¡Bienvenido!
Gracias por visitar http://www.forodelabiblia.net. Si aún no lo has hecho, te invitamos a registrarte. Si ya eres miembro de foro, puedes iniciar sesión. Recuerda leer los temas ubicados en el foro de Anuncios antes de participar.


Enviar Respuesta  Enviar Tema 


1º Pedro, Estudio 4, por Samuel Pérez Millos
Autor Mensaje
Andres
Administrador
*******


Mensajes: 252
Grupo: Administradores
Registro en: May 2008
Estado: Sin Conexión
Reputación: 2
Mensaje: #1
1º Pedro, Estudio 4, por Samuel Pérez Millos

Créditos: http://www.pym25.org

ESTUDIO 4

GOZO Y BENDICIONES EN EL SUFRIMIENTO


Pasaje: 4:1-19.



OBJETIVOS DEL ESTUDIO.

1. Seguir considerando aspectos del sufrimiento en la vida cristiana.

2. Entender que en medio de las pruebas y conflictos, Dios tiene un propósito de bendición para el creyente.

3. Conocer que sufrir por Cristo es un honor que el creyente debe asumir.

4. Apreciar que el amor es el elemento imprescindible para llevar a cabo el ministerio cristiano.

5. Ajustar la vida a las demandas establecidas en el pasaje.




TAREAS.

1. Dedicar tiempo a la oración pidiendo la ayuda y dirección del Señor sobre el estudio y su posterior aplicación personal.

2. Leer varias veces el pasaje que se estudia y, si es posible, en versiones distintas.

3. Analizar personalmente el texto bíblico sin ninguna ayuda, anotando las conclusiones que se alcancen.

4. Volver a estudiarlo con ayuda de las notas y contrastar los resultados.

5. Responder a las preguntas de repaso.


INTRODUCCIÓN.

El apóstol continua tratando el tema del sufrimiento cristiano, acercándonos al ejemplo supremo de Cristo (v. 1). Los sufrimientos en la vida cristiana, al ser inevitables, deben ser asumidos con la mente de Cristo, es decir, el modo como el Señor los entendió y asumió en su experiencia humana. El creyente no es una excepción en este terreno ya que Cristo pasó por él. El Señor dejó ejemplo para seguir sus pisadas (1 P. 2:21). El sufrimiento es expresión de la vida santa del cristiano, en contraste con la bonanza de vida del mundo, como consecuencia de la impiedad que le es propia, sintiéndose molesto por la vida ejemplar de los creyentes, despreciándolos (v. 4).

Pedro trata también el tema del modo en que un creyente debe comportarse en el sufrimiento (vv. 7-19). No sólo es preciso entender las razones de las pruebas, sino que deben ser aceptadas desde la perspectiva cristiana, de modo que incluso en las dificultades, la vida cristiana debe ser gozosa y útil (vv. 10-11). La disposición a contar con el sufrimiento como parte natural de la vida cristiana, debe producir la aceptación de ellos cuando se produzcan. El creyente no debiera, por tanto, sorprenderse cuando lleguen, sino que las pruebas deben producir gozo al permitir una mayor semejanza con Cristo (v. 13). La ayuda en las aflicciones, el soporte de seguridad en medio de las pruebas, se establece en la oración. Pedro concluye el párrafo que se considera con una recomendación a la oración, como medio poderoso en la prueba (v. 19).

La división para el estudio del pasaje puede establecerse de este modo: Enlazando y concluyendo el tema del párrafo anterior sobre la gracia y el sufrimiento, que terminó con el ejemplo supremo de Cristo, están las consecuencias de ese ejemplo (vv. 1-6). Se inicia el párrafo siguiente en el v. 7 con el tema general de las reacciones en el sufrimiento, tratando primero del estilo de vida en el sufrimiento (vv. 7-11), y luego la aceptación natural del sufrimiento (vv. 12-19).

5.1.3. Consecuencias del ejemplo de Cristo (4:1-6).

1. El ejemplo de Cristo en el sufrimiento (4:1).

Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado.

Cristou` ou\n paqovnto" sarkiV kaiV uJmei`" thVn aujthVn e[nnoian,
Cristo por tanto habiendo padecido en carne también vosotros del mismo pensamiento
oJplivsasqe o{ti oJ paqwVn sarkiV pevpautai aJmartiva"
armaos pues el que padeció en carne ha cesado de pecado.

1.1. Continuando la enseñanza.

1.1.1. Puesto que.
1.1.2. Como continuación de lo que acaba de decir antes (3:22).

1.1.3. La expresión enlaza la enseñaza actual con la que antecede.

1.2. Los padecimientos de Cristo.

1.2.1. Puesto que Cristo ha padecido.

A) Cláusula de genitivo absoluto con el participio segundo aoristo en voz activa del verbo pavscw, que significa padecer.

1.2.2. Pedro está orientando la atención del lector hacia el ejemplo de Cristo.

1.2.3. Los padecimientos se produjeron en el pasado y de una sola vez, como expresa el verbo.

1.2.4. Los padecimientos de Cristo han sido por nosotros, si bien no aparece esta expresión en el texto griego.

1.2.5. Los padecimientos se produjeron a causa del pecado.

A) Recibió la ignominia de los transgresores (Is. 53:3).

B) Sufrió por el pecado siendo inocente (1 P. 2:22).

1.2.6. El padecimiento de Cristo no fue limitado, sino hasta la muerte (Fil. 2:7-8).

1.3. La esfera de los padecimientos.

1.3.1. En la carne.

1.3.2. Referencia a la naturaleza humana de Jesús.

1.3.3. Es la condición asumida desde la encarnación por el Hijo de Dios, que se hizo hombre (Jn. 1:14).

1.3.4. La encarnación fue el camino a los padecimientos y muerte (He. 2:9, 14).

1.4. La disposición del creyente.

1.4.1. Vosotros también armaos del mismo pensamiento.

1.4.2. Armaos.

A) Primer aoristo de imperativo en voz media del verbo oJplivzw, con sentido de armar.

1.4.3. El cristiano debe asumir la idea de padecer por el pecado siendo inocente (3:17).

1.5. La base de ese modo de pensamiento.

1.5.1. Quien ha padecido en la carne.

1.5.2. El padecimiento se produce como consecuencia del correcto comportamiento del cristiano, contrario al modo natural de quien vive en el pecado.

1.5.3. El padecimiento se produce en la carne, es decir, en la condición propia de la naturaleza humana del creyente.

1.5.4. Terminó con el pecado.

A) Perfecto de indicativo en voz media del verbo pauw, con el sentido de cesar, parar, detenerse, terminar, incluso refrenar.

1.5.5. Cristo fue rechazado por su santidad al manifestarse en una vida contraria al mundo (Jn. 3:19).

1.5.6. El mismo resultado se producirá como consecuencia natural de la identificación con Cristo (Gá. 2:20).

1.5.7. Lo ocurrido con el Señor se producirá también con los que son suyos (Jn. 15:20).

1.5.8. La consecuencia de la identificación en la muerte de Cristo.

A) El pecado deja de ejercer poder.

B) La liberación está en la triple consecuencia de la identificación con Cristo y la aplicación de la obra de la Cruz.

C) Libres del poder esclavizante del yo (Gá. 2:20).

D) Libres del poder del mundo (Gá. 6:14).

E) Libres del poder esclavizante de la carne (Gá. 5:24).

1.5.9. La práctica del pecado es impensable para un creyente (1 Jn. 3:9).

2. La consecuencia lógica (4:2).

Para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.

eij" toV mhkevti ajnqrwvpwn ejpiqumivai" ajllaV qelhvmati Qeou` toVn ejpivloipon ejn
Para - no más de hombres en deseos, sino en voluntad de Dios el restante en
sarkiV biw`sai crovnon.
carne vivir tiempo.

2.1. Un cambio de orientación.

2.1.1. Para no vivir.

A) Cláusula condicional de propósito con eiJ", para, con la negación mhkevti, ya no o no más, y el primer aoristo de infinitivo en voz activa del verbo biovw, que tiene el sentido de pasar la vida.

2.1.2. La extensión se precisa como el tiempo que resta en la carne.

A) Típico lenguaje con influencia semita.

B) Acusativo de tiempo, en donde se lee crovnon, sustantivo que expresa la idea de un periodo medible de tiempo, sea mas corto o mas largo.

C) Se está refiriendo al tiempo de vida física de la persona.

2.1.3. Que resta, ejpivloipon.

A) El adjetivo epiloipo", se traduce como restante.

B) Es un adjetivo compuesto por ejpiv, aquí con sentido de sobre, y loipov", además, restante.

2.1.4. El modo de vida se concreta como en las concupiscencias de los hombres.

2.1.5. No gasta la vida en el pecado, sino que vive conforme a Dios.

A) La regeneración le conduce a la santidad.

B) El poder del Espíritu le capacita para vivir en ella (Gá. 5:16).

2.1.6. El creyente deja a un lado las concupiscencias de los hombres.

A) Se refiere a la conducta propia de los impíos (Gá. 5:19-21).

B) Dejando a un lado los esquemas del mundo (Ro. 12:2).

2.1.7. Sino conforme a la voluntad de Dios.

A) Ajusta su modo de vida a lo que corresponde a la voluntad de Dios expresada en su Palabra.

2.1.8. Tiene clara conciencia de lo que es la voluntad de Dios (1 Ts. 4:3).

2.1.9. Esa voluntad de Dios conlleva aparejada la práctica del bien (1 P. 215).

3. Un tiempo perdido (4:3).

Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a os gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.

ajrketoV" gaVr oJ parelhluqwV" crovno" toV bouvlhma tw`n ejqnw`n kateirgavsqai
Porque bastante el pasado tiempo para voluntad de los gentiles haber obrado
peporeumevnou" ejn ajselgeivai", ejpiqumivai", oijnoflugivai", kwvmoi",
habiendo andado en lascivias concupiscencias embriagueces orgías
povtoi" kaiV ajqemivtoi" eijdwlolatrivai".
excesos de bebida y abominables idolatrías.

3.1. La experiencia anterior.

3.1.1. Baste ya.

A) Cláusula sin cópula, probablemente con el complemento verbal no expresado estin, es.

B) El sentido sería: es suficiente.



3.1.2. El tiempo pasado, parelhluqwV".

A) Participio perfecto en voz pasiva del verbo parercomai, que equivale a pasar, desaparecer, dejar a un lado.

B) En el texto griego no aparece el sustantivo tiempo, sino simplemente baste el pasado.

3.1.3. Pedro está afirmando que ha sido suficiente la forma de vida llevada por cada creyente en el pasado, esto es, antes de su conversión a Cristo.

3.1.4. Para haber hecho, toV... kateirgavsqai.

A) Cláusula condicional con toV, para la, y el perfecto de infinitivo en voz media del verbo kartegavzomai, que significa realizar, obrar, hacer, producir.

3.1.5. Lo que agrada.

A) El sustantivo bouvlhma, expresa un designio deliberado, lo que se dispone premeditadamente.

B) De ahí plan, voluntad, deseo.

C) La vida de pecado es agradable a quienes no han sido regenerados.

D) Forma parte de la expresión natural de la condición pecaminosa.

3.1.6. A los gentiles.

A) Referencia a los incrédulos en general.

3.1.7. Andando.

A) Participio perfecto en voz media del verbo poreuvomai, que significa ir.

3.2. La lista de pecados.

3.2.1. Lascivias.

A) El sustantivo ajsevlgeia, expresa el libertinaje moral como algo sin freno, exceso, licencia, indecencia, disolución.

B) Todos los sustantivos están en caso locativo con ejn.

C) Denota un exceso pecaminoso sin freno alguno como es la conducta nefanda de los malvados (2 P. 2:7).

3.2.2. Concupiscencias.

A) El sustantivo ejpiqumiva expresa un deseo intenso, en este caso un deseo malo.

B) Equivale a codicia, deseo intenso, ambición, pasión.

C) Pedro habla aquí de malos deseos incontrolados (2:11).

3.2.3. Embriagueces.

A) Otro sustantivo, en este caso oijnoflugiva, que literalmente significa embriaguez.

B) Denota el exceso de bebida que conduce a la borrachera (Ro. 13:13; Gá. 5:21).

3.2.4. Orgías.

A) El sustantivo kw``mo", tiene que ver con desenfreno moral.

B) Se utiliza para referirse a celebraciones desenfrenadas, donde el vino en exceso formaba parte esencial.

3.2.5. Disipación.

A) En este caso aparece el adjetivo povto", aquí como disipación.

B) De nuevo vinculado con la bebida en exceso, una sesión de bebida.

3.2.6. Abominables idolatrías.

A) El sustantivo eijdwlolatriva, traducido como idolatría, es una voz compuesta por eijdwvlion, ídolos, y latreiva, servicio. De ahí, servidor de ídolos.


B) El sustantivo va acompañado del adjetivo calificativo ajqevmito", que tiene que ver con algo contrario a ley.

C) De ahí el sentido de prohibido, ilícito.

D) Tiene la misma raíz de libertinos (2 P. 2:7; 3:17).

E) Algunas prácticas idolátricas griegas estaban relacionadas con la práctica de la prostitución y la embriaguez, como parte del culto, tal como ocurría con el dedicado a Afrodita.

3.3. Un tiempo suficiente.

3.3.1. Fue suficiente la práctica de los pecados antes citados antes de la conversión.

3.3.2. La conversión produce un cambio radical de vida, a causa de la dotación de una nueva naturaleza.

3.3.3. Las cosas propias de la anterior condición pasan para dar lugar a otras nuevas (2 Co. 5:17).

3.3.4. El que mira a las cosas viejas, a pasado de pecado, no agrada a Dios (He. 10:38).

4. La confrontación natural (4:4).

A estos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan.

ejn w%/ xenivzontai mhV suntrecovntwn uJmw``n eij" thVn aujthVn th``" ajswtiva"
En lo cual se extrañan no corráis vosotros al - mismo - de disolución
ajnavcusin, blasfhmou``nte".
Desenfreno hablando mal.

4.1. La conducta cristiana sorprende al mundo corrupto.

4.1.1. En lo cual, ejn w|/.

A) La traducción a estos, no expresa el concepto del pensamiento de Pedro aquí.

B) La idea es en la cual manera de vivir.

4.1.2. Les parece cosa extraña, xenivzontai.


A) Presente de indicativo en voz pasiva del verbo xenizw, que en esta forma expresa la idea de extrañarse de algo.

4.1.3. La sociedad se asombra del cambio sufrido en el creyente.

4.2. El creyente no vive como el mundo.

4.2.1. De que vosotros no corráis con ellos.

A) Cláusula de genitivo absoluto negativo con mhV, no, y el participio presente en voz activa del verbo suntrecw, en este caso con sentido de correr juntamente con.

4.2.2. Tal vez los amigos íntimos del pasado que se dan cuenta del cambio operado en el cristiano.

4.2.3. La idea es correr con la masa de pecadores en las prácticas habituales de ellos.

4.2.4. El creyente ha sido separado del mundo y ya no practica lo que es natural para el mundo (Jn. 17:15-17).

4.3. El creyente antes iba arrastrado con la corriente del mundo.

4.3.1. En el mismo desenfreno de disolución.

4.3.2. Literalmente: Hacia el mismo desenfreno.

4.3.3. El creyente era llevado por la corriente de pecado (1 Co. 12:2).

4.3.4. Una corriente de disolución.

4.3.5. En la experiencia de vida por el nuevo nacimiento, se opone a ella.

4.3.6. El cristiano sale del contexto del mundo (2 Co. 6:14-7:1).

4.4. La reacción que se produce.

4.4.1. Os ultrajan, blasfhmou``nte".

A) Participio presente en voz activa del verbo blasfemevw, genéricamente hablar mal.

B) Comprende también acepciones como calumniar, injuriar, ultrajar, vituperar.

4.4.2. El cristiano es calumniado o denigrado por su forma de vida contraria a la del mundo (Ro. 3:8; 1 Co. 4:13; 10:30; Tit. 3:2).

4.4.3. Como ocurrió con Cristo, la hostilidad rodea al verdadero creyente.

4.4.4. Dice el libro apócrifo de Sabiduría (Sab. 2:15-16).

Ya que su vida es diferente de las demás y distintos sus caminos... se aparta de nuestros caminos como de inmundicia; y proclama feliz el final de los justos y se ufana de que Dios es su padre.

5. El resultado final de los impíos (4:5).

Pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.

oi} ajpodwvsousin lovgon tw`/ eJtoivmw" e[conti kri`nai zw`nta" kaiV nekrouv".
Los cuales darán cuenta al que preparado está para juzgar a vivos y muertos.

5.1. La hostilidad recibirá la recompensa.

5.1.1. Pero ellos, oi}.

5.1.2. Literalmente los cuales.

A) No aparece el pero, en el texto griego.

5.1.3. Referencia explícita a los que desprecian y hablan mal de los creyentes.

5.1.4. Darán cuenta.

A) Las acciones que los hombres realicen serán examinadas.

5.2. Un tribunal preparado para juzgar.

5.2.1. Al que está preparado para juzgar.

5.2.2. Preparado, eJtoivmo".

A) El adverbio expresa la idea de alguien que está dispuesto, de ahí preparado.

5.2.3. Para juzgar.

A) Construcción con dativo, que literalmente expresa: al que está prontamente juzgando.

5.2.4. Todos comparecerán ante el trono de Dios.

5.2.5. Allí darán cuenta de sus palabras (Mt. 12:36).

5.2.6. El juez designado es Cristo mismo (Jn. 5:22; 2 Ti. 4.1).

5.2.7. Es un juicio universal, a vivos y muertos.

5.2.8. En sentido de todas las generaciones.

5.2.9. Los que murieran y los que estén vivos al final de los tiempos.

A) Nótese que está refiriéndose a incrédulos y no a creyentes.

B) Los incrédulos comparecerán ante el gran trono blanco, para condenación (Ap. 20:12).

6. La conclusión (4:6).

Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios.

eij" tou`to gaVr kaiV nekroi`" eujhggelivsqh, i{na kriqw`si meVn
Porque para esto también a muertos fue anunciado el evangelio para que sean juzgados -
kataV ajnqrwvpou" sarkiV zw`si deV kataV QeoVn pneuvmati.
según hombres en carne pero vivan según Dios en espíritu.

6.1. Otro texto difícil.

6.1.1. Una interpretación.

A) Muertos, referido espiritualmente, esto es, muertos en pecado o por el pecado (Ef. 2:5; Col. 2:13).

B) Es difícil reconciliar desde este punto la segunda parte del texto.

C) Muertos, es una expresión idéntica a la del texto anterior que se refiere a muerte física.

6.1.2. Otra interpretación.

A) Une este texto con 3:19.

B) Considera que se trata de una predicación del evangelio a los que habían muerto.

C) Algunos entienden una segunda oportunidad de salvación.

D) Esta interpretación debe ser desechada.

6.2. Una interpretación más concordante.

6.2.1. Ha sido predicado el evangelio, eujhggelivsqh.

A) Primer aoristo de indicativo en voz pasiva del verbo eujaggelivzw, que significa evangelizar, dar buenas nuevas.

6.2.2. A los muertos, kaiV nekroi``"

A) Literalmente a muertos.

B) Cláusula impersonal que puede traducirse como aun a los que están muertos.

6.2.3. Los muertos se refiere a creyentes que dieron su vida a causa del testimonio del evangelio durante la historia de la Iglesia.

6.2.4. Para que sean juzgados en carne.

A) Cláusula de propósito con i{na, para, y el primer aoristo de subjuntivo en voz pasiva del verbo krivnw, aquí con significado de juzgar.

B) Juzgados en carne equivale a juzgados durante su vida, o mientras vivían.

6.2.5. Según los hombres.

A) Fueron juzgados por los hombres.

B) Lo hicieron según su propio criterio, en opinión de los hombres, a causa de su fe.

C) La sentencia del juicio a muerte, fue ejecutada.

6.2.6. Pero vivan, zw``si deV

A) Presente de subjuntivo en voz activa del verbo zavw, que significa vivir.

6.2.7. En espíritu según Dios.

A) Físicamente muertos, pero vivos delante de Dios.

B) El cuerpo físico murió pero el espíritu vive conforme a Dios en su presencia (2 Co. 5:8).

6.2.8. Un contraste: Muertos para los hombres, pero vivos para Dios.

6.2.9. Estos muertos para los hombres vendrán con Cristo en su venida (1 Ts. 4:14).

A) El creyente ve el sufrimiento como concesión divina (3:17).

B) El impío perecerá pronto y no quedará recuerdo de él (Sal. 37:1-2, 9-10).

C) El mundo pasa, pero el obediente a Dios permanece para siempre (1 Jn. 2:17).

5.2. Reacciones en el sufrimiento (4:7-19).

5.2.1. Estilo de vida en el sufrimiento (4:7-11).

1. El límite del sufrimiento (4:7).

Mas el fin de todas las cosas se acerca, sed, pues, sobrios, y velad en oración.


Pavntwn deV toV tevlo" h[ggiken. swfronhvsate ou\n kaiV nhvyate eij" proseucav"
Mas de todo el fin se ha acercado. Sed sensatos pues, y sed sobrios para oraciones.

1.1. El término del sufrimiento.

1.1.1. El fin de todas las cosas.

A) La historia humana corre hacia su final.

1.1.2. Se acerca, h[ggiken.

A) Perfecto de indicativo en voz activa del verbo eggizw, que intransitivamente equivale a acercarse.

B) La salvación en su etapa final, la glorificación, está próxima.

1.2. La conducta que exige esta realidad en la vida cristiana.

1.2.1. Sed sensatos, swfronhvsate.

A) Primer aoristo, ingresivo, de imperativo en voz activa del verbo swfronew, que significa pensar con cordura.

B) El modo verbal indica una acción continua, literalmente siendo sobrios.

C) Tiene que ver con estar en juicio cabal.

D) Disposición necesaria para hacer una correcta valoración de las cosas, sin emociones ni temores.

E) Se relaciona también con ser capaces de mantener control de sí mismo ejerciendo dominio propio.

F) Personas sanas de mente.

G) En un mundo con una mente enferma por el pecado, el creyente está llamado a un pensamiento conforme a la voluntad de Dios.

1.2.2. Velad, nhvyate.

A) Primer aoristo, ingresivo, de imperativo en voz activa del verbo nhfw, que significa ser templado, ser sobrio, velar.

1.2.3. En oración.

A) Equivale a manteneos sobrios para la oración.

B) Despejados para poder orar como conviene.

C) Velar quiere decir estar despiertos para poder orar.

D) Está refiriéndose Pedro a tener una mente despejada de todo sueño espiritual para poder orar.

1.2.4. Pedro sabía por experiencia las consecuencias del sueño, por lo que ocurrió en Getsemaní, en donde la tentación le encontró sin preparación (Mr. 14:37-40, 66-72).

2. El amor continuo (4:8).

Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.

proV pavntwn thVn eij" eJautouV" ajgavphn ejktenh` e[conte", o{ti ajgavph
Ante todo - entre vosotros mismos amor intenso teniendo, pues amor
kaluvptei¡plh`qo" aJmartiw`n
cubre multitud de pecados.

2.1. Una demanda concreta.

2.1.1. Ante todo.

A) Equivale a sobre todas las cosas.

B) No es que el amor sea más importante que la oración, pero debe mantenerse como ella, permanentemente en la vida del cristiano.

2.1.2. Tened, eco[nte".

A) Participio presente en voz activa del verbo e[cw, que significa tener.

2.1.3. Ferviente amor, ajgavphn ejktenh``.

A) El adjetivo ejktenhv", equivale a estirado, extendido, figuradamente ferviente.

B) Lleva implícita la idea de intensidad.

2.1.4. La esfera del amor es entre vosotros mismos.

2.1.5. Amor que se manifiesta en la comunidad cristiana, entre los hermanos.

2.1.6. El amor de Dios actuando en el creyente produce un amor no fingido (1:22; 3:8).

2.1.7. Esto cumple el mandamiento de Cristo (Jn. 13:34).

2.1.8. El amor es el distintivo natural del cristiano (1 Jn. 3:14-18; 4:7-8).

A) Es la consecuencia natural de la identificación con Cristo.

2.1.9. El amor es vital para el testimonio y para el ministerio.

A) Un creyente que tenga todo pero le falte el amor, no es nada, no sirve para nada, de nada le vale (1 Co. 13:1, 2, 3).

B) Cualquier ministerio sin amor es mero ruido, desagradable a Dios y a los hombres (1 Co. 13:1).

2.2. Una consecuencia.

2.2.1. El amor cubrirá multitud de pecados.

A) Cubrirá, kaluvptei.

a) Futuro en voz activa del verbo kaluvptw que significa cubrir, dejar de hacer visible algo.

B) Multitud de pecados.

a) La misma enseñanza en el Antiguo Testamento (Pr. 10:12).

(3) La acción no permite la progresión de un modo pecaminoso de vida que se manifiesta en muchas formas de pecado.

2.2.2. No significa pasar por alto el pecado.

A) El amor bien entendido denuncia el pecado, buscando la limpieza del hermano.

B) No se trata de promover una acusación pública, sino que comienza por una actuación personal a solas con el pecador (Mt. 18:15).

2.2.3. El verdadero cristiano guarda silencio de las faltas de sus hermanos.

A) No está interesado en divulgar faltas.

B) En caso de rebeldía sigue la actuación establecida para la disciplina (Mt. 18:16 ss).

2.2.4. Esto conlleva también la disposición al perdón de cualquier ofensa recibida (Lc. 17:3-4).

2.2.5. El verdadero amor no divulga la falta que conoce (Pr. 10:12).

2.2.6. Divulgar la falta conduce a alejar o perder al amigo (Pr. 17:9).

2.2.7. El legalista está siempre mirando al fracaso del hermano y recordando el pecado, el creyente espiritual tiene como meta y propósito restaurar al pecado (Gá. 6:1).

2.2.8. Lo que Pedro está enseñando aquí no es un amor falso que esconde el pecado, sino la acción espiritual que restaura al pecador y guarda luego silencio sobre la falta cometida.

3. Una manifestación de amor (4:9).

Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones.

filovxenoi eij" ajllhvlou" a[neu goggusmou`,
Hospedadores unos con otros sin murmuración.

3.1. La hospitalidad.

3.1.1. Hospedaos, filovxenoi.

A) Nuevamente la utilización de un adjetivo en lugar de un verbo.

B) El sustantivo filovxeno", significa hospitalario, u hospedador.

C) El sustantivo hospitalidad tiene el significado de amigo de extranjeros.

3.1.2. La consecuencia lógica del verdadero amor.

3.1.3. La hospitalidad es un mandamiento reiterado en el Nuevo Testamento (Ro. 12:13; 1 Ti. 3:2; Tit. 1:8; He. 13:2; 3 Jn. 5-8).

3.1.4. Es una de las características que han de manifestar los ancianos en la iglesia.

3.1.5. Especialmente importante en tiempos de persecución, como eran los de la epístola.

3.1.6. Importante para atender al ministerio itinerante (3 Jn. 5-8).

3.2. La condición para hospedar.

3.2.1. Sin murmuraciones, a[neu goggusmou``.

A) El sustantivo goggusmov", se utiliza aquí en sentido de desagrado o quejas.

3.2.2. Quien hospeda no debe quejarse del servicio hecho.

3.2.3. Las quejas no tienen cabida en la vida cristiana (Fil. 2:14).

3.2.4. Las quejas no encajan con la práctica de un servicio hecho en amor.

4. Sirviendo en la congregación (4:10).

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

e{kasto" kaqwV" e[laben cavrisma eij" eJautouV" aujtoV diakonou`nte" wJ"
Cada uno conforme recibió don a vosotros mismos lo ministre como
kaloiV oijkonovmoi poikivlh" cavrito" Qeou`.
buenos administradores de multiforme gracia de Dios.


4.1. La dotación de la gracia.

4.1.1. Cada uno.

4.1.2. Dios da dones a cada creyente.

4.1.3. Los da soberanamente sin condicionantes personales (1 Co. 12:11).

4.1.4. Cada creyente tiene uno o más dones (Ro. 13:3; 15:15; 1 Co. 12:11).

4.1.5. Según el don recibido.

A) Ha recibido, e[laben.

a) Segundo aoristo de indicativo en voz activa del verbo lambavnw, aquí con la acepción de recibir, como algo que se ha dado.

B) Cualquier creyente, tanto hombre como mujer recibe los dones que el Espíritu otorga.

C) No hay distinción en cuanto a dones.

D) Los dones capacitan a los creyentes para ser instrumentos eficaces en mano del Espíritu para la edificación de la iglesia.

E) El Señor da creyentes dotados a la iglesia a lo largo del tiempo para su edificación (Ef. 4:7, 12, 13, 14).

4.2. Los dones deben ser puestos al servicio de la congregación.

4.2.1. Ministrelo, diakonou``nte".

A) Participio presente en voz activa del verbo diakonevw, que expresa la idea de servir.

4.2.2. Era la labor propia de un siervo asistente.

4.2.3. El servicio tenía que ver con aliviar las necesidades de otros.

4.2.4. Ministerio, es el ejercicio de los dones espirituales recibidos .

4.2.5. Los dones deben ser puestos al servicio de los demás.

4.2.6. La responsabilidad personal del creyente lleva aparejada también la responsabilidad del liderazgo de la iglesia, que ha de potenciar el uso de los dones.

4.2.7. Cuando se impide a un creyente, por cualquier razón que no sea bíblica, el uso del don que Dios le ha otorgado, se está actuando contra el propósito de Dios mismo.

4.3. La razón para el ministerio de los dones.

4.3.1. Como buenos administradores.

A) Administrador, oikonomo".

B) El sustantivo se refiere a una persona que regentaba o administraba una propiedad en nombre de otro.

4.3.2. El creyente es un administrador de los recursos recibidos (1 Co. 4:1-2; Tit. 1:7).

4.3.3. El creyente no es propietario de los dones, sino un simple esclavo administrador.

4.3.4. La negligencia en la administración será demandada a su debido tiempo (1 Co. 4:4b).

4.4. La diversidad de los dones.

4.4.1. De la multiforme, poikivlh".

A) El adjetivo poikivlo", expresa la idea de multicolor, variado, de ahí multiforme.

4.4.2. Los dones revisten muchas formas, concretamente la lista de dones alcanza a 15.

4.4.3. La gracia de Dios proporciona dones distintos a cada creyente.

4.5. Los dones son una manifestación de la gracia.

4.5.1. En el Nuevo Testamento se usa el término gracia para referirse a dones (Ro. 1:5; 12:6; Ef. 4:7).

4.5.2. Nadie puede enorgullecerse por los dones recibidos, porque no son de él, sino que le fueron otorgados por Dios (1 Co. 4:7).

4.5.3. Pablo afirma que por la gracia de Dios llegó a ser lo que era (1 Co. 15:10).


5. El modo de ministrar (4:11).

Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el impero por los siglos de los siglos. Amén.

ei[ ti" lalei`, wJ" lovgia Qeou`: ei[ ti" diakonei`, wJ" ejx ijscuvo" h|"
Si alguno habla como oráculos de Dios; si alguno ministra como la virtud de fuerza que
corhgei` oJ Qeov", i{na ejn pa`sin doxavzhtai oJ QeoV" diaV jIhsou` Cristou`, w|/
suministra - Dios, para que en todo sea glorificado - Dios mediante Jesucristo cuya
ejstin hJ dovxa kaiV toV kravto" eij" touV" aijw`na" tw`n aijwvnwn, ajmhvn.
es la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. Amén.

5.1. Dos servicios específicos.

5.1.1. Predicación o enseñanza.

5.1.2. Servicio en general.

5.2. El ministerio de la enseñanza.

5.2.1. Si alguno habla, ei[ ti" lalei.

A) Cláusula condicional indefinida de primera clase, con ei[ ti", si alguno, y el presente de subjuntivo activo del verbo lalevw, que significa hablar.

5.2.2. Hable conforme a las palabras de Dios, wJ" lovgia Qeou.

A) Literalmente: como oráculos de Dios.

5.2.3. La predicación y enseñanza ha de sujetarse totalmente a la exposición de la Palabra de Dios.

5.2.4. No son las opiniones de quien predica lo que importa, sino la enseñanza de Dios.

5.2.5. De ahí la solemne exhortación de Pablo a Timoteo para que predicase la Palabra (2 Ti. 4:1-2).

5.2.6. La razón de enfatizar en la predicación de la Palabra está en la aparición de falsos maestros y de quienes no soportarán la enseñanza bíblica (2 Ti. 4:3).

5.2.7. El maestro bíblico ha de trazar bien la Palabra (2 Ti. 2:15).

5.3. La condición para el servicio.

5.3.1. Si alguno ministra, ei[ ti" diakonei``.

A) De nuevo una cláusula condicional indefinida de primera clase con ei[ ti", si alguno, y el presente del verbo diakonevw, que equivale a servir, ministrar.

5.3.2. Ministre conforme al poder de Dios.

A) Literalmente que Dios suministra, h%" corhgei`` oJ Qeov"

a) Presente de indicativo en voz activa del verbo corhgevw, que significa dar, en el sentido de proveer.

B) El servicio espiritual requiere fuerzas poderosas, que sólo Dios suministra.

C) El que sirve es capaz para ello por ese poder (Fil. 4:13).

D) Dios hace provisión de fuerzas conforme a la necesidad del servicio (Is. 40:29-31).

E) El Señor advierte que cuanto se haga sin Él no tendrá efectividad alguna (Jn. 15:5).

F) El servicio eficaz es humilde porque el que sirve depende totalmente del poder de Dios (2 Co. 12:10).

G) El testimonio de Pablo en este campo (1 Co. 15:10).

5.4. El resultado final de esta manera de servir.

5.4.1. Para que en todo Dios sea glorificado, i{na ejn pa``sin doxavzhtai oJ QeoV".


A) Cláusula de propósito con i{na, para, y el presente de subjuntivo en voz pasiva del verbo doxavzw, que significa glorificar, alabar, honrar.

5.4.2. En todo la gloria corresponde a Dios que da los dones para el servicio y el poder para llevarlo a cabo.

5.4.3. El objetivo del servicio cristiano ha de ser siempre la gloria de Dios.

5.5. Dios es glorificado por Jesucristo.

5.5.1. Se aprecia aquí la condición de único Mediador de Jesús (1 Ti. 2:5).

5.5.2. Lo único acepto delante de Dios es aquello que se hace en y por medio de Jesucristo.

5.5.3. A Él, Jesucristo, corresponde la gloria y el imperio.

5.5.4. El es quien tiene “el nombre que es sobre todo nombre” (Fil. 2:9-11).

5.5.5. Un amén cierra la doxología y refrenda todo lo anterior.



Archivo(s) Adjuntados
.doc File  1Pedro04.doc (Tamaño: 253 KB / Descargas: 35)

Andrés
“Lee la Biblia para ser sabio, créela para ser salvo, y practícala para ser santo”
09-06-2008 09:57 PM
Visita el website del usuario Encuentra todos los mensajes de este usuario Cita este mensaje en tu respuesta
Andres
Administrador
*******


Mensajes: 252
Grupo: Administradores
Registro en: May 2008
Estado: Sin Conexión
Reputación: 2
Mensaje: #2
1º Pedro, Estudio 4, por Samuel Pérez Millos (2º Parte)

5.2.2. Aceptación natural del sufrimiento (4:12-19).

1. El creyente en las pruebas (4:12).

Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese.

JAgaphtoiv, mhV xenivzesqe th`/ ejn uJmi`n purwvsei proV" peirasmoVn uJmi`n
Amados, no os sorprendáis de la entre vosotros hoguera para prueba a vosotros
ginomevnh/ wJ" xevnou uJmi`n sumbaivnonto",
ocurrida como cosa extraña que os sucede.

1.1. El creyente debe esperar las pruebas.

1.1.1. Amados, aJgaphtoiv.

A) El sustantivo ajgapetov", expresa la condición de alguien que es amado por otro.

1.1.2. Es un excelente calificativo para los creyentes.

1.1.3. El creyente es amado por Dios (Ro. 8:37; 1 Jn. 4:10, 19).

1.1.4. El creyente debe amar a los hermanos y ser amado por sus ellos (Ro. 12:10; 13:8; 1 P. 2:17; 1 Jn. 4:7).

1.1.5. El amor es la forma natural de la vida cristiana (Ef. 5:2).

1.1.6. En general, el creyente es objeto de amor.

1.1.7. Pedro amaba a los hermanos, por tanto les llama aquí amados.

1.2. Lo que debe esperar el creyente.

1.2.1. No os sorprendáis, mhV xenivzesqe.

A) Cláusula negativa con mhV, no, y el presente de imperativo en voz pasiva del verbo xenivzw, que en voz pasiva tiene el sentido de considerar algo extraño.

1.2.2. El verbo en presente indica una acción continuada.

1.2.3. El imperativo del verbo establece un mandamiento.

1.2.4. El sentido es: dejad de extrañaros.

1.2.5. La palabra extrañar está vinculada con extranjero, lo que indica que dejen de tenerse las pruebas como algo de otro lugar o ajenas al creyente.

1.2.6. Las pruebas no pueden ser algo sorpresivo, extraño, sino lo que es propio de la iglesia

1.3. La intensidad de la prueba.

1.3.1. Del fuego de prueba, purwvsei proV" peirasmoVn.

A) Pedro utiliza aquí el sustantivo puvrowsi", que significa incendio.

B) Metafóricamente aquí como un incendio de prueba, literalmente hoguera de prueba.

1.3.2. En otros lugares se usa para referirse a un incendio (Ap. 18:9).

1.3.3. Se utiliza también, en la traducción del Antiguo Testamento, para referirse al refino de los metales (Pr. 27:21).

1.3.4. Pedro usó una variante para referirse a la prueba que afina la fe del creyente (1 P. 1:7)

1.3.5. Posiblemente los creyentes venidos del paganismo no entendían claramente o no habían experimentado aún las pruebas por la fe.

1.3.6. Pedro habla de algo que estaba ocurriendo.

A) Que os ha sobrevenido, uJmi``n ginomevnh/.

a) Cláusula en caso dativo con uJmi``n, a vosotros, y el participio presente en voz media del verbo givnomai, aquí con sentido de venir, llegar a producirse, suceder.

1.3.7. En el texto griego se expresa el propósito de la prueba.

A) Para probaros.

B) Literalmente: para prueba.

C) Como ya ha enseñado antes, las pruebas siempre son positivas y para bien en la vida del creyente (1:7).

1.4. La prueba no es algo extraño para el creyente.

1.4.1. Como si os aconteciese alguna cosa extraña.

A) Cláusula de genitivo absoluto con wJ", como, uJmin, a vosotros, caso dativo, y el participio presente en voz activa del verbo sumbaivnw, con sentido general de ir juntos, aquí como suceder.

1.4.2. El Señor anunció la situación de aflicción como parte de la vida cristiana (Jn. 16:33).

1.4.3. Las aflicciones son comunes a todos los cristianos en todo el mundo y en todos los tiempos.

2. El gozo en la prueba (4:13).

Sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.


ajllaV kaqoV koinwnei`te toi`" tou` Cristou` paqhvmasin caivrete, i{na
Sino, así como sois partícipes de los - de Cristo padecimientos gozaos, para que
kaiV ejn th`/ ajpokaluvyei th`" dovxh" aujtou` carh`te ajgalliwvmenoi.
también en la revelación de la gloria de Él os gocéis alegrándoos mucho.

2.1. Un llamamiento al regocijo.

2.1.1. Gozáos, caivrete.

A) Presente de imperativo activo del verbo caivrw, con significado de gozarse, regocijarse, estar alegre.

2.1.2. La idea de Pedro no es a un gozo pequeño, sino abundante, al regocijo.

2.2. La causa del gozo.

2.2.1. Por cuanto.

A) El adverbio kaqwv", significa conforme.

B) El creyente está siendo conformado.

2.2.2. Sois participantes, koinwnei`te.

A) Pedro utiliza aquí el presente de indicativo en voz activa del verbo koinwnew, que literalmente significa tener una parte, compartir con, tomar parte en, participar.

2.2.3. De los padecimientos de Cristo.

2.2.4. El creyente participa en los sufrimientos de Cristo (Fil. 3:10).

A) No se trata de los sufrimientos redentores, que no pueden ser repetidos, sino en los que Él fue objeto por su vida y santidad (1 P. 4:1).

B) De ahí que Pedro llame los padecimientos de Cristo, es decir, los padecimientos por la misma razón o de semejante manera que los experimentados por el Señor.

2.2.5. Los sufrimientos por Cristo son evidencia de la identificación con Él (Ro. 8:17; 2 Co. 4:10).

2.2.6. Es la experiencia natural de los fieles (2 Co. 1:5).

2.2.7. Por la identificación con Cristo, los sufrimientos del cristiano son también del Señor (Col. 1:24).

A) El cristiano no sufre solo, el Señor está a su lado (Sal. 91:15).

B) Esa fue la primera gran enseñanza que aprendió Pablo en el camino a Damasco (Hch. 9:5).

2.2.8. Los sufrimientos por Cristo son una concesión de la gracia, por lo que deben producir regocijo en el creyente (Fil. 1:29).

A) Una enseñanza semejante en la epístola de Santiago (Stg. 1:2-3).

B) Sumo gozo, es gozo sin mezcla.

C) Gozo por los resultados que produce y que la prueba revela la realidad de la fe.

2.2.9. Pedro habla de gozo, no de alegría.

A) El creyente puede sentir gozo aun en medio de la prueba y de las lágrimas (Hch. 16:23, 25).

2.3. La gloria final después del sufrimiento.

2.3.1. Para que en la revelación de su gloria

A) Cláusula de propósito con i{na, para.

B) Alusión a la venida del Señor para recoger a su Iglesia.

2.3.2. Os gocéis con gran alegría carh``te ajgalliwvmenoi.

A) Concreción de la cláusula de propósito con i{na, para, y el segundo aoristo de subjuntivo en voz pasiva del verbo caivrw, que significa gozarse, acompañado del participio presente en voz media del verbo ajgalliavw, que significa exultar, gozarse sobremanera.

2.3.3. La identificación con Cristo trae pruebas como a Cristo y las glorias después como ocurrió con Él.

2.3.4. Al gozo se le añade ahora la alegría.

A) Lo que no se ha producido en la experiencia terrenal, donde el gozo va acompañado de sufrimiento y lágrimas, se producirá en la gloria, con un gozo sobremanera grande y alegría desbordante.

2.3.5. La visión de la gloria alienta en la prueba (Mt. 5:12).

2.3.6. En la prueba hay gozo pero no alegría, en la gloria, sin pruebas, sólo alegría.

2.3.7. Las lágrimas forman parte de las pruebas, en la gloria serán enjugadas (Ap. 21:4).

2.3.8. El creyente, en el sufrimiento, alcanza un mayor peso de gloria (2 Co. 4:17).

3. La bienaventuranza cristiana (4:14).

Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, Él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.

eij ojneidivzesqe ejn ojnovmati Cristou`, makavrioi, o{ti toV th`" dovxh" kaiV
Si sois vituperados por el nombre de Cristo, bienaventurados pues el - de gloria y
toV tou` Qeou` Peu`ma ejf= uJma`" ajnapauvetai.
- - de Dios Espíritu sobre vosotros reposa.

3.1. La experiencia.

3.1.1. Si sois vituperados, eij ojneidivzesqe.

A) Cláusula condicional de primera clase con eij, sí, y el presente de indicativo en voz pasiva del verbo ojneidivzw, aquí con sentido de ser vituperado, ser afrentado.

B) Quien es vituperado es el creyente que vive honestamente, conforme a la demanda de Dios.

3.1.2. Por el nombre de Cristo.

A) La razón del vituperio es el nombre de Cristo.

B) Nombre es sinónimo de persona.

3.1.3. En el sufrimiento por Cristo, el creyente experimenta la bendición de seguirle llevando su vituperio (He. 13:13).

3.1.4. Seguir la senda de su compromiso, con el mismo sentir (Fil. 2:5-8).

3.1.5. En la prueba se manifiesta el poder de Dios (2 Co. 12:10).

3.1.6. Es la antesala de la recompensa (Stg. 1:12).

3.1.7. Merece la aprobación ante Dios (1 P. 2:19-20).

3.1.8. El ejemplo de Moisés ilustra esta verdad (He. 11:24-26).

3.2. La bienaventuranza.

3.2.1. Pedro afirma que sois bienaventurados.

3.2.2. Está usando la misma afirmación que Cristo pronunció en el Sermón de la Montaña (Mt. 5:11-12).

3.2.3. El Señor dijo: “Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos”.

A) El galardón en modo de coronas de victoria para el vencedor (Stg. 1:12).

B) El galardón será en el día del Señor, en la revelación de Su gloria.

C) Esto ha mantenido en firmeza a los creyentes en todos los tiempos (He. 12:2).
3.2.4. La persecución forma parte de la experiencia de los creyentes en todas las dispensaciones, como ocurrió con los profetas (Mt. 5:12).

3.2.5. Es suficiente con la lectura de los ejemplos de fe que se relacionan en Hebreos (He. 11:35, 37).

3.2.6. El mundo no era digno de tales personas (He. 11:38).

3.2.7. Otros compañeros de la fe, como Pablo y sus colaboradores, también sufrieron por esta misma causa (2 Co. 6:4-10).

3.2.8. El creyente es feliz porque está siendo en todo conformado a Cristo (Ro. 8:9).

3.3. El Espíritu de gloria.

3.3.1. El glorioso Espíritu de Dios, toV th``" dovxh" kaiV toV tou`` Qeou`` Peu``ma.

A) Literalmente el Espíritu de gloria y de Dios.

3.3.2. Una referencia al Espíritu Santo.

3.3.3. El Espíritu Santo es Espíritu de gloria y de Dios.

A) Debe apreciarse la repetición del artículo delante de cada uno de los dos sustantivos que califican al Espíritu.

B) Se trata de sustantivos adjetivales.

3.3.4. La presencia de Dios se manifiesta por su gloria (Ex. 33:9, 10; 40:34, 35).

3.3.5. El Espíritu de Gloria llenó el templo de Dios, que son los creyentes, y ahora se manifiesta en ellos.

3.3.6. Reposa sobre vosotros.

A) Presente de indicativo en voz media del verbo ajnapauvw, que en esta forma expresa la idea de tomarse un descanso.

B) Como residente divino, el Espíritu, está en cada creyente.

3.3.7. El Espíritu reposa sobre el cristiano, como la gloria de Dios, la Shekina, reposaba sobre el santuario en el tabernáculo.

3.3.8. El sufrimiento que se produce en la vida cristiana, debe llenar de gozo al creyente porque la presencia del Espíritu en él, le hace entender que es templo de Dios.

3.4. La segunda parte del texto no figura en los mss más seguros y se trata de una interpolación.

4. Un padecimiento que debe ser evitado (4:15).

Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno.

mhV gavr ti" uJmw`n pascevtw wJ" foneuV" h] klevpth" h] kakopoioV" h] wJ"
Porque ninguno de vosotros padezca como homicida o ladrón o malhechor o como
ajllotriepivskopo":
entrometido.

4.1. Un sufrimiento que procede del mal comportamiento.

4.1.1. Así que, ninguno de vosotros padezca, mhV gavr ti" uJmw`n pascevtw.

A) Cláusula de prohibición indefinida, con mhV, no, gavr ti" uJmw``n, ninguno de vosotros, y el presente de imperativo en voz activa del verbo pavscw, equivalente a padecer, sufrir.

4.1.2. Una advertencia reiterada en la carta (2:19, 20; 3:17).

4.1.3. Como homicida, foneuV".

A) El sustantivo expresa a quien comete homicidio.

4.1.4. Como ladrón, klevpth".

A) Acusado con razón por ser un ladrón.

4.1.5. Como malhechor, kakopoioV".

A) El sustantivo se refiere al que hace maldades.

B) Compuesto de kakov", malo, y poievw, cometer, actuar, ejercer, ejecutar.

C) Se refiere Pedro a quienes practican toda clase de maldades.

4.1.6. Entrometido, ajllotriepivskopo".

A) El sustantivo literalmente significa supervisor de lo ajeno.

B) No es fácil determinar que tenía Pedro en mente cuando usó este término.

C) Podría tratarse de la actividad de personas que se metían en casa ajena chismorreando (1 Ti. 5:13).

D) Podría tratarse de quienes sufrían necesidades por no querer trabajar entrometiéndose en casa ajena para remediarlo a costa de otros (1 Ts. 4:11; 2 Ts. 3:10-12).

E) La idea primaria es de quien está espiando los asuntos ajenos con mala intención.

F) Es preciso recordar la advertencia sobre entrar en casa ajena (Pr. 25:17).

5. Un sufrimiento que debe ser admitido (4:16).

Pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.

eij deV wJ" Cristianov", mhV aijscunevsqw, doxazevtw deV toVn QeoVn ejn tw`/ ojnovmati
Mas si como cristiano no se avergüence sino glorifique - a Dios en el nombre
touvtw/.
este.

5.1. El sufrimiento desde la condición de cristiano.

5.1.1. Pedro enfatiza una identidad: como cristiano.

5.1.2. Cristiano es todo aquel que cree, sigue y vive a Cristo (Gá. 2:20-21).

5.1.3. El calificativo cristianos, le fue dado a los creyentes seguidores de Cristo en Antioquia (Hch. 11:26).

A) Porque hablaban de Cristo y vivían a Cristo conforme a lo que enseñaban.

5.1.4. Ser cristiano es tener a Cristo (Col. 1:27).

5.1.5. Ser cristiano es tener una orientación de vida contraria a la del mundo (Col. 3:1-4).

5.1.6. Ser cristiano entraña el compromiso de seguir a Cristo y vivir conforme a su voluntad (1 Jn. 2:6).


5.1.7. No se avergüence.

A) Cláusula negativa con mhV, no, y el presente de imperativo en voz pasiva del verbo aiscunw, con sentido de avergonzarse.

5.1.8. No es causa de vergüenza sufrir por ser cristiano, porque se trata de una persecución injusta, no por causa de delitos, sino de buen comportamiento.

5.2. Glorificando a Dios en el sufrimiento.

5.2.1. Glorifique a Dios.

A) El verbo doxavzw, expresa la idea de exaltar, glorificar, magnificar.

B) La glorificación de Dios, queda expresada en el mismo hecho de sufrir injustamente, sin razones reales para ningún tipo de acusación por conducta incorrecta.

C) La conducta del cristiano glorifica a Dios (Mt. 5:16).

5.2.2. El ámbito de la alabanza.

A) Por ello, ejn tw``/ ojnovmati touvtw/.

B) Literalmente: en el nombre de este.

C) Tal vez: en este nombre.

D) Indica la condición del nombre de cristiano.

E) Es este ámbito que la vida glorifica a Dios.

5.2.3. El cristiano magnifica y glorifica a Cristo en su vida, sea con ella o incluso con su propia muerte por causa del testimonio (Fil. 1:20).

5.2.4. El ejemplo supremo de Cristo (Jn. 17:4).

5.2.5. Glorificar a Dios se consigue viviendo bajo su dirección y obedeciéndole en todo.

6. Sufrimiento en la disciplina (4:17).

Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?

o{ti »oJ¼ kairoV" tou` a[rxasqai toV krivma ajpoV tou` oi[kou tou` Qeou`: eij deV
Pues el tiempo - de comenzar el juicio desde la casa - de Dios; y si
prw`ton ajf= hJmw`n, tiv toV tevlo" tw`n ajpeiqouvntwn tw`/ tou` Qeou`
primero desde nosotros, ¿Cuál el fin de los que desobedecen al - de Dios
eujaggelivw/É
evangelio?

6.1. La disciplina.

6.1.1. El sufrimiento puede venir también como disciplina de parte de Dios, para purificar al creyente.

6.1.2. La construcción de la frase es algo imprecisa.

6.1.3. Porque es tiempo, o{ti »oJ¼ kairoV".

A) Literalmente porque el tiempo.

B) Sin predicado verbal, que suele sustituirse por el verbo ser.

6.1.4. De comenzar, tou` a[rxasqai.

A) Utilización inusual del verbo, en este caso con el aoristo articular genitivo de infinitivo en voz media del verbo a[rcw, que expresa la idea de comenzar algo.

6.1.5. El creyente pertenece a la casa y familia de Dios (Ef. 2:19).

6.1.6. El Padre purifica a los suyos mediante la persecución y las pruebas, con fines positivo (He. 12:10).

6.2. Un notable contraste.

6.2.1. Y si primero comienza, eij deV prw`ton ajf= hJmw`n.

A) Literalmente y si primero desde nosotros.

B) De nuevo la ausencia de predicado verbal, que debe sustituirse por el verbo a[rcw, comenzar.

C) Cláusula condicional de primera clase.

6.2.2. El creyente sufre el juicio ahora y su espíritu vive en el día de Cristo.

A) Aun en los casos más graves de disciplina (1 Co. 5:5).

6.2.3. La suerte final del incrédulo.

A) Establecida mediante una pregunta retórica.

6.2.4. Se trata de quienes no obedecen, akpeiqouvntwn.

A) Pedro utilizó ya este mismo verbo antes (3:1).

B) El presente del verbo ajpeidevw, literalmente ser desobediente, indica una acción continua.

6.2.5. La desobediencia es al evangelio de Dios.

A) El mensaje de salvación que llama a los pecadores al arrepentimiento.

B) El que no cree en Cristo no puede esperar otra cosa más que la condenación eterna (Jn. 3:36).

C) El juicio de Dios sobre ellos será un juicio de condenación (Ap. 20:11-15).

6.2.6. Esto contesta la pregunta retórica anterior.

6.2.7. Si el creyente recibe la disciplina de Dios en el tiempo actual, el incrédulo recibirá el castigo eterno como corresponde a su condición y rebeldía.

6.2.8. Los incrédulos no sufren aquí, pero terminan en la muerte eterna (Sal. 73:4-6, 17, 27)

7. Apelando a la Escritura (4:18).

Y: si el justo con dificultad se salva, ¿en donde aparecerá el impío y el pecador?


kaiV eij oJ divkaio" movli" swv/zetai, oJ ajsebhV" kaiV aJmartwloV" pou`
Y si el justo difícilmente se salva el impío y pecador ¿donde
fanei`taiÉ
aparecerá?

7.1. Una referencia al libro de Proverbios.

7.1.1. Las citas son tomadas de la versión LXX (Pr. 11:31).

7.1.2. Y si el justo difícilmente se salva.

A) Cláusula condicional de la primera clase con eiJ, si, y el presente de indicativo en voz pasiva del verbo swvzw, aquí con sentido de salvar.

7.1.3. Difícilmente, movli".

A) El adverbio significa con dificultad, de ahí difícilmente.

7.1.4. No significa que sea difícil que se salve el justo, sino que se salva pasando por dificultades (Hch. 14:22).

7.1.5. El creyente está puesto para esto (1 Ts. 3:3).

7.1.6. Donde aparecerá.

A) Nuevamente una pregunta retórica que exige una respuesta del lector.

B) Aparecerá.

a) Futuro de indicativo en voz media del verbo faivnw, en esta forma con sentido de aparecer.

7.1.7. La pregunta equivale a una llamada de atención sobre el lugar que le está reservado al impío y pecador.

A) Pedro utiliza aquí el conocido adjetivo ajsebhV", que significa alguien sin reverencia hacia Dios.

B) El segundo calificativo viene expresado por el adjetivo aJmartwloV", frecuentemente utilizado como sustantivo, y que expresa la condición caída de los hombres no regenerados.

7.1.8. Dios entrará en juicio con los impíos.

7.1.9. El creyente debe mirar al final y no al presente.

8. El modo de afrontar las pruebas (4:19).

De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.

w{ste kaiV oiJ pavsconte" kataV toV qevlhma tou` Qeou` pistw`/ Ktivsth/
De modo que aún los que padecen según la voluntad - de Dios a fiel Creador
paratiqevsqwsan taV" yucaV" aujtw`n ejn ajgaqopoii?a/.
encomienden las almas de ellos en hacer el bien.

8.1. La manera del creyente en los sufrimientos.

8.1.1. De modo que.

A) Pedro utiliza aquí la partícula consecutiva w{ste, que expresa el resultado de algo, y significa de tal manera, de modo que.

8.1.2. Los que padecen según la voluntad de Dios.

A) Está refiriéndose a quienes son creyentes y sufren a causa del testimonio.

8.1.3. Dios permite las pruebas en la vida del creyente como concesión de la gracia (Fil. 1:29).

8.1.4. No se trata de quienes sufren como consecuencia de su pecado (2.19-20; 4:15-17).

8.1.5. El cristiano debe perseverar y afirmarse en la verdad de que los honestos también sufren.

8.1.6. Una idea generalizada especialmente por el legalismo es que sólo los malos sufren.

8.1.7. Esta idea estaba introducida incluso en la mente de los mismos discípulos (Jn. 9:2).

8.2. La acción del justo en el sufrimiento.

8.2.1. Encomienden sus almas, paratiqevsqwsan taV" yucaV".

A) Presente de imperativo en voz media del verbo parativqhmi, que significa literalmente poner cerca de.

B) En voz media denota poner con alguien, confiar, encomendar.

C) El verbo en presente indica una acción continuada, no es algo puntual sino permanente cada vez que se produce el sufrimiento.

D) El verbo en imperativo establece un mandamiento.

8.2.2. Sus almas, equivale a sus personas, su vida.

8.2.3. Al fiel Creador.

A) Dios como Creador es poderoso para librar y ayudar en las mayores adversidades (Sal. 37:5).

B) Porque es fiel cumplirá todas sus promesas.

8.2.4. Esa era la experiencia de Pablo (2 Ti. 1:12).

8.3. Haciendo el bien en medio del sufrimiento.

8.3.1. Haciendo el bien, ajgaqopoii?a/.

A) Pedro utiliza aquí un sustantivo poco habitual, que aparece sólo esta vez en el Nuevo Testamento y que significa literalmente bien hacer.

8.3.2. Se encomienda al Señor para protección en medio del sufrimiento, a fin de que no deje de hacer el bien.

8.3.3. Encomienda el futuro al Señor y sigue practicando el bien.

8.3.4. Encomendando la vida en manos de Dios y perseverando en el compromiso santo (Dn. 3:17-18).

8.3.5. Es vivir como Cristo (2:23).


APLICACIÓN PERSONAL.

1. Los sufrimientos en la vida del creyente son una bendición cuando se producen como resultado de vivir en la esfera de la nueva vida en Cristo.

1.1. El cambio operado en el creyente ha de hacerse visible en su comportamiento (2 Co. 5:17).

1.2. La santidad de vida no es una opción sino la condición propia de vivir a Cristo (1 P. 1:13-17).

2. El servicio cristiano tiene que tener dos claros enfoques.

2.1. Primeramente glorificar a Dios.

2.2. En segundo lugar el bien de los creyentes.

2.3. Debiera servir para que cada uno reflexione sobre su servicio y sus objetivos.

3. La vida de identificación con Cristo exige asumir la experiencia de Cristo en toda la dimensión.

3.1. Siendo santos, porque Él es santo (1 P. 1:16).

3.2. Practicando el bien con todos, como Él hizo (Hch. 10:38).

3.3. Asumir el vituperio (He. 13:13).

3.4. Remitir la causa al que juzga justamente (1 P. 2:23).

3.5. Mientras se espera el regreso del Señor (1 P. 1:13).

PREGUNTAS DE REPASO PARA EL ESTUDIO 4

1. ¿Cuál debe ser el pensamiento del cristiano frente al sufrimiento?

2. ¿Cómo debe ser el modo de vida del creyente?

3. Haz una lista de los pecados que Pedro señala como comunes entre el mundo.

4. ¿Qué les parece a los inconversos la vida de los cristianos?

5. ¿Qué tendrán que hacer los que practican el pecado como norma de vida?

6. ¿Qué dos recomendaciones hace el apóstol en el v. 7?

7. Da una explicación al v. 8.

8. ¿Cómo debe practicarse la predicación y el servicio en la iglesia?

9. ¿Cuál es el objetivo final de todo ministerio cristiano?

10. ¿Es algo común la persecución en la vida cristiana?

11. ¿En qué participa un cristiano cuando sufre?

12. ¿Qué es añadido al gozo cuando el Señor venga a buscar a los suyos?

13. Da una explicación a la primera parte del v. 14.

14. ¿Qué pecados pueden ocasionar sufrimiento, según el pasaje?

15. ¿Qué dos cosas debe hacer el creyente en el sufrimiento (v. 16)?

16. ¿A qué se refiere el v. 17?

17. ¿Es difícil ser salvo, o quiere decir otra cosa el v. 18?

18. ¿Qué dos cosas debe hacer el creyente, según el resumen de Pedro, en medio de las pruebas?


Andrés
“Lee la Biblia para ser sabio, créela para ser salvo, y practícala para ser santo”
09-06-2008 09:58 PM
Visita el website del usuario Encuentra todos los mensajes de este usuario Cita este mensaje en tu respuesta
Enviar Respuesta  Enviar Tema 

Posibles Temas Similares...
Tema: Autor Respuestas: Vistas: Ultimo Mensaje
  1º Pedro, Estudio 3, por Samuel Pérez Millos Andres 6 4,334 05-03-2013 11:58 AM
Ultimo Mensaje: Heriberto
  2º Timoteo, Estudio 3, por Samuel Pérez Millos Andres 1 8,369 12-03-2011 12:16 PM
Ultimo Mensaje: yorkitha
  1º Pedro, Estudio 5, por Samuel Pérez Millos Andres 2 7,913 12-09-2010 07:35 PM
Ultimo Mensaje: Roberto68
  1º Pedro, Estudio 2, por Samuel Pérez Millos Andres 1 3,203 04-06-2008 07:17 AM
Ultimo Mensaje: Andres
  1º Pedro, Estudio 1, por Samuel Pérez Millos Andres 1 11,736 01-06-2008 11:03 PM
Ultimo Mensaje: Andres
  2º Timoteo, Estudio 4, por Samuel Pérez Millos Andres 0 9,081 29-05-2008 08:45 PM
Ultimo Mensaje: Andres
  2º Timoteo, Estudio 2, por Samuel Pérez Millos Andres 0 5,373 29-05-2008 08:42 PM
Ultimo Mensaje: Andres
  2º Timoteo, Estudio 1, por Samuel Pérez Millos Andres 0 3,782 29-05-2008 08:40 PM
Ultimo Mensaje: Andres

Ver la Versión para Impresión
Mandar este Tema a algún Amigo
Subscríbete a este Tema | Agrega este Tema a Tus Favoritos

Salto de Foro:


2008 - Siguiendo sus Pisadas y Ministerio Momento de Decisión