Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
el rapto de la iglesia
#21
Heriberto escribió:Roberto:
Supongo que Francisco se estaba refiriendo más bien a la sucesión u orden de los acontecimientos finales, pero tienes razón al señalar que el arrebatamiento no es la liberación de la ira de Dios porque eso ocurrió cuando nacimos de nuevo en virtud de la Redención por la sangre del Señor Jesucristo, con todo lo que implicó en y para nosotros.
No obstante, pienso que nuestro hermano, no tuvo ninguna intención de faltarle el respeto a la Palabra de Dios a través de su afirmación.
De cualquier modo, es pertinente tu observación para evitar malos entendidos, así que gracias por advertirlo.
Un abrazo.
Heriberto

Estimado Heriberto.. Quisiera hacer una defensa de lo que escribí.

En el contexto de 1Tes., la ira tiene tanto el signficado de la salvacion del día del Señor como del juicio eterno.. por favor note:

5:1 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba.
5:2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;
5:3 que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.
5:4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.
5:5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.
5:6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios.
5:7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan.
5:8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.
5:9
Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,
5:10 quien murió por nosotros para que
ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él.
5:11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.


La salvacion aquí es tanto del castigo eterno, como del día del Señor:

1) ya sea que velemos -> Salvacion por el arrebatamiento (nuestra reunion con él) antes de la ira de Dios manifestada en el día del Señor

2)o que muramos -> Salvacion de la ira de Dios manifestada en el día del Señor pues al morir vamos a su presnecia.

3) Somos salvos tambien de la ira del juicio eterno antes que todo.

La ira en 1 Tes. Esta estrechamente relacionada con el día del Señor, y con la venida de Cristo en su primera fase, arrebatando a los suyos.

1 Tes.1:10 y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

Tambien comparar 1Cor.15:51 con 1Tes 5:10:

1Cor.15:51 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,

1 Tes 5:10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él.
Responder
#22
Hola Francisco: En realidad son dos puntos de vista de la misma cosa. Ya somos salvos de la ira desde que creímos en el Señor, y por eso Él mismo nos arrebatará y su ira no nos alcanzará. Pero es interesante notar que en todo caso Dios considera un presente continuo. Por ejemplo, en Apoc 13:9 leemos "del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo" En el tiempo del hombre eso ocurrió miles de años más tarde, pero en los propósitos de Dios ya lo había dado por hecho. Cuando Dios nos salvó incluyó nuestro pasado presente y futuro, y dio por hecha nuestra liberación, como bien lo citaste, en tiempo presente, "nos libra de la ira venidera" ¡Maravillas de la Gracia de Dios!
Un abrazo,
Heriberto
Responder
#23
Es cierto..
Pero.. yo veo claro que el contexto de 1tes5 apunta al día del Señor.. y no específicamente al juicio eterno.
Responder
#24
¿de qué están hablando?

¿de la Gran Tribulación?

¿de la ira del Señor?

IRA tiene el SEÑOR y siempre la ha tenido CONTRA EL PECADO.

LA GRAN TRIBULACIÓN ES UN CORTO PERIODO DE TIEMPO PARA LA BESTIA. El 666 por solo 7 años; de los cuales la ultima mitad la emprenderá CONTRA los siervos fieles. Para poder hacerlo LOS SIERVOS FIELES TIENEN QUE ESTAR PRESENTES.

¿NO ENTIENDEN ALGO TAN SIMPLE?

Roberto
Responder
#25
rmep escribió:¿de qué están hablando?

¿de la Gran Tribulación?

¿de la ira del Señor?

IRA tiene el SEÑOR y siempre la ha tenido CONTRA EL PECADO.

LA GRAN TRIBULACIÓN ES UN CORTO PERIODO DE TIEMPO PARA LA BESTIA. El 666 por solo 7 años; de los cuales la ultima mitad la emprenderá CONTRA los siervos fieles. Para poder hacerlo LOS SIERVOS FIELES TIENEN QUE ESTAR PRESENTES.

¿NO ENTIENDEN ALGO TAN SIMPLE?

Roberto

Si.. claro que si.. pero 1 Tes.5, usa la "ira" en contexto del día del Señor..
Responder
#26
Roberto: Considera que la Iglesia no pasa por la tribulación pues será previamente arrebatada. Los siervos fieles, como tú los defines, no son de la Iglesia sino de Israel, que será el actor principal en esos días como pueblo de Dios.
Heriberto
Responder
#27
Heriberto escribió:Roberto: Considera que la Iglesia no pasa por la tribulación pues será previamente arrebatada. Los siervos fieles, como tú los defines, no son de la Iglesia sino de Israel, que será el actor principal en esos días como pueblo de Dios.
Heriberto

Querido Heriberto,

bien sabes que me abstengo de HACER DOCTRINA pues LA DOCTRINA ESTA DONDE SIEMPRE HA ESTADO y no requiere de DOGMAS como los que tu persistentemente manifiestas.

Roberto
Responder
#28
Estimados hermanos:
Transcribo lo que antes habíamos comentado, para darle continuidad al tema, y espero que podamos centrarnos en el asunto que nos ocupa, sin distracciones estériles.

"Creo que el autor del escrito parte de una premisa equivocada cuando supone que quienes creemos en el rapto de la iglesia del Señor, argumentamos a favor de una “doble” venida, lo que no se ajusta a la realidad. Oportunamente explicaremos el porqué.

A continuación, Don Anthony ensaya algunos ejercicios semánticos de palabras griegas para referirse al tema, pero, deliberadamente o no, guarda silencio sobre una palabra clave en las Escrituras para la comprensión de la doctrina del arrebatamiento:

Veámosla en el siguiente pasaje:

“Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.
Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.”
(1ª Ts 4:14 /18)

“Arrebatados” deriva de la palabra griega “αρπαγη”=rapto, (arpazo) y se usa para indicar que alguien es llevado por la fuerza.

Por ejemplo: Se usa con respecto a la intervención del Espíritu Santo respecto de Felipe, en Hch.8:39. Igualmente se usa cuando Pablo fue llevado al paraíso, en 2ª Cor.12:2/4; y, como hemos leído antes, se emplea también para indicar el arrebatamiento de los santos por el Señor (1ª Tes.4:17); Este vocablo denota que se ejerce una fuerza de una manera súbita para “arrebatar”, y no se refiere nunca al momento de la Venida del Señor para pisar la tierra, sino más bien cuando venga a buscar a Su Iglesia en el aire, sin más relación con la tierra que la levantar de ella a los suyos, es decir, que los santos seremos llevados súbitamente de la tierra a la misma presencia del Señor.

Es importante considerar cuándo ocurrirá esto, y lo haremos oportunamente en la voluntad del Señor. Mientras tanto. sigamos escudriñando las Escrituras, tratando de no mezclar distintos conceptos entre sí."


Como ya señalé al principio, no abogamos por la idea de la "doble venida" sino que comprendemos que la Venida del Señor se realiza en dos fases distintivas, con características tan diferentes entre ellas que es imposible confundirlas.

Veamos un par de ejemplos: Si yo señalara que un año tiene cuatro estaciones (Primavera, verano, otoño e invierno) a nadie se le ocurriría pensar que me refiero a cuatro años. Más bien cualquiera entendería que me refiero a cuatro períodos distintivos, con características propias, que completan un solo año.

Ahora cito un ejemplo bíblico: ¿Que pensamos cuando leemos "el día del Señor" ¿Cuánto dura el "Día del Señor? Un lector desprevenido respondería lógicamente que un un día debe durar 24 hs.
Pero, por razonable que parezca, la respuesta es errónea cuando se trata de interpretación bíblica. Sin embargo, un creyente diligente sabría que el Día del Señor es un largo período que comenzará luego del arrebatamiento de la Iglesia, y se extenderá hasta el tiempo del fin. Es decir que las Escrituras definen el día del Señor como un período de más de 1000 años, y no de 24 hs. como podría suponerse.

Como comenté antes, son notables las diferencia que existen entre la venida del Señor a las nubes para arrebatar desde allí a Su Iglesia, y la Venida del Señor a la tierra, unos siete años más tarde, para destruir a sus enemigos y liberar a Su Pueblo Israel, e instaurar inmediatamente Su Reino Milenial.
Entonces, podemos llegar a la conclusión de que el Rapto y la Manifestación serán episodios separados, y de ningún modo simultáneos.

Analicemos algunas diferencias
.
1. El tiempo cuando ocurrirá

a) El Rapto: Tendrá lugar antes de la Tribulación, pues la Biblia nunca afirma que la Iglesia del Señor debe pasar por ese terrible período de sufrimiento que afectará al mundo entero. (Ap,3:10)
Nunca la Iglesia se relaciona con esa Tribulación mundial mencionada también como “el tiempo de angustia para Jacob” (Jeremías 30:7) cuando los propósitos de Dios se dirigirán especialmente hacia Israel. (Romanos 11:17-31).

Y observemos, además, que mientras la Iglesia con el Espíritu Santo morando en ella y en cada creyente esté aún sobre la tierra, el misterio de la iniquidad no podrá llegar a su apogeo, pese a que ya está en acción. .
“Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.
Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida”
(2Ts 2:7 /8)

La Tribulación y los acontecimientos que tendrán lugar en ese tiempo son incompatibles con la permanencia de la Iglesia y su cometido en la tierra, y por lo tanto será arrebatada antes

b) La Manifestación o venida efectiva del Señor a la tierra: Se produce después de la Gran Tribulación (Mateo 24:29-30) y tiene relación principalmente (no exclusivamente) con Israel.

Tribulación:
“He aquí los ojos de Jehová el Señor están contra el reino pecador, y yo lo asolaré de la faz de la tierra; mas no destruiré del todo la casa de Jacob, dice Jehová.
Porque he aquí yo mandaré y haré que la casa de Israel sea zarandeada entre todas las naciones, como se zarandea el grano en una criba, y no cae un granito en la tierra.
A espada morirán todos los pecadores de mi pueblo, que dicen: No se acercará, ni nos alcanzará el mal.”


Restauración:
"En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David, y cerraré sus portillos y levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado;
para que aquellos sobre los cuales es invocado mi nombre posean el resto de Edom, y a todas las naciones, dice Jehová que hace esto
He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán.
Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel, y edificarán ellos las ciudades asoladas, y las habitarán; plantarán viñas, y beberán el vino de ellas, y harán huertos, y comerán el fruto de ellos.
Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo."
(Amós 9:8/15)

(En sucesivas y breves entregas, seguiremos señalando otras diferencias)
Responder
#29
Heriberto escribió:Estimados hermanos:
Transcribo lo que antes habíamos comentado, para darle continuidad al tema, y espero que podamos centrarnos en el asunto que nos ocupa, sin distracciones estériles.

"Creo que el autor del escrito parte de una premisa equivocada cuando supone que quienes creemos en el rapto de la iglesia del Señor, argumentamos a favor de una “doble” venida, lo que no se ajusta a la realidad. Oportunamente explicaremos el porqué.

A continuación, Don Anthony ensaya algunos ejercicios semánticos de palabras griegas para referirse al tema, pero, deliberadamente o no, guarda silencio sobre una palabra clave en las Escrituras para la comprensión de la doctrina del arrebatamiento:

Veámosla en el siguiente pasaje:

“Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.
Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.”
(1ª Ts 4:14 /18)

“Arrebatados” deriva de la palabra griega “αρπαγη”=rapto, (arpazo) y se usa para indicar que alguien es llevado por la fuerza.

Por ejemplo: Se usa con respecto a la intervención del Espíritu Santo respecto de Felipe, en Hch.8:39. Igualmente se usa cuando Pablo fue llevado al paraíso, en 2ª Cor.12:2/4; y, como hemos leído antes, se emplea también para indicar el arrebatamiento de los santos por el Señor (1ª Tes.4:17); Este vocablo denota que se ejerce una fuerza de una manera súbita para “arrebatar”, y no se refiere nunca al momento de la Venida del Señor para pisar la tierra, sino más bien cuando venga a buscar a Su Iglesia en el aire, sin más relación con la tierra que la levantar de ella a los suyos, es decir, que los santos seremos llevados súbitamente de la tierra a la misma presencia del Señor.

Es importante considerar cuándo ocurrirá esto, y lo haremos oportunamente en la voluntad del Señor. Mientras tanto. sigamos escudriñando las Escrituras, tratando de no mezclar distintos conceptos entre sí."


Como ya señalé al principio, no abogamos por la idea de la "doble venida" sino que comprendemos que la Venida del Señor se realiza en dos fases distintivas, con características tan diferentes entre ellas que es imposible confundirlas.

Veamos un par de ejemplos: Si yo señalara que un año tiene cuatro estaciones (Primavera, verano, otoño e invierno) a nadie se le ocurriría pensar que me refiero a cuatro años. Más bien cualquiera entendería que me refiero a cuatro períodos distintivos, con características propias, que completan un solo año.

Ahora cito un ejemplo bíblico: ¿Que pensamos cuando leemos "el día del Señor" ¿Cuánto dura el "Día del Señor? Un lector desprevenido respondería lógicamente que un un día debe durar 24 hs.
Pero, por razonable que parezca, la respuesta es errónea cuando se trata de interpretación bíblica. Sin embargo, un creyente diligente sabría que el Día del Señor es un largo período que comenzará luego del arrebatamiento de la Iglesia, y se extenderá hasta el tiempo del fin. Es decir que las Escrituras definen el día del Señor como un período de más de 1000 años, y no de 24 hs. como podría suponerse.

Como comenté antes, son notables las diferencia que existen entre la venida del Señor a las nubes para arrebatar desde allí a Su Iglesia, y la Venida del Señor a la tierra, unos siete años más tarde, para destruir a sus enemigos y liberar a Su Pueblo Israel, e instaurar inmediatamente Su Reino Milenial.
Entonces, podemos llegar a la conclusión de que el Rapto y la Manifestación serán episodios separados, y de ningún modo simultáneos.

Analicemos algunas diferencias
.
1. El tiempo cuando ocurrirá

a) El Rapto: Tendrá lugar antes de la Tribulación, pues la Biblia nunca afirma que la Iglesia del Señor debe pasar por ese terrible período de sufrimiento que afectará al mundo entero. (Ap,3:10)
Nunca la Iglesia se relaciona con esa Tribulación mundial mencionada también como “el tiempo de angustia para Jacob” (Jeremías 30:7) cuando los propósitos de Dios se dirigirán especialmente hacia Israel. (Romanos 11:17-31).

Y observemos, además, que mientras la Iglesia con el Espíritu Santo morando en ella y en cada creyente esté aún sobre la tierra, el misterio de la iniquidad no podrá llegar a su apogeo, pese a que ya está en acción. .
“Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.
Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida”
(2Ts 2:7 /8)

La Tribulación y los acontecimientos que tendrán lugar en ese tiempo son incompatibles con la permanencia de la Iglesia y su cometido en la tierra, y por lo tanto será arrebatada antes

b) La Manifestación o venida efectiva del Señor a la tierra: Se produce después de la Gran Tribulación (Mateo 24:29-30) y tiene relación principalmente (no exclusivamente) con Israel.

Tribulación:
“He aquí los ojos de Jehová el Señor están contra el reino pecador, y yo lo asolaré de la faz de la tierra; mas no destruiré del todo la casa de Jacob, dice Jehová.
Porque he aquí yo mandaré y haré que la casa de Israel sea zarandeada entre todas las naciones, como se zarandea el grano en una criba, y no cae un granito en la tierra.
A espada morirán todos los pecadores de mi pueblo, que dicen: No se acercará, ni nos alcanzará el mal.”


Restauración:
"En aquel día yo levantaré el tabernáculo caído de David, y cerraré sus portillos y levantaré sus ruinas, y lo edificaré como en el tiempo pasado;
para que aquellos sobre los cuales es invocado mi nombre posean el resto de Edom, y a todas las naciones, dice Jehová que hace esto
He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán.
Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel, y edificarán ellos las ciudades asoladas, y las habitarán; plantarán viñas, y beberán el vino de ellas, y harán huertos, y comerán el fruto de ellos.
Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho Jehová Dios tuyo."
(Amós 9:8/15)

(En sucesivas y breves entregas, seguiremos señalando otras diferencias)

Coincido plenamente con este aporte, en realidad son escenarios distintos...
Responder
#30
Segunda diferencia:
. La duración del Rapto: “En un "momento" (En griego “ατομω”=átomo, la fracción más pequeña en la que puede dividirse el tiempo. (1 Cor. 15:52). El rapto será tan breve y repentino que la gente no podrá darse cuenta de lo que suceda, tal como ocurrió con Enoc: “Por la fe Enoc fue traspuesto para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios; y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios.” (Heb 11:5)
“Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” (1ª Ts 4:17)

la Manifestación, en cambio, se prolongará lo suficiente como para que todas las personas se den cuenta y vean lo que está sucediendo. “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén. (Apo 1:7 )

No es extraño que hoy los seguidores de las sectas ocultistas estén instalando frenéticamente la idea de que seres extraterrestres invadirán la tierra y se llevarán a una parte de la humanidad. Semejante mentira será creída por muchos, y será el modo "lógico" de explicar la repentina desaparición de los millones de creyentes que integran la Iglesia. Pero esa grotesca historieta de las naves espaciales cargando gente no resiste ni el menor análisis, pues no hay modo alguno de igualar la velocidad "atómica" del rapto real que sucederá pronto.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)