Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
¿Qué es el matrimonio?
#31
Que excelente texto has escrito Caminito! tan bien redactado que se entiende claramente lo que quieres decir... y que bueno para los que leemos, porque lo que escribes es realmente edificante.

Adelante!
Responder
#32
Estimado hermano Caminito:

Estoy de acuerdo en tu explicación, pero hay un detalle de que no, pero con todo respeto te lo explico.
Primero dices que antes no habían gobiernos, pero la realidad es que si lo habían entre los gentiles no asi el pueblo de Israel que tenia un gobierno teocrático, pero ellos lo rechazaron porque desearon tener un gobierno como los gentiles.
Luego dices que la unión libre es avalada por Dios, solo por el hecho de estar dispuesto a un pacto matrimonial y unirse sexualmente con su conyugue (según entiendo que dices).
Según yo entiendo cualquier unión de pareja fuera de los creyentes solo cumple el plan divino de Dios de procreación y oficialmente no son un matrimonio a los ojos de Dios por tanto no es santificada por el Señor. Aunque para las leyes del mundo están legalmente casados.
Analogamente la iglesia es la esposa de Dios, pero se refiere solo a la esposa nacida de nuevo, el no esta ni ha santificado (apartado) otra iglesia para El, esto es la católica, testigos, mormones, etc. Bajo esta objetiva el no santifica una unión de testigos, mormones, etc (o inconverso en gral).
Es por esta razón que el inconverso no respeta del todo su casamiento y es común el adulterio y se separan cuando les place. Cuando duran es por amor y principios de conciencia. Si una pareja se caso cuando eran inconversos pero luego se hacen creyentes entonces recién son santificados por Dios y dejaron el estado de fornicación.
Si es como dices, entonces mi esposa legal es en realidad otra mujer con la que ya tuve relaciones antes de mi esposa y antes de ser creyente. ¿O todas cuentan como esposas?
Escribí un tema del divorcio y debo apuntar firmemente, en caso no se entendió, que Dios no permite el divorcio. Pero Pablo dice que el creyente queda libre de una esposa(o) NO creyente si este(a) decide que no quiere ni desea ya continuar, ¿Por qué? Porque a los ojos de Dios no estaban oficialmente unidos, pero el Señor por amor santifica este matrimonio SOLO por el creyente y solo el creyente (hombre o mujer) por causa del Señor NO debe ser el que proponga la separacion. Por tanto una unión entre dos creyentes hombre y mujer si cumple por completo el requerimiento divino y no se pueden separar o divorciar el uno del otro.
Bueno Caminito, esto es lo que entiendo y puedo ser yo el equivocado por tanto si me demuestras que estoy en error lo aceptare.
Responder
#33
Gracias mi Frank. Siempre eres muy amable conmigo y todo sea para la gloria de Dios.

Mi amado hermano Willy, gracias por tus comentarios que me hacen agudizar más mis sentidos en mi explicación.

Cuando dije "antes" me refería en los tiempos en que se unían un hombre y una mujer para hacer vida en común y no existía el ministro o la institución gubernamental encargada de administrar estas cuestiones. Por ejemplo, si tomamos a Abram y Saraí; simplemente la tomó como su mujer y Dios bendijo esa unión de tal manera que sin la protocolización de la ceremonia nupcial, quedó sellado para Dios como matrimonio quedando evidenciado al recibir Isaac, producto de esa unión, las bendiciones.

Para Dios, Saraí, fue su mujer y no le permitió a faraón tomarla como mujer, mira como dice el texto sagrado:

Génesis 12:18 Entonces Faraón llamó a Abram, y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me declaraste que era tu mujer?
19 ¿Por qué dijiste: Es mi hermana, poniéndome en ocasión de tomarla para mí por mujer? Ahora, pues, he aquí tu mujer; tómala, y vete.
20 Entonces Faraón dio orden a su gente acerca de Abram; y le acompañaron, y a su mujer, con todo lo que tenía
.

Hasta para el mundo gentil se entiende perfectamente lo que es adulterio y lo mal que está para Dios faltar en ello.

Lo interesante resulta cuando Saraí, cansada de no tener hijos, quiso "echarle una manita a Dios" (Modismo mexicano). incitando a su esposo a cometer adulterio con su propia esclava y "el inocente de Abram" que accede provocando el surgimiento de una de las naciones mas abyectas contra el pueblo judío y que es el pueblo árabe, quienes en su mayoría odian al pueblo judío, sentimiento que dura hasta nuestros días.

¿Fue lícito ante Dios esta unión? No, la evidencia la tenemos cuando Dios le pide a Abram que despida a la sierva junto con su hijo, porque no iba a heredar las promesas a Abram en este hijo, sino en Isaac y en la misericordia de Dios, la vio para sostenerla con su vástago en pleno desierto.

El caso de Jacob, fue muy singular, pues sostuvo relaciones con las mismas hermanas y varias siervas de éstas y sufrió mil calamidades por las rivalidades que surgen entre los hermanos y la evidencia es que su falta de autoridad moral provocó que sus hijos fuesen asesinos, atentaron contra uno de sus hermanos, lo engañaron, el mayor se acostó con una de sus mujeres y su moral era bastante decadente en general.

Al final de sus días, mira como los describe:

Génesis 47:8 Y dijo Faraón a Jacob: ¿Cuántos son los días de los años de tu vida?
9 Y Jacob respondió a Faraón: Los días de los años de mi peregrinación son ciento treinta años; pocos y malos han sido los días de los años de mi vida, y no han llegado a los días de los años de la vida de mis padres en los días de su peregrinación
.

130 años le parecían pocos, por lo malos que fueron.

Pero vamonos antes:

Génesis 2:18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.
19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre.
20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él.
21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.
22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.
23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona,[a] porque del varón fue tomada.
24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne
.

Dios establece el matrimonio en la unión de un hombre con una mujer; cualquier otra unión con más de uno, no es de Dios, así como de otro género no es de Dios.

¿Hubo ceremonia nupcial? No, la autoridad la bendijo
, Dios la formó y el hombre la reconoció. ¿Cómo?

Con dos acciones muy peculiares, presta atención:

Primero Dios ve que no es bueno que el hombre esté solo, así que lo primero que debe hacer es convencerlo de su necesidad de compañía ante su soledad; así que le trajo a los animales para que el hombre les pusiera nombre. ¿Para qué? ¿Qué tiene que ver la necesidad de compañía al hombre con traerle bestias creadas para que las nombrara?

Imagínense a Adán sentado junto un almendro y mientras come ve desfilar a los animales, así que ve un cuadrúpedo de crin y cola, con ancas fuertes y le llama caballo, pero junto a el está otra bestia con muchas similitudes pero con sustanciales diferencias y pues le llama yegua; pasa el perro y ve que tiene perra, pasa el gato y mira que tiene su gata y por fin se da cuenta que no tiene su igual y no es hasta ese momento cuando Dios lo anestesia y le extirpa una costilla, de la cual hace a la mujer. No la sacó de la cabeza para que se enseñoreé de él; no del pie, para que no la pise; sino de la costilla, abajo de su brazo, para que la abrace y la proteja; cerca del corazón para que la ame, de en medio para que la vea como su igual y de sí mismo para que la sustente con su protección, manutención como a su propia carne.

Con el surgimiento de la multiplicación en la población mundial, era indispensable hacer notar a las parejas en unión, para que no hubiese malos entendidos y evitar el adulterio, así que la ceremonia nupcial surgió para que hombres y mujeres conocieran la unión de un hombre y una mujer determinadamente siendo como testigos los demás, para que no dijeran que no sabían, como le pasó al faraón por la culpa de Abram y también de Isaac; que cobardemente les pidieron a sus mujeres hacerse pasar por sus hermanas, para que no los mataran y exponiéndolas a ser tomadas indebidamente.

Por eso el Señor dice:

Éxodo 20:14 No cometerás adulterio.

Para Dios la unión entre hombre y mujer, son uno solo, de ahí que dice:

1 Corintios 6:16 ¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne.

¿Se imaginan "el chilaquil" (expresión mexicana que significa revoltijo de tortillas con salsa sazonada) espiritual que se provoca en aquellos que les gusta andar con varias parejas?

La unión entre un hombre y una mujer, debe hacerse pública, porque no solo compromete a los contrayentes delante de la sociedad, sino que siendo ésta testigo de la unión, nadie puede ver a ese hombre o esa mujer como candidato a vincularse de otra manera que no sea como ajena o ajeno. El matrimonio ante la autoridad (todas son puestas por Dios), además de atestiguar del compromiso busca proteger a los contrayentes de cualquier situación que ponga en riesgo los derechos de los o el o la, contrayentes de uno de ellos o de un tercero, sobre todo en caso de fallecimiento de uno de los dos y para darles un marco de protección para los hijos, sobre todo en el tema de las propiedades; pero además de legalmente, para decirle a esa mujer y ese hombre que son ajenos de cualquier otra relación que no respete este vínculo sagrado.

Las naciones paganas o gentiles, saben muy bien esto, pero muy difícil es que lleguen a respetarlo, porque el matrimonio diseñado por Dios, implica que las personas que lo integran sean regeneradas.

Espero haber sido más claro y en cuanto al divorcio mi estimadísimo Willy, demostraré biblicamente no está permitido y me basare en Mateo 6, pero no ahora, porque debo trabajar.

Un abrazo.
Responder
#34
Ok lo tengo claro, especialmente con la "salsa mejicana" de aderezo que le pones a tus explicaciones.

Willy
Responder
#35
Tienes toda la razon Caminito. No habia considerado para nada el aspecto que el Señor ya puso los principios morales en el corazon del hombre natural y esto incluye instintivamente la union matrimonial de cualquier persona.

Vaya, esto deja por el suelo algunas cosas que dije en el tema del divorcio. ¿O si?.

Bueno te dejo trabajar tranquilo.
¿Te basaras en Mateo 6? Vaya, me gustaria ver que tienes que decir basado en este capitulo con respecto al matrimonio. ¿Me estare volviendo ciego? Voy a volver a leerlo.

Willy
Responder
#36
Ahh! bandido "Mexico querido" me dejaste la espinita para que me "divierta" investigando, ¿no?
Responder
#37
Ja, ja. No amado hermano, lo cierto es que me equivoqué, lo apunté de memoria y como ya sabes, me anda fallando la memoria. Es en Mateo 19.

Pero ya déjame trabajar porque sino me voy a atrasar.

Un abrazo.

P.D. Ve leyendolo y en cuanto pueda lo tomo.
Responder
#38
Ok trabaja, trabaja.
Mientras leo esto
Responder
#39
Con la ayuda del Señor continuamos, pero vámonos versículo por versículo, como debe ser expuesta la palabra de Dios y ésta dice:

Mateo 19:3 Entonces vinieron a él los fariseos, tentándole y diciéndole: ¿Es lícito al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa?

Los hombres religiosos de la época, como era ya su costumbre, buscaban probar al Señor con artimañas que lo desacreditaran, pero el Señor, siempre supo salir adelante.

Mateo 19:4 Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, 5 y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?


¿Cuántos conflictos matrimoniales no surgen porque la pareja hace caso omiso a este principio matrimonial fundamental? Tanto el hombre como la mujer, al momento de entrar en el pacto matrimonial, deben abandonar el hogar de origen. Ninguna relación matrimonial funciona si se van a vivir a casa de los suegros ya sea de él o ya sea de ella; o que ya casados solo vivan juntos ocasionalmente y siguen viviendo en casa de sus respectivos padres, porque el diseño del matrimonio, como Dios lo hizo es que se hagan uno el hombre con su mujer y hagan vida en común.

Los hizo hombre y mujer y en razón de que son hombre y mujer deben, tanto el hombre como la mujer, dejar a su padre y madre. Espero que las damas no vayan a salir con ... "No Caminito, el texto dice que el hombre debe dejar a su padre y a su madre, no dice mujer".

A las mujeres de la época no había que decirles esto, porque por costumbre era sobre entendido, que ellas dejaran el seno familiar para formar familia con el esposo; pero ahora parece que debe ser aclarado, porque siendo que vivimos en esta nuestra América latina de matriarcado, debe ser aclarado que la mujer también está incluida para dejar a su mamá y por supuesto a su papá y formar un hogar con su esposo.

Es muy importante que los padres de la pareja entiendan esto. ¡Cómo les cuesta trabajo dejar de meterse en el hogar ajeno! La intervención del papá, la mamá, el hermano o hermana en la relación la minan muchísimo y yo doy un consejo, sobre todo a mis hermanos en la fe latinoamericanos, porque se nos da mucho esto de la supuesta "unión familiar" y que está mal entendida de acuerdo al parámetro divino; váyanse a vivir lo más lejos que puedan de sus papas y dependan completamente del Señor para cualquier asunto, sometiéndose a su palabra y a la dirección de su Santo Espíritu.

Mi esposa y yo tuvimos un acuerdo. Si su familia se metía, ella les iba a pedir que no lo hicieran y se iba a oponer y yo haría lo mismo por mi cuenta, nunca tuve que pedirle a mi suegro que no se metiera, mi esposa lo hizo y ella jamás batalló con mi madre, porque yo le prohibí a mi madre hablar de mi esposa delante de mi o a ella, pues si no lo hacía, no me iba a ver por mucho tiempo y no tuvo otro remedio que abstenerse de opinar. Mi madre ama muchísimo a mi esposa y es reciproco, pero cada una en su hogar dispone y ninguna opina ni dice nada en casa ajena y por si fuera esto poco, vivimos separados de mi madre a 140 Kms y de mi suegro, que ya partió con el Señor a 390 y la diferencia de distancia fue solo casualidad, ja, ja.

Consejo, si las cosas se te fueron de las manos, toma a tu esposa e hijos, cámbiate de casa y vete a vivir lo más lejano que puedas de tu suegro o padres que no han sabido respetar tu hogar, porque de no hacerlo, va a acabar mal eso, si es que ya está muy mal.

Sería muy interesante saber el número de divorcios que se dan derivado del la suegra "metiche" (entrometida) o parientes que sin autoridad alguna intervienen en las decisiones de pareja. Créanme son muchísimos.

Hay un dicho popular en México que dice: "Casado casa quiere" la palabra de Dios así lo avala.

Mateo 19:6 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

No hay mucho que agregar a lo expuesto en el anterior aporte.

Mateo 19:7 Le dijeron: ¿Por qué, pues, mandó Moisés dar carta de divorcio, y repudiarla?
8 El les dijo: Por la dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así
.

El propósito de Dios, desde el principio, es que no se divorcien, el divorcio no es bajo ninguna circunstancia lo que Dios quería y ahora si SoloEscritura, si nos sigues leyendo, por la dureza del corazón caído del hombre le permitió a su pueblo, Moisés, extender carta de divorcio, pero fue porque su corazón sin regeneración y duro como el mármol, egoísta, repudiaban a sus mujeres y lo hacían por cualquier cosa.

"Es que le huelen los pies", la repudiaban; "es que le salió un mezquino en la nariz y parece bruja", la repudiaban; "en las mañanas le huele muy feo el aliento, a centavo egipcio", la repudiaban; "no guisa como mi mamá", la repudiaban; por cualquier cosa la repudiaban y ojo, la mujer no podía repudiar por las golpizas que les propinaban; no lo podían repudiar por sus infidelidades; no lo podían repudiar por la miseria de gasto que le daba, porque el "señor" le va a invitar las "chelas" (cervezas) o a "pistear" (beber cerveza) a los amigos y se acaba el sueldo para sostener a la familia; no lo podían repudiar por la indiferencia y frialdad con que las trataban, solo les hablaban para: "Dame de comer", "¿Lavaste mi camisa?", "A ver si ya te arreglas, pareces vieja fodonga (mujer que no se arregla por falta de ropa, pues el marido nunca le compra)", "¿Qué harías sin mí?" y cosas así por el estilo.

El corazón endurecido es un corazón lleno de soberbia, de orgullo, egoísta que solo piensa en sus personales intereses y quisiera decir que esto solo ocurre en los hogares de miembros inconversos, pero es muy triste ver que también en algunos supuestamente cristianos, varones que le prestan más atención a su coche que a su propia esposa, ya quisiera la esposa que le acariciaran tantito así como cuando encera el coche.

9 Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera.

Aquí esta el meollo del asunto. ¿Dios permite el divorcio? Si, pero sólo hay una causa: FORNICACIÓN.

La pregunta es ¿Qué es fornicación?

Le sigo más tarde y continúo con:

Mateo 19:10 Le dijeron sus discípulos: Si así es la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse.
11 Entonces él les dijo: No todos son capaces de recibir esto, sino aquellos a quienes es dado.
12 Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba
.

Bendiciones.
Responder
#40
Sigue adelante Caminito que da gusto leerte. Hay detalles que me interesan en especial pero ya se llegara a ello.
Estoy de acuerdo en lo que dices. La incumbencia de los padres en la pareja es muy perjudicial.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)