Calificación:
  • 1 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¿Podemos incluir el rock dentro de la música cristiana?
#1
En relación con la el tema de la música, les comparto algunos fragmentos de un debate que hace algún tiempo se generó sobre la música rock.
A pesar de que está referido a ese género en particular, bien podrían aplicarse algunas conclusiones a otros estilos de música igualmente profanos como los que algunos hermanos mencionaron por aquí.
Sé que es un tema controvertido, pero en todo caso intentemos sacar lo positivo de cada opinión.
Fraternalmente,
Heriberto

¿DEBERIAN ROCKEAR LOS CRISTIANOS? En este escrito, y a partir de la pregunta enunciada, se formularon cuestionables argumentos para justificar conclusiones con las que no concordamos. Según su propio testimonio, el autor ha dedicado muchos años a investigar sobre el rock, y a procurar hallar luz en áreas de tinieblas: “A través de muchos años de investigar sobre música, he estudiado brujería, satanismo, simbolismo, demonismo y todo otro "ismo" relacionado con lo oculto. He leído la Biblia Satánica y cada libro al que le puedo poner las manos encima que se relacione con el mundo de lo oculto. Ninguno de ellos alguna vez menciona que un cierto ritmo o volumen es demoníaco. Si hay algún ritmo demoníaco [demon beat], éste ciertamente no es importante para el mundo de lo oculto.”
De modo que, investigando en todo tipo de fuentes ocultistas y satánicas, el autor deduce que el rock es adecuado como música cristiana... Pero observemos sus conclusiones:

DEBERIAN ROCKEAR LOS CRISTIANOS?
por Al Menconi

¿Puedes pensar en un típico más controversial en nuestras iglesias hoy, que el debate acerca del tipo de música que los Cristianos debieran escuchar? Yo no puedo. Puede haber algo de controversia acerca de creencias carismáticas, o acerca de la mejor versión de la Biblia, o qué tan activos los Cristianos debieran estar en la política pública, especialmente entre denominaciones o diferentes iglesias. Pero dentro de cada iglesia particular rara vez hay un desacuerdo acerca de esos típicos. Este ciertamente no es el caso con el asunto de qué es música "Cristiana".

En iglesia tras iglesia, la controversia acerca de la música arrecia. ¡Que frustrante! He aquí una actividad que Dios proveyó para unir a los creyentes y darle gloria a él, pero en cambio parece estar dividiendo a los cristianos y dándoles vergüenza. ¿Por qué debe haber tanta confusión en este asunto?

Rta: Primero formulemos otra pregunta: ¿Cuál es la base bíblica para afirmar que la música es una “actividad” que Dios proveyó para "unir" a los creyentes? Felizmente, el vínculo que nos une a los creyentes no se relaciona precisamente con la actividad de la música.
Y justamente la confusión se produce cuando se aceptan aseveraciones extra-bíblicas en cuanto a este asunto (u otro), suponiendo, por ejemplo, entre otras cosas, que la alabanza en la iglesia consiste en tocar música. (rock o cualquiera que fuere)

Yo creo que es porque no entendemos lo básico de la controversia. Me gustaría derramar un poco de luz en esta área, así que voy a ocupar los próximos párrafos discutiendo el debate de Cristianos vs. Música Rock.

Rta: “La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples” (Salmo 119:130)
El único modo de arrojar luz sobre cualquier asunto es abriendo las Escrituras. De lo contrario, todo debate entre los cristianos resultará estéril.


Qué hace de la música rock, música rock? ¿Batería? ¿Tambores? ¿Guitarras estridentes? ¿El ritmo? ¿Sexo? ¿Todos los anteriores? Se nos han dado estas simples y desenfocadas definiciones desde que la música rock golpeó por primera vez las ondas del aire. Tal vez tú has visto ese antiguo rollo de noticias de los 1950's mostrando un evangelista golpeando un púlpito gritando "¡Es el ritmo! ¡Es el ritmo! ¡Es el ritmo!"
Otros han tratado de definir la música rock con respecto al ritmo, armonía y melodía. Dado que la Escritura no nos dio una definición tajante de cómo debiera sonar la música, estas ideas son la fuente de especulación y debate sin fin. De cualquier modo, es muy fácil ver que la música rock se ha vuelto el lenguaje de la generación de hoy.

Rta: ¿Y cuál es el enfoque correcto? ¿Acaso deberíamos consultar en fuentes ocultistas para lograr definiciones bien enfocadas?

Nuestras ideas pueden ser fuente de especulación pero no las Escrituras. Y las Escrituras sí nos dicen cómo debiera sonar la música: “Bueno es alabarte, oh Jehová, y cantar salmos a tu Nombre, oh Altísimo; Anunciar por la mañana tu misericordia, y tu verdad cada noche. En el decacordio y en el salterio. En tono suave con el arpa. (Salmo 92:1-3)

Sin embargo, al margen de esa observación, hoy el precepto fundamental para los cristianos es: “Cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales” (Col.3:16)
Es una definición bíblica terminante. Ni siquiera necesitamos instrumentos para cantar “con gracia en el corazón”, pero si acaso los usamos para ayudarnos en la entonación de tales cánticos, que sea “en tono suave” (y con clara distinción de voces -1ª Co.14:7)
Ahora bien, si concordamos en que la música rock se ha vuelto el lenguaje de la generación de hoy, como afirma Menconi, tenemos razón más que suficiente para que los cristianos nos abstengamos de ese “lenguaje” que atañe a los que siguen “la corriente” de este mundo, y que lo están haciendo conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia. (Ef.2:2

Puedo sugerir otra manera de definir la música rock que aclarará algo de la incomprensión.
Para que la música rock sea música rock, debe tener tres elementos - pasión, acción y urgencia.
'Pasión' es la expresión de poder [potencia] y convicción. En otras palabras, ¿Son los artistas serios acerca de las ideas en sus canciones?
'Acción' es la expresión de energía y dirección. En otras palabras, ¿Qué desea el artista que yo haga acerca de las ideas en la canción?
'Urgencia' es la expresión de intensidad y prontitud. ¿Qué tan rápido debiéramos responder a la acción en la música?
Si la música no tiene estas tres características, entonces no estamos realmente hablando de música rock. Permíteme ilustrarlo: Pensemos por un minuto acerca de dos estrellas populares, Barry Manilow y Billy Joel. (No estoy recomendando a ninguno de los artistas o implicando que uno es mejor que el otro aquí. Estoy simplemente usándolos para fundar mi apreciación) Ambos tocan el piano y cantan. Si tú nunca has escuchado a ninguno de ellos actuar, tal vez tengas un rato difícil tratando de diferenciar sus voces. Pero hay una gran diferencia en sus estilos. Uno es conocido como estrella de rock, el otro es una estrella pop. ¿Cuál es el rockero? Cuando hago esta pregunta a un auditorio, ellos siempre responden lo mismo: "Billy Joel". Usualmente lo nombran al unísono.
¿Por que la gente percibe que Billy Joel es rockero, pero no Barry Manilow? Es porque ellos pueden sentir la pasión en la música de Billy Joel. Ellos reconocen que su música requiere una respuesta. Y la tensión en su música pide una respuesta urgente. Definitivamente no es una forma pasiva de música. Barry Manillow por otro lado simplemente canta canciones que son POP-ulares. Su música es descriptiva de amor en el pasado de ensueño o el esperanzado futuro, y no hay un llamado a responder. Se espera que el auditor se siente y disfrute. La música rock llama al auditor a participar mentalmente, emocionalmente, y usualmente físicamente con el artista.

Rta:
Ocurre que el rechazo de la música rock no se origina en la “incomprensión” de los creyentes. Es precisamente nuestra comprensión del asunto lo que nos hace rechazar esa música.
El “llamado” del rock apela a las sensaciones de la carne. Por lo tanto la respuesta será también del lado de la carne, y traerá gloria al hombre (con apasionados aplausos incluidos) pero no a Dios.
Lo que es de la carne nunca podrá ser espiritual. La acción de la carne no consigue resultados espirituales.

“Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón puro invocan al Señor” (2ª Timoteo 2:22)

Esto es cierto tanto para la 'música rock Cristiana' como para la 'secular'. Los músicos Cristianos de rock son aquellos que comunican con pasión (¡creemos lo que están cantando!), acción (¡Qué desean que hagamos con lo que están cantando?) y urgencia (¡Qué tan rápido desean que respondamos?). La gran diferencia entre un rockero Cristiano y uno no Cristiano, no es la pasión de las voces o la urgencia (tensión) en la música. Es la acción de las letras.
Los críticos Cristianos han estado atacando la pasión (volumen y energía) del artista y la tensión (ritmo) de la música en vez de enfocar en el verdadero asunto: El llamado a la acción. ¿Qué respuesta están pidiendo las letras? ¿Demanda la música que el auditor se niegue a sí mismo y viva una vida santa, o están dirigiendo al auditor a vivir para sí mismo y negar los valores bíblicos?
Piensa acerca de las canciones 'seculares' que son tan populares hoy. Cuando un grupo como Color Me Bad canta "I Want to Sex You Up" [Deseo = 'Sexualizarte'], ¿Cuál es el problema real? ¿El volumen? ¿El ritmo de la canción? ¿O la dirección de la letra? Su pasión simplemente te hace saber que ellos son serios acerca de lo que están cantando. La tensión de su ritmo te dice que lo desean AHORA MISMO. La dirección de la pasión es hacia el rápido asombro del sexo egoísta.
¿Es malo que un grupo de rock sea apasionado en su música? ¿Es malo que un grupo de rock desee una respuesta urgente? No necesariamente. Pero si ellos están pidiéndote que participes en una actividad inmoral, hay una clara respuesta bíblica para tal comportamiento (Proverbios 13:10).
¿Es malo que un artista Cristiano cante con pasión? ¿Quién debiera ser más apasionado acerca de su mensaje que un Cristiano? ¿Es malo que los Cristianos canten canciones con tensión y un sentido de urgencia? ¿Quién tiene un mensaje más necesitado y urgente que un Cristiano para un mundo perdido? No, la discusión no debiera enfocarse en los medios para llevar el mensaje, sino en si el propio mensaje es motivado desde y dirigido a un propósito de Dios.


Rta: No es la pasión de un artista (ni siquiera la de un predicador), lo que hará efectivo el mensaje, porque “Las armas de nuestra milicia no son carnales”. Dios no nos pide cantar con pasión, pero sí con gracia en nuestros corazones al Señor. Y eso no tiene nada que ver con las sensaciones del rock.
¡Pobre del cristiano cuya “acción” sea motivada por la música psicodélica del rock.!
Los ritmos que provocan euforia, manifestaciones histéricas, alucinaciones, pérdida de la conciencia y del control, o estado hipnótico, no son “cánticos espirituales” para dar gloria a Dios, ni sirven como herramientas para evangelizar.
¡Y pobre, entonces, del inconverso cuyas emociones son manipuladas por los “artistas” del rock!
Algunos de los llamados artistas cristianos, al estilo de los “ídolos” de moda en el mundo, imitan los gestos de éstos y hasta deforman la voz para parecerse a ellos. ¿Podrá ser eso una canción espiritual, cantada con gracia en el corazón?
No estoy cuestionando a los cantantes cristianos, pues estoy seguro de que muchos usan su voz para dar testimonio de su fe y le dan la gloria al Señor. Pero creo que ellos no necesitan copiar los estilos de los “famosos” del mundo, ni adoptar sus tácticas de promoción personal.

Cuando comenzamos a entender la historia y la naturaleza de la música rock and roll, es más fácil entender cómo un Cristiano puede usar algo que ha sido tan mal usado por el mundo. El artista Cristiano que usa esta forma de música para apreciar la vida desde una perspectiva de acuerdo con Dios, está simplemente reclamando un estilo que originalmente se esperaba que diera gloria a Dios.

Rta: ¡Qué ocurrencia suponer que se esperaba que el engendro del rock diera gloria a Dios! Es tanto como esperar que el adulterio, la fornicación, la homosexualidad o el suicidio dé gloria a Dios. Los términos “rock”, por el significado que se le asigna, y “cristiano”, son totalmente incompatibles entre sí. No podemos decir rock cristiano, como no diríamos, por ejemplo, “fornicación cristiana”.
Pero hay un incidente en la vida de Saúl que me recuerda la ingenuidad de querer rescatar los “valores” del mundo para ser “bien usados”. Fue cuando “perdonó” lo mejor de los animales de Amalec para sacrificarlos a Jehová. Saúl debía destruir a Amalec con todo lo que le pertenecía, pero Saúl quiso preservar algo: “Mas el pueblo tomó del botín, ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová” (1ª Samuel 15:21)
Samuel preguntó: “¿Pues qué balido de ovejas y bramido de vacas es este que yo oigo en mis oídos? “De Amalec los han traído; porque el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas para sacrificarlas a Jehová, pero lo demás lo destruimos.” Lo “mejor” de Amalec, no era lo “mejor” para los israelitas. ¡Para Dios fue lo peor! y Saúl sufrió las consecuencias. ¿Ofreceremos nosotros sacrificios de alabanza, es decir fruto de labios que confiesan su Nombre, empleando lo que se trae del mundo cual preciado trofeo?
De ningún modo propongo que esto signifique la interpretación de la historia, tómenlo como una sencilla y elemental ilustración, pero veo cierto paralelo en las posturas. Es cierto que estamos en la gracia, pero, ¿para qué imitar los ritmos de moda del mundo, que como modernos balidos y bramidos amplificados invaden nuestros oídos? ¿Algunos aman tanto al rock que no pueden dejarlo atrás, como parte de las cosas viejas que debieron quedar en el pasado? ¿Para qué lo cultivan? ¿Para hipnotizarse con él y manipular mentalmente a la gente, pensando que así glorifican a Dios?
El músicoterapeuta Adam Knieste afirma: “El rock no es una música inofensiva. Es una droga mortal que envenena las vidas de los jóvenes” La música electrónica puede operar en el cerebro por medio del cambio de ritmo, alterando las funciones endocrinas.
Bob Larsen, guitarrista y cantor cristiano, declara: El rock n’Roll es más que una especie de música. Es un refinado poder que destruye la moral. Sólo por su compás, movimiento y sonido, la música rock lleva a uno a olvidarse de toda continencia; se ansía libertad y sexualidad; o se adormecen los sentidos y se provoca un estado de indiferencia y apatía moral. La electrónica insistente de las guitarras, acompañada del toque neurótico de los tambores, lleva inevitablemente al desenfreno. Lo peor es que esta música ha llegado a ser una especie de religión”
¿Somos tan ingenuos como para creer que el rock, con esas “características” nació en la iglesia? ¿Serán esas cualidades cristianas?

No es diferente de cuando Dios nos reclamó de una vida de pecado. Fuimos originalmente diseñados para glorificar a Dios. Pero en tanto estuvimos embelezados en el pecado, nuestras vidas eran sólo dirigidas por nuestras pasiones autocomplacientes. Cuando llegamos a conocer a Dios, la pasión y urgencia de nuestras vidas no cambiaron (a menos que fuera para ser más apasionada y urgente). Pero la dirección de nuestras acciones se volvieron completamente diferentes. Cada día Dios reclama [redime] vidas corrompidas y les da nuevo propósito y dirección para Su gloria. Ahora, si él puede hacer eso por hombres pecadores, él puede ciertamente redimir la música que él creó para glorificarlo a él, incluso aunque haya sido corrompida por el pecado.

También sentimos que es más importante y de más ayuda enfocar en la pasión, acción y urgencia expresada en la música rock en vez de argumentar sin fin sobre el ritmo. .

Rta:
“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es...”
¿Cómo es eso de que cuando llegamos a conocer a Dios, la pasión y urgencia de nuestras vidas no cambiaron? Debemos distinguir entre los impulsos que vienen de nuestra propia naturaleza y los que proceden del Espíritu Santo. No es cuestión del cambio de “dirección de nuestras acciones”, sino del cambio de la “naturaleza de nuestras acciones” No es lo mismo usar la energía natural que teníamos antes (aunque la usemos para distinto fin) que cambiar la fuente de nuestra energía.
“Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aún más y más en ciencia y en todo conocimiento, para que aprobéis lo mejor...“ (Fil.1: 10)
Responder
#2
Hay algo que la gente joven, ingenuamente o por capricho, no quiere aceptar. El hecho de que Dios nos redime, piensan que también es posible “redimir” todo, simplemente cambiando el contenido de tal manera que el rock puede ser redimido si se le pone letra cristiana.
Un cristiano todavía no tiene su carne redimida por lo tanto desea el pecado. El rock con su ritmo, SOLO tiene como objetivo agradar la carne no importa la letra que se le ponga. No importa en el idioma en que se encuentre y no importa si se entiende o no se entiende; la gente solo quiere el ritmo, y este por lo general incita el desenfreno y el desequilibrio. El rock cristiano tiene EL MISMO carácter y a NADIE, honestamente, LE INTERESA LA LETRA “BIEN INTENCIONADA”. En un concierto cristiano nadie se va a convertir ni entenderá el supuesto mensaje.
Dios no es un Dios de desenfreno y caos. Si inclusive se llegara a dar un mensaje en estos lugares, los que se conviertan, solo lo harán por el calor del momento, solo excitados por sus sentidos. Pero no habrá una conversión verdadera.
Las Iglesias que aceptan todo esto, sencillamente ya perdieron el Norte porque los jóvenes y las mujeres han tomado papeles y cargos de liderazgo.
Isa 3:12 Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos.
Responder
#3
En alguna ocasión escuche a alguien decir que el rock es un movimiento social que se gestó ante la ausencia de los varones en tiempos de la post-guerra al rededor de los 50's, derivando en la falta de una imagen masculina con los apropiados valores cristianos. Y tiene mucho peso este argumento, pues hubo millones de varones que perdieron la vida o quedaron impedidos para seguir desempeñando ese papel de manera adecuado.

Para esa generación el sistema de valores les había fallado y la prueba más fehaciente de su argumento, fue la misma guerra que mutiló a miles de cientos de familias en los países de occidente.

El blues de personas de color en lo Estado Unidos, acogió muy bien el fenómeno social que se gestaba y se fusionó junto con otros géneros musicales más, entre ellos el country y por imposible que parezca, también melodías y ritmos pertenecientes a la llamada música gospel (evangélica) y esto, porque muchos jóvenes, no conocían otros ritmos, pues fueron enseñados desde niños a escuchar esos sones, pero que vieron como plataforma de expresión y le agregaron velocidad al ritmo y letras, con ello también fue usada para dar paso a los cimientos del rock y en menos de una década se escucharon grupos musicales con ritmos y letras incoherentes y chicos y chicas con movimientos urgentes derrochaban energía sin más intención que el dejarse envolver por toda esa atmósfera de desenfreno.

El rock, en realidad es un estilo de vida, dicho esto por los que saben, no solo implica la música, implica el hablar, vestirse, expresarse en el arte, el peinado e interpretar la vida. Por supuesto que el sexo, las drogas y la actitud irreverente son elementos infaltables de esta "propuesta" social.

Pero debemos hablar con claridad, la música llamada "rock cristiano", en primer lugar, está mal llamada, porque para ser cristiano, se debe convertir a Cristo y no he sabido que ningún género, por mucha aceptación que se tenga dentro el cristianismo, que se haya convertido a Cristo, ja, ja.

Después, debemos revisar que Dios inventó la música y el hombre solo la descubre. Satanás le ha robado muchas cosas a Dios y por mucho tiempo, la música ha sido uno de los elementos que ha usado como arma para infiltrar su perversa obra de destrucción moral en la humanidad y no ha necesitado del estilo descarado del rock solamente, sino, inclusive, géneros musicales sutiles que parecerían más adecuados para la alabanza cristiana, pero cuyas letras, aunque aparentan ser Cristo céntricas, en realidad, cuando uno pone cuidado en escucharlas, delatan su intención ecuménico y en muchos casos, exhiben su clara falta de base doctrinal bíblica y con frases como "rey del mundo" con el que parecen dirigirse al Señor, en realidad señalan a otro señor y que no es el de la gloria a quien con intención o no buscan hacerlo, al menos en la letra en sí.

El rock como estilo de vida es reprobable indudablemente y no por su vestimenta, apariencia, o selección musical sino por su degradación moral y quiero pensar en los cientos de miles de personas que por mucho tiempo, desde su nacimiento vivieron en este medio social y de repente se encuentran con el evangelio y Dios los toca y los convence de su necesidad de Cristo y lo abrazan decidiendo hacer Señor a Cristo de sus vidas y se proponen estudiar la Biblia como fuente de guía y dirección espiritual y algunos son músicos y quieren cambiar el contenido de sus letras que cantaban antes y lo hacen todo para centrar todo en Cristo su Señor y usando el mismo género le cantan.

¿Cual sería nuestra postura ante ellos? Por ser sus ritmos como son ¿Debemos rechazar su música? ¿Cómo se sentirán al decirles que su ritmo no le da gloria a Dios y que deben dejar de hacer esa música sin escuchar atentamente la letra? Y si les hemos criticado el género musical ¿Por qué no la vestimenta o el peinado? ¿No los estaríamos rechazando a ellos mismos, tan solo por ser diferentes en su cultura? Eso no enseña la escritura. La escritura dice que Dios terminará lo que comenzó en ellos al igual que lo hace conmigo y la misma sangre que lo redimió a mi también me redimió y que no debo hacer excepción de personas.

Todos los que hemos llegado a Cristo, comprendemos muy bien que hay áreas mucho más importantes que debemos cuidar que solo la vestimenta, el peinado; porque el cambio lo da Dios por medio de su Santo Espíritu y siempre trabaja de adentro de nosotros mismos hacía a fuera de nosotros mismos. Tal vez mi manera de vestir nunca cambie y Dios a quien le daré cuenta, jamás lo tendrá en cuenta, pero si mi manera de pensar y con ello mi manera de actuar. Dios siempre mira el corazón y deja lo útil y lo que estorba en su obra lo quita. ¿Por qué no le damos confianza al Señor que termine la obra en los demás como lo hace en nosotros?

Qué importa si mi hermano usa el cabello largo y una pañoleta para recogérselo y alaba al Señor con ritmos acelerados pero lo hace en espíritu y en verdad, qué importa si mi hermano usa rastas y alaba al Señor con música regué o al de la sierra veracruzana que con lo mismo en el corazón le canta a su creador con sones jarochos o el hermano allá en la pampa, que no sabe otro son exquisito y vibrante que del tango o el hermano africano que derrocha capacidad rítmica que le devuelve en una ínfima medida a Dios, el autor de la música, lo que le dio en su corazón y en su vida.

Reconozco que no todos los géneros musicales me gustan y debo decirlo con franqueza, el rock es uno de ellos, pero Dios, en este peregrinar me ha quitado más prejuicios en un año, que lo que yo haya haber logrado en 20.

Dios no nos va a tomar en cuenta nuestras elecciones en colores, sabores o preferencias musicales, sino si aceptamos a Cristo como el Señor y Salvador de nuestras vidas y luego como demostramos esa aceptación guiados por su Espíritu y su palabra en nuestro devenir existencial en este plano. Amando, aceptando lo que el ama y odiando lo que él odia, primero en nosotros mismos y luego exhortando con el ejemplo y con palabras en los demás.
Responder
#4
Un detalle mas. Un cristiano que da mas a la carne que a lo espiritual no da buen testimonio ni es apto para evangelizar como tampoco este tipo de música es acorde para usarlo como medio de alabanza. El nombre “rock cristiano” se aplico con ligereza y es signo de inmadurez y da una mala imagen a Cristo.
Responder
#5
Hola hno Caminito:
Muy interesante tu explicacion, no sabia de algunas cosas que dices y estoy de acuerdo contigo en casi todo. Satanas pervierte todo lo bueno que Dios creo. Hay tambien otros generos "cristianos" muy sutiles de una musica mas agradable pero es claro ver las intenciones ocultas que tienen algunos de estos artistas. La musica la creo Dios y todos tenemos nuestros gustos al respecto, no podemos apuntar con el dedo y satanizar algo simplemente por un disgusto personal. A mi en particular me agradan aun para escuchar alguno que otro artista de rock o grupo de rock como tambien otros generos, pero hoy ya no soy "fanatico" de todo esto y tambien Dios nos da la mente capacitada para filtrar todo lo que nos rodea, no asi los rockeros cristianos que en realidad son mas fervientes a su estilo musical que a Dios, esto salta a la vista y estos solo tratan de defender su posicion y su gusto como niños mal educados a que Dios debe aceptar esto a como de lugar. Te dire que tambien he escuchado alguna cancion por aqui y por alla de algun artista secular refiriendose a Dios con una sinceridad mas llana que los tintes de hipocresia que tienen algunos autores de musica cristiana de cualquier genero. Tambien es notorio que algunos entran al genero cristiano para incrementar sus cuentas bancarias porque la lirica que tienen deja mucho que desear.
El punto es que hay que saber diferenciar si estamos dando una ofrenda como la de Abel o como la de Cain. Y Dios nos da la capacidad para entender esto y asi mismo la capacidad para enseñar a los que aun no entienden esto por completo.
Tienes razon al decir que Dios terminara la obra en nosotros, pero mientras tanto, ¿es justificable ver que esto aun empeore ante nuestros ojos contemplativos?, porque dejar que las cosas pasen es tambien un pecado de omision. Que haces si alguien le esta dando un mal ejemplo a alguien de tu familia, no solo corriges esto al que lo estaba adquiriendo sino tambien aconsejas al mal acostumbrado (no importa como adquirio sus malas costumbres) a que si desea la amistad familiar a despojarse de cierta cosa no sea que el corrompa las buenas costumbres de tu casa. Creo este ejemplo es un poco absurdo y exagerado, pero creo que entiendes lo que quiero decir. No quiero darte la impresion de ser extremista pero hay cosas que hay que tener cuidado, el rock es una de ellas.
Pero tiene mucho sentido lo que me dices. Me has dejado pensando en todo esto.
Responder
#6
Creo que deberiamos preguntarnos en este tipo de casos si jesus estubiera con nosotros ¿participaria en este tipo de conciertos? o compartiria en este tipo de Iglesias?
A mi personalmente me cuesta mucho, de ver al Jesus que conocemos, participe de todo esto. Lo mismo que el rap, regueton y todo este tipo de cosas.
Responder
#7
Claro, Willy, por lo general también cuesta ir a ese tipo de conciertos, porque, además... te cobran una costosa entrada. En muchos casos los artistas suelen considerarse "salmistas" o "adoradores" que pretenden ejercer el "mini$terio" de "alabanza y adoración"... Si acaso pretendes "adorar" con ellos, antes tendrás que pagar.

Pero, tienes razón, porque lo que debemos preguntarnos no es si a nosotros nos gusta una determinada música, sino, más bien, si al Señor le gustará, Y ahí entramos en el terreno bíblico de cómo debe ser la música, más allá de su estilo o género, según lo ya descrito en el primer mensaje de este tema.

Caminito: Respecto de lo que comentas, consideremos que si un varón creyente usa el cabello exageradamente largo, de modo que no se distingue "si es nene o nena", como ocurre hoy en los ambientes mundanos, hay que citarle: 1ª Co, 11;14 "La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello?"
Si Dios determina que es deshonroso, creo que no hay mucho más que discutir. La voluntad de Dios no se acomoda a ninguna moda deshonesta o deshonrosa, por lo que somos nosotros quienes debemos conformarnos a Su Voluntad. Ergo, que el varón se corte el cabello, no que se lo ate.
Heriberto
Responder
#8
Amados, amables y muy respetables hermanos, no veo que estemos en desacuerdo en lo general, sin embargo, me parece muy pertinente subrayar algunos puntos.

Cuando venimos a Cristo, en nuestros primeros pasos como bebés espirituales, es imposible no ver que tenemos tropiezos, por ignorancia, por inmadurez, pero lo esencial es ver que somos verdaderamente cristianos y aunque anhelamos el alimento lacto que ilustra el apóstol Pedro y que es la palabra de Dios, es imposible que lo sepamos todo e implica que caeremos y aun sabiendo lo que hasta ahora sabemos hay tropiezos y áreas que ni nos imaginamos no hemos entregado y es Dios quien toca nuestras vidas y con su incomparable amor nos los va mostrando y comienza a trabajar en ello, tal vez produzca lágrimas, pero en Cristo, ninguna se desperdicia, todo obra para bien a los que amamos a Dios.

Un hermano en la fe, médico de principios del siglo pasado, trataba con la lepra en la India y trató con un hombre cuya cara había tenido que reconstruir, pero fue inevitable que su rostro mostrase una horrible mueca; le había compartido del amor del Señor y aceptó a Cristo, aunque su confianza siempre estuvo dañada porque la gente que lo veía no evitaba mostrar su horror y su rechazo, no le hablaban, ni pensar tocarlo.

El médico, nunca va a olvidar, según comenta, que la primera cita que tuvo con él, para revisarlo, tocó sus manos infectadas, tocó su rostro y acostumbrado a tratar estos casos, su rostro nunca dio acuse de rechazo, antes fue de amabilidad y aceptación. Durante es momento, el hombre se encogió de hombros y sin dejar de mirar le rostro de su médico, sus ojos se llenaron de lágrimas. Y el médico le preguntó la razón. El hombre, inclinó su cabeza y le dijo jadeando en llanto: "Hace tantos años que nadie me tocaba y me brinda una sonrisa..."

Con todo, aquel hombre, ya curado de la lepra, se rehusó a ir al templo a congregarse, porque tenía miedo del rechazo, así que el médico convino con el a pasar por el al hospital y llevarlo a su congregación, mientras oraba al Señor porque los miembros pudiesen estar llenos del amor de Dios y no hicieran nada que lo lastimara.

Al entrar al templo, el servicio ya había comenzado y con mucha duda, el hombre pasó el umbral de la puerta y en la banca de hasta atrás, un hombre de la tercera edad al verlo, sonrió, se hizo a un lado de la banca y con su mano, le dio unas palmaditas al lugar cedido invitándole a sentarse a su lado y aquel hombre, no pudiendo evitarlo, se sonrió y con lágrimas en los ojos tomó su lugar en la congregación, para nunca más, hasta su muerte, dejarlo.

Esta historia real, me dio muchas lecciones de vida, pues no se ustedes hermanos, pero mi alma antes de venir a Cristo era, ilustrativamente hablando, como un cuerpo leproso, sin pedazos de carne en algunas partes, con infecciones, en algunas partes hay gusanos de carne muerta y con la convicción plena de mi autoestima desaparecida por las cargas de mi pecado.

Antes de coartarle el cabello largo al hermano, antes de prohibirle la música, debe saber que es amado, debe saber que Dios lo ama de manera real, que Dios quiere que deje su pecado que le ha causado todas estas "enfermedades" (Lo pongo entre comillas) y discipulado en las sana doctrina de la escritura, lo más probable es que sin que tengamos que decirle nada, el mismo se corte el cabello, el mismo cambie sus preferencias musicales por convicción propia.

Debo decirles, que para la gloria de Dios, mi discipulador, nunca me confrontó con lo síntomas de mi pecado, siempre me instruyó en la palabra de Dios y yo, en un principio, nunca me mostró mis defectos de carácter y habría que ver lo que sufrió por amor. Yo no puedo decir que no me amaron y que me aceptaron tal y como venía y que con amor y muchísima paciencia, me ayudaron a crecer.

Ese es el principio de todo, el amor, la aceptación. ¿No creen?

Dios los bendiga
Caminito.
Responder
#9
Es una ilustracion muy bonita. Expresa muy bien el amor al prójimo. Pero nos haces poner en una posicion de que uno es falto de amor al ser enfatico en algo que no se debe hacer. Ademas lo que mencionas no se puede usar como una analogía a este tema del que estamos hablando. Me explico.
Tener amor no es igual a ser permisivo con lo malo. Cuando nos juntamos para congregarnos, el propósito es aprender a despojarnos de lo malo, no fomentarlo. Cuando llegamos a Cristo, todos tenemos nuestras propias cargas y son diversas. Si se debiera hacer como tu explicas, entonces también debiéramos permitir a los débiles en el alcohol que asistan borrachos, a los débiles en la lascivia que asistan con su pornografia, en fin, Ya empieza a dibujarse una Iglesia de Corinto.
¿Los rockeros son algo exclusivo?, no. Todos somos especiales para Cristo y todos los nuevos en Cristo tienen algo de que despojarse y todo esta relacionado con la carne, es mas siempre tendremos una lucha continua hasta que Cristo nos lleve. Pero nadie se presenta a Dios con todo esto ni mucho menos lo da como ofrenda. O alguien a ofrendado alguna vez revistas pornográficas? No, la basura no tiene lugar en la Iglesia.
La falsa idea descontextuada de amor a dado lugar a las falsas Iglesias, donde el homosexualismo es permisivo, donde el pecado tiene otro nombre y donde tienen un dios que no tiene infierno.
Con amor y paciencia se enseña, primero leche y luego lo solido.
Responder
#10
Caminito.
No hay que olvidar que Cristo ama al pecador pero no su pecado.

2Ti 2:19  Pero el fundamento de Dios está firme,  teniendo este sello:  Conoce el Señor a los que son suyos;  y:  Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.
2Ti 2:20  Pero en una casa grande,  no solamente hay utensilios de oro y de plata,  sino también de madera y de barro;  y unos son para usos honrosos,  y otros para usos viles.
2Ti 2:21  Así que,  si alguno se limpia de estas cosas,  será instrumento para honra,  santificado,  útil al Señor,  y dispuesto para toda buena obra.
2Ti 2:22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)