Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
La buena suerte
#21
“…EL PERFECTO AMOR ECHA FUERA EL TEMOR…” (1 Juan 4:8)

Cristiano no dudes de tu salvación

¿Estás haciendo todo lo que puedes para servir al Señor, pero aun así dudas de tu salvación? Si bien no eres consciente de que haya pecado en tu vida, sin embargo te sientes indigno de estar en la presencia de Dios, y no tienes la seguridad de que Él te acepte. Lee la Palabra -aún mejor, escríbela y llévala contigo-. Considera este versículo: “…El perfecto amor echa fuera el temor…” (1 Juan 4:8). Ahora bien, si Dios te amara con un amor imperfecto, entonces tendrías motivos para preocuparte; el amor del hombre, que es imperfecto, guarda un registro de todas las faltas y lo consulta a menudo; pero no el amor de Dios. En el momento en que depositas tu confianza en Cristo, Él te ve como “recto” y te acepta totalmente desde ese momento para siempre. Su amor echa fuera todo el temor, porque también echa fuera tu pecado.

¿Recuerdas las palabras de la epístola de Juan?: “…Si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y Él sabe todas las cosas” (1 Juan 3:20). Eso significa que es posible ser perdonado pero no sentirse perdonado. En esos momentos, pon en tela de juicio tus sentimientos, pero no a Dios; no le des un voto de confianza a tus emociones; acude a la Escritura. La Palabra de Dios está por encima de toda autocrítica y toda duda. Como Pablo le dijo a Tito: “La gracia de Dios se ha manifestado para salvación a toda la humanidad… Esto habla, y exhorta…” (Tito 2:11, 15). ¿Estás confiando en Jesucristo como tu Salvador? Empieza a amar con valentía y a vivir con firmeza. Nada alimenta la valentía como un entendimiento claro de la gracia. “Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9). Fíjate en las palabras “de toda maldad”. Habiendo recibido el perdón del Señor, ¡vive como alguien que ha sido perdonado!
Responder
#22
Amén, Roberto.

Pero creo que Hans y no estoy seguro de ello, tiene infiltrado en su doctrina pensamientos de la nueva era, bastaría con que lo aclarara. Por si a caso, les comparto un video:

http://www.youtube.com/watch?v=Sk1_u_I7rf4
Responder
#23
Caminito escribió:Amén, Roberto.

Pero creo que Hans y no estoy seguro de ello, tiene infiltrado en su doctrina pensamientos de la nueva era, bastaría con que lo aclarara. Por si a caso, les comparto un video:

http://www.youtube.com/watch?v=Sk1_u_I7rf4

Hermano querido,

tu "Por si acaso...." me llena de satisfacción; resulta que hace tan solo una semana obsequié una Biblia de estudio MacArthur a una señora católica pero dado que tanto ella como su esposo Aldo me conocen desde hace más de 20 años y saben de mi conversión y SABEN que no juzgo a nadie, recibieron esa Biblia con mucho agrado. Me llamaron por teléfono a agradecerla y no sabes cuanto gozo sentí por unos amigos ya mayores a los que amo mucho.

Roberto
Responder
#24
¡No te pierdas lo que el Señor Dios tiene para ti!

La Biblia usa palabras como ‘directamente’, ‘inmediatamente’ y ‘de repente’, para recordarnos que cuando Dios actúa, lo hace rápidamente. No lo anuncia con trompetas, bombos y platillos, por lo que tienes que estar listo, sobre todo cuando se trata de algo que has estado esperando por mucho tiempo. De hecho, Dios actúa tan rápido que un día te sientes como si estuvieras pasando por un infierno y al siguiente como sentado en los lugares celestiales. Y en ambos casos, es Dios quien obra en ti (Ver Filipenses 2:13).

¡Estate alerta! Puedes estar a sólo un momento de la respuesta que has estado buscando. Eso es todo el tiempo que Dios tarda en cambiar las cosas. No dejes que la falta de resolución haga que pierdas la oportunidad. Lee: “El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa” (Mateo 24:17). Tienes que decidir si vas a ir con lo que Dios tiene ahora para ti o volver a casa, pues el dedicarte a tus negocios pendientes puede causar la pérdida de esta oportunidad.
Eso mismo les puede suceder a otros. Un hombre enfermo se perdió la sanidad durante treinta y ocho años porque esperó a que otros actuaran. Decía: “…no tengo quien me meta en el estanque…” (Juan 5:7b). Durante años permaneció sentado junto a la solución, pero por causa de otros la perdió. Nada es más importante que lo que Dios quiere decirte y hacer por ti hoy: ni lo que pasa en tu casa, ni las opiniones de los demás. ¡Lo único que importa es que estés listo para recibir lo que Él tiene para ti!

Y tu recibirás hoy lo que Dios tiene para ti ?

Roberto
Responder
#25
Gracias, hermano. Un abrazo.
Responder
#26
hablando de eso... creo que participaré mas activamente en el foro. Ustedes me merecen sus buenas opiniones y es una suerte que así sea y soy además anti-ngóstico. Cristiano.
Responder
#27
Hola Hans:

¿Sigues pensando que existe "la suerte"? Me gustaría mucho me explicaras ¿Qué significa eso de "anti-ngóstico"?

Salu2.
Responder


Posibles temas similares...
Tema Autor Respuestas Vistas Último mensaje
  ¿Suerte? ¿Acaso? Heriberto 0 76 26-06-2017, 12:11 AM
Último mensaje: Heriberto
Cool No Mires Esto Si Eres Buena Persona... comovivirporfe 0 193 28-12-2016, 06:32 PM
Último mensaje: comovivirporfe

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)