Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¿Es Bíblica la maldición generacional?
#1
¿Es Bíblica la maldición generacional?

"Cristo nos redimió de la maldición - Gál 3:13a (RVR)."

Lamentablemente muchos creyentes malinformados tienen la costumbre de exponer tal argumento de una supuesta "maldición generacional" a causa de indoctos los cuales tuercen las Escrituras sacandolas fuera de Su contexto original e idea expresada, exponiendo así su propia interpretación. Tales ignorantes colocan nombres como "El pecado del vientre, carga paternal, transferencia espiritual, pecado hereditario, etc!." Es de suma importancia que todo creyente tenga una buena base de información fiel y verificada para tener un claro entendimineto del asunto, y no hay mayor información y evidencia que la Biblia (Haciendo un estudio Hermeneutico detallado) y la Historia (Con bases fieles de información). Estos son los medios por los cuales Dios mismo demuestra la verdad.

Según la Biblia en Prv 26:2 dice: “Como el gorrión sin rumbo o la golondrina sin nido, la maldición sin motivo jamás llega a su destino (NVI).”

Esto quiere decir que las maldiciones absurdas no tienen efecto alguno, por el mero hecho de que no pueden llegar hasta el creyente. Lo que se debe recordar es que Dios es soberanamente poderoso. Y nadie tiene el poder de pronunciar verdaderas maldiciones sobre otros, porque Dios es el Único capacitado para pronunciar juicio y ejecutarlo. En la Biblia, los “hechizos” siempre son citados de forma negativa. (Deut 18:10-11) incluye a aquellos que lanzan maleficios, entre quienes cometen otros actos “abominables para con el SEÑOR,” tales como el sacrificio de niños, la hechicería, los sortilegios, la adivinación, o la necromancia (consultar con los muertos) etc!.

La Palabra de Dios dice en Miq 5:12 que: Dios destruirá las hechicerías y a aquellos que lancen hechizos. Apo 18 describe: las hechicerías como parte del engaño que será usado por el anticristo y su “gran ciudad de Babilonia” (v. 21-24) no obstante, el engaño será tan grande, que aún los elegidos (Aclarando que no habla de la Igelsia) serán engañados si Dios no nos protegiera (Mt 24:24). Al final, Dios destruirá a Satanás, al anticristo, y a todos los que los sigan.

El creyente ha nacido de nuevo como una nueva persona en Jesucristo (2 Cor 5:17), y está con la constante presencia del Espíritu Santo que vive dentro de él y bajo cuya protección existe (Rom 8:11, 1 Jn 5:18). El creyente No necesita preocuparse por nadie que lance alguna clase de maleficio sobre él. El vudú, la hechicería, los maleficios y las maldiciones no tienen poder sobre el creyente porque ellos vienen de Satanás, y bíblicamente se sabe que “… mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo - 1 Jn 4:4 (RVR)."

Dios venció con Cristo en la cruz, y el creyente automaticamente al ser de Cristo ha sido liberado para adorar a Dios sin temor (Jn 8:36). “Jehová es mi luz y salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme? - Sal 27:1 (RVR)."

Ahora, eso de las maldiciones generacionales lo toman como que una persona que fue un pecador en tal area y transfiere eso desde el vientre a su decendencia tomando el texto de Éx 20:5 fuera de su contexto total.

Es importante que se entienda que ni los hijos son castigados por los pecados cometidos por sus padres; ni los padres son castigados por los pecados de sus hijos. Cada uno es responsable por sus propios pecados. (Eze 18:20) dice, “El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo.” Este verso demuestra claramente que el castigo por los pecados de una persona, es asumido por ella misma, no por los de otro (Generacionálmente como bién dicen).

Cuando es malentendido algún texto de la Palabra de Dios por no hacer sus estudios correspondientes llevan a algunos a creer que la Biblia enseña que el castigo por el pecado es inter-generacional, pero esta interpretación es incorrecta. El verso en cuestión es (Éx 20:5) como bien mencioné, el cual declara con referencia a los ídolos: “No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque Yo Soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen.”

Este verso está hablando no de castigo, sino de consecuencias. Está diciendo que las consecuencias de los pecados de un hombre, pueden repercutir en generaciones posteriores (Por el ejemplo que da, no por pecado generacionál). Dios estaba diciéndo a los israelitas que sus hijos sentirían el impacto de la generación de sus padres por su mal ejemplo, como una consecuencia natural de esta desobediencia, de su aborrecimiento a Dios. Los hijos que crecían en tal ambiente, practicarían de igual modo la idolatría por el ejemplo expresado de los padres, cayendo en el preestablecido patrón de desobediencia. El efecto de una generación desobediente, plantaba la maldad tan profundamente, que tomaba varias generaciones para revertirla con su propio ejemplo (Esto no tiene nada que ver con maldiciones generacionales). Dios no responsabiliza a los hijos por los pecados de sus padres, pero a veces sufren como resultado de los pecados que cometieron sus padres, como lo ilustra (Éx 20:5).

Como enseña en (Ez 18:20), cada uno es responsable por sus propios pecados y debe cargar con el castigo por ellos. Nadie puede compartir su culpa con otro, ni los otros pueden ser responsables por los de otros. Sin embargo, existe una excepción a esta regla, y es aplicable a toda la humanidad. Un Hombre puede cargar los pecados de otros y pagar el castigo por ellos, para que los pecadores sean totalmente justos y puros a los ojos de Dios. Ese Hombre es Jesucristo. Porque Dios envió a Jesús al mundo para intercambiar Su perfección por nuestros pecados. “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él - 2 Cor 5:21 (RVR).” Sólo Jesucristo puede quitar el castigo por los pecados de aquellos que acuden a Él en fe. Y solo por Cristo el hombre es libre, asi que toda teoría de una supuesta maldición generacionál queda eliminada al ver en su contexto lo que la Biblia revela.

Bendiciones en Cristo.


- Pastor:Félix Muñoz
http://www.vidayverdad.net
Responder
#2
Es interesante su postura. Sin embargo, hay puntos en los que no hay más elementos para poder saber con toda precisión la interpretación exacta de lo que el texto quiere decir.

Cuando esto es así, debemos ver en la práctica como sucede y con ello referenciar los que más probablemente signifique.

¿Cómo explica que siendo que Dios hizo al hombre y a la mujer, que haya personas humanas que presentan físicamente órganos de ambos sexos? Es un infierno para los padres que tienen un hij@ así, porque no saben como tratarlos. Hay quienes han pensado que al extirparle un órgano y tratarlos de acuerdo con el que le dejaron, resulta que sicológicamente, se equivocaron. ¿Qué hizo esta persona para sufrir tamaño problema?

Tal vez no haya tenido la experiencia, pero estoy seguro que en este foro hay personas que conocen o han experimentado adversidades inexplicables desde muy niños y que cuando uno analiza a sus padres, éstos tenían cultos ocultos muy graves. La actividad demoníaca es mucho más acentuada en los hijos de padres de prácticas ocultistas, aunque estos últimos ni siquiera se hayan hecho cargo de sus hijos y su influencia es lejana.

Entiendo muy bien su postura, pero habría que revisar más afondo el tema antes de concluir, añadiendo el factor experiencia práctica en la vida. Si la verdad no está de acuerdo con la realidad, debemos revisar la interpretación, porque la palabra de Dios no se equivoca y lo más seguro es que lago estemos haciendo mal en la interpretación.

Salu2.
Responder
#3
Vamos a los textos que cito abajo pero adelanto:

No requieren los textos citados ni explicación ni interpretación alguna, como tampoco divagaciones metafísicas ni apreciaciones mundanas tales como :

"debemos ver en la práctica como sucede y con ello referenciar los que más probablemente signifique."

Con LA PALABRA DE DIOS no existen probabilidades ni nada semejante.

Aparte de ello todo aquel que reciba al SEÑOR rompe toda maldición pues ES NUEVA CRIATURA.

Éxo_34:7 el que guarda misericordia a millares, el que perdona la iniquidad, la transgresión y el pecado, y que no tendrá por inocente al culpable ; el que castiga la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación.

Núm_14:18 "El SEÑOR es lento para la ira y abundante en misericordia, y perdona la iniquidad y la transgresión; mas de ninguna manera tendrá por inocente al culpable ; sino que castigará la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación ."


Deu 28:15 Pero sucederá que si no obedeces al SEÑOR tu Dios, guardando todos sus mandamientos y estatutos que te ordeno hoy, vendrán sobre ti todas estas maldiciones y te alcanzarán:
Deu 28:16 Maldito serás en la ciudad, y maldito serás en el campo.
Deu 28:17 Malditas serán tu canasta y tu artesa.
Deu 28:18 Maldito el fruto de tu vientre y el producto de tu suelo, el aumento de tu ganado y las crías de tu rebaño.
Deu 28:19 Maldito serás cuando entres y maldito serás cuando salgas.
Deu 28:20 Enviará el SEÑOR sobre ti maldición, confusión y censura en todo lo que emprendas, hasta que seas destruido y hasta que perezcas rápidamente, a causa de la maldad de tus hechos, porque me has abandonado.
Deu 28:21 El SEÑOR hará que la peste se te pegue hasta que te haya consumido de sobre la tierra adonde vas a entrar para poseerla.
Deu 28:22 Te herirá el SEÑOR de tisis, de fiebre, de inflamación y de gran ardor, con la espada, con tizón y con añublo; y te perseguirán hasta que perezcas.
Deu 28:23 Y el cielo que está encima de tu cabeza será de bronce, y la tierra que está debajo de ti, de hierro.
Deu 28:24 Y el SEÑOR hará que la lluvia de tu tierra sea polvo y ceniza; descenderá del cielo sobre ti hasta que seas destruido.
Deu 28:25 El SEÑOR hará que seas derrotado delante de tus enemigos; saldrás contra ellos por un camino, pero huirás por siete caminos delante de ellos, y serás ejemplo de terror para todos los reinos de la tierra.
Deu 28:26 Y tus cadáveres serán alimento para todas las aves del cielo y para los animales de la tierra, y no habrá nadie que los espante.
Deu 28:27 Te herirá el SEÑOR con los furúnculos de Egipto y con tumores, sarna y comezón, de los que no podrás ser sanado.
Deu 28:28 Te herirá el SEÑOR con locura, con ceguera y con turbación de corazón;
Deu 28:29 y andarás a tientas a mediodía como el ciego anda a tientas en la oscuridad, y no serás prosperado en tus caminos; más bien serás oprimido y robado continuamente, sin que nadie te salve.
Deu 28:30 Te desposarás con una mujer, pero otro hombre se acostará con ella; edificarás una casa, pero no habitarás en ella; plantarás una viña, pero no aprovecharás su fruto.
Deu 28:31 Tu buey será degollado delante de tus ojos, pero no comerás de él; tu asno será arrebatado, y no te será devuelto; tu oveja será dada a tus enemigos, y no tendrás quien te salve.
Deu 28:32 Tus hijos y tus hijas serán dados a otro pueblo, mientras tus ojos miran y desfallecen por ellos continuamente, pero no habrá nada que puedas hacer.
Deu 28:33 Un pueblo que no conoces comerá el producto de tu suelo y de todo tu trabajo, y no serás más que un pueblo oprimido y quebrantado todos los días.
Deu 28:34 Y te volverás loco por lo que verán tus ojos.
Deu 28:35 Te herirá el SEÑOR en las rodillas y en las piernas con pústulas malignas de las que no podrás ser sanado, desde la planta de tu pie hasta la coronilla.
Deu 28:36 El SEÑOR te llevará a ti y a tu rey, al que hayas puesto sobre ti, a una nación que ni tú ni tus padres habéis conocido, y allí servirás a otros dioses de madera y de piedra.
Deu 28:37 Y vendrás a ser motivo de horror, proverbio y burla entre todos los pueblos donde el SEÑOR te lleve.
Deu 28:38 Sacarás mucha semilla al campo, pero recogerás poco, porque la langosta la devorará.
Deu 28:39 Plantarás y cultivarás viñas, pero no beberás del vino ni recogerás las uvas , porque el gusano se las comerá.
Deu 28:40 Tendrás olivos por todo tu territorio pero no te ungirás con el aceite, porque tus aceitunas se caerán.
Deu 28:41 Tendrás hijos e hijas, pero no serán tuyos, porque irán al cautiverio.
Deu 28:42 Todos tus árboles y el fruto de tu suelo los consumirá la langosta.
Deu 28:43 El forastero que esté en medio de ti se elevará sobre ti cada vez más alto, pero tú descenderás cada vez más bajo.
Deu 28:44 El te prestará, pero tú no le prestarás a él; él será la cabeza y tú serás la cola.
Deu 28:45 Y todas estas maldiciones vendrán sobre ti y te perseguirán y te alcanzarán hasta que seas destruido, porque tú no escuchaste la voz del SEÑOR tu Dios, no guardando los mandamientos y estatutos que El te mandó.
Deu 28:46 Y serán señal y maravilla sobre ti y sobre tu descendencia para siempre.
Deu 28:47 Por cuanto no serviste al SEÑOR tu Dios con alegría y con gozo de corazón, cuando tenías la abundancia de todas las cosas,
Deu 28:48 por tanto servirás a tus enemigos, los cuales el SEÑOR enviará contra ti: en hambre, en sed, en desnudez y en escasez de todas las cosas; El pondrá yugo de hierro sobre tu cuello hasta que te haya destruido.
Deu 28:49 El SEÑOR levantará contra ti una nación de lejos, desde el extremo de la tierra, que descenderá rauda como águila, una nación cuya lengua no entenderás,
Deu 28:50 una nación de rostro fiero que no tendrá respeto al anciano ni tendrá compasión del niño.
Deu 28:51 Se comerá la cría de tu ganado y el fruto de tu suelo, hasta que seas destruido; tampoco te dejará grano, ni mosto, ni aceite, ni el aumento de tu ganado, ni las crías de tu rebaño, hasta que te haya hecho perecer.
Deu 28:52 Y esa nación te pondrá sitio en todas tus ciudades, hasta que tus muros altos y fortificados en los cuales tú confiabas caigan por toda tu tierra; y te sitiará en todas tus ciudades, por toda la tierra que el SEÑOR tu Dios te ha dado.
Deu 28:53 Entonces comerás el fruto de tu vientre, la carne de tus hijos y de tus hijas que el SEÑOR tu Dios te ha dado, en el asedio y en la angustia con que tu enemigo te oprimirá.
Deu 28:54 El hombre que es tierno y muy delicado en medio de ti, será hostil hacia su hermano, hacia la mujer que ama y hacia el resto de sus hijos que le queden,
Deu 28:55 y no dará a ninguno de ellos nada de la carne de sus hijos que se comerá, ya que no le quedará nada en el asedio y en la angustia con que tu enemigo te oprimirá en todas tus ciudades.
Deu 28:56 La mujer tierna y delicada en medio tuyo, que no osaría poner la planta de su pie en tierra por ser delicada y tierna, será hostil hacia el esposo que ama, también hacia su hijo, hacia su hija,
Deu 28:57 hacia la placenta que salga de su seno y hacia los hijos que dé a luz; porque se los comerá en secreto por falta de otra cosa, en el asedio y en la angustia con que tu enemigo te oprimirá en tus ciudades.
Deu 28:58 Si no cuidas de poner en práctica todas las palabras de esta ley que están escritas en este libro, temiendo este nombre glorioso y temible, el SEÑOR tu Dios,
Deu 28:59 entonces el SEÑOR hará horribles tus plagas y las plagas de tus descendientes, plagas severas y duraderas, y enfermedades perniciosas y crónicas.
Deu 28:60 Y traerá de nuevo sobre ti todas las enfermedades de Egipto de las cuales tenías temor, y no te dejarán.
Deu 28:61 También toda enfermedad y toda plaga que no están escritas en el libro de esta ley, el SEÑOR traerá sobre ti hasta que seas destruido.
Deu 28:62 Y quedaréis pocos en número, aunque erais multitud como las estrellas del cielo; porque no obedeciste al SEÑOR tu Dios.
Deu 28:63 Y sucederá que tal como el SEÑOR se deleitaba en vosotros para prosperaros y multiplicaros, así el SEÑOR se deleitará en vosotros para haceros perecer y destruiros; y seréis arrancados de la tierra en la cual entráis para poseerla.
Deu 28:64 Además, el SEÑOR te dispersará entre todos los pueblos de un extremo de la tierra hasta el otro extremo de la tierra; y allí servirás a otros dioses, de madera y de piedra, que ni tú ni tus padres habéis conocido.
Deu 28:65 Y entre esas naciones no hallarás descanso, y no habrá reposo para la planta de tu pie, sino que allí el SEÑOR te dará un corazón temeroso, desfallecimiento de ojos y desesperación de alma.
Deu 28:66 Y tendrás la vida pendiente de un hilo; y estarás aterrado de noche y de día, y no tendrás seguridad de tu vida.
Deu 28:67 Por la mañana dirás: "¡Oh, si fuera la tarde!" Y por la tarde dirás: "¡Oh, si fuera la mañana!" por causa del espanto de tu corazón con que temerás y por lo que verán tus ojos.
Deu 28:68 Y te hará volver el SEÑOR a Egipto en naves, por el camino del cual yo te había dicho: "Nunca más volverás a verlo." Y allí os ofreceréis en venta como esclavos y esclavas a vuestros enemigos, pero no habrá comprador.

Roberto
Responder
#4
Hermanos, aprovecho para hacer notar que la mal llamada "ciencia" humana como la neurología, psiquiatría, psicología y similares alegremente en su afán de contradecir a creyentes bíblicos afirma:

"adicción al alcohol, la cocaína, heroína deja una huella genética a los hijos, nietos, bisnietos hasta 5 generaciones"

No saben siquiera contar pues entre padre, hijo, nieto, bisnieto y tataranieto NO HAY CINCO GENERACIONES SINO CUATRO pero son tan mundanamente torpes y brutos que no saben que las generaciones se cuentan por lapsos; entre padre e hijo NO HAY DOS generaciones sino tan solo una.

Roberto

Éxo_20:5 No los adorarás ni los servirás; porque yo, el SEÑOR tu Dios, soy Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,
Responder
#5
Es evidente que no quedó claro en cuanto que la maldición es para los no salvos. El texto bíblico es claro con ello. Yo me refiero a los no salvos, los no nacidos de nuevo.

Si es verdad que toda maldición queda suspendida para todo creyente verdadero, es también verdadero que los no creyentes sí reciben las maldiciones generacionales, pues si no existeran, no lo referiría el versículo de Gálatas. En este caso, el aceptar la nulidad de toda maldición en el convertido implica aceptar la otra, que si hay maldiciones generacionales a eso me refiero.

Es muy interesante el aporte de Roberto en cuanto a la mal llamada ciencia en psiquiatría, psicología y demás que menciona.

Sería aun más interesante saber entonces el origen de algunas llamadas "enfermedades mentales" y diagnosticadas por estás supuestas disciplinas como la esquizofrenia, bipolaridad y demás; si negamos la "ciencia" mental ¿Qué es? ¿Será a caso problemas espirituales o demoniacos? ¿Ustedes que creen?
Responder
#6
Gál 3:11 Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá;
Gál 3:12 y la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas.
Gál 3:13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero),
Gál 3:14 para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.

Según el pasaje en su contexto, Cristo nos redimió de la maldición de la ley (de Moisés), porque esta ley no podía traernos libertad el poder del pecado. Es sólo por el poder del Espiritu santo que recibimos por la fe que podemos alcanzar la victoria sobre el poder del pecado.

Las enfermedades físicas y mentales, son la expresión de los efectos o consecuencias del pecado de Adán y Eva sobre la humanidad

Rom 5:12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Apo 22:3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,

Sólo cuando seamos libertados de la presencia del pecado, podremos estar libres de cualquier maldición y eso sólo será posible en la nueva Jerusalén.

Seguimos luego
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  Buscando la verdad bíblica con buena actitud usymbv 56 8,746 04-12-2015, 02:21 PM
Último mensaje: Caminito

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)