muchas veces en la Biblia, y la parábola del rico y Lázaro es una de esas prosopopeyas, donde Mesías hace hablar a tres personas muertas (Abraham, el rico y Lázaro) como si estuvieran vivos. Veamos otro ejemplo bíblico de prosopopeya:

“Aun los cipreses se regocijaron a causa de ti, y los cedros del Líbano, diciendo: Desde que tú pereciste, no ha subido cortador contra nosotros. El Seol abajo se espantó de ti; despertó muertos que en tu venida saliesen a recibirte, hizo levantar de sus sillas a todos los príncipes de la tierra, a todos los reyes de las naciones. Todos ellos darán voces, y te dirán: ¿Tú también te debilitaste como nosotros, y llegaste a ser como nosotros? Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán.” (Is.14:8-11).

El anterior pasaje del profeta Isaías es de una importancia crucial para entender este asunto. Todo el pasaje una prosopopeya, pues Isaías hace hablar a los cipreses, a los cedros del Líbano y a los muertos como si fueran personas vivas. Interpretar este pasaje de forma literal será falso y demencial.
Isaías estaba hablando de la muerte del rey de Babilonia, el cual desciende al Seol (el Hades) y entonces los muertos que están en el Seol salen a recibirle y a burlarse de él, y la prueba irrefutable de que ese Seol es el sepulcro se encuentra en la frase: “gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán”. Aquí sin ninguna duda se está refiriendo a los gusanos de la putrefacción, los cuales cubrirían en el sepulcro (el Seol) al rey de Babilonia.

El Señor Jesús , siglos después, utilizó este mismo estilo literario, la prosopopeya, para contar la parábola del rico y Lázaro, y para enseñar a los oyentes lo que sucederá cuando el reino de Dios venga a la tierra, pues entonces los descendientes de Abraham (los creyentes) estarán con Abraham en el reino de Dios, mientras que los incrédulos, como el rico, serán atormentados por le fuego: “Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.” (Lc.13:28-29). Por lo tanto, la parábola del rico y Lázaro no enseña de ninguna manera lo que ocurre con los muertos en un “más allá”, sino lo que ocurrirá con los creyentes y con los incrédulos cuando el reino de Dios venga a la tierra.

Los santos muertos estaban retenidos en el Seol antes de la resurrección del Mesías, el Seol es el SEPULCRO para los hebreos, y esos santos estaban muertos y sepultados. La Biblia JAMÁS enseña que esos santos del A.T. estuvieran VIVOS en un "más allá" o en el Seol, ni en ningún seno de Abraham.

Ahora bien, ¿estaba el rico ardiendo en el fuego?, esto lo sabremos en el siguiente apartado.

El rico no estaba ardiendo dentro del fuego, sino atormentado por el fuego

En dicha parábola Mesías dijo que el rico estaba en el Hades (el sepulcro) atormentado por el fuego. La cristiandad apóstata deforma este pasaje, y pretende hacernos creer que el rico estaba DENTRO del fuego, pero eso es falso, por la sencilla razón de que el rico pidió una GOTA DE AGUA PARA REFRESCAR SU LENGUA. Si el rico estuviera dentro del fuego sería completamente ridículo pedir una gotita de agua para que su lengua se refrescara. La explicación es muy sencilla: cuando uno está aterrorizado, la lengua se seca, y esto es lo que le ocurría al rico, él estaba aterrorizado o atormentado al ver el fuego donde iba a ser arrojado, y entonces tenía la lengua seca de sed, y por eso es que pidió que su lengua fuera refrescada.

Observe bien que esta parábola de ninguna manera enseña la doctrina perversa y diabólica de los sufrimientos eternos, lo que enseña esta parábola es que los incrédulos, como el rico, serán ATORMENTADOS POR EL FUEGO, pero no que ellos vivan eternamente en el fuego, ¡esto es muy importante que lo tenga en cuenta, para no ser engañado por esos falsos maestros de la cristiandad apóstata! El propio Mesías dijo bien claro que Dios DESTRUIRÁ en cuerpo y alma a los malvados (Mt.10:28), y si él los destruirá, significa que no los conservará con vida por la eternidad en un sufrimiento sin fin, destruir o matar es todo lo contrario a conservar con vida.

El rico, Lázaro y Abraham no eran espíritus

Aquellos que han deformado esta parábola del rico y Lázaro pretenden hacernos creer que Abraham, el rico y Lázaro eran espíritus, sin embargo, esto es falso, por la sencilla razón de que Mesías mencionó la LENGUA del rico, el DEDO de Lázaro, y el PECHO de Abraham, por lo tanto, ellos no eran espíritus, sino que tenían cuerpos físicos, una prueba más de que esta parábola de ninguna se refiere a lo que sucede con nuestro espíritu cuando morimos, sino que se refiere a lo que sucederá con los creyentes y los incrédulos cuando el reino de Dios venga a la tierra, entonces los creyentes, como Lázaro, estarán junto a Abraham en el reino de Dios, mientras que los incrédulos, como el rico, estarán siendo atormentados por el fuego, un fuego que después los destruirá en cuerpo y alma (Mt.10:28).

Conclusión

Como hemos visto, la parábola-prosopopeya del rico y Lázaro no enseña nada de lo que la cristiandad apóstata pretende hacernos creer. Dicha parábola no enseña la doctrina diabólica de los sufrimientos eternos, ni tampoco la otra doctrina diabólica de la inmortalidad del alma.
El relato del rico y Lázaro NO ES UNA HISTORIA LITERAL, sino una prosopopeya, donde Mesías hizo hablar a tres personas muertas como si estuvieran vivas, y este mismo estilo literario es el que Isaías usó en Isaías 14:8-11 para describir a los muertos que están en el Seol (el sepulcro), los cuales salen a recibir al rey de Babilonia, e igualmente describe a los cipreses y los cedros del Líbano hablando, ¡todo ello es una prosopopeya!, no una historia literal.
Aceptar la parábola del rico y Lázaro de forma literal lleva a conclusiones ridículas, porque entonces resulta que los salvos podrán ver y hablar con los condenados que estén en el lago de fuego.
En esta parábola Mesías sencillamente lo que hizo es enseñar que los creyentes estarán con Abraham, cuando el Reino de Dios venga a la tierra (Lc.13:27-29), mientras que los incrédulos, como el rico, estarán fuera del Reino de Dios, siendo atormentados por el fuego, donde después serán destruidos en cuerpo y alma (Mt.10:28), ¡esta es la verdadera interpretación de la parábola del rico y Lázaro!.
Basar en esta parábola-prosopopeya la doctrina diabólica de la inmortalidad del alma, o de los sufrimientos eternos, es de locos y de personas con muy poco conocimiento bíblico.
Responder
#7
A esta gente no les creo nada...al infierno lo llaman un basurero en las afueras de Jerusalén...para desvirtuar la enseñanza de Cristo, donde encontramos expresiones como las siguientes:

1. Mateo 5:22: Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al INFIERNO de fuego.



2. Mateo 5:29: Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al INFIERNO.



3. Mateo 5:30: Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al INFIERNO.



4. Mateo 10:28: Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el INFIERNO.



5. Mateo 18:9: Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el INFIERNO de fuego.



6. Mateo 23:15: ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del INFIERNO que vosotros.



7. Mateo 23:33: ¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del INFIERNO?



8. Marcos 9:43: Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al INFIERNO, al fuego que no puede ser apagado,



9. Marcos 9:45: Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el INFIERNO, al fuego que no puede ser apagado,



10. Marcos 9:47: Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al INFIERNO,



11. Lucas 12:5: Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el INFIERNO; sí, os digo, a éste temed.



12. Santiago 3:6: Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el INFIERNO.



13. 2 Pedro 2:4: Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al INFIERNO los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

Y en la mayoría del uso de la palabra infierno, lo que encontramos es sufrimiento eterno, no cortamiento o aniquilación eterna.

Al sufrimiento del rico en el hades...le dan tratamiento de Parábola para invalidar el terror de un hombre atormentado en llamas, como si el Señor hubiese enseñado un engaño.

Así como existe el gozo eterno...también existe el sufrimiento eterno....

La negación del Castigo Eterno como una eternidad de sufrimiento, es una idea generada por la justicia humana que nada tiene que ver con los efectos de rechazar la Justicia de Dios (2Cor.5:21) cuyos efectos son ETERNOS.

Edison
Responder
#8
Es cierto Edison que la Biblia habla mucho y claro del infierno. Pero esta gente trata tambien de minimizar este castigo en el hecho de que el sufrimiento sera solo temporal hasta llegar a la exterminación del alma.

Según estas personas el alma queda destruida luego de este tormento que tiene un final. Ellos llaman “el fuego eterno que se apaga” lo cual de ya es una frase muy contradictoria porque si dice “eterno” significa que no se apaga, pero desde aquí empiezan sus razonamientos maliciosos. Primero hacen los siguientes cuestionamientos:

- ¿Por qué un Dios de infinito amor pueda hacer un castigo de tormento infinito por sus pecados finitos?

O leamos el siguiente comentario:

-“Un cielo de dicha infinita y un infierno de tormento infinito es una contradicción imposible. El tipo de persona que estaría calificada para el cielo no seria dichosa sabiendo que muchas personas están sufriendo sin ninguna posibilidad de cambio: Los desvalidos. Los aptos para el cielo querrian ir al infierno para ayudar a los que están en necesidad. Jesus, según los informes de su ministerio terrenal, también estaría a su lado. Dios en su cielo también se sentiría solo y bien podría unirse a los demás ahí- o cambiar todo el programa” (difunto obispo James Pike)

Si hacemos un análisis a esta declaración veremos varias cosas:

1.- El incansable intención del hombre de sentirse piadoso, inclusive mas piadoso que Dios ya que se trata de indicar que se le daría un ejemplo de “amor” al Señor Jesucristo a seguir los pasos de ellos y se veria forzado a unirseles. Este es el amor que tiene el mundo, un amor falso y envanecido.
2.- Un Dios imperfecto, que hace las cosas sin pensarlas bien, casi caprichosamente. Haciendo dar la impresion de que hay que ir al cielo a hacerlo recapacitar a que piense lo que hace. Unas criaturas que han “crecido” con mas “sabiduria y piedad” que el mismo Creador.
3.- El razonamiento humano sintiéndose un dios.

Estas personas “piadosas” tienen la biblia en sus narices pero solo la usan como una bandera emblemática para proclamar su amor envanecido sintiéndose a la altura de cuestionar a Dios, es el mismo envanecimiento del diablo. Por ejemplo no se dan cuenta que si el diablo tendrá este castigo eterno es porque aunque se lo ponga allí y se lo saque cuantas veces se desee, seguirá siendo el mismo, ya no cambiara su condición, ya no se reformara. No se debe olvidar que Satanas tuvo el mas alto privilegio de todos los seres creados de haber gozado muy cerca de la gloria de Dios y de su esplendor. Si el infierno fue creado para el y para todos sus angeles revelados y si Dios decide que también entraran todas las personas que rechazaron su salvacion es porque las condiciones de estas personas ya no tiene mas remedio.

Esto esta muy claramente explicado por el Señor Jesucristo cuando habla del hombre rico que estaba en el Hades y quería persuadir a sus hermanos para que eviten este tormento:

Luc 16:30 El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.
Luc 16:31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

Abraham le explica que aunque algún testigo de entre los mismos muertos se levante a advertirles ni aun asi se persuadiran. La palabra persuadir es tratar de ganarlas a estas personas a Cristo para que eviten este castigo. Pero Abraham le dice que si no lo hacen ni con los que les hablan, no lo harán ni con evidencias de alguien que les testifique, es que no lo haran jamas.

El mismo Señor Jesucristo es el mayor testificador de todos, y el hizo todo el esfuerzo que nadie lo haría jamás y nos lo entrega en bandeja de oro sin cobrarnos un grano de arena. Si nadie le escucha en ese tiempo y ni en todos los tiempos esta oferta que es la mas importante de la vida de una persona y que requiere del esfuerzo mas minimo de ella y sin ningun costo es que nada mas lo hará.

Ahora ¿porque un castigo eterno? Es porque Dios nos creo para vivir ETERNAMENTE junto a El, por lo tanto las almas que Dios creo en esta condición eterna y rechazaron su salvación viviran en un castigo eterno. Aquí debemos tener claro que Dios no nos envía al infierno, es la propia persona la que decide ir allí por su propia cuenta, porque el rechazo a Dios en esta vida queda sellado en este lugar. Dios por esto mismo cerro y expulso del paraíso a Adan y Eva porque ya estando en su condición de pecado comerían en desobediencia también del fruto del árbol de la vida y de esta manera la humanidad se hubiera condenado para siempre separado de Dios y sin ninguna posibilidad:

Gén 3:24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

Alguien dira que el alma puede ser destruida citando este versículo:

Mat 10:28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

En este versículo el Señor nos dice que el alma queda en la ruina para siempre. Dios dice claro que el infierno nunca fue creado para el hombre, por tanto es el hombre que se dirige allí y lo hace por su propia decisión, por su terco rechazo cuestionando Su amor y su corazón envanecido. Un rechazo de muchos años para una desicion que solo requiere de tomar cualquier segundo de su vida.

Willy
Responder
#9
Willy:
Me parece que el aporte que transcribiste, viene de un loco llamado TITO que promulga sus 21 tesis, es la misma persona que cuando no esta de acuerdo contigo te tacha de Tonto, estupido ó algo peor, tambien defiende la masturbación como otro forista aquí, la verdad sugiero no perder tiempo en leerle.
Ing. Ramón Lozano Cervantes.
Responder
#10
Cierto mi querido Ramon. Este personaje trata e minimizar o hasta ridiculizar el verdadero castigo eterno. Y tienes razon ni vale la pena leerlo.
Solo lo transcribi porque personas con malas intenciones y como este sujeto (que ni conozco) escriben este tipo de conceptos mentirosos para engañar a las personas.
Gracias Ramon, por tu aclaracion.
Un abrazo

Willy
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)