Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¿Es la Biblia es inspirada e infalible?
#1
¿Qué significa que la Biblia es inspirada e infalible?

La iglesia cristiana en su totalidad, afirma que la Biblia es inspirada e infalible. Esto significa que Dios es el que se movió a través de los escritores para comunicarnos las palabras que Él quería que nosotros escucháramos. Sin embargo, esta inspiración no es un dictado, sino un movimiento del Espíritu de Dios a través del escritor, utilizando su personalidad y estilo propio. Infalibilidad significa que todo lo escrito en los documentos inspirados es sin error. Valdría la pena hacer un comentario aquí. La inspiración e infalibilidad aplica sólo a los escritos originales, no a las copias. En otras palabras, son los documentos originales los infalibles. Desafortunadamente, las copias tienen errores, debido precisamente a los copistas.

Por lo tanto, cuando los críticos de la Biblia señalan contradicciones aparentes, lo que ellos están haciendo en fallando en entender el contexto de los pasajes que examinan o que han detectado un error de escritura debido a algún copista. El hecho es que en los documentos bíblicos existen indudablemente errores de copistas los cuales son registrados como supuestas contradicciones. Recuerde que son los escritos originales, los que escribieron los autores respectivos, los que son inspirados e infalibles; no las copias. Las copias con las que contamos son las de los documentos inspirados, las cuales, no son inspiradas; esto es, no se garantiza que sean 100% textualmente puras. ¿Significa esto que no podemos creer en la Biblia? En lo absoluto. Las copias son tan veraces, que el 98.5% de los documentos Bíblicos son textualmente puros. El 1.5% que está cuestionado son, básicamente, errores de ortografía y omisiones ocasionales de palabras como “el”, “pero”, etc. Esto reduce cualquier tema textual serio a sólo una fracción del 1.5%. Sin embargo, no se produce ningún efecto negativo en las verdades doctrinales. De hecho, ninguno de los documentos antiguos históricos tiene la veracidad que tienen los documentos del Nuevo Testamento. Si el Nuevo Testamento no fuera permitido, entonces, todos los otros documentos de la historia, como los de Platón, Aristóteles, Homero, etc., deberían ser también excluidos debido a que los documentos bíblicos son superiores en la veracidad de su copiado que cualquier otro documento de la literatura antigua en existencia. Observe el cuadro siguiente para mayor información:

Autor Cuando fue escrito
La copia más temprana
Período de Tiempo
# de Copias
Homero (Ilíada) 900 AC 400 AC 500 años 643
César (La Guerra de las Galias) 100 - 44 AC 900 DC 1.000 años 10
Platón (Tetralogías) 427 - 347 AC 900 DC 1.200 años 7
Aristóteles 384 - 322 AC 1.100 DC 1.400 años 49
Herodoto (Historia) 480 - 425 AC 900 DC 1.300 años 8
Eurípedes 480 - 406 AC 1.100 DC 1.500 años 9
Nuevo Testamento 50 - 90 DC 130 DC 30 años 24.000

Este cuadro fue adaptado de los cuadros contenidos en el libro “Evidencia que Exige un Veredicto” (“Evidence that Demands a Verdict”), de Josh McDowell, 1979, páginas 42-43.

Si no se puede creer que la Biblia es confiable ya que contiene un pequeño porcentaje de errores debido a los copistas, entonces, ninguno de los documentos en el anterior cuadro puede ser creído tampoco, ya que los mismos, no tienen un mayor apoyo textual como el que tiene la Biblia.

A continuación, presentamos una lista de errores introducidos en la Biblia:
•Ditografía: Escribir dos veces lo que tuvo que haber sido escrito una sola vez. ◦Ejemplo: Escribir "último, última", en vez de "posterior." "Último, última" significa lo más cerca al final. "Posterior", significa después de algo o alguien más.

•Fisión: División inapropiada de una palabra en dos palabras. ◦Ejemplo: "escasa", por "es casa."

•Fusión: Combinar la última letra de una palabra con la primera letra de la siguiente palabra. ◦Ejemplo: "Esto es considerado un campo santo." por "Esto es considerado un camposanto."

•Haplografía: Fenómeno consistente en la eliminación de un segmento textual idéntico o análogo a otro segmento cercano. ◦Ejemplo: "trágico–cómico" por "tragicómico."

•Homofonía: Cualidad de homófono. Homófono(a): Se dice de la palabra con idéntica pronunciación que otra, pero con ortografía y significado diferentes. ◦Ejemplo: "Botar", y "votar", tienen el mismo sonido, pero diferentes significados.
◦Ejemplo: "Errar", y "herrar".

•Metátesis: Una inversión o cambio de la posición de algún sonido en un vocablo. ◦Ejemplo: "Perlado", alguien escribe "prelado."


¿Pero significa esto que la Biblia que sostenemos en nuestra mano no es inspirada? En lo absoluto. La inspiración proviene de Dios y cuando Él inspiró cada línea, era perfecta. Las copias que tenemos de los documentos originales no son perfectas, pero están muy cerca de serlo. Los críticos con frecuencia y erróneamente asumen que aun hasta las copias tiene que ser inspiradas. Pero cuando se les indica que Dios nunca dijo que las copias serían perfectas, entonces, preguntas que si se puede después de todo, creer en la Biblia. Muy simple: Es redundante en sus hechos e información.

Podemos ver por lo tanto que la Biblia es un documento antiguo que ha resistido miles de años de transmisión con una claridad y veracidad notables. Podemos creer lo que dice que es: La Palabra de Dios.

Roberto
Responder
#2
Esta es una equivocación común. Algunas personas piensan que la Biblia fue escrita en un idioma, traducida a otro idioma, después traducida a otro y así sucesivamente hasta que finalmente fue traducida al castellano, o cualquier idioma contemporáneo en la que haya sido leída. La queja es que debido a que ha sido escrita tantas veces en diferentes idiomas a través de la historia, ésta se ha descompuesto. La analogía del “teléfono” es con frecuencia usada como ilustración. Sucede así: Una persona le dice a otra persona una frase, la cual se la dice a otra, la que a su vez se la dice a otra, y así sucesivamente hasta que la última persona escucha la frase que tiene poco o prácticamente nada que ver con la frase dicha originalmente por la primera persona. El único problema con esta analogía es que no se puede aplicar en ningún momento a la Biblia para nada.

El hecho es que la Biblia no ha sido escrita una y otra vez. Tomemos por ejemplo el Nuevo Testamento. Los discípulos de Jesús escribieron el Nuevo Testamento en griego y aunque nosotros no tengamos los documentos originales, sí tenemos cerca de 6.000 copias de los manuscritos en griego y que fueron elaborados casi al mismo tiempo que los originales. Estos manuscritos o copias están de acuerdo entre sí en casi un 100% de exactitud. Estadísticamente el Nuevo testamento es 99.5% textualmente puro. Esto significa que solo la mitad de 1% de todas las copias no encaja perfectamente entre sí. Pero si Ud. toma esa mitad del 1% y la examina, encontrará que la mayoría de los “problemas” son sólo errores de ortografía y mínimas alteraciones en palabras. Por ejemplo, en vez de decir Jesús, una variación podría ser “Jesucristo.” Así que la cantidad de variación textual de cualquier índole es extremadamente baja. Por lo tanto, podemos decir que tenemos una compilación sorprendentemente exacta de los documentos originales.

Así que cuando traducimos la Biblia, no la traducimos de una traducción que provenía de otra traducción. La traducimos del idioma original a cualquier idioma. Es un proceso de un solo paso y no una serie de pasos que puedan llevar a la descomposición de la Biblia. Es un solo paso de traducción del original al castellano o a cualquier otro idioma en que se necesite leer. Así que traducimos al castellano de los mismos manuscritos griegos y hebreos. De la misma manera traducimos al alemán o francés o italiano, de esos mismos manuscritos. Esta es la forma como se hace para cada idioma cuando traducimos la Biblia. Tampoco traducimos de los idiomas originales al inglés, después al castellano y después al alemán o a cualquier otro idioma. Por lo tanto, las traducciones son muy exactas y dignas de confianza con relación a lo que la Biblia dice originalmente.

Tabla Comparativa

La siguiente tabla representa una compilación de antiguos manuscritos, la fecha original en que fueron escritos, las copias más recientes, el número de copias en existencia y el espacio de tiempo entre los originales y las copias. Si la Biblia ha sido criticada como de poco fiable, entonces, todos los escritos enumerados en la tabla deben ser también desechados.

Autor Fecha en que fue escrito Copia más temprana Tiempo de espacio aproximado entre original & copia Número de copias Precisión de sus copias
Lucrecio murió entre 55 o 53 a.C. 1100 años 2 ----
Plinio 61-113 d.C. 850 d.C. 750 años 7 ----
Platón 427-347 a.C. 900 d.C. 1200 años 7 ----
Demóstenes 4º siglo a.C. 1100 d.C. 800 años 8 ----
Herodoto 480-425 a.C. 900 d.C. 1300 años 8 ----
Suetonio 75-160 d.C. 950 d.C. 800 años 8 ----
Tucídides 460-400 a.C. 900 d.C. 1300 años 8 ----
Eurípides 480-406 a.C. 1100 d.C. 1300 años 9 ----
Aristófanes 450-385 a.C. 900 d.C. 1200 años 10 ----
César 100-44 a.C. 900 d.C. 1000 años 10 ----
Livio 59 a.C.- d.C. 17 ---- ??? 20 ----
Tácito Alrededor del d.C. 1100 d.C. 1000 años 20 ----
Aristóteles 384-322 a.C. 1100 d.C. 1400 años 49 ----
Sófocles 496-406 a.C. 1000 d.C. 1400 años 193 ----
Homero (Ilíada) 900 a.C. 400 a.C. 500 años 643 95%
Nuevo
Testamento 1º siglo d.C. (50-100 d.C.) 2º siglo d. C.
(130 d.C.) menos de 100 años 5600 99.5%

Lamento que la tabla de arriba no se vea como la original debido a incompatibilidad de formato pero los documentos del Nuevo Testamento son muy precisos. Por lo tanto, cuando los eruditos traducen del griego al inglés, castellano u otro idioma, podemos creer que lo que están traduciendo es creíble y veraz.

Roberto
Responder
#3
Debido a que los escritores del NT fueron parciales, ¿podemos creer en lo que ellos escribieron?


Sí. Podemos creer en el testimonio de esos escritores. El hecho de ser parciales acerca de algo no significa que no se pueda decir la verdad. Tome por ejemplo el caso de un robo a un pequeño almacén. El ladrón dispara a dos empleados hiriéndolos, escapa, pero posteriormente es detenido. En el juicio, los empleados—los cuales se han recuperado de sus heridas—son traídos para que testifiquen. Aunque estos dos testigos son parciales, ellos quieren que la justicia castigue apropiadamente al delincuente. Pero bajo juramento, el testimonio de ellos es aceptado como perfectamente válido, probando que no existen problemas obvios entre los empleados y su testimonio. Por lo tanto, el hecho de ser parciales no significa automáticamente que el testimonio dado por ellos no sea verdadero.

De hecho, los escritores del Nuevo Testamento fueron parciales; y su parcialidad fue encaminada por la honestidad y la verdad, nunca en engaño. La intención de ellos era registrar con precisión y testificar con relación a los eventos que habían visto u oído. Recuerde: los discípulos eran seguidores de Jesús, el cual les enseñó a ellos acerca del amor, a ser afectuosos, fieles y honestos. Y no solamente fue esto. Jesús también les advirtió en contra de la hipocresía (Mateo 6:1: “Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos”), y contra el levantar falso testimonio (Mateo 19:18: “Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio”). Toda la vida de Jesús se basó en la integridad, el carácter, la fidelidad, la confiabilidad, el amor y el sacrificio. Esto fue lo que los discípulos aprendieron de Jesús y esto fue lo que ellos enseñaron en sus escritos. Así, que si ellos aprendieron algo de Jesús fue el vivir en la verdad; por esta razón Jesús dijo: “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. 18 Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. 19 Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.” (Juan 17:17-19.).

Aún más, el hecho es que ellos estuvieron rodeados de muchas personas, las cuales hubieran negado lo que los apóstoles habían escrito, si lo que habían escrito era inadecuado o equivocado. Sin embargo, no encontramos ninguna evidencia en los escritos de la época de que tal cosa hubiera sucedido. Sí. Los discípulos fueron parciales. ¿Pero a qué? ¿A la mentira? ¿A la exageración? ¿O fueron ellos parciales hacia la verdad de quién era Jesús y lo que había hecho? Claro está, sólo porque los testigos escribieron acerca de que Jesús se levantó de los muertos, esto no significa que sea verdad. Pero esto, es verdad: ¿Por qué habrían de mentir los discípulos acerca de esto? ¿Por qué iban a arriesgar la vida de ellos, las de sus familias, sus lazos culturales y aún hasta morir por esto si ellos sabían que todo era una mentira llevada a cabo por su “parcialidad”? Esto no tendría ningún sentido. Pero lo que sí tiene sentido es que los discípulos estaban diciendo la verdad.

Roberto
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)