Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Bosquejo El gobierno de la Iglesia
#1
Segun el bosquejo de 1 Timoteo 3:1-7 (El gobierno de la iglesia http://www.siguiendosuspisadas.com.ar/)

Entre los requisitos de un anciano. Se menciona

3.11 No un neófito (v.6).


3.11.1 No un recién convertido (gr. "neophiton"), literalmente recién plantado.


3.11.2 La razón es el peligro de que por su inmadurez se le suba al cargo a la cabeza y se infatúe.


3.11.3 Puede caer sobre él la sentencia pronunciada sobre el diablo a causa de su orgullo, al querer hacerse semejante al Altísimo.


(1) el orgullo conduce siempre a la caída.


3.11.4 Por esta razón Pablo no estableció ancianos, en alguna iglesia, en la primera visita, sino que esperó a la segunda (Hch.14:23).




Pregunta:

¿Cuanto tiempo transcurrio entre la primera y segunda visita?

bendiciones!
Responder
#2
Francisc0 escribió:Segun el bosquejo de 1 Timoteo 3:1-7 (El gobierno de la iglesia http://www.siguiendosuspisadas.com.ar/)

Entre los requisitos de un anciano. Se menciona

3.11 No un neófito (v.6).


3.11.1 No un recién convertido (gr. "neophiton"), literalmente recién plantado.


3.11.2 La razón es el peligro de que por su inmadurez se le suba al cargo a la cabeza y se infatúe.


3.11.3 Puede caer sobre él la sentencia pronunciada sobre el diablo a causa de su orgullo, al querer hacerse semejante al Altísimo.


(1) el orgullo conduce siempre a la caída.


3.11.4 Por esta razón Pablo no estableció ancianos, en alguna iglesia, en la primera visita, sino que esperó a la segunda (Hch.14:23).




Pregunta:

¿Cuanto tiempo transcurrio entre la primera y segunda visita?

bendiciones!

Bien, no obstante, siempre he sostenido que existe una pésima traducción en cuanto al término "proistemi" como "gobierno".

El gobierno siempre será de Cristo en medio de nosotros; los ancianos que el Espíritu Santo ha puesto para apacentar la grey de Dios, no gobiernan, pues no son los dueños de las asambleas, ellos "administran" o "dirigen" lo que es del Señor bajo la responsabilidad que tiene todo aquel que sabe que tiene que rendir cuenta.

Es más bíblico hablar de "hermanos responsables" que de "gobierno de la asamblea" en el sentido de reemplazar al Señor por la criatura.

El terma es interesante y enriquecedor...pregunto ¿Hasta dónde llega la sujeción a los ancianos?

Heb_13:17 Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no gimiendo; porque esto no os es provechoso.

Edison
Responder
#3
Mira, Edison, estoy de acuerdo en que la incorrecta traducción de ciertos términos bíblicos, o quizás más, su mala interpretación, ha contribuido en parte a la confusión general en relación con el tema propuesto. (Nuestras disculpas por haber dejado aún pendiente la pregunta de Francisco...)

Pero no es menos cierto que en muchos círculos cristianos se han infiltrado falsas enseñanzas, por decir lo menos, en relación con el asunto.

Hay muchos que suponen que un "pastor" es alguien que ostenta un título adquirido en una institución teológica, y que puede ser contratado por el mejor postor, es decir por cualquier iglesia que le otorgue los mayores beneficios. He escuchado de algún grupo, que no tiene "pastor" porque carece de recursos para pagar uno.

Aún recuerdo la carta de un hermano que relataba desde cierto lugar de EE.UU, que allí no podían invitar a ningún hermano para enseñar o predicar, aunque viviera en la misma localidad, porque esos "servicios" se cobraban, y la iglesia, integrada por gente de condición económica humilde, no podía afrontar ese gasto.

Así resulta que, obviando los principios bíblicos más elementales, se llega a considerar como pastores a personas asalariadas y ajenas al seno de la congregación en la que ejercerán su oficio por contrato.

Y sucede igual cuando se propone un candidato o terna de candidatos a pastores o ancianos, (términos bíblicamente equivalentes) para que sean elegidos por el voto de la congregación. Esta práctica es parte de las perversiones que los falsos maestros han introducido en las iglesias, y el principio de sujeción que mencionas debe partir primero del hecho de cómo fue suscitado un pastor o anciano. Quiero decir si realmente fue puesto por el Espíritu Santo con todo lo que implica, o si los procedimientos para "elegirlo" se copiaron de cualquier club cuando elige su comisión directiva.
En fin, Edison, esto es sólo el comienzo del asunto, pero queda mucho por considerar para entender el ideal bíblico.
Un abrazo,
Heriberto
Responder
#4
Excelente aclaración Heriberto. Pero vamos un poco antes de lo considerado por Francisco, el capítulo tres comienza así:

1 Timoteo 3:1 Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea.

El primer versículo es muy importante, porque para que alguien sea obispo con funciones pastorales, primero que nada Dios debe poner en su corazón el anhelo de serlo. ¿Cómo se ve reflejado este anhelo? Siendo un obrero, alguien que sirva amorosamente en la iglesia, alguien que sirva porque necesita servir, alguien que ame la palabra de Dios y que la trace tan cuidadosamente que muestre un espíritu humilde de completa sujeción.


Alguien que esté dispuesto, incluso a recibir ingratitud de los miembros inmaduros a los que busca alimentar, exhortar, servir, mostrando amor sacrificial.

No es un título como lo quieren ver en muchas congregaciones, es un oficio que se brinda solo por amor. Un pastor, es un obrero.

Hay muchas congregaciones en donde los diáconos son los que nombran al pastor y también no es lo correcto, pues son ellos mismos quienes fijan su sueldo y le establecen las funciones de su oficio, sin entender nada bien la función del Espíritu Santo dentro de la iglesia.

En tan solo este versículo, quedan descartados muchos, que en realidad buscan el cargo por el título, con un enfoque humanista de logros y reconocimiento llegando aun a nombrarse como "apóstoles de Jesucristo".

Hay congregaciones que piden título académico de seminarios para que reciba el cargo y con recomendaciones del instituto, sin investigar si cuentan con los demás atributos necesarios claramente expresados en las santas escrituras.

Como bien dice Heriberto, hay mucho que hablar del tema.
Responder
#5
Amados, pienso que una buena práctica de consejería y dirección cristiana en una asamblea, debiese de componerse de por lo menos 5 ancianos o pastores.

Estoy hablando de nuestras asambleas, no del mundo denominacional donde la figura del pastor asalariado es la norma.

En la mayoría de nuestras asambleas nuestros pastores poseen sus propios negocios seculares por lo que no son gravosos a la asamblea.

No obstante la Escritura faculta a no poner bozal al buey que trilla.

Edison
Responder
#6
Claro, querido hermano, aunque depende del desarrollo de cada iglesia en particular, pues no siempre hay posibilidades de lograr lo ideal.

Respecto del sostén de los obreros dedicados a la obra del Señor, debemos ajustarnos al marco bíblico, que no se refiere a compromisos contractuales ni a la exigencia de diezmos, sino más bien a la generosidad responsable de la iglesia para con quienes el Señor ha llamado a Su mies, y además para los santos (en el sentido bíblico) necesitados, un aspecto que hoy se tiende a descuidar bastante pese a los claros ejemplos de las Escrituras.
Heriberto
Responder
#7
Heriberto escribió:Claro, querido hermano, aunque depende del desarrollo de cada iglesia en particular, pues no siempre hay posibilidades de lograr lo ideal.

Respecto del sostén de los obreros dedicados a la obra del Señor,
debemos ajustarnos al marco bíblico, que no se refiere a compromisos contractuales ni a la exigencia de diezmos, sino más bien a la generosidad responsable de la iglesia para con quienes el Señor ha llamado a Su mies, y además para los santos (en el sentido bíblico) necesitados, un aspecto que hoy se tiende a descuidar bastante pese a los claros ejemplos de las Escrituras.
Heriberto

Has mencionado dos grupos:

1. Los obreros de tiempo completo

2. Los santos necesitados.

En ambos casos la ofrenda es de los santos para los santos.

Hay una mención particular para los siervos de tiempo completo aquí:

3Jn_1:7 Porque ellos salieron por amor del nombre de El, sin aceptar nada de los gentiles.

Y una bendición para las almas generosas:

Flp 4:16 pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades.
Flp 4:17 No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta.
Flp 4:18 Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios.
Flp 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.


Tenemos una cuenta individual en el cielo...muchas veces con saldo en rojo.

Edison
Responder
#8
3Jn_1:7 Porque ellos salieron por amor del nombre de El, sin aceptar nada de los gentiles.

Estoy de acuerdo, Edison, con tu oportuna reflexión. Sólo me gustaría que examinemos el alcance del texto que citaste y despejar alguna duda que a veces se genera al respecto.

¿Cuál debe ser el motivo para "salir" como obreros? Está claro que es por el llamado del Señor y por amor de Su Nombre, sin motivaciones egoístas.
Pero luego viene: "sin aceptar nada de los gentiles". Aquí el sentido de "gentiles" se refiere a los no creyentes, es decir, a las personas del mundo que, por lo tanto, no pertenecen a la familia de Dios.

Sé de una iglesia localizada en un país donde la legislación permite que el Gobierno coparticipe ciertos impuestos para sostener a las confesiones religiosas. Esa iglesia puede recibir legalmente tales dineros, pero decidió renunciar a su "derecho" pues entiende el sentido del texto que transcribes. Ni siquiera tiene sede propia, pero está creciendo pese a la indiferencia hacia el Evangelio reinante en Europa.
Aún así, esa iglesia, no muy numerosa pero dinámica, integra un programa de ayuda a los necesitados de países en situación de pobreza.

Por otro lado, en nuestra realidad latinoamericana, ciertas iglesias reciben eventualmente dádivas estatales, o peor aún, sus pastores colaboran en campañas políticas a cambio de subsidios o materiales para la construcción de sus sedes u otros fines.

La pregunta sería: ¿Es lícito recibir contribuciones del Estado aún cuando no implique compromisos políticos? ¿Tales contribuciones son compatibles con el carácter de la iglesia o deben ser también consideradas como dinero "de los gentiles"?

Un abrazo!
Heriberto
Responder
#9
Cita:La pregunta sería:

¿Es lícito recibir contribuciones del Estado aún cuando no implique compromisos políticos?

¿Pero quién es el que sostiena la Obra?

Es Cristo mismo.

El se encarga de aparejar las cosas mediante las contribuciones de los hermanos...la práctica de recibir contribuciones del Estado...posee un sabor a la conducta de Balaam, el profeta maldito, caído pero con los ojos abiertos. Y así son los mercaderes de la fe, le dan tratamiento de "bendición" a lo que está prohibido por la Palabra de Dios.

Pienso que cuando la Escritura habla de la "gran ramera" que fornica con los reyes de la tierra, esto tiene que ver con "arreglos", "concordatos", "subvenciones" y toda suerte de arandelas ejecutadas en la alcoba de Herodes.


Cita:¿Tales contribuciones son compatibles con el carácter de la iglesia o deben ser también consideradas como dinero"de los gentiles"?


El carácter de la Iglesia es Celestial...quién la sostiene y la cuida está en el cielo entronizado como el Todopoderoso...¿habrá algo difícil para El?


Pienso que estos líderes que reciben dineros del Estado...no conocen a Cristo...y es una pena para quienes se congregan en estos lugares pues prácticamente han caído en las garras de hombres avaros e inescrupulosos.

Edison
Responder
#10
Tú lo escribiste, Edison; "así son los mercaderes de la fe, le dan tratamiento de "bendición" a lo que está prohibido por la Palabra de Dios."

A propósito, me hiciste recordar a un hermano de cierta iglesia que afirmaba que "la bendición puede venir por cualquier lado", y con esa idea compraba billetes de la lotería oficial.
Claro que lo hacía con la mejor intención, no para "beneficio" propio sino con el propósito de ayudar al ministerio de su iglesia. (Hasta donde sé, nunca ganó nada)

Y el problema es que muchos suponen sinceramente, que todo lo que se pueda recibir por vía "oficial", sea por el juego o por subsidios, es completamente lícito, y es un canal por donde llega la "bendición".

Hasta se ha llegado a decir que es un dinero "arrebatado" a Satanás, como hicieron los israelitas con los egipcios cuando salieron de la esclavitud...

Por otro lado, hay políticos y funcionarios simpatizantes o creyentes que gestionan esos subsidios de dineros públicos, generalmente provenentes de la renta de los juegos de azar, y se supone que el origen de esos fondos no es responsabilidad de la iglesia que los acepta como ayuda.

Mira, Edison, obviamente que no se trata de descalificar a quienes sinceramente suponen que está bien pedir o aceptar esas "ayudas", pero ocurre que es una situación de rigurosa actualidad, quizás más común de lo que pensamos, y entonces bien vale tratar concienzudamente el tema, pues se puede pecar por ignorancia o hasta por mala interpretación de "lo que está escrito".
Un abrazo.
Heriberto
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)